Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Panzer Dragoon: Remake para Nintendo Switch
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

[Análisis] Panzer Dragoon: Remake para Nintendo Switch

Panzer Dragoon: Remake es un videojuego de acción y aventura desarrollado por MegaPixel Studio y distribuido por Forever Entertainment. Este salió el 26 de marzo de 2020 en el mismo momento que se anunció en el Nintendo Direct Mini como exclusivo temporal de Nintendo Switch. Además, y para cerrar la introducción, se ha hecho un buen trabajo en el apartado gráfico, aunque no todo reluce en este título.

Historia

En un juego de las características de Panzer Dragoon: Remake, la historia acostumbra a tener un papel bastante secundario, pero en este caso, en las casi 2 horas de juego que dura, hay muy poco a lo que aferrarse.

El juego empieza con una cinemática mostrando a tres personas montadas encima de una especie parecida a un camello. De golpe, aparecen un par o tres de escorpiones, y el personaje que controlarás se pone a dispararles. A continuación, te adentras en unas ruinas y, al salir al exterior de nuevo, ves a un jinete abatiendo a otro desde su dragoon. Mientras agoniza, se acerca a ti junto a su montura, y te encomienda la tarea de no dejar al otro llegar a una torre.

A partir de aquí, no hay ningún tipo más de información extra en relación al mundo, los personajes, o cualquier otro detalle. En resumen, la historia es prácticamente inexistente y se echa en falta algún incentivo más. Solo un protagonista montando un dragoon y disparando a todo lo que se le pone por delante nos deja con ganas de más.

Jugabilidad

Como ya queda explícito en el título del juego, este no es un juego nuevo, sino un remake. A raíz de esto, y al haberse centrado solo en re-hacer el apartado técnico, la jugabilidad es el apartado en el que más decepciona.

El sistema de apuntado es bastante torpe, y al tener tantos enemigos en pantalla y tan pequeños, puede llegar a resultar frustrante darse cuenta de que no le estás dando a un enemigo por la imprecisión del juego y no la tuya. Además de esto, también es notorio ver que se trata de un juego de hace años si nos fijamos en el control de la cámara.

Los enemigos pueden golpearte en 360 grados, pero en vez de ir girando la cámara con el joystick derecho, tienes que apretar R o L para girar a la derecha o izquierda respectivamente, y cuando has llegado al punto de mira que te permite disparar a los enemigos, apuntar de manera imprecisa, disparar… y lo que pasa a continuación es cuestión de suerte.

Entiendo que en es un remake de un juego antiguo, pero la palabra remake implica varios cambios sustanciales más allá del apartado gráfico, y, en mi caso, me ha recordado más a un remake con un filtro HD que otra cosa. Un pulido en el apartado jugable le habría sentado de maravilla.

Gráficos y sonido

Entrando por fin en el apartado más trabajado, gráficamente el juego se ve muy bien. Se nota en todo el juego y, sobre todo, en la cinemática del principio, donde se puede apreciar un buen trabajo en las texturas.

Los escenarios, aunque pintorescos, no impresionan todo lo que debería, (aunque la imagen que tenéis sobre estas líneas es más la excepción que la regla), sobre todo teniendo en cuenta que los estás recorriendo volando a lomos de un dragoon. Tampoco es que sea nada grotesco, es correcto, sin más.

Por otro lado, el apartado sonoro va en línea con el gráfico, ya que acompaña bien los tiroteos, peo no hay realmente ningún tema memorable que vaya a recordar. No obstante, como el foco central de la experiencia no es este, es fácil decir que tiene un buen nivel sonoro.

Duración

En cuanto a la duración, esta es bastante escasa si solo tenemos en cuenta la primera vuelta, pero el título hace un gran énfasis en la rejugabilidad.

Completar los siete episodios llevará entre 1 hora y media y 2 horas, pero al haber porcentajes de acierto de disparos, enemigos que puedes perderte y más, es fácil que te veas con ganas de repetir varias veces para ver qué puntuación puedes conseguir ahora que ya te sabes el posicionamiento de algunos enemigos.

A modo de conclusión, a no ser que te veas envuelto en el factor nostalgia (que en estos remakes es casi imprescindible), el máximo que vas a jugar son más o menos de 6 a 7 horas.

Conclusión

En conclusión, Panzer Dragoon: Remake es un videojuego al que la palabra remake le viene un poco grande, ya que más que una re-imaginación del original, es más como si le hubiesen pasado un filtro HD dejando todo lo demás igual. Es un precioso viaje de nostalgia para los que lo jugaron en su día, pero no lo recomendaría a aquellos que se adentren a él por primera vez.

Panzer Dragoon: Remake ya está disponible en formato digital, a través de la eShop de Nintendo Switch, a un precio de 24,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 7 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Panzer Dragoon: Remake para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Gran apartado gráfico.
  • La banda sonora acompaña bien la experiencia.
  • Tiene bastante rejugabilidad.
Flojea en:
  • Prácticamente no hay historia.
  • Controles bastante torpes.
  • La primera vuelta se hace demasiado corta.




Comentarios