Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Devil May Cry 3 Special Edition para Nintendo Switch
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

[Análisis] Devil May Cry 3 Special Edition para Nintendo Switch

Antes de que llegase la eminencia que es hoy en día la Bruja de Umbra, el ahora prominente género de los hack and slash ya estaba dominado por una franquicia que conoceréis de sobra, no solo por su exitosa quinta entrega lanzada recientemente en otras plataformas, sino por todo el legado que trae tras de sí: Devil May Cry vuelve a Nintendo Switch, esta vez con la que es, probablemente, su mejor entrega.

Así es, gracias a que Capcom sigue en su afán de traer la mítica franquicia de Dante, Vergil y compañía a Nintendo Switch, hoy venimos a hablaros de Devil May Cry 3 Special Edition, la última incorporación al catálogo de la híbrida de la saga que, como novedad, esta vez no se ha conformado con ser un mero port, sino que incorpora ciertos elementos que harán las delicias tanto de aquellos que quieran probarlo por primera vez como de aquellos que ya se sepan el título como la palma de su mano.

De esa forma y como es ya costumbre, procederemos a desgranar poco a poco para vosotros qué es exactamente lo que trae esta entrega, así como sus primicias jugables y, ante todo, responder a la pregunta de si estamos ante un producto digno de vuestro tiempo, ya seáis primerizos en la franquicia o estéis hechos unos veteranos más que experimentados. Dicho todo esto, ¿qué me decís, seguidores de los hijos de Sparda? ¿Os apuntáis a acompañarme hasta las mismas entrañas de esta clásica aventura? Sin más dilación, ¡comenzamos!

Revisitando el origen de los hijos de Sparda

Aunque muchos ya la conozcáis y de lejos no se trate de uno de los aspectos más importantes del juego que nos ocupa, no podemos hacer otra cosa más que empezar hablándoos de la historia que nos ofrece esta entrega, la cual se caracteriza por ser una precuela argumental de la original que da respuesta a muchas preguntas (por ejemplo, ¿por qué exactamente se llama la franquicia «Devil May Cry»?) a pesar de ser la tercera por orden de lanzamiento. Así, cualquiera puede disfrutar de este título, ya sea primerizo en la franquicia o un experto que ha disfrutado de las anteriores entregas.

De esa forma, en esta ocasión nuestra historia comenzará presentándonos a un Dante algo despreocupado que recibe una inesperada visita de un hombre llamado Arkham que le entrega una misteriosa invitación del que parece ser su hermano, Vergil. Ante tal acontecimiento, nuestro cazador de demonios favorito no hace otra cosa que perseguir al hombre para intentar recolectar más información al respecto, pero en medio de la persecución se encuentra con que una enorme torre (de nombre Temen-Ni-Gru) que abre las puertas al mundo de los demonios emerge de las entrañas de la tierra con su hermano aguardándolo en la parte superior de la misma.

Consecuentemente, Dante interpretará todo esto como un reto y se dispondrá a aventurarse en el interior de la endiablada torre, enfrentándose a un sinfín de criaturas terroríficas por el camino con espada y pistolas en mano así como conociendo a algún que otro personaje que los seguidores de la franquicia conoceréis, como cierta señorita llamada Lady (válgame la redundancia) a la que nos tendremos que enfrentar y que acabará siendo de vital importancia para la trama.

Como imaginaréis, no estamos ante una historia sumamente compleja, sin embargo, es un aliciente más que digno para que mantengamos el interés en la aventura en todo momento, siendo la excusa perfecta para que el juego se centre en lo que mejor se le da: ¡que nos demos de tortas con todo lo que se mueva!

Épico y endiabladamente frenético

Poco hay que hablar ya de la jugabilidad de Devil May Cry 3 que no pueda intuirse al jugarlo o ver sus tráilers: es un hack and slash en estado puro; frenético e indómito. Sin embargo, esta revisión del título introduce un nuevo modo de juego que desata sus máximas cualidades haciendo que llegue a proporciones antes inimaginables: el modo Free Style.

¿Y en qué consiste exactamente, me preguntaréis? Bueno, como algunos ya sabréis, a lo largo de la aventura nos iremos encontrando distintas armas (empezando de por sí con nuestras fieles pistolas Ebony y Ivory para los ataques a distancia así como con nuestra legendaria espada mágica, Rebellion, para los ataques cuerpo a cuerpo) que podremos mejorar y que condicionarán nuestros ataques, a lo que se sumará la elección de distintos estilos que también modificarán las cualidades de nuestro querido Dante (empezaremos con Trickster, que nos permite evitar ataques más fácilmente, Swordmaster, que potencia los ataques cuerpo a cuerpo, Gunslinger, que hace lo mismo con los ataques a distancia y Royalguard, que reduce el daño que nos proporcionan los demonios, uniéndose posteriormente dos modos más una vez estemos bien adentrados en la aventura).

Antes, podíamos seleccionar qué armas, así como qué estilo preferíamos antes de comenzar cada misión (ya que el juego está dividido en misiones individuales), sin embargo, gracias al nuevo modo ahora podremos cambiar todo esto con solo pulsar un botón, pudiendo desencadenar combos de lo más variados que antes habrían sido impensables y desatando al máximo el potencial del título. Así, de tal forma, si queréis observar una demostración en vivo de todo esto, no dudéis en echarle un vistazo a los vídeos que os hemos dejado al final de esta sección, así como al principio de la anterior a esta. ¡Esto sí que es la caña!

Por último, y ya que hemos tocado lo mejor, toca también avisaros de lo que nos ha parecido menos bueno, siendo esos aspectos la cámara, la cual creemos que aún tiene algo de margen de mejora al estar chapada a la antigua y ser en ocasiones un poco molesta (algo que también ocurría en otros juegos de Capcom de la época como el Resident Evil original) y la dificultad, que si bien otorga un reto adicional la mar de interesante, puede pecar de ser algo irritante para algunos jugadores debido a sus picos a lo largo de las misiones. Por supuesto, nada más avancemos un poco en la aventura nos darán la opción de poner el juego en modo fácil, pero seamos sinceros, ¿quién haría tal cosa? ¡A un verdadero cazador de demonios le van los retos!

¿Qué hay de nuevo, Dante?

Como sabréis, a pesar de sus mejoras, esta versión del título tiene su origen en la compilación de la trilogía original de la franquicia que salió en su día para otras plataformas, lo que significa que podemos esperar de ella gráficos en alta definición, así como una digna tasa de 60 fps que hace que la acción vaya tan fluida como merece. Por supuesto, el trabajo realizado tiene aún algunos flecos que cortar (como los vídeos, que se ven un poco más borrosos de lo que deberían, o los menús, por poner un par de ejemplos), pero en lo que respecta a la jugabilidad, como os comentábamos antes, el juego es sublime.

Esto se fundamenta también en la aparición de otra de sus grandes novedades: el cooperativo real, y es que aunque se encuentre bastante limitado (solo para dos jugadores y en local), lo cierto es que es un paso adelante que da lugar a situaciones de lo más divertidas y extiende el juego a límites insospechados. En concreto, para acceder al deseado modo solo tendremos que seleccionarlo en el menú principal del título, eligiendo si queremos jugar como Dante o como Vergil y siento transportados automáticamente al Palacio Sangriento, donde hordas de monstruos a los que dar caza nos estarán esperando para rematar la faena como mejor podamos a través de un número inaudito de pisos que limpiar, cada uno más descabellado que el anterior.

Otro punto que nunca podremos dejar sin mencionar cuando hablamos del título es la involucración en el mismo del maestro Kazuma Kaneko, el cual fue el encargado de diseñar los Devil Trigger de nuestros protagonistas, Dante y Vergil. Como curiosidad, gracias a esto precisamente es que Dante apareció como estrella invitada en el legendario Shin Megami Tensei: Nocturne (ya que, como sabréis, en ese entonces Kaneko ya era el diseñador principal de la franquicia), originando así el que podría ser uno de los memes más famosos de la historia del videojuego: Featuring Dante from the Devil May Cry Series.

Dejando esta curiosidad de lado, no podemos dejar sin mencionar tampoco el apartado sonoro, con una banda sonora compuesta por Tetsuya Shibata y cañera como ella sola, con temas que disparan la adrenalina mientras rebanamos monstruos de par en par. Creednos, si lo que buscáis es un momento relajado, no escuchéis la banda sonora de ningún Devil May Cry, porque todos sus temas suenan tal que así:

Conclusión

Devil May Cry 3 es una auténtica joya a la que no le pesan los años. Suponiendo un referente del hack and slash en su máxima expresión, los orígenes de la eterna discordia entre Dante y Vergil se han vuelto a dar cita en Nintendo Switch en la que podríamos considerar su edición definitiva, no solo por incorporar todo lo que ofrecían las pasadas revisiones de otras plataformas, sino por contener en su interior novedades como el modo cooperativo en el Palacio Sangriento o el apasionante modo Free Style, el cual nos permitirá ejecutar combos de infarto que antes parecían imposibles.

Tanto si sois primerizos en la franquicia como si habéis disfrutado de ella con anterioridad, si lo vuestro es la acción a raudales y los juegos con toque clásico reminiscente al arcade, tenéis una cita obligatoria con la franquicia de Devil May Cry, y más concretamente con esta entrega que nos ocupa si queréis experimentar el mayor de sus encantos. Por supuesto, no todo será un camino de rosas, y puede que tengáis algún problema con la cámara, u os frustréis con su errática dificultad en ocasiones (algo totalmente normal, pero oye, siempre os quedará el modo fácil, ¿no? … ¡Já, ni de coña!), pero en su conjunto, este título merece todas las alabanzas que ha cosechado a lo largo de los años, y eso es lo que hemos venido a reflejar hoy nosotros con nuestro análisis.

Devil May Cry 3 Special Edition ya se encuentra disponible en formato digital mediante la eShop de Nintendo Switch a un precio de 19,99€, ocupando un espacio de 5179,00 MB y encontrándose con textos en castellano así como con voces en inglés.

Por último, si lo vuestro es el formato físico y no os molesta importar, os gustará saber que Capcom ha lanzado en Japón el Devil May Cry Triple Pack, el cual incluye la primera entrega de la franquicia en cartucho y las dos posteriores en formato digital para la Nintendo eShop japonesa. Sí, podría ser mejor, ¡pero menos es nada!

[Análisis] Devil May Cry 3 Special Edition para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un referente cañero de los hack and slash, rejugable hasta decir basta.
  • Artísticamente delicioso; una auténtica joya clásica sin parangón.
  • Las novedades incorporadas son de agradecer y lo vuelven la versión definitiva del título.
Flojea en:
  • Los picos de dificultad siguen resultando algo erráticos.
  • Podría haberse pulido un poco más lo referente a la cámara.
  • El modo cooperativo abre nuevas posibilidades que no se terminan de explotar.




Comentarios