Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] AO Tennis 2 para Nintendo Switch
PorSergio  - 
Ver comentarios

[Análisis] AO Tennis 2 para Nintendo Switch

Somos muchos los que consideramos que Nintendo Switch no está potenciando uno de sus mayores atractivos, los títulos de tenis y la posibilidad de jugarlos a través de los Joy-Cons extraíbles. Es cierto que, en cuanto a una jugabilidad más arcade, Mario Tennis Aces cumple con creces las necesidades de raqueta que muchos fans de este gran deporte posee, pero sigue faltando un título que dé la talla en cuanto a nivel más realista y de simulación. Visto que Tenis World Tour sufría demasiado en lo técnico, y lo jugable tampoco era nada del otro mundo, se esperaba como agua de mayo AO Tenis 2, el cual, a priori, parecía iba a ser bastante redondo. ¿Ha conseguido estar a la altura o se ha llevado un rosco?

Si tienes miedo a perder, no mereces ganar

La jugabilidad del juego sigue los pasos de su anterior entrega, es decir, una simulación bastante clásica del tenis que, en nuestra humilde opinión, le sienta de perlas. No obstante, ya os avisamos, estamos ante un juego exigente en el gameplay porque el timing del que dispondremos para golpear la bola de la forma correcta es el que es. La curva de dificultad al principio puede resultar bastante grande, pero, a poco que juguéis y no desesperéis, aprenderéis y, poco a poco, iréis consiguiendo mejorar el golpe hasta convertiros en expertos. Encima de nuestro tenista dispondremos de una bolita que irá cambiando de color en función del momento en el que sea más conveniente soltar el botón para efectuar el golpe. Podríamos decir que el juego dispone de un “tutorial continuo”, pero que se irá tornando innecesario en cuanto empecemos a hacernos con ese timing. Cuando os sintáis plenamente decididos a quitarlo, comprobaréis que el juego es otro por completo y que ganar resulta más reconfortante si cabe.

El fallo principal que sigue teniendo AO Tenis 2 en jugabilidad está en la red.  Jugar en el fondo de la pista resulta divertido, pudiendo personalizar a nuestro gusto las ayudas que queramos, pero la cosa cambia por completo en cuanto subimos a la red. No hace falta saber mucho de tenis para saber que la red es un lugar imprescindible para finalizar una buena transición, hacer buenas dejadas o machacar una bola que cae del cielo y minar así la moral de nuestro rival, por lo que resulta imprescindible saber subir a la red en el momento preciso. Pues bien, los desarrolladores de AO Tenis 2 parece que no han deseado que hagamos todo esto, puesto que, cuando subimos a la red, el comportamiento del jugador se vuelve bastante impreciso y errático.

No solo cae nuestro personaje en esto, sino que nuestro rival, la CPU, comete errores de novato y se comporta de forma extraña cuando tiene que subir a la red, por ejemplo, a rematar. Parece un juego hecho, exclusivamente, para jugar en el fondo de la pista, algo que le resta algo de realismo al título. Algo que tampoco es menospreciable es que, en momentos muy puntuales, los jugadores llevan a cabo golpeos que, en absoluto, casan con la realidad tenística. Giros de muñeca sacados del mismísimo cuello de la niña del exorcista. Entendemos que estos errores se solucionarán con una actualización a posteriori, pero podría haberse pulido algo más para el lanzamiento.

Imagen

Dicho todo esto, el juego será disfrutado por los fans del tenis de forma clara y absoluta. La resistencia de nuestro tenista irá reduciéndose paulatinamente en función de lo que le hagamos correr o golpear con mayor o menor intensidad, habiendo lesiones de forma habitual (algo excesiva, todo sea dicho de paso), pero denotando que estamos ante un deporte de mucha explosividad donde las fuerzas flaquean con el paso de los minutos. Eso sí, también podremos usar esto a nuestro favor, pudiendo “marear” al nuestro rival, sea de más o de menos nivel, no importa,  con golpes que le lleven de un lado a otro de la pista, reduciéndose su resistencia drásticamente, por lo que podremos conseguir su abandono o que no lleguen a las dejadas más básicas. Pese a todo, jugablemente, consideramos que el juego es divertido y muy atractivo para los que busquen el realismo.

Un añadido considerable es la posibilidad de usar los Joy-Cons como raquetas de tenis. ¿Funciona bien? La respuesta es, , mejor de lo que muchos podríamos esperar. Jugar usando nuestro propio movimiento es algo que ninguna otra plataforma puede ofrecernos, los desarrolladores lo saben y lo quieren explotar. ¿Hay peros? También. En algunas ocasiones no llegará a efectuar un golpe del todo “claro” y puede ser que nuestro tenista se mueva de forma errática, pero, siendo honestos, falla muy pocas veces en el transcurso del partido, por lo que no es algo tremendamente negativo. Se agradece el añadido y es todo un disfrute.

El modo carrera nos pondrá en la piel, bien de un personaje creado por nosotros mismos y que empiece su andadura en el mundo de la raqueta, o bien de un tenista ya creado. A medida que avancemos podremos ir mejorando a nuestro tenista con dinero que iremos acumulando al ganar competiciones y participar en diversos eventos. La curva de mejora del personaje está bastante bien tratada y me parece creíble. No tendremos a Nadal desde el comienzo y atrevernos en eventos donde el nivel general sea bastante más alto que el nuestro nos condenará a perder en primera ronda. Podremos personalizar muchos detalles de la vestimenta y del aspecto de nuestro personaje, siendo muy útil la comunidad en esto, puesto que se crean los logos, camisetas, publicidad, etc., que podremos colocar en la ropa para que parezca que somos un tenista auténtico.

Sin sufrimiento, no hay felicidad

Podremos diseñar desde tenistas hasta pistas completas o logos. ¿Es baladí este añadido? Para nada. El contenido base de AO Tenis 2 no es del todo el que quisiéramos, faltando tenistas de talla mundial, por lo que se hace imprescindible el buen hacer de un gran diseñador que sea capaz de recrear “casi” perfectamente todo ello. Nos encontraremos que, actualmente, ya están disponibles representaciones fidedignas de algunos de estos tenistas y podremos descargarlos y disfrutarlos en nuestra partida.

El editor de tenistas es muy completo, pero aún más lo es el editor de pistas. A poco que seáis un pelín creativos podréis hacer virguerías con él. Soy de los que piensa que estos añadidos nunca están de más y que, aunque al principio pueda dar pereza o ser algo engorrosos de usar, la comunidad los usa y los apoya y siempre vienen bien para aumentar la vida útil de un juego o, incluso, mitigar sus deficiencias (como puede ser la escasez del roster de personajes).

Imagen

Nadie se acuerda de las victorias, sólo de las derrotas

El modo offline del título ya nos puede tener entretenido para una inimaginable cantidad de horas, pero, como cualquier buen título deportivo, se requiere de la opción online. He de decir que me ha parecido bastante sencillito y simplote. Podremos jugar contra rivales de todo el mundo y subir en la clasificación de forma paulatina a medida que vayamos ganando partidos de lo más igualados. A diferencia que ocurre con la IA, los errores de nuestro rival son más creíbles y cuando jugamos contra un jugador muy experimentado, tendremos que estudiar su juego para conseguir “sacarle” del partido. Sin embargo, he de recalcar que he dispuesto de una gran cantidad de problemas de conexión en el título, aun jugando con cable LAN.

Son esos días que uno dice: ¿para qué juego al tenis?

El nivel gráfico del título, seamos claros, es meramente cumplidor. Se le notan las costuras en el momento en el que nos fijamos en los detalles, con pequeños dientes de sierra y caras genéricas  que, bueno, las podría firmar cualquier director de una película slasher de serie B para su monstruo o asesino. A pesar de esto, algunas de las cortes principales están bien recreadas y el trabajo de la comunidad en algunas pistas es, casi, enfermizo a nivel de detalle. No obstante, donde más flaquea es en lo técnico, con una resolución mediocre (y es ponerla a buen nivel), incontables ralentizaciones, con caídas más que notorias de fps en pleno punto o en las “cinemáticas”. También hemos sufrido bugs bastante “graciosos”, con tenistas que desaparecen o una pista de hierba que, sin previo aviso, cambia a ser de tierra batida. La mayoría de los fallos y ralentizaciones las hemos vivido jugando en portátil, donde, realmente, no recomiendo jugar hasta que estos fallos hayan sido totalmente pulidos. En TV también se sufren, pero en menor medida, se nota que el port no está lo suficientemente trabajado como se debiera, algo que, por desgracia, empezamos a acostumbrarnos los jugadores de la consola híbrida de Nintendo. Tal vez deberían haberse tomado más tiempo a la hora de sacar el juego al mercado en esta plataforma.

En cuanto a nivel sonoro, cuenta con una banda sonora que le sienta a las mil maravillas. Es cierto que nos tiraremos largo tiempo en los menús personalizando a nuestro personaje o creando multitud de pistas o logos, por lo que se agradece que se otorgue una variedad en cuanto a musicalidad se refiere, habiendo de para todos los gustos. Eso sí, donde más se disfruta es en la propia pista, puesto que no pueden fallar los gritos o alaridos de los tenistas, así como de las expresiones y aplausos por parte de la grada ante un buen punto o un fallo descomunal. Es verdad que, en algunas ocasiones, parece haber una “desincronización” en el momento en el que se da el punto y los primeros aplausos, pero es algo fácil de solucionar en una póstuma actualización.

Conclusiones finales

El port del juego no está realmente a la altura de lo que Nintendo Switch se merece, con fallos técnicos y gráficos sonrojantes que hará que más de un usuario lleve al ostracismo al título hasta que se lleven a cabo los pertinentes arreglos en base a parches y actualizaciones. No obstante, en cuanto a profundidad, realismo y jugabilidad, estamos ante un título divertido y atrevido, donde los fans del tenis más puro se sentirán muy a gusto y sumarán incontables horas ganando trofeos. El añadido del control por movimiento usando los Joy-Cons como raquetas está bien recreado y que servirá para “practicar” a alguno que otro.

AO Tenis 2 está disponible en la eShop y en formato físico para Nintendo Switch a un precio de 54,99 euros. Ocupa un total de 7,6 GB en la memoria interna de la consola.


Archivado en:  análisis AO Tennis 2

[Análisis] AO Tennis 2 para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • El tenis de fondo de pista, muy buena recreación.
  • La comunidad.
  • Inmersión del modo carrera.
Flojea en:
  • Algunos golpes imposibles.
  • IA demasiado errática.
  • Técnicamente un poco pobre.
  • Gráficamente tiene muchos “peros”.
  • El online no engancha y tiene fallos técnicos.




Comentarios