Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Call of Cthulhu para Nintendo Switch

[Análisis] Call of Cthulhu para Nintendo Switch

análisis,
PorMishuGamer  - 
Ver comentarios

Un nuevo juego para trasladarnos al relato de H.P. Lovecraft

Para muchos, Frogwares no consiguió del todo transportarnos a la literatura Lovecraftiana, tenía atmósfera y ambientación, pero técnicamente al menos en Nintendo Switch presentaba algunas carencias graves que dificultaba la experiencia de juego. Veremos si ahora Focus Home Interactive con su famoso título Call of Cthulhu consigue embaucarnos y disfrutar meramente de una aventura con ese toque de terror tan peculiar que es capaz de llevarnos las novelas de H.P. Lovecraft.

Si eres un amante del género del survival horror y a la vez disfrutaste de títulos como Conarium, The Sinking City o Agony, quédate porque quizá te interese leer este análisis. Sin embargo, en lo particular a Call of Cthulhu, debido a la escasez en la producción del catálogo ya no solo de Switch sino de los videojuegos en general, se hace una elección necesaria para todos aquellos que pretendan experimentar el mito de Lovecraft en sus propias carnes.

El estudio encargado en la producción en un principio fue la propia desarrolladora de The Sinking City, pero más adelante Focus Home Interactive tomó el relevo y la acabó produciendo. Se trata de una compañía que en un principio no había mostrado del todo una especial atención a Nintendo, pero poco a poco vemos cómo han ido entrando grandes títulos a su catálogo como Farming Simulator, Mudrunner o el prometedor Vampyr.

Historia y atmósfera visual acorde a la percepción de Lovecraft

De manera narrativa, este juego se ciñe de manera bastante fiel al relato de Lovecraft sin innovar demasiado. Poniéndonos en la piel del detective Edward Pierce, nos veremos obligados a ir hasta la isla de Darkwater para investigar de forma principal la muerte de la pintora Sara Hawkings en un contexto que data la segunda década del siglo XX. De manera secundaria, podremos ir haciendo otro tipo de misiones que, combinadas con la exploración, mejorarán nuestro repertorio de habilidades. El juego en todo momento nos chivará en el HUD nuestros objetivos, para que no vayamos como pollo sin cabeza por la isla.

La ambientación artística es bastante terrorífica y muy lograda, recuerda bastante a lo que vimos en The Sinking City. La atmósfera que han querido transmitir está cuidada hasta el más mínimo detalle. Una vez lleguemos a Darkwater, estaremos embriagados del relato oscuro que nos transmitió Lovecraft. Sin embargo, no hemos llegado del todo a sentirnos persuadidos a causa del nivel técnico. El juego no pasa de los 30 frames por segundo, pero en algunas ocasiones a la hora de girar o movernos por ciertos lugares, hay caídas bastante grandes y a eso hay que añadirle los famosos tiempos de carga eternos que ya veíamos en The Sinking City y su gran downgrade respecto al resto de plataformas, que en principio se entiende que sea inferior, pero es que la diferencia es excesiva y aún corriendo bajo la última versión del motor Unreal Engine. A esto también debemos añadir el deficiente comportamiento de la IA, que presenta acciones muy limitadas y predecibles.

A pesar de tener una narrativa dentro de lo que se puede esperar, la jugabilidad presenta también algunas carencias. En principio, Call of Chtulhu la podemos entender como una aventura narrativa que combina  con la exploración e investigación. Por lo tanto, al igual que ocurría en The Sinking City, nos vamos a ver obligados a examinar cada rincón del escenario en busca de pistas que nos ayuden a esclarecer el caso. Éstas, además, podrán desbloquear nuevos diálogos de los personajes con los que podremos seguir avanzando en la trama. A este proceso hay que añadirle unas mecánicas ligadas a las habilidades que tiene nuestro personaje y que, lamentablemente, no logran del todo satisfacer las necesidades del jugador:

  • La cordura: Esto se liga al elemento fantástico-místico de los relatos de Lovecraft. El personaje, en determinados momentos, verá alucinaciones. El juego lo interpreta haciendo un desenfoque de la imagen bastante pobre y poco trabajado.
  • Elocuencia: Posibilidad de persuadir a los NPCs para que realicen una acción determinada. Si tenemos elevada esta habilidad, podremos desbloquear nuevas líneas de diálogo.
  • Percepción: Posibilidad de encontrar items ocultos. En principio el juego nos avisará con un icono verde y, en algunos casos, es necesario para avanzar en la historia.
  • Psicología: Capacidad de comprender a los NPCs
  • Medicina: Representa tu conocimiento médico. La podremos adquirir leyendo libros de medicina. Simplemente interactuando con el libro sin tener que empollarlo, ya ganaremos esa ventaja.
  • Ocultismo: Representa tu conocimiento sobre ciencias oscuras.
  • Fuerza: Facilidad para mover objetos pesados. Necesario para avanzar.
  • Investigación: La más importante, si sois de ese tipo de jugadores que os gusta indagar por todo el escenario, aumentará esta habilidad y, por ende, tendremos más posibilidades de comprender hechos del pasado.

Estas habilidades influirán en la interacción con los NPCs, pero a nivel narrativo no supone ninguna variación. Lo único que haremos es desbloquear más líneas de diálogo con las que se abrirán nuevos argumentos. Una lástima, ya que habría sido bastante extraordinario profundizar en este elenco de habilidades.

Duración: corto pero intenso

En cuanto a la duración, me ha sorprendido que sea tan intenso y corto como un café mañanero. Podréis pasaros la aventura en unas 10 horas aproximadamente. No es demasiado largo y no incita mucho a la rejugabilidad, aunque siempre podremos rejugar la aventura con otras decisiones que tomemos y así desbloquear otros finales alternativos.

Conclusión

La obra de Focus Home Interactive claramente pone buena intención a la hora de hacer un videojuego del cuento lovecraftiano. El título crea una atmósfera bastante notable, pero no logra implementar las mecánicas correctamente y de manera accidental termina siendo más un walking simulator que un juego de aventura narrativa. El videojuego como tal no es malo y podría llegar a ser algo muy grande, pero hace falta que el estudio lo trabaje más y le de un par de vueltas a la jugabilidad.

Recordad que lo tenéis disponible ya en la eShop con un precio de 39,99€/$ y tendréis que hacer hueco para los 8,5 GB que pesa, aproximadamente.

[Análisis] Call of Cthulhu para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Excelente ambientación visual.
  • Historia muy atractiva para amantes de las novelas negras.
  • Debido a la escasa oferta en el catálogo, se convierte en una apuesta muy tentadora para amantes del género.
Flojea en:
  • Nivel técnico precario.
  • Escasa duración.
  • Poca rejugabilidad.

Comentarios: