Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution!

[Análisis] Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution!

análisis,
PorLeito Logan  - 
Ver comentarios

Han pasado más de 20 años desde la creación del manga de uno de los juegos de cartas más famosos del mundo. Desde entonces han ido apareciendo, cómic, series, videojuegos y sobre todo cartas, muchas cartas. Sin embargo, no llegaba un nuevo título a Nintendo desde el 2016 y aquel Duel Monster Saikyo Card Battle. Konami decide poner el contador a cero y traer a la híbrida la versión completa de su Legacy of the Duelist. ¡Es hora del d-d–d-duelo!

6 historias que contar

Pues el juego aúna la trama de todas las series: R, GX, 5D´s, Zexal, ARC-V y Vrains. De esta última, la campaña solo cuenta con 3 duelos, el resto de series son bastante largas y fieles al contenido original, contando incluso con frases sacadas directamente de la serie de televisión. La variedad es limitada en los fondos, sobre todo en 5D´s, que no se ven motos ni dinamismo por ningún lado. De todos modos, nos deparan 154 desafíos históricos (algunos menos si no contamos el tutorial de cada serie que te explica las mecánicas de juego nuevas). Esto se traduce en más de 25h de campaña si jugamos con los decks temáticos y en menos si juegas con un deck personalizado que pueda destrozar al oponente en 2 turnos. Una vez acabemos el modo historia, el cual nos irá desbloqueando principalmente sobres y recetas de barajas, nos queda otros desafíos mayores que son los modos Sellado y de Draft (que se pueden jugar contra la IA, en local u online) y los “Desafíos de Duelistas”. Aquí nos enfrentaremos con los duelistas que ya superamos en el modo historia pero que ahora poseen una baraja más poderosa y al ganarlos, se nos recompensará con más cartas. Aunque el mayor exponente de Jugabilidad reside en el multijugador y sus modos clasificatoria, single battle (contra desconocidos y amigos) y partida local. Respecto a la clasificatoria, hasta donde he llegado, no he recibido recompensa ninguna. Ergo o no las hay, y/o el juego no ha explicado los beneficios de jugar online.

Sonido y gráficos

La música es bastante anodina y repetitiva, tanto es así, que incluso la música de derrota o victoria es la misma. Aunque supongo que es la que mejor le encaja a un género como este pues en lo que debes prestar atención en el movimiento de cartas sobre la mesa. Por otro lado, en el del apartado gráfico, donde no se puede hablar demasiado de él pues es un juego de cartas, mencionar las pequeñas animaciones (que no se pueden saltar) que aparecen al invocar ciertas cartas. Pero como no se mantienen sobre el tablero, lo cierto es que no aportan demasiado al flujo de juego. De lo que sí se puede hablar es de la interfaz. Una que se viene arrastrando desde el 2004 con aquella primera versión de GBA. Aunque obviamente ha ganado en velocidad, le vendría bien un lavado de cara.

¿Qué hay de nuevo?

En comparación con su versión anterior de 2016, el ritmo de juego es más rápido, cosa de agradecer. Ejemplo de esto, antes atacar con un monstruo que tuviera animación cuando se invocaba, contaba con un movimiento de cámara y su forma aparecía de la carta. Un aspecto molón que aquí se ha sacrificado en pos de un mejor ritmo. Aunque hubiera estado bien poder habilitar o deshabilitar esta opción o un botón de “Skip”. También se incluyen 2 nuevas campañas que son ARC-V y Vrains, y con ellas, todas las respectivas cartas sacadas hasta ese momento como las péndulo y las link. En total, unas 9100 cartas con las que poder crear casi cualquier baraja (en la actualidad existen unas 10.000).

Mis conclusiones

Lo feo: Es bastante sorprendente que en un juego de cartas, lo que más falle es la obtención de las mismas. El dinero in game que se necesita para comprar sobres no es el problema (y si considerases que lo es, hay modos de farmeo). El quid reside en la lentitud y aleatoriedad de los packs. Debes invertir segundos más de los necesarios en abrir un pack en el que no existe botón de acelerar y ver si de las 8 cartas, te ha tocado la que buscas. Cosa que debes mirar en Internet porque el juego no te dice que te puedes encontrar. Al principio no es problema, pero cuando has 112 sobres y aún no te ha tocado las últimas 3 cartas para cerrar la colección… El juego debería contar con un sistema de reciclado de cartas pues solo puedes tener 3 copias de cualquier carta, a pesar de que te siguen saliendo en los sobres. Un proceso tedioso que no encuentra solución ni en el multijugador, pues no cuenta con ninguna función de intercambio de cartas (cosa que sí tenía la versión de GBA y eso que no tenía ni una mínima parte de cartas que tiene este). Tampoco cuenta con la opción de comprar Decks temáticos. / El juego necesita como agua de mayo un sistema de comunicación entre jugadores para el online y un sistema de reporte. Es desesperante esos “jugadores” que se dedican a detener la partida constantemente y sus turnos son largos a más no poder con el fin de que te retires. Sin embargo no hay penalización alguna por salir de una partida clasificatoria (pues solo se valora las partidas ganadas), así que nada te impide salirte y buscarte otro jugador. Pero como eso es justamente lo que quieren, el sistema de reporte (que no va a llegar jamás), sería de agradecer.

Lo raro: Se echa en falta una buena galería donde poder ver nuestra colección y las cartas que nos falten donde aparte de marcar nuestras favoritas o las que necesitamos, dedicarle la atención que se merecen a las miles de ilustraciones. Supongo que siempre nos quedará el zoom nativo de la Switch / Con lo visual y atractiva que era la tienda de sobres-cartas en YuGiOh GX Tag Force y lo sosa que es en esta versión, además, era una apertura de sobres mucho más práctica y que no abusaba de tu tiempo. / En el apartado de ajustes solo se puede gestionar el volumen. Ni colocación de cartas automático, velocidad de animación de cartas, auto barajar de la mano al mostrar una carta… Al menos cuenta con un sistema de ajuste para saltar los avisos de efectos. / Algunas faltas ortográficas en los diálogos. 

Lo bueno: El sistema táctil le sienta como un guante a pesar de no ser del todo óptimo. Recomiendo jugarlo con los Joy-Con desacoplados y usar solo la consola a modo de tableta. / La tipografía se lee perfectamente en cualquier ocasión, y si lo necesitases, siempre puedes examinar cada carta en cualquier momento o volver a tirar del zoom. / Los tutoriales son ideales para aquellos que llevan tiempo sin jugar a YuGiOh! o que lo hacen por primera vez. / La portabilidad lo convierte en un juego excelente listo para ofrecernos cantidades brutales de horas de juego.

Tenéis disponible el juego en la eShop de Nintendo Switch por 39,99€. El tamaño de su descarga es de 1521 MB.

[Análisis] Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution!

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.7
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Recordar la historia de todo YuGiOh!.
  • Rejugabilidad.
  • Perfecto para reencontrarse con el juego o descubrirlo.
  • Poder jugar al TCG con quien sea desde cualquier lugar.
Flojea en:
  • Mala gestión en la obtención de cartas.
  • El online necesita una revisión.

Comentarios: