Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] River City Girls para Nintendo Switch

[Análisis] River City Girls para Nintendo Switch

análisis,
PorCarlos ☆  - 
Ver comentarios

A pesar de nunca haber sido demasiado conocida en Occidente, la franquicia de Kunio-kun (conocida por estos lares como River City) lleva más de 30 años a sus espaldas brindando al público videojueguil un gran número de lanzamientos que pueden considerarse los adalides del género beat’em up. Por ello, en esta ocasión los chicos de Arc System Works se han aliado con los genios (nunca mejor dicho, siendo que se ocupan de los juegos de Shantae) de WayForward para brindarnos una nueva entrega de la franquicia un tanto diferente a las otras…

Sí, el juego del que os vamos a hablar hoy es River City Girls, un auténtico giro de tuerca a la serie que, conservando su espíritu, amplia su target a públicos occidentales creando un título tan carismático como divertido. ¿Merece vuestro tiempo? ¿Ha sido un paso hacia delante? A continuación analizaremos el título para responder a esas y más preguntas. ¡Comencemos!

Novias al ataque en el renacer de un clásico

Cuando uno empieza un juego como este no suele esperar una historia demasiado compleja, y este caso la verdad es que no es la excepción. En concreto, la trama nos presenta a los protagonistas habituales de la franquicia, Kunio y Riki, pasando tiempo con sus novias, Misako y Kyoko; los cuatro la verdad es que no se puede decir que tengan muchas luces, pero al menos se lo pasan bien teniendo citas dobles, quedando por ahí y haciendo cosas de novios. Sin embargo, algo terrible sucede… ¡A las chicas les llega el mensaje de que Kunio y Riki han sido secuestrados! Y claro, como ellos no están para repartir estopa, les va a tocar a ellas salir ahí afuera a acabar con quien se ponga en su camino con tal de encontrar a sus amorcitos.

El espíritu de la trama, algo bizarra en ocasiones pero nunca sin perder su toque de humor absurdo y cierto toque de misterio, nos ha recordado bastante a la dinámica que se seguía en series como Panty & Stocking, donde (en principio) tomaremos el control de las dos chicas recorriendo los distintos parajes de River City mientras no dejan de salir enemigos hasta debajo de las piedras para acabar con nosotras.

Algo bastante positivo que nos sorprendió del título es que cuenta con una traducción al español bastante decente (algo raro viendo cómo están traducidos los Shantae, de la misma compañía), que sin embargo se encuentra incompleta, ya que si bien todos los diálogos de los personajes han sido traducidos al castellano (con voces en inglés, eso sí), por lo general las cinemáticas se mantienen en un perfecto inglés sin subtítulos. En resumidas cuentas, que en ese aspecto se quedaron a medias tintas, algo que, sin embargo, no empaña demasiado la experiencia en un título que se sostiene principalmente en su jugabilidad.

¡Que los matones muerdan el polvo!

Los controles del juego son de lo más básicos, algo normal viniendo del género al que pertenece la obra. En concreto, usaremos un botón para realizar ataques débiles, otro para realizar ataques fuertes y otro más para saltar, empleando a su vez los gatillos derechos para defender y los izquierdos para reclutar a aliados y llamarlos posteriormente a la batalla.

Conforme subamos de nivel a base de combatir, iremos obteniendo nuevas habilidades que podremos usar para realizar combos de lo más variados que van desde pisotear a los enemigos aturdidos hasta hacer un dab y dejar atónitos a aquellos que se enfrenten a nosotros. Así mismo, como mencioné antes, a veces, cuando estemos a punto de acabar con ciertos enemigos, estos nos rogarán clemencia, y si aceptamos sus disculpas, se unirán a nuestra plantilla como aliados que podremos llamar al combate un número limitado de veces tras un tiempo de espera.

Otro aspecto importante a destacar del juego es el uso de los entornos, ya que podremos usar objetos que nos encontremos como un yo-yo o cubos de basura con los que embestir con gran contundencia y cambiar un poco nuestro estilo de juego. Además, al derrotar a muchos maleantes obtendremos dinero que podremos invertir en diferentes tiendas que nos ofrecerán servicios que irán desde comestibles que otorgan efectos especiales que solo conoceremos tras comprarlos hasta habilidades especiales como las que obtenemos al subir de nivel como antes os explicamos, cosa que será realmente útil contra los variados jefes que nos encontraremos en el transcurso de la campaña.

Por último, hemos de destacar como uno de los pilares del título el multijugador cooperativo con las dos chicas, el cual desgraciadamente solo será posible en modo local y no en línea, pero que no por ello dejará de ser extremadamente divertido, sobre todo si se activa el llamado fuego amigo y en medio del caos comienzas a pegarte por error con la persona con la que estés jugando. Sí, podría haberse hecho algo mejor, sin embargo, la experiencia ofrecida es bastante disfrutable si cuentas con amigos cercanos con los que jugar regularmente.

Carisma sin límites

Tal vez uno de los puntos más fuertes del título sea sin duda su encantador aspecto visual, el cual nos recuerda a un clásico juego de arcade propio de las antiguas recreativas con efectos de sonido que acompañan a dicha temática. De esa forma, sin dejar de lado su vívido aspecto colorista y su atmósfera estudiantil nipona, en la historia se nos presentarán escenas animadas como si de un anime se tratara así como viñetas de manga (en inglés) para contar ciertos acontecimientos, cada cual más divertido que el anterior.

Un aspecto en el que no luce tanto es en sus controles, que aunque sean relativamente sencillos como os mencionamos en el apartado anterior, no pueden configurarse y al principio cuesta hacerse a ellos (por ejemplo, para correr no basta con desplazar más las palancas, sino que tenemos que presionarlas dos veces seguidas, algo que se torna molesto para esquivar a la larga). A pesar de ello, conforme vayamos adecuándonos y ganando habilidades todo irá volviéndose cada vez más fácil para nosotros, convirtiéndose el título en un espiral de violencia caricaturesca a raudales.

Para cerrar esta sección no podemos dejar sin mencionar lo que consideramos que es uno de los mejores aspectos del título: su banda sonora, la cual cuenta con numerosos temas cantados que encajan rematadamente bien con la dinámica y la temática del título. Para que os hagáis una idea, os dejamos con un tráiler en el que se muestra la canción de apertura del juego, la cual también aprovecha para contar rápidamente la trama del título así como transmitir su espíritu gamberro de forma tan rápida como efectiva:

Conclusión

Si lo que buscas en este peculiar beat’em up de instituto del que os hemos hablado es una aventura con la que poder reunirte con alguien y pegar mamporros a destajo, este es tu juego. Rejugable, divertido y con un carisma arrollador, este soplo de aire fresco para la franquicia aderezado con una buena banda sonora y un estilo artístico de buen gusto solo se ve oscurecido por una traducción incompleta y unos controles que podrían ser mejorados y sentirse más fluidos para dejar paso a la acción. Si eres capaz de perdonar dichos detalles y tienes en cuenta la liga indie en la que juega título, es sin duda una obra que os brindará más alegrías que decepciones.

River City Girls ya se encuentra disponible en formato digital mediante la eShop de Nintendo Switch a un precio de 29,99€, ocupando un espacio de 4200,60 MB y estando traducido (parcialmente) al castellano con voces en inglés.

[Análisis] River City Girls para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un giro de tuerca que rejuvenece a la franquicia de River City.
  • Un apartado artístico de escándalo.
  • Muy rejugable y rebosante de carisma, ¡si hasta se pueden hacer dabs!.
Flojea en:
  • Al principio cuesta hacerse a los controles.
  • Extrañamos un modo cooperativo en línea.
  • Hay partes del juego sin traducir.

Comentarios: