Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] FIFA 20: Legacy Edition para Nintendo Switch

[Análisis] FIFA 20: Legacy Edition para Nintendo Switch

análisis,
PorSergio  - 
Ver comentarios

¿Anunciar con antelación que el próximo título solo sería una mera actualización de plantillas y camisetas? Eso mismo fue lo que hizo en su día EA, declaraciones por la cual fue duramente criticada, no es para menos. FIFA 20 podríamos catalogarlo como una simple “actualización de 50 euros”, algo que muchos fans pueden ver como desidia, dejadez o, simplemente, falta de ambición por parte de EA hacia Switch. La pregunta es evidente y resuena desde los meses previos al lanzamiento, ¿merece la pena adquirir FIFA 20? Espero con este análisis subsanar dicha pregunta.

Sin novedades en el once inicial

Si por algo se ha caracterizado la saga FIFA es por ofrecer una gran cantidad de modos de juego. Este año se iba a sumar el modo VOLTA, que se encuentra presente en PS4, Xbox One y PC, pero parece que EA no ha deseado añadirle este nuevo modo de juego a Switch. A pesar de esto, disfrutaremos enormemente con los ya consagrados Ultimate Team, Temporadas y Modo Carrera, así como los amistosos que nunca faltan para echar unas partidas rápidas y hacernos con los controles (si es que no éramos duchos ya).

¿Debería de haber introducido las mismas novedades en Switch que en el resto de plataformas? Absolutamente, y dudo que ningún máximo directivo de EA sea capaz de explicarnos el motivo de la no incursión de este modo en la consola de Nintendo sin faltar a la verdad, puesto que la consola es capaz de hacer maravillas con juegos como Breath of the Wild, Super Mario Odyssey o Astral Chain, por lo que la excusa de la “potencia” dudo que tenga cabida en un título deportivo de esta índole.

Algo que nos ha llamado potencialmente la atención ha sido que el modo carrera es el mismo que el del año pasado, pudiendo elegir si ser entrenador o jugador. No obstante, mientras que sí podremos diseñar nuestro jugador, debido a que los entrenadores no salen en repeticiones ni nada por el estilo, no haremos lo propio si elegimos llevar a cabo nuestra carrera como manager. Durante el modo carrera eligiremos al equipo que queremos entrenar (o jugar) buscaremos la gloria en las competiciones domésticas, así como en las internacionales. Nada nuevo por aquí, puesto que este modo sigue intacto desde la pasada generación… vergonzoso.

Por su parte, donde más cantidad de horas seguro que llegaremos a dejarnos es en los modos online. El modo temporadas nos ofrece la posibilidad de escoger cualquier equipo y enfrentarnos contra otros usuarios de todo el mundo para ir ascendiendo poco a poco (así como ganar ciertas copas). En cambio, el modo Ultimate Team es donde verdaderamente EA, cada año, consigue más adeptos. A través de los ya conocidos sobres de jugadores, deberemos crear la alineación perfecta para nuestro equipo y, con el paso del tiempo, ir ganando más y más monedas que nos permitan lograr el equipo de nuestros sueños con las mejores estrellas. Si sois fans de esta modalidad online, este año os seguiréis divirtiendo como siempre, es un filón para EA y todos lo saben.

Por otro lado, especial mención tienen las licencias en FIFA 20. La saga de EA siempre ha dispuesto de una ingente cantidad de licencias, principalmente las ligas más importantes de Europa. No obstante, como ya muchos sabréis, han perdido los derechos de la Juventus, por lo que ahora se convierte en el Piamonte Calcio, con escudo, camisetas y estadio genéricos. No sabemos si esto quedará en una mera “anécdota” y el año que viene se recuperará dicha licencia volviendo a la normalidad, o bien la cosa irá a peor, perdiéndose más y más licencias por el camino…

¡Que ruede el balón!

Si no ha habido cambios en lo que respecta a modos de juego, tampoco es que la cosa sea distinta en cuanto a la jugabilidad. He notado que el tempo del partido parece un poco más lento, pero tampoco demasiado, en modo offline podremos llegar a modificarlo con los sliders, mientras que online deberemos de aceptarlo tal y como es. Algo que ya vimos en la pasada campaña es la vital importancia de saber defender y de disponer de buenos recuperadores de balón. Podremos escoger entre la defensa clásica y la defensa táctica, la cual me ha parecido la mejor, pese a ser más exigente, es la más placentera. Se ve de forma notable cómo los futbolistas meten el cuerpo de forma “realista” para robar la bola, pero si no medimos bien las entradas acabaremos llevando a cabo una falta o dejando marchar al atacante creando una hipotética ocasión de peligro.

En cuanto al ataque, seguimos encontrándonos con la jugabilidad de siempre, aunque sí que se observa una mayor imprecisión en el control de la bola de todos los futbolistas. Este hecho tendría sentido si estamos jugando según con qué equipo, pero ver a Messi perder un balón raso totalmente sencillo o al propio Cristiano Ronaldo hacer un control demasiado duro y lejano de un balón bombeado fácil, pues rompe bastante la sensación de “realidad” del título. No obstante, pese a estos pequeños fallos, el juego se sigue comportando igual de bien que siempre, pudiendo llevar a cabo cualquier estilo de fútbol que se nos venga a la mente: posesión, contragolpe, defensa férrea, etc. Las horas se nos pasan voladas porque los partidos se hacen divertidos a más no poder, tanto en modo online como offline.

Gráficos de la pasada generación

En cuanto a los gráficos, podemos indicar que la cosa sigue igual que la temporada pasada. Es decir, los jugadores son reconocibles, aunque sus modelados son bastante más chapuceros que en otras plataformas, siendo más semejantes a lo que se veía en la anterior generación de consolas. A pesar de ello, ciertos efectos como el sudor, el movimiento de la ropa o el escaneo de nuevos futbolistas sí que están bien tratados. Algo que no nos ha gustado demasiado es que la iluminación, por momentos, no cuadra con la realidad, con momentos que parece que estamos a dos kilómetros del sol (pese a ser de noche) o bien una oscuridad absurda que no tiene explicación en ciertos campos aún siendo de día. Comprendemos que estos defectos serán pulidos en los próximos parches. Por otro lado, en lo que respecta a las animaciones, seguimos sin mejorías, es más, cada vez parecen resultar más artificiales. Es cierto que hay buenos movimientos, como ya indicamos en el análisis de la temporada pasada, pero seguimos encontrando movimientos de tobillo que son imposibles, controles inverosímiles que dejarían atónito a Zidane o entradas que acaban con los dos jugadores solapados durante segundos…

Buena banda sonora, estancamiento en los comentarios

Los diferentes tracks que podremos escuchar en FIFA 20 son realmente buenos. Todos ellos consiguen que el largo tiempo que pasemos por los menús no se nos hagan muy monótonos, algo que no siempre ocurre en este tipo de juegos. Hay música para todos los gustos y de todos los estilos, por lo que es difícil que no os encontréis tarareando o cantando alguna de ellas durante el transcurso de las horas.

Una vez que empezamos a jugar y nos metemos en el estadio, es fácil y divertido ver cómo las distintas aficiones entonan sus cánticos característicos. No es lo mismo el Santiago Bernabéu que el Benito Villamarín, eso es indudable, por lo que tampoco podría ser lo mismo cómo suenan. Si estamos jugando de pena y nos dan un repaso, nuestra afición será quien nos pitará. Si un exjugador pisa su antiguo estadio, éste va a recibir más pitos de lo habitual cada vez que toque el balón. ¿Es algo que ya estaba en el pasado título? Sí, pero me ha parecido que el público reacciona antes y de forma más elocuente a las acciones del partido que en FIFA 19.

Si algo no ha cambiado, por desgracia, durante el paso de los años, estos han sido los comentarios en español de Manolo Lama y Paco González. Es cierto que introducen algunos datos curiosos sobre los equipos, pero los comentarios habituales son los que los fans llevamos escuchando desde hace eones (lo siento por exagerar, pero ya me entendéis). Además, hay comentarios a destiempo y, en ciertas ocasiones, hasta sin sentido. No sé hasta qué punto se puede hacer algo para evitar que este reciclaje de los comentarios deje de ser la tónica dominante por parte de las siguientes entregas de FIFA.

Conclusiones

EA tiene que espabilar, tiene que cambiar su dinámica en cuanto a FIFA, una de las sagas que mejor vende de todas. El nuevo juego para Switch desprende mucha desidia y solo es recomendable para aquellos que quieran perdonar que es un juego de pasada generación y, además, sin novedades con respecto a la temporada pasada. ¿Es lo mejor que hay en Switch de fútbol? Sí, pero porque no hay competidores, no porque el juego sea la panacea.

FIFA 20 ya está disponible en físico y digital para Nintendo Switch a un precio de 49,99 euros. La versión digital ocupa un total de 13,2 GB.

Archivado en:
análisis EA Sports FIFA 20

[Análisis] FIFA 20: Legacy Edition para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Buena jugabilidad, pese a la falta de novedades.
  • El Ultimate Team sigue siendo tremendamente adictivo.
  • La banda sonora le sienta como un guante.
Flojea en:
  • Gráficos de pasada generación.
  • Es el mismo juego que el pasado, pero con nuevas camisetas y plantillas.
  • Los comentaristas españoles, hace falta una actualización de verdad.

Comentarios: