Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Astral Chain

[Análisis] Astral Chain

análisis,
PorSergio Membrives  - 
Ver comentarios

Nintendo y PlatinumGames tenían algo grande entre manos y todos lo sabíamos. Astral Chain nace y quiere convertirse en un título que sea capaz de atraer a una gran cantidad de adeptos de la acción y la ciencia ficción a disfrutar de una historia interesante y un gameplay, sencillamente, espectacular. Se nota que detrás de este título hay mimo y cuidado, hay trabajo, sacrificio y dedicación. ¿Salvamos la humanidad?

Narrativa con personalidad

Justo nada más ponernos a los mandos de Astral Chain nos daremos cuenta de que el peso que tiene la historia es bastante alto. Es cierto que hay ciertas premisas que ya hemos llegado a ver en innumerables películas de ciencia ficción y animes japoneses, pero el juego tiene un aire lo suficientemente distintivo como para desmarcarse de la competencia y sentirse único y original. Astral Chain nos pone en la piel de un agente de las fuerzas especiales Neuron, quienes son ya el último bastión de defensa contra el ataque de las denominadas quimeras. Las quimeras son unos seres que viajan entre dimensiones e imperceptibles por el ojo humano, aunque hay ciertas excepciones, y que están diezmando a la población humana, los cuales se encuentran prácticamente confinados en una única región segura denominada El Arca.

No obstante, un conjunto de científicos ha diseñado un sistema de defensa, las legiones. Las legiones son quimeras que se controlan a merced de un policía de la fuerza operativa Neuron. Gracias a las legiones, la policía puede plantar cara a las amenazas interdimensionales que son las quimeras. Sin embargo, como podremos comprobar justo al inicio de la aventura, la cantidad de agentes que son capaces de “vincularse” con las quimeras son efímeros y escasos, por lo que la raza humana parece tener las de perder contra tales poderosos seres.

No me gustaría desvelaros mucho más sobre la historia, puesto que hay una gran cantidad de magníficas cinemáticas, conversaciones y giros de guion que enamorará a los fans. Eso sí, como buena obra nipona, no está escasa de ciertos clichés que, al menos, me da la sensación, no son capaces de dejar atrás. En algunos momentos, el juego parece no tomarse en serio con conversaciones o misiones secundarias que están fuera del tono maduro de la historia o con personajes que no pintan ni con cola, pero que, por desgracia, parece que tienen que formar parte del elenco de cualquier película o serie japonesa. A pesar de este defectillo, la historia se sigue con bastante soltura y hay momentos realmente espectaculares. A todo ello, siempre nos deja con ganas de más, algo que hay que agradecer a PlatinumGames.

¡Legiones a mí!

Una vez que hemos hablado de la historia, tenemos que meternos en faena para hablar de la jugabilidad. Tenemos que recalcar que PlatinumGames ha conseguido lo que, para algunos, parecía muy difícil, servirnos un sistema jugable a priori básico, aunque tremendamente complejo en el fondo. Durante las primeras horas de nuestra aventura, tal vez, nos encontremos un tanto perdidos puesto que deberemos de controlar, al mismo tiempo, a nuestro personaje y a la legión.

No obstante, gracias a unos magníficos tutoriales y al buen hacer a los mandos del juego, el gameplay se siente fenomenal. No tardaremos demasiado en estar efectuando multitud de combos, adaptándonos ante nuevos y peligrosos enemigos, reservando las energías de nuestra legión o siendo capaces de pasar por encima de un jefe final haciendo uso de las diferentes habilidades (disparar flechas, efectuar cortes en los músculos de los enemigos, etc.) de nuestras legiones. El sistema se siente orgánico y, ante todo, divertido.

Astral Chain no es un Bayonetta, eso ya os lo voy advirtiendo, y ofrece incluso una acción más pausada que Nier: Automata. ¿Es este hecho negativo? Para nada, estamos ante un juego muy estratégico y deberemos de hacer frente a innumerables amenazas a la vez, pero, en vez de sentirte como un superhéroe que es capaz de hacer trizas a todo enemigo que se precie, somos un mero policía entrenado que, prácticamente, no tiene nada que hacer contra las quimeras sin su legión. Esa sensación de indefensión es algo que cala en el jugador, el cual deberá de cuidar mucho, más en dificultad más alta, de la salud del personaje, así como ser consciente de qué estrategia utilizar ante tal o cual enemigo.

Sin embargo, como buen policía, tendremos que resolver una buena cantidad de casos que se suceden durante la aventura. En ciertos escenarios deberemos de interrogar (o espiar) a ciertos testigos, así como buscar pistas por nuestra cuenta, algunas de ellas valiéndonos de las legiones para alcanzar una u otra pesquisa. No os esperéis, ni por asomo, un L.A. Noire, pero es cierto que sienta muy bien una breve pausa para hacer de detective después de haber estado durante un tiempo repartiendo estopa a cientos de quimeras.

A su vez, Astral Chain también tiene momento para la exploración, puesto que en cada capítulo nos soltarán en un escenario, medianamente grande aunque no exagerado, para que podamos resolver misiones secundarias o acceder a cierto punto para encontrar un nuevo ítem o coleccionable. No todo es matar más y más bichos, hay diversas fases muy plataformeras y divertidas que juegan con el ritmo de la aventura y que dan un respiro al jugador. Es cierto que me hubiera gustado más variedad de acciones que llevar a cabo en la ciudad, tal vez intenta emular a títulos como Deus Ex de forma un pelín torpe, pero debo añadir que la ciudad se siente viva, aunque no podamos participar de ella más allá de hacer de poli…

Por si fuese poco, también podremos disfrutar de la aventura en modo cooperativo. Un jugador controlará a la legión, mientras que el otro al jugador. Resulta divertido, aunque, al comienzo, da la sensación de que se podrían haber implementado mejor los controles o permitir una jugabilidad más adaptada a este modo. De todas formas, lo fácil habría sido no incluirlo, por lo que es un añadido que le sienta fenomenal.

Sencillamente BRUTAL

Astral Chain es absolutamente bellísimo en su apartado estético. El diseño de los escenarios, de las quimeras y legiones, de los propios personajes, etc., es espectacular. Cuando se dice que Nintendo Switch no es capaz de dar más, aparece PlatinumGames para demostrar que, si quieres, puedes sacarle el máximo partido a la consola. Hay una ingente cantidad de efectos gráficos que os dejarán con la boca abierta, ciertos jefes finales con diseños espectaculares, magnífico efecto de luces y sombras…

Por muy buenos comentarios que os deje por aquí sobre lo bien que se llega a ver, tanto en modo portátil como en dock, deberéis probarlo para verlo por vosotros mismos, para daros cuenta del mimo que hay detrás de esta nueva IP. ¿Hay fallos? Bueno, alguno hay, principalmente destacaría ciertos bajones puntuales de fps que se suceden en las batallas más masificadas de enemigos, pero he de señalar que son muy puntuales, nada excesivos y que el juego es perfectamente disfrutable.

En lo que respecta al apartado sonoro, el título dispone de voces tanto en inglés como en japonés que le sientan a las mil maravillas. Los efectos de sonido de los disparos, golpes, cortes y explosiones son brutales. Es más, hay veces que seremos capaces de notar un peligro porque escuchamos a un enemigo a nuestra espalda cargando un ataque potente, por poneros un mero ejemplo. Si algo no me ha gustado especialmente, son ciertas melodías tremendamente repetitivas, principalmente la que resuena continuamente en nuestra base de operaciones.

Es cierto que la música del juego pega y casa con el tono del mismo, pero hay un par de situaciones que las he sentido chafadas porque la música no se siente acorde a lo que sucedía en pantalla. También es verdad que, debido a que solo viene con subtítulos en castellano, si no tenemos buen dominio del inglés (o japonés) leer los subtítulos en ciertos combates supone todo un fastidio que se habría solucionado doblándolo al castellano.

Conclusiones finales

PlatinumGames ha demostrado, una vez más, que son únicos a la hora de crear nuevas IPs de acción. Astral Chain se siente original, todo un soplo de aire fresco a la industria de los videojuegos que, aunque no reinventa la rueda, otorga al jugador una sensación de ser un juego redondo en casi todos sus aspectos. La historia engancha, el guion dispone de buen ritmo y, además, crearemos vínculos con los personajes que hay en pantalla. La dificultad está bien medida y será grato rejugar ciertos capítulos en máxima dificultad para quienes se diviertan con la máxima exigencia. La duración de la campaña es bastante buena, entorno a las 18-22 horas según el nivel de dificultad escogido. Astral Chain se convierte en todo un “must have” que ningún fan de los hack n slash se debería perder.

Astral Chain estará disponible en formato físico y digital el próximo 30 de agosto a un precio de 59,99 euros. En su formato digital alcanza unos 11 GB de peso. 

[Análisis] Astral Chain

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La historia se siente propia, original y única, nos enganchará al instante.
  • La acción, aunque algo más pausada, desborda verticalidad y estrategia.
  • La jugabilidad es, literalmente, perfecta, se hace natural manejar dos personajes a la vez.
  • Las distintas habilidades de las legiones son increíbles en pantalla.
  • El ritmo del juego está bien medido, con momentos para el plataformeo y las pesquisas detectivescas.
  • Gráficamente magistral.
Flojea en:
  • Algunos personajes y momentos de la aventura desentonan con el tono oscuro de la aventura.
  • Ciertas melodías pueden sonar repetitivas.
  • Picos de dificultad en ciertos jefes finales que no concuerdan con la fragilidad de los enemigos más mundanos.
  • Pequeñas caídas de fps en algunas batallas.

Comentarios: