Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Avances > Avances Switch > Switch
[Impresiones] Probamos Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido en Gamepolis

[Impresiones] Probamos Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido en Gamepolis

avance,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

Otro de los títulos que pudimos disfrutar la prensa en Gamepolis, el evento de videojuegos de Málaga que este año ha llegado a su séptima edición, es uno de los juegos de rol más esperados de este año para Nintendo Switch: Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido.

En esta undécima entrega de la veterana saga de rol, viviremos la historia del Luminario, al que tildan de «Engendro Oscuro», y reuniremos a un elenco de compañeros leales y carismáticos, cuyo aspecto está inspirado en los diseños del famoso Akira Toriyama. El juego promete ofrecernos una gran aventura llena de personajes memorables, con una buena historia y mecánicas clásicas del género, que encantarán a los jugadores más veteranos.

Os recordamos la versión de Switch es la versión definitiva, ya que ofrece el mismo contenido que la versión original, pero se han añadido historias específicas de distintos personajes y misiones secundarias en mundos pasados de la saga (desde Dragon Quest I hasta Dragon Quest X). También podremos comprar equipamiento o crear el nuestro, jugar a minijuegos, montar a lomos de monstruos o inmortalizar nuestros mejores momentos con el modo foto.

Cabe destacar que la versión que hemos probado es una demo, por lo que no es la versión final, pero aun así nos ha servido para hacernos una idea bastante aproximada de lo que está por llegar. En dicha demo no teníamos un objetivo definido, sino que más bien era para probar la exploración del mundo y los combates. Se trata de una aventura que está en HD y puede jugarse tanto en modo TV como en portátil, pero que parece más indicada para disfrutar en este segundo modo. El motivo principal es que, a pesar de sus bondades, a nivel gráfico en modo TV (el único que pudimos probar) presenta dientes de sierra, así como menor resolución en muchos elementos y presencia de popping (elementos que aparecen de repente o desaparecen al alejarnos), incluso texturas que tardan un poco en cargar. Esto no hace que sea un título injugable, ni mucho menos y de hecho su diseño artístico es precioso, pero sin duda afea el resultado. Por ese motivo creemos que en modo portátil lucirá mejor, ya que los defectos gráficos, aunque no desaparezcan, si quedarán más disimulados. Es evidente que ha sido necesario realizar recortes gráficos para poder traer este título a la híbrida de Nintendo. Quiero recalcar, una vez más,  que no es la versión final, por lo que esperamos que lo mejoren de cara al lanzamiento o en futuros parches. En todo caso, el juego se mostraba muy fluido en todo momento.

Por otro lado, hay una característica muy interesante que solo está disponible en la versión de Switch y es que podremos alternar entre ver el mundo en HD o el estilo retro de 16 bits. Bueno, en honor a la verdad este estilo retro también estaba disponible en la versión de 3DS, pero no salió de Japón, por lo que es la primera vez que disfrutaremos de él en Occidente (en ese caso en la pantalla superior veíamos el juego con gráficos de 3DS y en la pantalla táctil el estilo retro de 16 bits). Solo podremos cambiar de uno a otro en determinados lugares, por lo que no podremos hacerlo siempre que queramos. Más allá del evidente cambio gráfico, su jugabilidad no cambia apenas, por lo que es sin duda es un añadido interesante, que sobre todo apreciarán los jugadores más veteranos de los juegos de raol en general y de la franquicia en particular. En este modo, en los combates no aparecen los personajes, solo los enemigos, pero los menús son los mismos. En cuanto al apartado sonoro, podremos alternar entre la música original y música orquestal y contaremos con voces en japonés e inglés.

El equipo que pudimos probar estaba formado por el Héroe, Erik, Verónica y Servando. El sistema de combate como en todos los juegos anteriores es por turnos y podemos ver a los enemigos en el mapa, por lo que no contaremos con encuentros aleatorios, y por lo tanto, podemos decidir enfrentarnos a ellos o intentar esquivarlos (a veces nos perseguirán). Cada personaje cuenta con diferentes ataques, habilidades y también conjuros, y como es habitual, algunos solo nos permiten atacar a un enemigo y otros a varios o todo el grupo. Al derrotarlos ganaremos puntos de experiencia e iremos subiendo de nivel mejorando nuestras estadísticas.

En conclusión, parece que estamos ante un gran título que pese a tener ciertos recortes y aspectos mejorables, nos dará horas y horas de entretenimiento con la gran cantidad de contenido que posee y que hará disfrutar a los amantes del género.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido llegará a Nintendo Switch el 27 de septiembre.

Comentarios: