Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] ¿Son ya las obras clásicas el legado perdido del mundo de los videojuegos?

[Artículo] ¿Son ya las obras clásicas el legado perdido del mundo de los videojuegos?

artículo,
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

Antes de ponerme a hablar de los juegos clásicos quiero que le echéis un ojo a el significado de esta palabra según el diccionario de Google:

Clásico: Que se considera como modelo digno de imitación en el arte o la literatura.

Después de haber leído esto podemos llegar a la conclusión de que no todos los títulos antiguos son clásicos, ya que no todos son dignos de imitación, así que para el resto del artículo vamos a referirnos a ellos como retro. Pero aún así estaríamos cometiendo una equivocación, ya que esta es la definición de retro en el mismo diccionario:

Retro: Que imita o evoca el gusto o la moda de un tiempo pasado o anticuado.

Y esto no es así, ya que retro son los juegos que salen ahora imitando la estética o jugabilidad de los antiguos, pero los que salieron en el pasado no podían imitar nada ya que no tenían ningún precedente. Pero bueno, por esta vez haremos una excepción y denominaremos a las obras antiguas como juegos retro durante el resto del artículo.

La importancia de los juegos retro

No es ningún secreto que en los últimos años el medio ha cambiado mucho, y es normal preguntarse cuánto conservamos de nuestras raíces y cuánto hemos desechado. Podría parecer que los títulos actuales no tienen nada que ver con los juegos retro, pero pensar esto sería un error. Por poner un ejemplo simple, los FPS (o First Person Shooters) son extremadamente populares hoy en día, y por raro que os suene no son un invento del siglo XXI.

Este género surgió en 1997 con un juego llamado GoldenEye 007 para Nintendo 64. En él podemos encontrar prácticamente todo lo que le pedimos a un título de este estilo hoy en día, salvando las distancias en cuanto al apartado técnico y jugabilidad; tanto es así que se siguen haciendo speedruns de él. Algunos de sus modos de juegos fueron revolucionarios para la época, como por ejemplo el multijugador; y otros pasando más desapercibidos peros siendo igual de importantes a la larga, como es el caso de la campaña.

Y como este hay mil ejemplos de innovación más: el uso del espacio 3D en Super Mario 64, el poder fijar un enemigo en The Legend of Zelda: Ocarina of Time, la libertad que ofrece el primer The Legend of Zelda (y como lo adapta más de 30 años después The Legend of Zelda: Breath of the Wild), el uso del control por movimiento en Wii (aunque no le agrade a todo el mundo), el uso de las dos pantallas en DS y el poder jugar donde y como quieras con los Joy-Con en Switch.

Pero obviamente no todo son los juegos, y es por esto que es importante tener en cuenta otros factores.

¿Hemos dado un paso atrás en cuanto a políticas de empresa y servicios?

Actualmente hay una gran cantidad de gente uniéndose al medio de los videojuegos, y es muy normal preguntarse si ahora que las empresas no dependen de “unos pocos” para ganar dinero con sus proyectos se han relajado y han empeorado las políticas de empresas y servicios. Y bueno, para todos aquel que se haga esta pregunta tengo la respuesta: si, han empeorado.

Un claro ejemplo de ellos on los precios. Hay mucha gente se queja de que un título triple A de lanzamiento cueste de 60€ a 70€, y aunque es verdad que puede parecer un poco caro, están pagando justos por pecadores. Hay juegos por los que vale la pena pagar este precio, recientemente escuché a un compañero del medio Pep Sánchez decir que pagar 100€ por jugar The Wonderful 101 era Un muy buen plan de verano (y no lo decía con ironía), y porque no; algunos no estarán de acuerdo y otros si. Entonces esto del precio es muy subjetivo, ya que cada uno destinará su dinero a lo que él considere.

Lo que a mi me parece grave es que nos vendan los juegos incompletos. Los DLCs nacieron en la pasada generación, y aunque hay excepciones, es muy fácil sentirte “obligado” a comprar estos paquetes de contenido adicional para asegurarte de que tienes la experiencia completa. En mi opinión si los desarrolladores tienen más ideas para el mundo que han creado, que no saquen un DLC, que piensen como pueden mejorar la fórmula y sacar una secuela completa.

Y ahora toca hablar de lo más grave, las loot boxes o cajas de contenido aleatorio. Hace poco redacté una noticia (a la que podéis acceder pinchando aquí) donde Reino Unido anunciaba que los sobres del Ultimate Team no se consideraban apuestas, y cuando la leí por primera vez no me lo creía. Ellos se justificaban diciendo que para acceder a ellas no era necesario invertir dinero real, que solo tenías la opción de hacerlo, lo que es una tontería, ya que si tú mismo dices que puedes comprarlos con dinero real es que son apuestas. Pero además de su presencia en el FIFA también han arruinado juegos con un nivel de calidad excelente, que al convertirse en un pay-to-win han acabado sin agradar a la comunidad.

Para terminar este apartado un poco más relajados voy a hablar del online. En la pasada generación no se necesitaba pagar para acceder a los servicios en línea, pero la llegada de Nintendo Switch cambió eso. Es verdad que su subscripción es mucho más barata que la de la competencia, y que los servidores van bien la mayoría del tiempo, pero es una pena ver que se ha sumado al carro de poner DLCs en sus juegos y cobrar por estos servicios.

Las consolas retro y su función

En los últimos años se ha puesto muy de moda vender versiones en miniatura de consolas retro. Esto es una buena idea de entrada, ya que permite tanto a los jugadores veteranos como a los más nuevos disfrutar de las joyas de pasadas generaciones. Pero desgraciadamente esto también tiene un revés malo.

En estos aparatos solo vienen de 20 a 50 juegos de cada consola. Esto puede parecer mucho, pero no lo es tanto si nos paramos a pensar que por ejemplo la SNES (por poner un ejemplo) tenía un catálogo de 1442 juegos en Japón. Aquí los estamos dejando muchos fuera que seguramente caerán en el olvido y en unos años no tendremos la posibilidad de jugar. Y vale que no hace falta rescatarlos todos, pero me aterra la idea de en 10 o 15 años no tener la posibilidad de jugar a Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time.

Aparte de esto cabe tener en cuenta que las empresas de videojuegos están cerrando servidores privados de juegos que ya no reciben el apoyo de las mismas, siendo este el caso de EA con algunos Battlefield antiguos o Nintendo con algunas páginas de emulación.

Plataformas que apoyan y respetan los juegos retro

Antes de pasar a la conclusión me gustaría hacer menciona a algunas páginas web y servicios que promueven el disfrute de juegos retro de una manera completamente gratuita o por un coste muy bajo al mes. Os dejo algunos ejemplos a continuación:

  • Classic Games Arcade: En esta web puedes disfrutar de forma gratuita de un gran número de juegos de arcade como Classic Street Fighter 2, Mega Man Project X, Dynasty Wars o Rick Dangerous. Su emulación es bastante buena, aunque cabe recalcar que hay menos opciones de jugabidad.
  • Consolas retro mini: Aunque las haya criticado un poco en el apartado anterior creo que valen la pena si quieres disfrutar de los títulos retro con sus mandos y estado original. Mi recomendación personal es la SNES Mini (al menos hasta que salga la Nintendo 64 Mini).
  • Antstream: Este es personalmente mi favorito, ya que tiene un catálogo prácticamente infinito, su emulación es brillante y solo cuesta 9.99 dólares al mes o 95 dólares al año. Puede parecer un poco caro pero para todo fan del retro es un servicio imprescindible. Tened en cuenta que aún no está disponible en todos los paises del mundo.

Conclusión

Para cerrar este artículo me gustaría empezar explicando un tema personal. Yo como redactor en Nintenderos siempre yen llega el port de un juego retro intentó analizarlo. Este es un ejercicio que hago (la mar de contento) para entender mejor el medio y poder hacer referencias cuando analice uno más moderno.

Ahora si que voy a dejar las cosas claras. Si amas el medio y los videojuegos forman una parte significativa de tu vida dale una oportunidad a los clásicos del medio. Si por el contrario solo son otro método de distracción para ti no te molestes, voy un paso más allá; no vale la pena que lo intentes. Te vas a cansar rápido de los controles, el apartado gráfico y otras cosas. Estas obras son para los que no tuvimos la oportunidad de jugarlos en su día, debido a nuestra joven edad, o para los nostálgicos que necesiten un descanso de los actuales.

Para acabar (y ahora lo prometo) os dejo mi top 3 de juegos retro que en mi opinión deberías de jugar si o si, espero que hayáis disfrutado del artículo:

  1. The Legend of Zelda: Ocarina of Time
  2. Final Fantasy VII
  3. Super Mario Bros. 3

Comentarios: