Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Trine 3: The Artifacts of Power

[Análisis] Trine 3: The Artifacts of Power

análisis,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

La saga Trine regresa a Nintendo Switch con su tercera entrega. Como todos sabéis, sus dos primeras entregas ya están disponibles en la eShop de la consola híbrida, de hecho, el 9 de noviembre de 2018 se lanzó su primera entrega, Trine: Enchanted Edition, apareciendo por sorpresa la tienda digital. Posteriormente, el 18 de febrero de este mismo año nos llegó su segunda entrega, llamada Trine 2: Complete Story.

Pero como se suele decir, no hay dos sin tres, y el pasado miércoles se anunció que finalmente su tercera entrega, llamada Trine 3: The Artifacts of Power, se lanzaría a finales de este mismo mes de julio en Switch.

¿Estáis preparados para esta nueva aventura?

Argumento

Nuestra historia comienza en la Academia Astral, el mejor lugar para aprender magia en todo el reino. La academia alberga secretos mágicos en sus cámaras y los magos juraron protegerlos para que no caigan en las manos equivocadas. Pero un monstruo insistente había decidido atravesar sus puertas. Como es habitual cuando hay probelmas en el reino, no hay más remedio que avisar a los tres héroes: Amadeus, Pontius y Zoya. Estos tres personajes hace mucho tiempo habían vivido vidas normales hasta que un fatídico encuentro cambió sus vidas para siempre: descubrieron el Trine, el Artefacto del Alma.

Así es como comienza esta nueva aventura, de la cual ya os avanzo que ni es la mejor de las tres ni la mejor desarrollada, puesto que acaba de una forma muy abrupta, justo cuando parece que va a empezar lo mejor. Por lo tanto deberemos esperar hasta su cuarta entrega para ver que nos depara.

Jugabilidad

Trine 3: The Artifacts of Power es un título que presenta muchas diferencias respecto a sus dos entregas anteriores a nivel jugable. Nuevamente contaremos con sus tres héroes protagonistas: Amadeus el mago, Pontius el caballero y Zoya la ladrona, pero en esta ocasión sus mecánicas se han reducido de forma más que considerable, por lo que en esta entrega no podremos ni aprender nuevas habilidades, ni realizar muchas de las acciones que ya conocíamos. No encontraremos cofres, ni pociones, ni orbes, ni ganaremos experiencia, ni subiremos de nivel ni obtendremos puntos de habilidad.

Por lo tanto, olvidaos de poder crear varias cajas o tablones y encerrar a enemigos en cajas con Amadeus, usar el martillo de Pontius o lanzar flechas de fuego, hielo o explosivas con Zoya. Eso aquí, por desgracia, no lo encontraremos. Cada personaje tendrá disponible las mismas habilidades desde el principio hasta el final del juego, lo que implica que Amadeus podrá crear una caja y mover objetos con telequinesis, Pontius podrá atacar con la espada, defenderse con su escudo (y planear con él) y embestir a los enemigos y Zoya podrá usar su arco para disparar flechas (normales) y utilizar su gancho en argollas para balancearse y superar así grandes abismos, así como atar las cuerdas a otros elementos, como cajas.

Con lo que sí contaremos será con una de las características fundamentales y es que podemos jugar tanto en solitario como en multijugador local y cooperativo en línea para hasta 3 jugadores. Si jugamos solos en pantalla solo aparecerá uno de los héroes, aunque podremos cambiar a cualquiera de ellos rápidamente, con tan solo pulsar un botón. Y si jugamos con dos amigos en modo local (ya sea en la misma consola o de forma inalámbrica, cada uno con su juego y su consola) o con dos amigos o desconocidos en modo online, cada uno controlará a un solo héroe. En este caso la colaboración entre los tres vovlerá a ser de vital importancia para poder avanzar en la aventura.

Otros de los cambios más destacados de esta tercera entrega es que ahora los niveles pasan del 2D al 3D, lo que hace que sean más amplios, y por lo tanto, haya más zonas para explorar. En cada uno de los 19 niveles con los que cuenta la aventura deberemos avanzar mientras superamos una serie de obstáculos y derrotamos a enemigos (no muy numerosos en esta ocasión) y recogemos una serie de coleccionables llamados trineángulos. Se trata de una especie de triángulos dorados que serán necesarios para ir desbloqueando los siguientes niveles, ya que cada uno de ellos nos pedirá tener cierta cantidad. Para acceder a los niveles en esta ocasión contaremos con un mapa. En cuanto al tipo de niveles hay dos: los “normales” de la historia principal por así decirlo, que son los círculos más grandes del mapa y los “desafíos” que son los círculos más pequeños del mapa y que suponen los niveles más desafiantes del juego. Estos últimos no es imprescindible completarlos para acabar el título.

No obstante, en líneas generales, estamos ante una entrega muy fácil y accesible para todo tipo de jugador, donde realmente su mayor reto será encontrar y coger todos los coleccionables y averiguar qué hacer para seguir avanzando por los escenarios, ya que en algunas ocasiones encontraremos pequeños puzles que deberemos resolver, aunque ninguno es muy complicado, por lo que tampoco nos atascaremos demasiado. Además cada puzle puede tener varias soluciones.

Todos los niveles cuentan con varias esferas doradas que actúan como puntos de control, donde también recuperaremos la vida de los personajes, si algún personaje de nuestro equipo ha muerto (una vez). Si matan a alguno de los tres pasaremos a controlar a alguno de los dos restantes y deberemos ir hasta donde está su espíritu (de color azul) y estar unos segundos hasta revivirlo. Si os matan a los tres personajes, continuaremos desde el último punto al que hayamos llegado.

Lo que si se mantiene es uno de los aspectos que caracteriza a esta saga: su magnífico motor de físicas, el cual nos permite superar los desafíos de diferentes maneras, otorgando cierta libertad al jugador, a pesar de que Trine 3 presenta escenarios más amplios y profundos, es un título bastante lineal, donde el objetivo sigue siendo llegar al final de nivel para pasar al siguiente. Eso no quita que sus niveles no cuenten con muchos coleccionables, algunos bastante ocultos, por lo que explorar bien los niveles será fundamental si queremos encontrarlos todos. Lo normal es que en nuestras primeras partidas nos dejemos varios trineángulos, ya se aporque no los hemos encontrado, o porque no sabemos cómo llegar hasta ellos, aunque la mayoría de ellos están a simple vista, por lo que recogeremos la gran mayoría.

Una vez más visitaremos variedad de escenarios, aunque en esta ocasión hay pocos enemigos y los que hay tienden a repetirse, contando con poco variedad de los mismos. Solo contaremos con algunos jefes intermedios y un gran jefe final, el cual nos aguardará en el último nivel.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch, el servicio de suscripción de pago online y el servicio de guardado de datos en la nube.

La imagen puede contener: cielo y exterior

Gráficos y sonido

Gráficamente Trine 3: The Artifacts of Power a pear de no ser ningún portento técnico, destaca por sus bellos paisajes, los cuales son muy coloridos y cuentan con buena iluminación. En esta ocasión los escenarios son más amplios, lo que permite explorarlos más a fondo, debido sin duda a su cambio más destacado: el salto a las 3 dimensiones. También encontraremos ciertos elementos destruibles.

Los personajes siguen destacando por sus buenas animaciones, y su motor de físicas sigue funcionando como un reloj, a pesar de haber perdido por el camino gran parte de sus mecánicas. A nivel técnico, el juego corre a 30 fps, aunque en ciertos momentos presenta ralentizaciones como por ejemplo cuando hay diversos enemigos en pantalla. No obstante, es algo puntual de ciertas zonas o situaciones, por lo que no tenéis de que preocuparos.

En cuanto a su apartado sonoro, esta entrega cuenta con bellas y variadas melodías obra una vez más del compositor Ari Pulkkinen, las cuales acompañan perfectamente la acción. Finalmente hay que destacar que este título cuenta con ocho idiomas: inglés, francés, alemán, italiano, ruso, chino, japonés y español (voces y textos).

La imagen puede contener: exterior y naturaleza

Duración

A pesar de que Trine no sea una saga que destaque por ser muy larga en ninguna de sus entregas, lo cierto es que Trine 3: The Artifacts of Power es sin duda su entrega más corta hasta la fecha ya que podremos completarla en aproximadamente unas 5 horas.

Evidentemente puede durar algo más dependiendo de lo completista que sea cada jugador, pero al eliminar gran parte del contenido que sí estaba presente en sus anteriores entregas como el hecho de ir desbloqueando nuevas habilidad, no es muy rejugable, ya que la gran mayoría de trineángulos los cogeremos en nuestra primera partida.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, océano y exterior

Curiosidades

  • El estudio español BlitWorks, con sede en Barcelona, es el encargado de portear las tres entregas de Trine a Nintendo Switch.
  • Frozenbyte afirmó que su presupuesto para esta tercera entrega no les dio para hacer un juego mayor. Lamentaron las críticas respecto a su duración y el final abrupo de la historia, por lo que se disculparon, deteniendo sus planes de futuro en su día.
  • Los tres juegos también estarán disponible en formato físico. Esta edición se llamará Trine Series 1-3 y se lanzará el 20 de septiembre por 39,99$ e incluye los tres primeros juegos en un solo cartucho.
  • Frozenbyte confirmó oficialmente que lanzarán Trine 4: The Nightmare Prince en Nintendo Switch en otoño de este año.
  • Este mismo otoño también estará disponible Trine: Ultimate Collection, que incluye toda la serie, incluso Trine 4. Su precio será de 49,99$, aunque de momento no se ha compartido la fecha concreta.

Conclusión

Trine 3: The Artifacts of Power deja una sensación agridulce tras jugarlo, ya que aunque es un buen juego y a nivel audiovisual sigue siendo muy bello, el hecho de ser fácil, corto, eliminar mecánicas y el pasar del 2D al 3D no le ha sentado del todo bien. Es una pena porque podría haber dado mucho más de sí y se queda en una entrega simplemente correcta.

No obstante, eso no quiere decir que no podamos disfrutar de él, pero desde luego no está al mismo nivel que sus entregas anteriores. Igualmente es recomendable para todo fan de la saga que se precie y puede servir para amenizar la espera de la cuarta parte de la saga.

Trine 3: The Artifacts of Power está disponible en formato digital, a través de la eShop de Switch, desde el 29 de julio a un precio de 19,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 1,7 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Trine 3: The Artifacts of Power

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • A nivel audiovisual es muy bello.
  • Puzles sencillos aunque interesantes.
  • Que se pueda jugar tanto en solitario como en cooperativo local u online.
Flojea en:
  • Que se hayan recortado mecánicas.
  • El paso al 3D no le ha sentado del todo bien.
  • Su final es demasiado repentino.

Comentarios: