Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Lapis x Labyrinth

[Análisis] Lapis x Labyrinth

análisis,
PorCarlos ☆  - 
Ver comentarios

Como es natural, siguen llegando a nuestra híbrida favorita juegos de toda índole, ¡y es que el título del que hoy os vamos a hablar no es para menos! Nippon Ichi Software nos invita a aventurarnos dentro de las entrañas de laberintos infestados de enemigos en su última obra para Nintendo Switch, Lapis x Labyrinth, ¡y como ya es costumbre, a continuación os contaremos qué nos ha parecido y si da la talla para ser digno de tu atención! ¿Estáis listos? ¡Pues comenzamos!

¡La unión hace la fuerza!

Si tuvieramos que definir a este título de alguna forma, sin duda sería usando las palabras dungeon crawler, ya que el objetivo principal del juego no será otro que el de ir explorando multitud de intrincadas mazmorras repletas de enemigos en las que conseguiremos un jugoso botín con el que podremos mejorar más y más a nuestros personajes. Por ahora, todo suena bastante genérico, pudiendo hacer un símil de este juego con otros de una índole similar como podrían ser el mítico Dragon’s Crown o el reciente Dragon Marked for Death, sin embargo, lo que realmente define a este juego no es otra cosa que un novedoso elemento de su jugabilidad: ¡la habilidad de apilar de nuestros personajes!

En concreto, en cada misión podremos llevar a un máximo de cuatro aventureros (entre los que podremos cambiar usando L y R, contando cada uno con ataques normales y especiales únicos de su clase), tomando el control de uno, mientras los otros tres… ¡Se encuentran apilados encima de nosotros! Así, si caemos derrotados, saldremos disparados y pasaremos a controlar a quien esté inmediatamente arriba de nosotros. De esa forma, podremos ir a buscar a nuestro personaje perdido y reincorporarlo a nuestro equipo, lo que restablecerá nuestros niveles de poder (la suma de poder de los cuatro integrantes). Por otra parte, en caso de que los cuatro integrantes sean derrotados, pasaremos a encarnar a un pequeño cofre cuya misión será la de encontrar a los personajes caídos, ya que si recibe un solo golpe por parte de los enemigos la misión se dará por fracasada.

Así, otro punto a destacar de la jugabilidad es la posibilidad de subir de nivel y de equipar con distintos objetos como armas y armaduras a nuestros aventureros así como alimentarlos, acciones que subirán significativamente sus atributos, lo que nos hará más poderosos a la hora de enfrentarnos a ese jefe de gran nivel que antes se nos resistía, aportando una gran sensación de progresión al juego que, en ocasiones, puede tornarse en monotonía.

Por último, quisiéramos mencionar también la existencia de la mecánica Fever (fiebre), la cual consiste en una barra que se llena conforme derrotamos a enemigos y que, cuando está activa, genera un caos de colores en la pantalla, ya que empiezan a aparecer monedas por doquier que subirán el contador de riquezas obtenidas.

Adentrándonos en el laberinto

Otra de las grandes virtudes del juego, cuya premisa es bastante anecdótica (ayudar a una loli alcaldesa y a su mayordomo a reavivar su pueblo, carente de aventureros que quieran explorar laberintos) es sin duda la gran variedad de clases entre las que escoger, cada una con características bien definidas y con dos paletas de colores, las cuales se nos tornan insuficientes pero se agradecen para aportar algo de variedad a nuestras unidades. Por supuesto, podremos modificar también la voz y el nombre de nuestros personajes (en mi caso, por ejemplo, al héroe verde del escudo lo llamé Naofumi y a la sirvienta de pelo azul la llamé Rem, ¡y así un montón más!). Para que os hagáis una idea de cuál de los ocho presentes se ajusta a vuestros gustos, procederemos a contaros un poco acerca de cada uno así como dejaros un vídeo para que los podáis apreciar mejor.

  • Shielder (escudero): Porta un escudo impenetrable que le permite ser bueno tanto en el ataque como en la defensa.
  • Maid (sirvienta): Atacando con una sartén, su especialidad es la de debilitar a los enemigos.
  • Gunner (pistolero): Siendo un proscrito que vaga por el mundo, tiene un gran rango de ataque.
  • Witch (bruja): Una maga de orígenes desconocidos, limpia grandes zonas con sus poderosos hechizos.
  • Destroyer (destructor): Un misterioso negro, lento pero letal a la hora de atacar.
  • Bishop (obispa): Una misionera en servicio de Dios, tremendamente versátil al poder curar y atacar.
  • Hunter (cazadora): Descendiente de un largo linaje de cazadores, se centra en ataques de corto rango.
  • Necromancer (nigromante): Controlando las artes prohibidas, lanza ataques mágicos que no permitirán a los enemigos ni acercarse.

Un caótico atractivo

A pesar del caos que se desprende en la pantalla en los momentos álgidos de acción, podemos afirmar que el apartado artístico del juego es todo un acierto, ya que podemos afirmar que nos ha resultado tremendamente colorido y vivo, con unos diseños chibi muy elegantes a la par que monos hasta el punto de arrancarte una sonrisa mientras le das una paliza a hordas de enemigos. En cuanto a el apartado sonoro, podemos decir que la música del juego no es nada del otro mundo, pero acompaña bien a la acción, así que aunque seguramente no sientas la necesidad de escucharla tras acabar el título, será una buena compañera para tus horas de juego con el mismo.

Otro dato interesante a comentar en este lanzamiento es la ausencia tanto de contenido descargable (algo extraño a día de hoy pero desde luego no criticable) como de un modo multijugador, el cual nos parece que hubiese sido un gran punto a favor para una aventura que se presta mucho a jugar con amigos debido al factor social de encarnar a cuatro personajes a la vez, cada uno con su propia función dentro del equipo.

Conclusión

Si no estás acostumbrado al género al que este título pertenece y para ti esta clase de juegos son meros «machacabotones» o crees que el atractivo de los mismos reside en jugar en línea con tus amigos, te recomendaríamos que buscases otras alternativas dentro del mercado, sin embargo, si lo que buscas un juego de exploración de mazmorras al que echarle bastantes horas, con una colorida estética chibi y con una jugabilidad frenética, te podemos decir que Lapis x Labyrinth es para ti. Así que solo queda una pregunta por responder, ¿te atreves a adentrarte en el laberinto?

Lapis x Labyrinth ya se encuentra disponible tanto en formato físico como en digital a través de la eShop de Nintendo Switch, con una duración de mínimo 20 horas, un precio de 29,99 €, contando con voces en japonés y textos en inglés o japonés y ocupando un espacio de almacenamiento de 748,68 MB.

[Análisis] Lapis x Labyrinth

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.2
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Las diferentes clases, cada una con una jugabilidad bien marcada.
  • Frenético y tremendamente divertido.
  • Mecánicas muy originales como la posibilidad de apilar a nuestros personajes.
Flojea en:
  • Ausencia de multijugador y escasa personalización de aventureros.
  • A veces hay tanto caos en la pantalla que es difícil seguir la acción.
  • Puede resultar algo repetitivo para los advenedizos al género.

Comentarios: