Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Final Fantasy XII: The Zodiac Age

[Análisis] Final Fantasy XII: The Zodiac Age

análisis,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

Final Fantasy XII es un RPG que fue desarrollado y distribuido por Square Enix y lanzado originalmente para PS2 el 16 de marzo de 2006 en Japón, el 31 de octubre de 2006 en América y el 23 de febrero de 2007 en Europa.

Diez años más tarde, concretamente el 11 de julio de 2017, este título fue remasterizado con la coletilla The Zodiac Age para PS4 y el 1 de febrero de 2018 llegó a PC. Por suerte se anunció que esta versión remasterizada también llegaría a Xbox One y Nintendo Switch en abril de 2019. Como dice el dicho popular “más vale tarde que nunca”, así que hoy analizaré la versión de la consola híbrida de Nintendo.

¿Estáis preparados para vivir esta gran aventura?

FINAL FANTASY XII THE ZODIAC AGE

Argumento

Han pasado dos años desde la guerra en la que el colosal y beligerante imperio de Arcadia aniquiló al reino de Dalmasca… Vaan, un joven que perdió a su familia en el conflicto, vive estoicamente en la ciudad ocupada de Rabanasta mientras sueña con ser un pirata del aire que surca los cielos en libertad. La princesa Ashe, la única superviviente de la familia real de Dalmasca, jura vengarse del imperio y dirige en secreto una resistencia con la esperanza de recuperar su patria. Esta época de caos unirá a estos dos héroes, cuyos sueños y esperanzas forjarán el destino de la gente y cambiarán el curso de la historia.

Jugabilidad

Esta duodécima entrega de Final Fantasy es bastante peculiar y cuenta con sus propias características, algunas de ellas muy habituales en juego más actuales, pero que en su día sorprendieron a los fans por cambiar ciertas reglas que parecían sagradas.

Durante nuestra aventura podremos llevar un equipo formado por un total de 6 personajes: Vaan, Penelo, Balthier, Fran, Basch y Ashe; aunque de vez en cuando nos acompañará algún aliado que se nos unirá temporalmente. Podremos alternar entre ellos para liderar el equipo así como cambiar de uno a otro durante los combates, pero solo podremos llevar tres combatientes a la hora de luchar (si todos mueren podremos sustituirlos por los tres restantes).

Y hablando de combates, uno de los primeros aspectos a destacar es que en esta entrega no hay encuentros aleatorios como en anteriores de la saga, por lo que podemos ver a los enemigos en el mapa. Algunos de ellos no nos atacarán a menos que los ataquemos previamente; otros, en cambio, atacan a las primeras de cambio en cuanto notan nuestra presencia. Cuando derrotemos a los enemigos dejarán caer materiales en algunas ocasiones, los cuales podemos vender en tiendas a cambio de guiles (el dinero del juego). Solo algunos enemigos nos darán guiles directamente, aunque también podremos conseguir guiles de otra manera: abriendo tesoros y mediante las recompensas de las cacerías de Escorias.

La imagen puede contener: noche y exterior

El dinero es fundamental para poder comprar en las diferentes tiendas de las ciudades que encontraremos: de armas, de armaduras, de magias, etc. y también a los vendedores ambulantes. Además cuando compremos cierta cantidad de objetos, también pueden aparecer gangas, que son objetos o packs de objetos más baratos de lo habitual.

La imagen puede contener: exterior

Por otro lado, contamos con un sistema de combate llamado Active Dimensión Battle (ADB), que básicamente consiste en que podremos seleccionar directamente el ataque, el enemigo y el personaje comenzará a atacar de forma automática. Cuando seleccionemos un enemigo para atacarlo aparecerá una línea azul y cuando el enemigo nos seleccione para atacarnos aparecerá una línea roja. Para poder atacar deberá pasar unos segundos para que se llene una barra de acción. Se trata de un sistema aparentemente muy simple; pero que como es habitual, a medida que avanzamos, se va volviendo más complejo y estratégico. Durante la batalla existe libertad de movimiento para el líder del equipo e incluso se puede abandonar el combate en grupo (a la fuga).

La imagen puede contener: texto

Para poder guardar la partida contaremos con una serie de cristales en determinados puntos del juego los cuales también restaurarán toda la vida y puntos de magia de todos nuestros personajes. Los hay de dos tipos: azules y naranjas. Los primeros simplemente harán lo anteriormente descrito, pero los segundos además de eso también nos permitirán teleportarnos directamente a otros cristales naranjas que hayamos usado anteriormente en cualquier punto del mapa. No obstante, hay que tener en cuenta que para poder hacerlo necesitaremos un objeto llamado teleportita. Además esta versión también cuenta con guardado automático en ciertos momentos por lo que aunque nos maten no continuaremos desde el último cristal que hayamos usado, sino desde el útimo punto que haya guardado el juego, lo cual resulta tremendamente útil.

La imagen puede contener: una o varias personas

También contamos con el sistema Gambit, el cual nos permite escoger entre controlar manualmente a los personajes o dejar que los controle la IA del juego de forma automática, en función de los Gambits que los personajes tengan activados (pueden introducirse nuevas órdenes manualmente aún teniendo los gambits activados, sólo habrá que esperar a que la barra de acción que cada personaje posee se llene de nuevo). Cada Gambit se compone de dos partes: condición y acción. Por ejemplo, si un amigo tiene menos del 30% de vida (condición) usar cura (acción). Si un personaje tiene activos dos Gambits, el primero tendrá prioridad sobre el segundo y así sucesivamente. A medida que avancemos en la aventura podremos activar diversos Gambits en cada personaje. Además, los Gambits son muy importantes para avanzar en el juego, ya que con una buena estrategia incluso las batallas más difíciles pueden ser fáciles. Por lo tanto son un aspecto muy importante a tener en cuenta y es importante ir revisándolos y cambiándolos en función de las circunstancias.

En Final Fantasy XII también podremos usar magias y técnicas. Las primeras pueden ser de diversos tipos: curación, ataque, tiempo, etc.; mientas que la segundas, son habilidades especiales que nos permiten realizar diversas acciones: revelar información de los enemigos, curar vida a un aliado, robar objetos a enemigos, añadir una debilidad elemental al enemigo, etc. Pero sin duda el aspecto más vistoso del juego en el combate viene dado por las Sublimaciones. Se trata de ataques especiales devastadores que pueden usar los personajes. Los hay de tres niveles diferentes y para poder usarlos deberemos tener al menos un bloque PM (las de nivel 1 necesitan 1 bloque, las de nivel 2 dos bloques y las de nivel 3 tres bloques), el cual se llena con el paso del tiempo o bien al descansar en un cristal. No obstante, podemos realizar ataques aún más poderosos llamados Ataques supremos. Para poder realizarlos deberemos encadenar las sublimaciones de los diferentes personajes. Dependiendo del número de sublimaciones y su nivel, se activará un ataque supremo u otro, el cual se realizará automáticamente al final de dichas sublimaciones (siempre y cuando cumplamos los requisitos). De menor a mayor poder los ataques supremos que podemos realizar en el juego son los siguientes: Infierno ardiente, Cataclismo, Erupción líquida, Fuerza eólica, Horror blanco, Arco voltaico, Luminiscencia y Agujero negro.

Esta versión también incluye el sistema de trabajos Zodiac, que nos permite desarrollar libremente a nuestros personajes eligiendo una combinación única de dos trabajos de un total de 12: Acechador, Samurái, Mago negro, Arquero, Bruto, Cronomante, Clérigo, Caballero, Mago rojo, Ingeniero, Lancero y Mago blanco. Dependiendo de las combinaciones que elijamos, podremos obtener un gran potencial e infinidad de posibilidades tácticas a medida que los  personajes cambien y evolucionen. Por ejemplo, en mi caso he hecho que Vaan sea Acechador (puede usar dagas y técnicas como primeros auxilios) y Bruto (puede usar mazos, hachas y técnicas como rompebrazos).

Otro de los aspectos más importantes del juego que va muy relacionado con el apartado anterior es el sistema de Licencias, el cual determina qué equipamiento y habilidades pueden usar los personajes. Se trata de tableros que están formados por casillas. Inicialmente solo tendremos un tablero, pero a partir de cierto punto de la historia cada personaje contará con un tablero extra. Al derrotar enemigos obtendremos puntos de licencia (LP), los cuales nos permiten desbloquear estas casillas. Cada casilla tiene un valor, siendo por lo general mejor la casilla cuanta más alto sea dicho valor. Hay que tener en cuenta que solo podemos equipar aquellos ítems (armas, armaduras, accesorios, magias, etc.) que nuestras licencias nos permitan. Por lo tanto es importante revisar bien antes de comprar nada si algunos de nuestros personajes podrá equiparlo o no. Como novedad, en esta versión podemos resetear en cualquier momento las licencias y or lo tanto de trabajo si no nos convence alguna de nuestras elecciones (anteriormente no podían cambiarse).

La imagen puede contener: texto

Otro apartado muy interesante que se ha incorporado es el Modo Desafío. Se trata de un modo adicional al margen de la historia principal,  donde deberemos para superar 100 niveles compuestos por oleadas de enemigos y jefes. Dichos niveles van incrementando su dificultad de forma progresiva. Podemos jugar con los personajes que hayamos ido subiendo de nivel en la aventura principal. No os voy a engañar, se trata de un modo muy complicado, pero por otro lado, nos permite obtener importantes recompensas así como ganar PL de forma más rápida que pueden aprovecharse en la aventura. No obstante, hay un aspecto muy importante a tener en cuenta y es que si salimos de este modo y en la historia principal cargamos una partida del Modo Desafío conseguiremos todos los LP y objetos acumulados en él, pero por otro lado, dicha partida desaparecerá del Modo Desafío y por lo tanto deberemos empezar de nuevo desde el nivel 1.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y noche

También es importante destacar que se han introducido elementos para mejorar la jugabilidad y la accesibilidad del título: la agilización de los combates, un modo ultrarrápido opcional, poder saltar las escenas de vídeo y la función de guardado automático. Sin duda un añadido realmente interesante y muy práctico, ya que agiliza mucho el ritmo del juego. Además por si fuera poco podremos superponer el mapa mientras exploramos y realizar multitud de misiones secundarias, caza de Escorias, combates contra jefes opcionaes, mejora rnuestro rango en el Clan Centauro, etc. Pero no todo son novedades, Final Fantasy XII: The Zodiac Age también incluye elementos de entregas anteriores, como las invocaciones,​ los Chocobos, y las naves voladoras. En cuanto a la cámara, a pesar de que podemos controlarla, en algunas situaciones, como cuando estamos arrinconados contra alguna pared o en sitios estrechos puede jugarnos alguna mala pasada, haciendo que perdamos momentáneamente de vista la acción. No es algo habitual, por lo que no tenéis de que preocuparos pero está ahí.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y servicio de guardado de datos en la nube.

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza

Gráficos y sonido

A nivel visual Final Fantasy XII destaca por presentar una mejora gráfica más que palpable. Los gráficos se han remasterizado por completo adaptado la imagen para monitores de alta resolución. Se han mejorado las texturas (mayor resolución) y efectos de las sombras. Además tanto personajes, como entornos, como las secuencias cinemáticas cuentan con más polígonos y también cuentan con nuevos efectos de luz. A pesar de los años transcurridos, lo cierto es que el título ha envejecido bastante bien.

A nivel técnico, Final Fantasy XII se ejecuta a 864p y 30 fps en modo TV y a 576p y 30 fps en modo portátil. Lo cierto es que a pesar de no alzanzar la resolución máxima que permite la consola en ninguno de los dos modos, el juego se ve bastante bien en ambos, aunque menos nítido en modo portátil. En general se muestra en todo momento un título muy sólido y fluido, sin ningún tipo de ralentzación.

A nivel sonoro destaca que su música de fondo se ha vuelto a grabar con una orquesta en directo, y también se ha mejorado la calidad sonora por primera vez con sonido 5.1. Uno de los aspectos que más me ha gustado es que el juego nos permite cambiar entre música original del juego y la música reorquestada en cualquier momento. Por último hay que destacar que el juego cuenta con voces en inglés y japonés (la versión original solo contaba con voces en inglés) y textos en español.

La imagen puede contener: texto

Duración

Sin duda estamos ante uno de los apartados más destacados del juego. Final Fantasy XII: The Zodiac Age es un juego bastante largo, como es habitual en la mayoría de RPG, por lo que para completarlo tardaremos aproximadamente unas 50 horas.

No obstante, se puede alargar fácilmente mucho más. Como siempre todo dependerá de lo que nos paremos a explorar, subir de nivel o de si nos encallamos en algún punto de la aventura. Además también contamos con el Modo Desafío, misiones secundarias, caza de Escorias, jefes opcionales, etc. Por lo que los jugadores que quieran completar todo su contenido tienen muchas más horas de entretenimiento por delante.

La imagen puede contener: noche

Curiosidades

  • Final Fantasy XII: The Zodiac Age ha vendido más de 6 millones de unidades en todo el mundo.
  • El creador del juego, Yasumi Matsuno, reconoció la influencia del cine en su obra, y en concreto la trilogía original de Star Wars.

Conclusión

Final Fantasy XII: The Zodiac Age es una buena remasterización que mejora todos los aspectos de la versión original con un lavado de cara y nuevas mecánicas que le sientan de maravilla. A pesar de verse menos nítido en modo protátil y problemas puntuales con la cámara, sin duda estamos ante un juego excelente que ningún fan del género debería perderse.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age está disponible en formato físico y digital, a través de la eShop de Switch, desde el 30 de abril a un precio de 49,99€. Si optáis por comprarlo en formato digital, deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 12,6 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sus novedades jugables.
  • A nivel audiovisual la remasterización le ha sentado muy bien.
  • Sus diferentes posibilidades estratégicas.
  • Su modo desafío.
  • Gran cantidad de contenido.
Flojea en:
  • En modo portátil se ve menos definido.
  • El control de la cámara puede darnos algún problema en momentos puntuales.

Comentarios: