Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Cara o Cruz #93: ¿Debería Nintendo comprar nuevos estudios para producciones internas?

Cara o Cruz #93: ¿Debería Nintendo comprar nuevos estudios para producciones internas?

artículo,
PorRubén  - 
Ver comentarios

Si algo se le ha achacado siempre a Nintendo es la ausencia de nuevas IP’s potentes en las que depositar la jugabilidad tan excepcional a la que nos tienen acostumbrados. Si bien es cierto que siempre ponen la innovación por delante, en el aspecto del personaje no suelen arriesgar y apuestan por un valor seguro: la marca que les hizo famosos.

Hay desarrolladoras como Platinium Games que han apostado fuerte por Nintendo en los últimos años. El juego más destacado de la anterior generación fue Bayonetta 2, pero mientras esperamos esa ansiada tercera entrega, Astral Chain està a la vuelta de la esquina con un lanzamiento previsto en agosto de este mismo año y del que se esperan nuevos detalles en el E3. Esta desarrolladora ya ha demostrado lo bien que ha trabajado siempre con ellos, por lo que algunos se plantearían la posibilidad de que la comprase Nintendo para atraer todo su talento.

Microsoft ya hizo lo mismo anunciándolo en el anterior E3 prometiendo una gran cantidad de exclusivas a golpe de talonario, por lo que la comunidad se ha planteado si esto pudiera pasar también con Nintendo y algunas desarrolladoras third-party o, incluso, indies. Recordemos que estos últimos son el principal reclamo de la consola híbrida y ver a Team Cherry, Playtonic Games o Chucklefish Games en las filas de Nintendo con un presupuesto mucho mayor podría ser uno de los grandes deseos de los fans.

Aunque por otro lado, también están los que creen que Nintendo debería centrarse en dar variedad a los equipos de desarrollo, ofreciéndoles más libertad creativa al crear nuevos personajes y mecánicas y apostar firmemente por las que ya tiene. De hecho, estas mismas ya han demostrado más de una vez el potencial que tienen, así que centrarse en ellas aumentando el número de trabajadores y su calidad de vida podría favorecer al buen desarrollo de videojuegos.

La moneda ha empezado a girar… ¿Debería Nintendo comprar nuevos estudios para producciones internas?

Nintendo debe confiar a sus personajes olvidados

Por Joel

Recuerdo que una de las primeras promesas que escuchamos de Nintendo Switch fue aquella en la que “Todas nuestras franquicias estarán ahí” frase de Reggie allá por el 2017, a pocos días del lanzamiento de Switch.

Si bien, es cierto, la frase más parece la del típico marketing, esta vez, Nintendo si debería ponerse en serio en el afán de recuperar sus sagas antiguas, muchas solicitadas por largo tiempo, pero es imposible que sean capaces por si solos de lograr sacar tanta cantidad de juegos en tan poco tiempo con tan pocos estudios.

Recientemente, hemos visto el regreso de Samus por todo lo alto en un juego sobresaliente, Metroid: Samus Returns de la mano del estudio español MercurySteam con quien Nintendo podría trabajar muy bien, Monster Games que hasta hace poco trabajaba de manera exclusiva para Nintendo, y rescató de una manera muy notable la saga Excite Truck, Xenoblade Chronicles 3D, es su último trabajo para Nintendo, según se puede ver en su web. Podrían haber muchos ejemplos más de estudios indies que podrían llevar a cabo grandes videojuegos como Yatch Club, que ha expresado su interés de trabajar con Nintendo o Shin’en que ha demostrado el talento para poder desarrollar un nuevo F-Zero.

Es por eso que Nintendo debería cerrar contratos de exclusividad con muchas desarrolladoras talentosas, capaces de poder llevar a cabo la producción de un videojuego de manera sobresaliente, y sobre todo, con un aire ajeno a Nintendo que puede llevar a cabo parte de la renovación en sagas que lo necesitan.

No arriesguemos el oro

Por Daniel Diaz

Año 1983, Nintendo lanza en Japón su primera videoconsola de sobremesa, ese año será para muchos analistas conocido como el año de «la crisis de los vídeojuegos» aunque la compañía nipona no tendrá ninguna culpa en ello.

Estamos en un contexto, con Atari dominando el mercado con su 2600, con videojuegos de fácil producción y copia y a la vez con multitud de consolas de similares características y juegos clónicos de muy baja calidad, el consumidor ha perdido la confianza en un producto, del que por otro lado apenas tiene información.

Entonces, Nintendo Entertainment System llega al mercado, incorpora un sistema antipirateo en sus juegos y además estos incluyen un sello calidad con el le aseguran al posible comprador que eso que se va a comprar ha sido revisado y cumple con los estándares de calidad de la compañía. La consola es todo un éxito y podríamos decir que salva al mundo del videojuego.

Año 2019, un usuario de Nintendo Switch navega en la eshop de su consola, en la se puede encontrar cientos de juegos de una calidad, al menos, discutible. 

Pero tampoco hace falta irse a los orígenes de Nintendo para corroborar que cuando controlan sus producciones y cuidan sus propias sagas les ha funcionado. Los juegos más vendidos en su actual consola son sagas propias y con una calidad altísima, debemos irnos hasta el puesto 14 para encontrar una producción externa como Minecraft.

Hablamos, de al menos 4 vídeojuegos con más de 10 millones de unidades vendidas, que con las 34 millones de consolas que Nintendo ha puesto en el mercado nos dice que uno de cada tres personas tiene estos juegos.

Es cierto que en la eshop podemos encontrar auténticas joyas de una calidad altísima, pero Nintendo debe reformar está tienda sino quiere que sea un bazar en el que es difícil que algo destaque a simple vista. En definitiva, deben de seguir apostando por producciones internas de una calidad extraordinaria y conseguir destacar más los «Nindies» de producción externa como un nuevo sello de calidad, sino quieren que el consumidor empiece a perder la confianza en sus productos.

¡Vota según tu criterio!

Resultados Cara o Cruz #92:

Comentarios: