Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Xenon Racer
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Xenon Racer

Uno de los géneros que tradicionalmente ha estado más ausente en las plataformas de Nintendo es sin duda el de los juegos de carreras. Si bien es cierto que la gran N cuenta con buenas sagas como F-Zero o la exitosa saga Mario Kart, sin duda no es suficiente para calmar las ansias de todos aquellos jugadores que buscan algo más.

En los últimos años hemos recibido muy buenas propuestas en Switch como Fast RMX, otras bastante aceptables como las dos entregas de Gear.Club Unlimited y otras más desenfadadas como Cars 3: Hacia la Victoria, Beach Buggy Racing o All-Star Fruit Racing.

Pues bien, este mes de marzo nos llega un nuevo título de este género a la consola híbrida llamado Xenon Racer. Se trata de un juego arcade de carreras con vehículos futuristas impulsados por electricidad y gas xenón que nos permiten alcanzar velocidades vertiginosas. Está desarrollado por el estudio indie 3DClouds y distribuido por Soedesco.

¿Estáis preparados para acelerar al máximo y convertiros en el Xenon Racer definitivo?

Argumento

En 2029, la World Prototype League (WPL) anunció a todos los fabricantes que en 2031 sería el año que comenzaría el primer campeonato de levitación magnética. En el año 2030, los fabricantes más famosos de todos los rincones del planeta organizaron un campeonato no oficial para desarrollar las tecnologías de las carreras del futuro. Su objetivo era probar el nuevo sistema de recuperación de energía ERS y la inteligencia artificial para cambiar la configuración dinámica de los vehículos. Así que preparaos para poneros al volante y controlar vuestra adrenalina mientras derrapáis por las calles de diferentes ciudades de todo el mundo.

La imagen puede contener: una o varias personas

Jugabilidad

Xenon Racer es un juego arcade de carreras en el que deberemos intentar quedar el primero compitiendo contra otros siete pilotos. Para poder conseguirlo deberemos dominar su principal mecánica: el derrape. Al derrapar iremos rellenando una barra llamada ERS, la cual nos permitirá realizar turbos para así poder aumentar nuestra velocidad por tiempo limitado. Saber usar estratégicamente esta barra puede marcar la diferencia entre ganar o perder una carrera. Podemos seleccionar tres niveles de dificultad: fácil, normal y difícil.

Podemos derrapar de dos maneras: en las esquinas usando el freno de mano o jugando con el acelerador. Al derrapar, el sistema ERS recarga la energía y le otorga al coche potencia adicional. Las baterías auxiliares del sistema ERS (que aparecen en la parte derecha inferior de la pantalla) pueden recargarse acumulando energía cinética mientras derrapamos o pasando por los puntos de recarga colocados a lo largo de las pistas. Al pasar por estos puntos se recargará más rápido que derrapando, por lo que siempre es recomendable intentar pasar por ellos.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que nuestro vehículo puede dañarse durante las carreras. Un icono qeu aaprece en el lado inferior izquierdo de la pantalla indica el porcentaje de daño acumulado en el vehículo. Cuando el vehículo está 100% dañado, se regenera y se reposiciona automáticamente en el medio de la pista. Por lo tanto no bastará solo con ir a toda velocidad, sino que también deberemos intentar tener un buen control de vehículo para intentar chocarnos lo menos posible (ya sea contra los muros de las pistas u otros rivales) y evitar así daños. Por suerte el juego presenta un buen control accesible para todo el mundo. No obstante, este aspecto queda un poco lastrado ya que la IA de los rivales es muy irregular. En algunas carreras podemos ir perfectamente sobrados yendo primeros durante la mayor parte de la misma y de repente aparecer varios vehículos y dejarte en las últimas posiciones, mientras que en otras parece casi imposible alcanzarles por muy bien que pilotes. También pasa al revés, es decir, que puedes ir muy mal en algunas carreras y posteriormente por arte de magia alcanzarlos (como si reducieran su velocidad expresamente), algo que evidentemente no debería suceder.

La imagen puede contener: exterior

Modos de juego

  • Xenon Racing Championship: En este modo nuestro objetivo principal será ganar el torneo mundial de prototipos XRC. Para conseguirlo deberemos superar una serie de grandes premios formados por entre uno y tres circuitos de forma lineal.
  • Carrera rápida: Deberemos elegir un coche, una pista y empezar la carrera.
  • Pantalla dividida: Aquí podremos jugar con un amigo a pantalla partida (en horizontal) de forma local.
  • Online: En este modo podremos participar en competiciones y campeonatos en línea y desafiar a competidores de todo el mundo. Podemos unirnos a una sala de espera o crear la nuestra y ver la tablas de clasificación. Por desgracia, a pesar de que he intentado jugar online en diferentes momentos del día me ha sido difícil encontrar a gente (posiblemente porque también es un título muy reciente).  No obstante las pocas partidas que he podido disputar he visto que el online iba fluido, si no hay 8 jugadores disponibles la CPU los añade y curiosamente he comprobado que los jugadores no pueden chocarse contra otros.
  • Modo ventaja: Este modo está formado por diversos apartados: Contrarreloj (deberemos intentar completar los circuitos en el menor tiempo posible), Punto de control (tendremos que llegar a los puntos de control dentro de un tiempo determinado), Eliminación (cada cierto tiempo el último piloto queda eliminado), Modo libre (aquí podremos practicar todo lo que queramos en diferentes pistas) y Tutorial (donde nos explicarán los controles básicos del juego y los derrapes).

Otros apartados

  • Garaje: En este apartado podremos escoger el vehículo y cambiar diferentes parámetros del mismo: color del coche, rueda, montura, alerón (frontal, central y trasero), ventanas y ERS.
  • Ajustes: Aquí podemos configurar diversos parámetros del juego (controles, audio, corrección de gamma, activar o desactivar la vibración HD, idioma y la dificultad).
  • Extra: Aquí podremos ver los vehículos y ubicaciones desbloqueables y la intro del juego.
  • Créditos: Donde podemos ver los créditos del juego.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Hay que destacar que jugar en todos los modos de juego ayuda a desbloquear tanto el contenido adicional como los accesorios de personalización del vehículo. Contamos con multitud de ellos, por lo que la personalización es un aspecto muy interesante a tener en cuenta.

En cuanto a sus pistas, correremos en diferentes circuitos de las siguientes localizaciones: Boston, Dubái, Miami, Shanghái, Tokio, Canadá y la costa azul francesa. Uno de los aspectos más negativos del juego es que presenta tiempos de carga demasiado largos, pudiendo durar entre medio minuto o casi uno entero según las circunstancias. En un juego de este tipo donde estamos entrando y saliendo continuamente de las carreras esto es inadmisible y puede llegar a desesperar a más de uno.

Finalmente hay que destacar que Xenon Racer, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

La imagen puede contener: pantalla

Gráficos y sonido

A nivel gráfico Xenon Racer es un título que no es ningún portento técnico. Hay que tener en cuenta que es un título indie, pero aún así su apartado gráfico es bastante simple y no es excusa ya que hay propuestas indie soberbias como el anteriormente citado Fast RMX.

Para desarrollarlo han usado Unreal Engine y en lo que más destaca es en el modelado de los vehículos que está a buen nivel, pero más allá de eso los diferentes circuitos; aunque detallados, son bastante discretos, presentando texturas bastante simples y un popping más que evidente. Y no es algo que solo afecte a nivel visual, sino que también afecta a la jugabilidad ya que el hecho de ir apareciendo edificios, árboles y señales de repente cada dos por tres en muchas pistas despista bastante y hace que nos podamos chocar fácilmente perdiendo la noción del trazado. También hay que destacar que contamos con la posibilidad de jugar con cinco vistas diferentes, concretamente tres interiores y dos exteriores. También podemos jugar a los circuitos con diferentes condiciones de pista: soleado, de noche, al atardecer o nublado. Otro aspecto destacado es el modo foto, el cual nos permite sacar capturas modificando todo tipo de parámetros (saturación, contraste, etc.) No está mal, pero tampoco es nada del otro mundo y queda más bien como algo anecdótico.

La imagen puede contener: cielo y exterior

Por otro lado, este título en Switch corre a 30 fps no estables (en las demás plataformas corre a 60 fps con pequeñas caídas). Eso sí que resulta sin duda más molesto, ya que hoy en día cualquier juego de carreras debería alcanzar los 60 fps, ya que la sensación de velocidad se resiente de forma notable.

En cuanto a su apartado sonoro, destaca por buenas melodías que casan muy bien con el juego, aunque están lejos de ser memorables. Los efectos de sonido cumplen su cometido sin grandes alardes. Finalmente hay que destacar que este título cuenta con voces en inglés y los siguientes idiomas: japonés, inglés, francés, alemán, italiano, coreano, neerlandés, portugués, ruso, chino y español.

La imagen puede contener: exterior

Duración

Establecer una duración concreta en un juego arcade de carreras es bastante complicado. Hay que tener en cuenta que además de todo su contenido desbloqueable y sus modos de juego, que ya de por sí nos darán decenas de horas de entretenimiento, también cuenta con un modo online, por lo que si sois jugadores competitivos que os gusta jugar en línea a este tipo de títulos su vida útil podría decirse que es incalculable (siempre y cuando encontremos gente con la que jugar, claro).

La imagen puede contener: texto

Conclusión

Xenon Racer está lejos de ser el juego de carreras que todos esperábamos. Hasta cierto punto es entretenido, pero por desgracia a nivel técnico deja mucho que desear con un nivel gráfico muy simple, abundante popping, una IA irregular y unos tiempos de carga excesivos que lo condenan al ostracismo.

Es una auténtica pena que un título tan mal optimizado llegue a una consola y encima a un precio (al menos en formato digital) que es excesivamente alto para lo que ofrece. Como siempre seréis vosotros quien deberá decidir si merece la pena darle o no una oportunidad.

Xenon Racer está disponible desde 26 de marzo en formato físico y digital, a través de la eShop de Nintendo Switch, a un precio de 59,99€. Si optáis por la segunda opción, necesitaréis un espacio libre de 5,9 GB en vuestra consola o tarjeta microSD para poder descargarlo.

[Análisis] Xenon Racer

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Las múltiples posibilidades de personalización de los vehículos.
  • Sus diferentes modos de juego.
  • Gran cantidad de contenido desbloqueable.
  • Buen control.
Flojea en:
  • A nivel gráfico es muy simple y presenta demasiado popping en los escenarios.
  • Que solo vaya a 30 fps y no sean estables.
  • La IA de los rivales es muy irregular.
  • Tiempos de carga excesivamente largos.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies