Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Yoshi’s Crafted World

[Análisis] Yoshi’s Crafted World

análisis,
PorAlberto Millán  - 
Ver comentarios

Tras un pequeño avance en forma de impresiones finales, ahora os traemos tal y como os prometimos el análisis completo de Yoshi’s Crafted World, sin duda uno de los juegos más esperados del momento por los fans de juegos de plataformas y en especial por los fans de los juegos de Super Mario y Yoshi.

Tras probar la versión final del juego durante largas horas, ahora ya podemos entrar más en detalle sobre lo que nos ofrece esta nueva aventura de nuestro dinosaurio favorito en Nintendo Switch. Como sabéis, el juego se presentó hace ya años realmente y desde el momento en el que lo vimos por primera vez nos llamó la atención por su estilo.

Sin embargo, en este análisis toca preguntarnos si esta en principio adorable apariencia guarda algo más detrás de ella y podremos disfrutar de un juego realmente elaborado para la consola híbrida de Nintendo. Este interrogante es precisamente el que se intentará resolver en este análisis, profundizando en todos y cada uno de los apartados del juego para que no os quede ni la más mínima duda, tanto si habéis probado la demo disponible en la eShop como si no. Sin más dilación, ¡comencemos con el análisis!

Yoshi's Crafted World

El sol de los deseos está en peligro

Seguramente muchos de vosotros ya conoceréis la historia del juego, pero no podemos comenzar un análisis sin tenerla en mente. A pesar de que Nintendo compartió hace ya algún tiempo el tráiler de la historia del juego, donde podemos ver la escena introductoria, vamos a recordar una vez más en qué consiste la trama de esta nueva entrega.

Un grupo de adorables Yoshis de colores están en lo alto de la montaña más alta de la Isla de Yoshi, donde se encuentra el sol de los deseos. Este es un sol muy especial, pues llena toda la zona de luz y energía. Mientras los Yoshis están contemplando el sol, Bebé Bowser se acerca hasta la cima acompañado de Kamek. Tienen un plan malvado en mente: robar el sol de los deseos y hacerse con su poder.

Sin embargo, los Yoshis no se lo van a poner nada fácil: cuando Kamek intenta sustraerlo con sus poderes mágicos, los Yoshis hacen piña para retener el sol en el suelo. Finalmente ninguno de los dos bandos logra hacerse con el sol y lo que sucede es que todo sale despedido por los aires. Los Yoshis, Bebé Bowser, Kamek y el propio sol aterrizan en un bosque después de que las gemas que daban poder al sol salieran despedidas y se desperdigaran por varias zonas del reino.

Ahí termina la escena introductoria que Nintendo mostró en tráiler. Lo que sucede a continuación es algo que seguramente os esperéis: se presenta nuestra tarea en el juego, que consistirá en buscar y encontrar las gemas desperdigadas superando diferentes niveles en varios mundos para recogerlas todas y llevarlas de una en una a donde estaba el sol. Otro objetivo que también debemos tener en mente son Bebé Bowser y Kamek, que nos seguirán de cerca e interacturán con los niveles que recorremos para hacernos la vida un poco más difícil.

El juego cuenta con más escenas aparte de la primera que podéis ver en el tráiler. Cada ciertos niveles, nuestro Yoshi protagonista se verá las caras con Bebé Bowser y Kamek, manteniendo algunos diálogos algo cortos pero igualmente interesantes. De esta manera, podemos decir que la historia se convierte en un elemento interesante del juego que nos anima a seguir avanzando por los niveles con el objetivo de descubrir más sobre la trama y recoger todas las gemas para devolvérselas al sol.

Aunque no ocupa un papel demasiado destacado, la historia del juego es realmente divertida y sobre todo adorable, ya que nos permite ver de cerca cómo están hechos los personajes y los entornos. Los diálogos y la actitud adorable de Yoshi harán que las escenas del juego sean oro puro que enamorará a los fans de la saga. A lo largo de la trama, nos encontraremos con otros personajes como Cartúñez, que ocupa un papel muy destacado en esta aventura ya que serán los que nos permitan avanzar a lo largo de la misma.

Peligro: Incluye altas dosis de adorabilidad

Lo cierto es que Cartúñez se convierte en un personaje destacado porque dará mucho juego en el título. En primer lugar, serán los que nos encontremos cada vez que queramos acceder a un nuevo mundo. Para que nos dejen pasar, debemos darles Flores sonrientes para que mejore su ánimo y así se pongan a construir el mundo al que queremos acceder. Por este motivo, debemos tener siempre presente que las Flores sonrientes son un elemento clave para poder seguir avanzando.

Estas se encuentran repartidas en los diferentes niveles. En este juego llama la atención que su número ha incrementado bastante, pudiendo encontrar muchas de ellas en cada nivel. Y es que las fases que ofrece el juego son realmente largas y entretenidas: superar un nivel nos puede llevar de media unos 5-7 minutos perfectamente, y eso sin mencionar los infinitos elementos coleccionables que encontramos en los niveles.

En cada fase nos requerirán la friolera de cuatro requisitos para completarla al 100%: conseguir todas las Flores sonrientes, que suelen estar bastante escondidas o aparecer como recompensas de algunas interacciones, conseguir X número de monedas normales, conseguir superar el nivel con el máximo de corazones (20) y conseguir todas las monedas rojas, que están ocultas en el entorno como monedas normales o como recompensas por derrotar enemigos.

Conseguir estos cuatro requisitos es una tarea que realmente necesita de vista aguda y largas horas de juego y por lo tanto diversión en forma de rejugabilidad. Decimos diversión porque el hecho de repetir un mismo nivel es realmente entretenido, incluso si acabas de jugarlo. Cada fase guarda un montón de secretos y las mecánicas y enemigos que encontraremos en cada una de ellas son prácticamente diferentes en cada nivel. Cada uno cuenta con su propia temática, sus propias mecánicas y sus propios enemigos, por lo que es imposible que alguna fase nos resulte repetitiva.

El cuidado con el que se han creado los niveles es algo que también salta a la vista por el lujo de detalles con el que cuentan las estructuras del juego. Todas ellas están hechas con materiales reales como cartón, tela, plástico y muchos más. Yoshi en sí está hecho de terciopelo y encaja perfectamente con cualquier temática en los niveles. Sin duda este es uno de los mejores aspectos del juego, ya que incluso llega a romper con lo visto anteriormente en otras entregas incluyendo elementos en 3D del entorno con los que podremos interaccionar disparándoles huevos. A esta acción también debemos añadirle las clásicas de Yoshi: andar, saltar, salto bomba, revolotear, comer enemigos, etc.

La visión en 3D que ofrece el juego es perfecta. Tanto es así que una de las principales novedades que ofrece Yoshi’s Crafted World es la posibilidad de jugar las fases desde el punto de vista del reverso tras haberlas superado una vez. Esto significa que podemos volver a jugar la misma fase solo que viéndola desde el lado opuesto y con otro objetivo en mente: encontrar a unos traviesos mini-Poochys que se han escondido por la fase y llegar a la meta con todos ellos para que nos den Flores sonrientes como recompensas.

Por el camino yo me entretengo

Otra de las características de este juego es que este nos tienta a entretenernos por el camino. Ya sea porque queremos repetir un nivel que acabamos de jugar porque nos hemos dejado alguno de los elementos coleccionables, porque queremos jugar el reverso del mismo nivel o porque nos topamos con otros elementos como los que mencionamos a continuación.

En primer lugar tenemos a Cartúñez, quien, además de pedirnos Flores sonrientes para acceder al mundo, nos dará Flores sonrientes a cambio de que le encontremos algunas manualidades que le gustan. Estas pueden ser un cangrejo hecho con un cubo, un pez hecho con un plato, una adorable oveja o cualquier otra cosa. Nos pide que la encontremos y si vamos al nivel donde nos indican que se encuentran y le lanzamos un huevo a esa manualidad, Cartúñez nos dará a cambio Flores sonrientes.

Esta es una mecánica realmente divertida, ya que nos anima no solo a repetir un mismo nivel sino a fijarnos en el maravilloso decorado con el que cuentan las fases de Yoshi’s Crafted World. Y ya os lo avanzamos: encontrar las manualidades que piden no será siempre tarea fácil. En algunas ocasiones nos pedirá cosas que saltan a la vista, pero en otras deberemos agudizar nuestro nivel de percepción para dar con ellas. Sin duda un desafío divertido que alarga la duración del juego más allá de su historia.

Además de Cartúñez, otro elemento hará que también nos entretengamos por el camino: el atuendo con el que queremos vestir a nuestro Yoshi. Como probablemente ya sabréis, este juego nos permite incorporar a nuestro protagonista un divertido atuendo que puede estar hecho de cartón, papel, plástico u otros materiales. La pregunta que surge ahora es: ¿de dónde sacamos todos estos atuendos?

Pues muy fácil: en cada mundo hay una máquina de bolas que funciona con las monedas que vamos recogiendo en cada nivel. En los diferentes mundos del juego, nos pedirán una cantidad determinada de monedas para activar la máquina y que nos salga una bola. De ella podremos obtener uno de estos atuendos, que cuentan con diferentes niveles de rareza. La utilidad de estos trajes es que nos protegen de los enemigos un número determinado de veces; cuanto más raros sean, más veces nos protegen.

También hay otra vía para conseguir estos trajes: la compatibilidad del juego con amiibo. Como sabéis, este título es compatible con estas figuras: al escanearlas, se nos desbloqueará el traje del amiibo correspondiente que hayamos escaneado. De esta manera, nos aparecerá en la pantalla de selección de atuendo y podremos ponérnoslo cuando queramos. Tenéis la lista de amiibo compatibles con Yoshi’s Crafted World en este enlace. Esta función de los trajes es realmente interesante, aunque acabaremos usando los trajes que más nos gustan en vez los que son más raros / más útiles para evitar que los enemigos nos dañen.

Técnicamente adorable

Pasemos ahora al apartado más técnico del juego, donde nos centraremos en los gráficos, el sonido, los controles, la duración y la dificultad del juego. Comencemos por el primero de estos aspectos: el apartado gráfico. Tal y como os informamos en su día, el juego ha sido creado con Unreal Engine 4, algo poco común entre los títulos propios de Nintendo. Tal vez por eso el juego no destaque en lo que respecta a su desempeño técnico y gráfico.

Como algunos de vosotros recordaréis, la resolución del juego se encuentra entre 576p y 675p cuando el juego está en el dock, aunque cae hasta los 396p y 495p cuando está en el modo portátil. Esto es algo que, como habréis podido comprobar si habéis probado la demo, se nota especialmente cuando no estamos jugando en la televisión. El juego no siempre muestra imágenes nítidas en la pantalla, con algunas deficiencias gráficas notables que en ocasiones hace que no podamos percibir lo maravillosos que son los escenarios. Este es sin duda uno de los puntos más negativos del juego y prácticamente el que más nota le resta al juego.

Ahora bien: ¿afecta esto realmente a cómo podemos disfrutar de Yoshi’s Crafted World? Si eres un jugador al que le gustan los buenos gráficos, te recomendamos jugarlo en la televisión, ya que se ve mucho mejor. Sin embargo, jugarlo en modo portátil tampoco es un suplicio ni mucho menos. Sí que es verdad que hay momentos en los que la imagen se ve algo borrosa o la calidad gráfica deja algo que desear, pero esto no interrumpe en ningún momento la jugabilidad del título y podemos confirmaros que la experiencia en modo portátil es positiva haciendo balance de todo lo que nos ofrece el juego.

En relación al apartado sonoro, podemos decir que este es bastante bueno, pero no sobresaliente. Esto se debe a que, si bien las melodías que incluye el juego son bastante divertidas y se adaptan perfectamente a la temática del título, el repertorio que ofrece podría ser algo mayor. Esto es algo que extraña teniendo en cuenta que Nintendo suele deleitarnos con bandas sonoras muy amplias. Sin embargo, en este juego vemos que muchos temas se repiten en niveles que tienen incluso temáticas bastante diferentes.

Algo que sí es realmente positivo en el juego son sus controles, que son muy intuitivos. Tal vez el que nos llame un poco la atención es el de lanzar huevos, aunque pronto cogeremos la práctica para apuntar y atinar a lo que queremos golpear. Los controles se asemejan a otros juegos de plataformas de Nintendo, por lo que no tendremos problema en dominarlos casi en el acto. Además, el juego es compatible con la pantalla táctil de Nintendo Switch, algo que podemos aprovechar en los menús.

En cuanto a la duración, podemos decir que esta es realmente buena. La historia principal del juego es larga y entretenida al tiempo que motivadora gracias a la trama que ofrece, los personajes y por supuesto lo adorable que es Yoshi. También debemos añadirle los elementos que os comentábamos antes: los requisitos y objetos coleccionables, los desafíos de Cartúñez, conseguir todos los atuendos, etc. Finalmente, en relación a la dificultad, cabe destacar que cuenta con un modo relajado que da alas a Yoshi para hacer la aventura más fácil, mientras que el modo de dificultad normal cuenta con una curva de dificultad no muy pronunciada. Aunque no es difícil superar los niveles, encontrar todo lo que pide el juego sí supone un verdadero desafío, ideal para los que les gusta la exploración. También cabe destacar que se puede facilitar la aventura sumando a la partida un segundo jugador cuando queramos para cooperar en las fases en el modo multijugador.

Conclusión

En conclusión podemos decir que, ya juegues solo o acompañado por otro amigo en el multijugador cooperativo, Yoshi’s Crafted World es un juego realmente divertido que enamorará a los fans de los títulos de plataformas y por supuesto a los fans de Yoshi. Lo adorable que se muestra el personaje en el juego es algo que realmente llama la atención, así como el detalle con el que se han diseñado todos los entornos que nos podemos encontrar y la rejugabilidad que ofrece. Esta amplía considerablemente el número de horas que podemos echar a Yoshi’s Crafted World.

Como os mencionábamos antes, el aspecto más negativo del juego sería su apartado gráfico y sonoro, que deja algo que desear teniendo en cuenta a lo que Nintendo nos tiene acostumbrados. Sin embargo, estas deficiencias técnicas no logran empañar el resto de aspectos positivos que ofrece el juego, que hacen que la balanza se incline hacia el lado que hace que lo recomendemos a todos los jugadores que busquen una entretenida aventura protagonizada por su dinosaurio preferido.

Recordad que Yoshi’s Crafted World se estrena este mismo viernes, 29 de marzo de 2019, en la eShop de Nintendo Switch y también en formato físico a un precio recomendado de 59,99€. El juego ocupa un total de 5692,72 MB si lo descargamos digitalmente en nuestra consola, es compatible con el mando Pro de Switch, con los controles táctiles de la plataforma y está perfectamente traducido al español. Si no podéis esperar, tenéis disponible una demo gratuita en la eShop.

[Análisis] Yoshi’s Crafted World

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Gran diseño de niveles.
  • Jugabilidad muy entretenida y muy rejugable.
  • Historia y modo multijugador positivos.
Flojea en:
  • Apartado técnico, especialmente en el modo portátil.
  • Banda sonora mejorable.

Comentarios: