Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Walking Dead: The Final Season
PorSheik  - 
Ver comentarios

[Análisis] The Walking Dead: The Final Season

The Walking Dead: The Final Season no sólo cierra la saga de aventuras gráficas más aclamada de los últimos años, también supone el broche final para la empresa que más potenciaba este género, haciéndolo suyo creando series interactivas en estilo cel shading.

Al ser éste un juego episódico, el primer capítulo de la historia fue lanzado el pasado mes de agosto, y el segundo en septiembre, pero sus posteriores episodios se han ido postergando puesto que el desarrollo de este título ha sido bastante tortuoso, con Skybound Games tomando el relevo de Telltale Games a mitad del recorrido para poder sacarlo adelante, en un momento en que todo parecía perdido.

Afortunadamente para los jugadores que han estado sufriendo entre tantos cliffhangers, The Walking Dead por fin tiene un desenlace, ¿estará a la altura de las circunstancias?

Orígenes

En la introducción he mencionado el relevante factor de que The Final Season sea la última temporada de una longeva saga de videojuegos. (Si quieres saber cuáles son las entregas previas y qué puedes esperar de ellas, pásate por este artículo). Ten en cuenta que puedes encontrar la primera temporada completa en la eShop de Switch, y que sería bastante recomendable iniciarse con esa aventura.

Sin embargo, ¡que no te abrume el no haber catado los títulos anteriores! Nada más empezar la partida puedes elegir si quieres recuperar las decisiones que hubieras tomado en esos juegos para que tu historia continúe. Pero, si no cuentas con esa posibilidad, tendrás acceso a una narración interactiva en formato cómic que te situará en los momentos cruciales de esas temporadas para que elijas tu camino.

Temporada final

¡Por primera vez parece que habéis encontrado un hogar en el que prosperar, donde estar a salvo y dejar de huir! El esquema popularizado por El señor de las moscas no carece de atractivo: un grupo de chavales desorientados que necesitan aliarse y comandarse para sobrevivir en territorio hostil. A ello súmale un apocalipsis zombie y tienes el cóctel perfecto.

Nos encontramos ante una película interactiva, por ello se agradece la cuidada estética visual y su buen doblaje, con subtítulos incluidos. Aparte de poder elegir jugar en su idioma original también se puede seleccionar el español latino tanto para las voces como para los textos.

Por el mundo se esconden algunos coleccionables y, acompañando a la narrativa, encontramos varias escenas de acción contra zombies que nos ofrecen unos quick time events dinámicos y vistosos. Lástima que no sea compatible con los controles táctiles en modo portátil, ya que este apartado sí se trabajó correctamente en las versiones previas lanzadas en PS Vita. En su defecto, cuenta con una vibración HD demasiado escandalosa. Para no dejar de sumarle problemas, vamos a añadirle unos tiempos de carga que se alargan en exceso.

Decisiones

¿Realmente la vida te da esa libertad que crees tener?, ¿o igualmente tu existencia se basa en pequeñas alteraciones de un mismo camino? Ciertamente el juego lo hace todo más fácil: te ofrece sus tres opciones cerradas y además te dice si tus intervenciones han herido o alegrado a la otra persona, si tus acciones tendrán consecuencias; te pone durante unos segundos al borde del abismo, pero tienes por escrito la seguridad de tus respuestas prefijadas para descubrir al instante si tus actos desencadenan el resultado que esperabas… y, si no, siempre puedes cerrar el programa y volver a cargar partida para enmendar tu error.

Como viene siendo habitual en los juegos de Telltale, al avanzar en la trama puedes visualizar las decisiones a contrarreloj que han tomado el resto de jugadores ante ciertos dilemas y compararlas con las tuyas propias. Además, por si quedaban dudas, para poder acceder a esa información no se requiere de una suscripción al servicio Nintendo Switch Online. Sí, esto banaliza las decisiones, se arraiga profundamente a la cultura moderna de compartir nuestras más mínimas acciones con el resto del mundo a través de las redes sociales, espiar lo que han hecho otros. Aunque con ello también se te permite reflexionar sobre tus actos para así cambiarlos y unirte a la mayoría o bien alejarte y ser diferente.

Madurez

A pesar de que tus decisiones no tengan un peso demasiado significativo, sí que se reflejan en el mundo juego y te hacen sentir profundamente inmersa en su historia. La evolución de los personajes se va desarrollando poco a poco dentro del título, pero es aún más interesante juzgar toda la saga en conjunto y ver cómo ha madurado Clementine desde la primera entrega donde era una niña indefensa a la que tuvo que socorrer un adulto pero que conocía el mundo antes de que amaneciera la desgracia, hasta haber llegado al punto de intercambiar esos roles siendo ahora ella la que cuida de un pequeño ajeno a la esperanza de poder recuperar los felices tiempos pasados, ya que a ellos sólo tiene acceso a través de retazos de las historias que le son contadas por los mayores y al desenterrar de la sangre restos de aquella civilización anterior. Deliberadamente se ha querido remarcar este ciclo desde la misma portada del juego, y es, en definitiva, todo un acierto:

A Clem no sólo la has visto crecer, has crecido con ella a lo largo de estos años, se ha curtido en este apocalipsis zombie hasta convertirse una mujer que incluso puede llegar a tener intereses románticos… The Final Season lo hace muy bien sabiendo dónde poner el foco, y todos los juegos deberían aspirar a tratar de este modo las relaciones: ¿qué es más importante?, ¿qué te vayan las tías o que te pueda matar un muerto viviente en cualquier momento? La respuesta se hace evidente. Aunque ponernos a hablar de cómo las compañías crean protagonistas potencialmente bisexuales para satisfacer a todos los usuarios daría para otro artículo entero. Aprovecho para crear hype: dejamos esto para otra ocasión.

Epílogo

Al último capítulo le cuesta acabar, se centra en la acción más que los anteriores, tropieza al intentar innovar con el gameplay, juega al equívoco y… se alarga. A cada fundido en que piensas que aparecerán los créditos, cambia la escena y vuelve a introducirte en un juego que se resiste a tener un final. A todos parece dolerles despedirse de esta entrega, haciéndote aferrarte a los mandos durante unos minutos más… y es que nos encontramos ante una historia que pudo haber sido infinita, pasando el testigo de generación en generación de supervivientes, pero que irremediablemente concluye aquí.

Llegados a este punto elegiré la opción de […] y dejaré que todo siga su curso.

Los cuatro episodios de The Walking Dead: The Final Season ya están disponibles en la eShop de Nintendo Switch. El peso total del título es de 8,8 GB. El juego completo también se puede adquirir en formato físico.

Comentarios