Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Final Fantasy IX

[Análisis] Final Fantasy IX

análisis,
PorSharky  - 
Ver comentarios

Final Fantasy IX, desarrollado por Square-Enix, es un mítico juego de rol por turnos, lanzado originalmente en Japón en el año 2000. El final del primer Nintendo Direct de 2019 fue la fecha de la salida oficial de este juego en Nintendo Switch, el 14 de febrero de 2019.

Han pasado casi 2 décadas desde la salida de este Final Fantasy, pero nos encontramos con un título que destila frescura y originalidad en todos sus apartados. Tanto los veteranos como los que nunca han podido disfrutar esta saga, encontrareis la ocasión perfecta de jugar a un fantástico RPG de la vieja escuela, que podréis disfrutar en el modo televisor y, por primera vez, en el modo portátil de vuestra Nintendo Switch.

Historia

Empezamos con el primer apartado sublime de Final Fantasy IX, su historia. Nuestra historia comienza con la compañía de teatro Tántalus, el cual acude a Alexandria a secuestrar a la princesa Garnet. Para sorpresa de todos, Garnet ya tenía intención de fugarse y, tras unos sucesos, acaban junto con Vivi y Steiner, perdidos en lo que será una gran aventura.

En esta aventura, los personajes irán conociendo cosas de sí mismos que desconocían. Es así como se descubre una trama secreta entre dos mundos, sombras y la vida misma. La evolución de los personajes, así como los secretos de estos integrantes, y los próximos que están por venir, hacen que nos interesemos cada vez más por ellos.

Sin entrar en demasiados detalles, la historia presentada es dinámica, fresca y atractiva; con giros argumentales fascinantes. Tendremos momentos de lo más cómicos, sobre todo con Quina, otros muy adorables con Vivi y, otros terribles y emocionantes, que serán acompañados de luchas en pos de salvar la humanidad.

Jugabilidad

Final Fantasy IX hace las delicias de un buen RPG en su jugabilidad. Lo primero que nos resultara fácilmente reconocible es el clásico sistema de profesiones que tiene cada personaje, seguido de batallas por turnos de tiempo activo, aprenderemos habilidades gracias a los objetos que nos equipemos e invocaciones espectaculares y, como no podía faltar, tendremos un gran número de minijuegos, ya sea situacionales o el juego de cartas propio del juego.

Las profesiones serán señas identitarias y únicas de cada personaje, ya sean temporales o fijos en el equipo como Yitán, el ladrón con el que intentaremos robar a todo aquel que se nos cruce en el camino, Vivi, el pequeño y adorable mago negro, Steiner, el caballero de la guardia real con un corazón que no le cabe en el pecho, pero que es algo bobo, Garnet, nuestra princesa rebelde, que será nuestra primera maga blanca, Quina, nuestra cocinera especial y además maga azul, Freija, la caballera dragoniana antropomórfica que busca a su amor perdido, Eiko, nuestra pequeña invocadora a la cual siempre le acompaña Mogu y, por último, tenemos a Amarant, el monje guerrero enigmático y misterioso.

Nuestra experiencia, así como el ensayo y error, hará que creemos el grupo adecuado para cada momento o para el resto del juego. El equilibrio es fundamental, así como buscar las combinaciones más propicias a nuestra manera de combatir. Hay quienes siempre tienen a Yitán y a Vivi en el equipo y otros que nunca han usado a Amarant. Mientras que consigamos una estrategia eficaz, tendremos mil y un momento de satisfacción en cada batalla.

En las batallas nos encontramos ante un juego por turnos con el sistema ATB, del inglés Active Time Battle, en el que, a diferencia de lo que ocurre en los clásicos Final Fantasy, cada personaje tendrá una barra indicadora, que, al cargarse, nos permitirá usar una acción, pero siempre teniendo en cuenta que durante el tiempo que tardemos en elegir dicha acción, la barra enemiga también transcurre, aunque en opciones podremos hacer que el tiempo se detenga en la toma de decisiones.

En combate podremos atacar, defendernos, usar objetos, cambiar de posición en la línea y usar habilidades. Dichas habilidades podremos dividirlas en diferentes grupos: las propias de cada profesión, como robar de Yitán, y las que aprenderán según el objeto que equipemos al personaje. Por ejemplo, con Manilla cuero, Vivi podrá aprender Hielo, sin embargo, con ese mismo objeto, Yitán puede aprender Matabestias. Una vez aprendidas, el personaje las recordará para siempre. Estos objetos se podrán encontrar en el mapeado mediante cofres o creándolos mediante la fusión, pero el método más atractivo de conseguirlos es robarlos directamente de nuestro enemigo gracias a Yitán o a algún otro personaje temporal.

En el equipo podremos llegar a tener dos invocadoras, Daga y Eiko, cada una con un tipo de invocación centrada en unos espíritus muy concretos. Estas invocaciones podremos conseguirlas mediante piedras especiales o derrotando a enemigos concretos. Las invocaciones funcionan como un ataque de lo más impresionante, aunque una vez terminado, el espectáculo terminará y seguirá la lucha.

Para terminar las batallas, además, tendremos, con algunos personajes, combos muy específicos como la combinación Vive y Steiner, la cual permite a Steiner usar ataques mágicos encantando su arma. También Quina, la cual tiene un ataque que aumenta según el número de ranas que encontremos o Freija que, del mismo modo, aumentará su ataque “ira del dragón” según el número de dragones que hayamos eliminado.

En definitiva, estamos ante un sistema de combate por turnos de tiempo activo sensacional, con 4 luchadores activos al mismo tiempo, atractivos efectos visuales en los ataques, habilidades y, sobre todo, en las invocaciones.

En opciones, las posibilidades existentes son muy llamativas como, por ejemplo:

  • Cambiar el sistema ATB a uno pausado, un toque genial para los que les guste la vieja escuela más estratégica y quieran pensar con más tiempo.
  • Tener una cámara fija u omitir la escena de cada batalla para acelerar el ritmo de los combates
  • Y si lo que queremos es disfrutar de la historia, tendremos a disposición el modo ultra, el cual nos permite obtener de pronto todos los guiles (dinero) al máximo, al igual que los niveles y las habilidades.
  • Además, al pausar el juego, podremos activar o desactivar las batallas aleatorias, ultravelocidad, máximo daño o poner los indicadores al máximo.

Todas estas opciones están simplemente disponibles, usarlas o no solo depende de cómo cada jugador quiere vivir la experiencia en Final Fantasy IX.

Seguimos mencionando los minijuegos. Encontraremos muchos de ellos repartidos por el juego, nada más empezar tendremos que superar unos cuantos de ellos, como saltar a la comba con Vivi o pulsar los botones correctamente en un combate teatral, entre muchos otros. Cada uno de estos minijuegos nos proporcionará diferentes recompensas en función de cómo lo realicemos, los cuales recomendamos hacer en la medida de los posible.

Terminamos con el juego de cartas de Final Fantasy IX. Es un juego coleccionable de cartas que ganaremos mediante minijuegos o luchando contra otros contrincantes. El sistema es bastante particular y tardaremos bastante en entenderlo, aunque desde el principio nos ofrecen un pequeño tutorial. Es algo secundario en este título, pero si queremos conseguir el 100%, tendremos que salir victoriosos de 100 batallas para ganar el título de As del Tetra Master.

No tenemos ninguna queja en la jugabilidad de Final Fantasy IX. Absolutamente todo se sigue sintiendo fresco y adictivo, aunque hayan pasado casi 2 décadas desde su salida oficial. Por desgracia, no podemos decir lo mismo en su siguiente apartado el cual afecta indirectamente a la jugabilidad del título en algunas ocasiones, las cuales vamos a comentar a continuación.

Gráficos

No esperéis un remake o remaster de Final Fantasy IX edición Nintendo Switch. Lo cierto es que este juego viene del port de PC, el cual viene del port de dispositivos móviles Android e iOS. Dicho de otro modo, estamos ante un título el cual no ha sufrido apenas modificación respecto al juego original, y por lo tanto mantiene los mismos problemas.

Las únicas mejoras y novedades en este título son: el modo ultrarrápido, sin batallas aleatorias, función de guardado automático y personajes en alta definición. Teóricamente las escenas también han sido modificadas para verse en alta definición, pero la verdad es que apenas notamos la diferencia más allá del escalado y, aun así, es escaso.

Este nulo trato en el apartado gráfico ha producido que el juego baje considerablemente los fps en el mundo exterior, lo que notaremos y molestará bastante a la hora de jugar, aunque se quede en una simple molestia más que en un impedimento. Las batallas cargarán muy lentamente la primera vez que iniciemos una zona o el juego, aunque podrán ser más ligeras si omitimos la introducción de las batallas anteriormente mencionada, pero los 15 fps en ciertos momentos del combate nos los comeremos con patatas.

Sin duda el aspecto más negativo ha sido el trato nulo en los escenarios, los cuales mantienen el aspecto original plano a una resolución muy baja que, al aumentar, tanto en modo portátil como en como televisor, todos se verán notablemente borrosos. En algunos escenarios incluso nos costará diferenciar que es lo que realmente estamos viendo.

Lo único positivo de todo esto es que el juego luce más atractivo en el modo portátil de Nintendo Switch, ya que, al ser una pantalla más pequeña, el desfase en la resolución de los escenarios no será tan descarado como en una pantalla grande.

Generalmente, hemos disfrutado del título de principio a fin, pero no podemos olvidar el mal trago que algunos escenarios nos ha dado, así como la lentitud de algunas zonas abiertas, o la entrada a batallas, la cual puede tardar como 10 o 15 segundos si no omitimos las escenas de batalla de inicio o la velocidad en la propia batalla a la hora de actuar nuestro personaje.

Sonido

Otro apartado inmejorable en Final Fantasy IX. Nobuo Uematsu es el maestro indiscutible de las bandas sonoras de los videojuegos. No hay momento en este título en el cual no nos acompañe una melodía que nos meterá en situación completamente. Sublime, espectacular, y más de una vez se nos podrá el pelo como escarcha.

Aunque, como mencionamos anteriormente, el título viene con los mismos fallos que su versión original, en concreto la de Android e iOS. Por desgracia, el juego se quedará sin música si estamos parados mucho rato en algunos sitios o se escucharán ciertas melodías cuando no tendrían que sonar. Es cuanto menos curioso y deplorable el mínimo esfuerzo que Square Enix ha invertido en este título y, aun así, salvo en estos momentos puntuales, disfrutaremos como niños de esta magnífica Banda Sonora.

Curiosidades

Final Fantasy IX presenta una cantidad descomunal de contenido de otros juegos de la saga. Es por ello que podremos ver referencias de lo más interesantes si nos fijamos bien como, por ejemplo:

  • Barcos voladores, vistos en Final Fantasy III
  • El traje de Garnet al escapar del castillo es el típico de maga blanca de los Final Fantasy I y III
  • Eiko y Garnet tienen una relación, así como la búsqueda de templos, sacada prácticamente de Final Fantasy V
  • Numerosos guiños con nombres y personajes de otros juegos como Hilda de Final Fantasy II
  • Como analista, esta es la primera vez que he podido jugar a este título y sin duda, se ha hecho un hueco entre los mejores que he jugado.

Existen muchas más curiosidades de este tipo, aunque se pueden considerar un spoiler en sí. Es agradable darse cuenta uno mismo de estos detalles, los cuales podrán sacarte más de una sonrisa si conoces o has jugado a los anteriores títulos.

Conclusión

Final Fantasy IX es un juego muy recomendado para todos los amantes de los juegos de rol. Ya seas de nueva o vieja escuela, es un título indispensable de jugar al menos una vez en la vida. Con una historia, jugabilidad y banda sonora excelente, estamos ante unas de 50 horas de juego mínimo salvo que activemos el modo turbo o nos atasquemos en algún punto.

Vamos a reír, llorar, emocionarnos y, sobre todo, disfrutar con Final Fantasy IX, aun con su parte negativa y el nulo trabajo por la compañía al traer este título a Nintendo Switch, estaremos enganchados de principio a fin. Sin olvidar de que está completamente traducido al castellano.

Podéis adquirir este juego en la eShop de vuestra Nintendo Switch a un precio de 20,99€ con un peso de 5311,04 MB, además de conseguir 105 Puntos de oro en My Nintendo.

[Análisis] Final Fantasy IX

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Excelente historia.
  • Jugabilidad fresca aun con el paso del tiempo.
  • Una banda sonora inigualable.
  • Muchas horas de diversión asegurada.
  • Uno de los mejores RPG de la historia.
Flojea en:
  • Un port de un port.
  • Ningún esfuerzo invertido en el título.
  • Cargas lentas.
  • 15 fps en batallas tras 10 o 15 segundos de espera.
  • La mala o nula optimización afecta a la jugabilidad.
  • No se han molestado en arreglar ningún bug o problema que ya se encontraba en el primer port, como el que afecta al sonido.

Comentarios: