Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Avances > Avances Switch > Switch
[Impresiones] Trials Rising

[Impresiones] Trials Rising

avance,
PorUndecimer  - 
Ver comentarios

Hace un par de semanas ya desde que Ubisoft realizó una prueba guiada del nuevo Trials Rising en un evento de puerta cerrada dedicado a una pequeña porción de la prensa española. En él pudimos conocer y echarle un vistazo a muchos aspectos clave del nuevo Trials, entre los que están la jugabilidad, el multijugador, la creación de niveles y el modo carrera, inédito en la serie.

Lo que más destaca de la nueva entrega del juego de motos en 3D desarrollado por RedLynx es el nivel de acabado a lo largo de todo el juego. Según palabras de los responsables del juego, se ha querido volver a las bases de Trials a la vez que realizaban el juego más ambicioso de la saga. El resultado son modos y menús más que correctos, diseño de escenarios con montones de detalles y efectos gráficos, y una cantidad obscena de opciones de juego y personalización.

Aquí os dejamos los apartados del título que más nos han llamado la atención en este primer vistazo:

El modo carrera

El protagonista en Trials Rising es sin duda el modo carrera. Todas las pruebas se presentan a partir de una vista del mapa del mundo en el que al principio tendremos disponible la «Universidad Trials» donde los nuevos aprenderán las mecánicas del juego.

Cada tutorial tiene su propio vídeo de explicación narrado

Durante toda la campaña iremos desbloqueando circuitos y campeonatos de forma lineal a la vez que eventos denominados «contratos» se hacen disponibles sobre los circuitos ya superados añadiendo retos mayores a cada uno.

Todos los circuitos incluidos en el juego están ambientados en algún lugar del mundo. Aquí podemos ver algunos ya desbloqueados

En general la curva de dificultad está muy bien pensada. Los circuitos van proponiendo trazados cada vez más complicados, y aunque los primeros circuitos son muy asequibles también castigan algunos de nuestros fallos para que se nos haga evidente lo que tenemos que mejorar… y para que veamos a nuestro personaje saltar por los aires, básicamente.

Físicas del muñeco de trapo.

También tuvimos la oportunidad de probar algunos circuitos de dificultad elevada, en los que el reto aumenta exponencialmente y se nos exigen técnicas avanzadas, como bunnyhoping.

En niveles avanzados se nos proponen todo tipo de locuras. Para completar el basado en el Everest deberemos realizar este salto aterrizando en la plataforma superior después de realizar un mortal hacia atrás.

Entre las pistas incluidas que dominar, las creadas por la comunidad que podemos descargar en la «Central de pistas», y las que llegarán en forma de expansiones (DLC) para el juego, este Trials no se va a quedar corto de contenido.

Algunas de las pistas se basan en mecánicas nuevas bastante divertidas, como usar plataformas que nos propulsan en esta fase con temática de festival.

La personalización y la tienda

Cada prueba que completemos hará que ganemos monedas y vayamos subiendo de nivel para desbloquear nuevas motos y elementos visuales para personalizar nuestros personajes.

La cantidad de opciones es abrumadora; Todo es personalizable: las partes de cada moto, sus materiales y colores (también del casco), la ropa, voz y apariencia de nuestro personaje e incluso tenemos la opción de colocar vinilos a cada pieza de la moto o nuestra ropa para mayor personalización (hasta 200 por cada uno) de forma completamente libre.

Además de los desbloqueos también se pueden comprar elementos y sus personalizaciones de otros jugadores con la moneda que acumularemos al completar pruebas. La primera vez que compremos una prenda que no tengamos se nos cargará su precio completo, y las consecutivas personalizaciones para la misma se ofrecerán por un precio muy inferior.

De compras

También existe una moneda comprable con dinero real necesaria para conseguir algunos elementos de personalización, pero también se puede conseguir superando ciertos eventos. Las personalizaciones de otros jugadores costarán unas pocas monedas normales si ya hemos comprado la pieza base.

Algunos elementos disponibles en la tienda

Los modos multijugador

Algo que sienta como un guante a la versión de Nintendo Switch es el multijugador local competitivo para 4 jugadores. También hay una moto especial para jugar de forma cooperativa denominada «moto tándem», que se puede conducir con dos personas controlándola simultaneamente.

No vemos forma de que esto salga mal.

Además también se incluyen opciones de torneo y un modo local con apuestas de lo más banales (apostarse quien saca el perro, por ejemplo) para que retemos a nuestros familiares o amigos.

El juego, como en Trials Fusion, también cuenta con un trabajado modo online con modos competitivos y clasificaciones. El matchmaking del juego empareja a hasta 8 jugadores en sesiones de 3 rondas.

Los circuitos se deciden mediante votación.

Al final podremos ver un resumen junto a las animaciones de victoria o derrota de cada jugador. Otro elemento de personalización llegado de otros juegos que destaca en el online son las poses predeterminadas para nuestro personaje, que se verán entre cada ronda.

Básicamente, taunts -o burlas- para la pantalla de carga.

El juego no incluye crossplay entre plataformas en el multijugador simultaneo, pero sí para los fantasmas y clasificaciones. Esto es gracias a que la jugabilidad es la misma entre versiones, incluyendo la versión de Nintendo Switch, cuyo motor procesa la información a la misma velocidad que el resto de versiones (60 Hz) aunque se visualice a 30 imágenes por segundo.

La versión de Nintendo Switch

Aunque pudimos probar una versión en desarrollo, no se nos permitió capturar imágenes de la misma. En un primer vistazo, la versión preliminar del juego funcionando en Nintendo Switch ya se movía de forma estable a 30 fps, dandose únicamente alguna pérdida de rendimiento en el primer par de segundos de las pistas, si es que se llegaban a dar.

Ubisoft nos confirmó que todo el contenido de las demás versiones estará también en Nintendo Switch, y por lo que probamos, se trata sin duda de un juego completamente optimizado para la híbrida.

La resolución, a falta de saber datos exactos, parecía bastante elevada en modo portátil y con un filtrado de texturas aceptable, como pude apreciar en un suelo de rejilla que se extendía sobre el suelo de un escenario.

Hablando en general y teniendo la edición de PS4 Pro al lado, el modo portátil de Switch resulta más que competente. Podéis estar seguros de que en cuanto Ubisoft comparta imágenes de Trials Rising para Nintendo Switch las publicaremos en Nintenderos.

La jugabilidad

Las anteriores entregas de Trials destacaban por la buena ejecución de su concepto base, claramente inspirado en Excite Bike. Por lo que pudimos probar el buen acabado del nuevo Trials Rising se extiende hasta la jugabilidad, mucho más profunda de lo que aparenta.

El movimiento de todo está gobernado por el mismo motor de físicas, la interacción se siente muy coherente, con cada elemento teniendo su propio peso y otorgando buena sensación de velocidad con el movimiento. El buen seguimiento de la cámara y buena respuesta de los controles juego permiten tener un control total que nos hace darnos cuenta automáticamente de por qué hemos cometido un fallo.

Subir esa rampa sin la velocidad suficiente no fue una buena idea.

En Trials la jugabilidad es siempre en dos dimensiones y solo tenemos que acelerar, frenar y controlar el peso de nuestro personaje hacia delante o detrás con el stick o la cruceta. Resulta muy intuitivo y dependiendo de la moto que elijamos, por su velocidad y peso entre otros, la sensación cambia considerablemente. Incluso existe una bicicleta (que destaca por su bajo peso) con la que es más fácil ejecutar técnicas complejas y podemos intentar superar las distintas pistas.

Con la moto bicicleta «Helium» se puede escalar cualquier cosa.

El editor de pistas

Con todo el contenido de Trials Rising y anteriores entregas de Trials disponible desde el principio (no hay desbloqueables), la opción de crear nuestras pistas y compartirlas vuelve en Trials Rising. Destacamos estas características de lo que pudimos probar en la presentación:

  • Distintos entornos base y personalización del mismo mediante la colocación de objetos a distintas profundidades
  • Control total (en 3D) sobre el trazado de nuestra pista
  • Personalización de cada objeto: su tamaño, textura, color…
  • Variaciones de objetos, como un mismo tipo de rampa, pero con mayor o menor inclinación
  • Personalización total de la iluminación y características climáticas del escenario
  • Posibilidad de asignar propiedades a objetos y controlar sus reacciones a lo largo de la partida
  • Se puede controlar el ángulo de la cámara y su movimiento a lo largo del circuito

Al terminar nuestra obra de arte, tendremos que poder completarla jugando de forma normal y al final sacarle una foto para crear un poster antes de subirla a la Central de pistas, donde el resto de jugadores podrán encontrarla y votar bajo su criterio. También podremos controlar las motos permitidas y el tiempo necesario para obtener 3 distintas clasificaciones (oro, plata, bronce).

Según Ubisoft, en este modo se usan las mismas herramientas con las que los desarrolladores confeccionaron las pistas incluidas con el juego. Se le han hecho cambios a la interfaz para ser más asequible y en un primer vistazo la información que se muestra en cada momento es la justa y no lleva a confusión.

La realidad es que con la cantidad de elementos que se nos permite controlar es un privilegio tener un editor así en un mando de consola. Tiene el potencial para amasar toda una comunidad alrededor de este modo que de como fruto pistas increibles.

Un primer vistazo extensivo

Tuvimos tiempo de sobra para probar una versión de Trials Rising que ya estaba casi terminada, y aunque las sensaciones fueron globalmente positivas en este acercamiento al nuevo Trials, ciertos detalles hicieron que arqueara una ceja. Por ejemplo, el tremendo parecido entre el inventario de personalización y la tienda del juego, hacía que muchas veces dudase en si cierta opción estaba disponible en una u otra sección.

El motor de creación de escenarios, increíblemente potente, también tiene ciertos elementos que entorpecen la fluidez, en especial los controles de manejo de la cámara, esenciales para colocar elementos en el escenario. Otro punto negativo es que la interfaz carece de explicaciones o pistas visuales sobre lo que cambian muchos parámetros.

Como decíamos, el acabado del juego pinta excelente, digno de un juego AAA, y solo existen pequeñas inconveniencias entre los montones de opciones que tenemos disponibles en el juego.

La mayoría de los modos y opciones se ejecutan de forma perfecta y me puedo arriesgar a decir que Trials Rising puntuará alto en sus análisis. No hace falta ser un amante de las motos de cross para disfrutarlo, es divertido por méritos propios.

¡Nos vemos pronto en el vídeo de las impresiones, nintenderos!

Comentarios: