Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Road Redemption

[Análisis] Road Redemption

análisis,
PorSergio García  - 
Ver comentarios

Road Redemption es un videojuego de carreras y combate vehicular desarrollado por Pixel Dash y EQ Games. Este título, que es el sucesor de la saga Road Dash, salió para PC en octubre de 2017.

En noviembre de 2018 llegó la versión para consolas y fue lanzado en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Será esta última la versión que analizaremos. ¿Estáis preparados para llevar a cabo carreras repletas de acción?

No vale solo con acelerar

Road Redemption es más que un simple juego de carreras, y es que no se trata solo de acelerar para quedar primero, sino que podemos hacer uso de diferentes armas para librarnos de nuestros competidores.

Lo interesante de esto es que, como en la saga Road Dash, las carreras tienen lugar en carreteras reales y no en circuitos cerrados. Esto hace que nos encontremos con otros vehículos, así como con la policía, y no solo con los rivales.

Entre el armamento disponible, se pueden encontrar armas cuerpo a cuerpo, como machetes o tuberías, armas de fuego, como metralletas, o explosivos, como dinamita. En función del enemigo al que tengamos que hacer frente, será más recomendable que empleemos una u otra. Así, si lo que queremos es quitarle el caso a uno de nuestros rivales, lo mejor será que utilicemos la tubería, pero si lo que nos interesa es acabar con un gran número de enemigos, entonces lo más recomendable es emplear uno de nuestros explosivos, que harán que todos ellos salten por los aires.

Además, también podemos agarrar a nuestros rivales e incluso darles patadas. Todo vale con tal de acabar con ellos y que nos dejen vía libre para ganar la carrera.

Hay que saber manejarse bien

La forma en la que manejamos nuestra moto y hacemos uso de todos estos ataques es sencilla:

  • Joystick L: movimiento.
  • Joystick R: cámara. La cámara permanece fija en todo momento, pero si llevamos equipada un arma de fuego, aparecerá una mirilla que nos indicará dónde irán las balas si disparamos.
  • Botón Zr: acelerar. Si lo pulsamos dos veces, emplearemos el nitro.
  • Botón R: agarrar a un motorista. Si llevamos equipada un arma de fuego, este botón servirá para disparar.
  • Botón Zl: frenar. Es esencial que lo pulsemos si no queremos salirnos en las curvas.
  • Botón L: mirar atrás.
  • Botón Y: ataque izquierdo. Golpearemos al rival que esté a nuestra izquierda con el arma que llevemos equipada.
  • Botón X: ataque derecho. Golpearemos al rival que esté a nuestra derecha con el arma que llevemos equipada.
  • Botón A: patada. Nos servirá para sacar de la carretera a nuestros enemigos.
  • Cruceta: escoger arma. Dispondremos de cuatro armas diferentes, cada una asignada a una de las direcciones. En función del botón que pulsemos, seleccionaremos una u otra.

Puede parecer un título sencillo, pero lo cierto es que, durante el dinamismo de las carreras, nos daremos cuenta de que no resulta tan fácil manejarnos como en un principio pensábamos.

Por otro lado, Road Redemption presenta varios modos de juego que, a buen seguro, harán que le dediquemos bastantes horas:

  • Campaña: Es el modo historia del juego. Está dividido en tres zonas y tendremos que superar diversos niveles cuyos mapas se generan de manera aleatoria.
  • Carrera libre: Carrera normal para uno o dos jugadores en modo local. Nuestro objetivo es quedar primero y, para ello, podemos servirnos de todas las armas que ya os hemos mencionado.
  • Modo online: En esta modalidad, podemos competir con jugadores de todo el mundo. Os hablaremos de ella más adelante.

Vamos a dedicarle ahora unas líneas al Modo Campaña, ya que es el que más peculiaridades presenta.

Una historia sobre ruedas

La campaña comienza cuando un asesino enmascarado mata al líder del cártel Ironsignt Weapons. Como venganza, el cártel entregará 15 millones de dólares a aquel que les entregue al asesino, vivo o muerto. Todas las bandas de moteros deciden salir a la carretera a atrapar al enmascarado y, como no podría ser de otra forma, tu banda también va a por él.

Al comienzo del modo historia, nosotros escogeremos al motero que vamos a manejar y la moto que llevaremos y, junto con nuestra banda, tenemos que ser los primeros en atrapar al asesino. Para cumplir nuestro objetivo, tendremos que superar una serie de misiones y enfrentarnos a tres bandas diferentes. Para ello, iremos recorriendo un mapa dividido en tres zonas, una por banda.

Las misiones a las que tendremos que hacer frente son de diversos tipos. Irán desde las clásicas carreras, en las que tendremos que quedar como mínimo en tercer puesto para obtener la recompensa, hasta misiones de eliminación, donde tendremos que acabar con un número determinado de enemigos, pasando por carreras contrarreloj, en las que tendremos que cruzar la línea de meta antes de que se acabe el tiempo, o carreras de supervivencia, donde tendremos que llegar al final sin que acaben con nosotros.

El último nivel de cada banda nos enfrentará al líder de ese grupo. Se trata de algo así como una pelea contra un “jefe”, y tendremos que matar a nuestro enemigo antes de que cruce la meta.

Si cumplimos el objetivo de cada nivel, obtendremos experiencia y una cantidad de dinero, que variará en función de los motoristas que hayamos matado durante la carrera. Si fallamos, perderemos un porcentaje de nuestra vitalidad. Perdemos el modo Campaña si nuestra vitalidad llega a cero, es decir, si morimos. Si ocurre esto, tendremos que volver a empezar.

Lo interesante es que, tras cada una de las misiones, podremos usar el dinero obtenido para comprar mejoras y recuperar vitalidad y nitro. De esta forma, haremos que la siguiente misión sea más sencilla. Eso sí, estas mejoras solo estarán disponibles durante ese intento del modo campaña y nunca en los siguientes.

Dicho de otra forma, si compramos con el dinero obtenido una nueva arma, la tendremos durante todas las misiones que realicemos durante ese intento en el modo campaña. Si nos matan y volvemos a empezar, ya no tendremos ese arma en nuestro arsenal.

Algo diferente ocurre con las habilidades. Cuando nos matan, podemos utilizar la experiencia obtenida para adquirir nuevas habilidades, las cuales no desaparecen cuando comenzamos una nueva campaña.

Ahora bien, es importante aprovechar bien el dinero y la experiencia que hayamos obtenido y no reservar demasiado, pues cada vez que volvamos a empezar una nueva campaña, perderemos todo el dinero y la experiencia que no hayamos gastado en nuestro intento anterior. Esto hace que aumenten nuestras participaciones en la campaña si queremos desbloquear todas las habilidades.

Por otro lado, la curva de dificultad en este modo es adecuada y va en aumento, haciendo que las últimas misiones resulten bastante complicadas. Esto, sin lugar a dudas, es positivo, pues aunque la campaña no es excesivamente larga, hará que tengamos que intentarlo más de una vez si queremos superarla.

Aunque la dificultad es adecuada, no lo es tanto el argumento. Si bien es cierto que, al tratarse de un juego de carreras, la campaña no es lo más importante, sí que es un aliciente. En este caso, la historia es algo simple y plana. 

Elenco con sorpresas

Uno de los aspectos más divertidos de Road Redemption son los personajes y las motos que podemos manejar. Al principio, solo tendremos disponible tres motos y dos pilotos, pero a medida que vayamos desbloqueando mejoras en el modo campaña iremos ampliando el número.

Cada personaje y vehículo contará con sus propios puntos fuertes y debilidades. Así, podremos encontrar una moto que acelere más pero cuyo manejo sea peor, o una más equilibrada, que no destaque por su velocidad punta pero que, a la larga, resulte buena.

En el caso de los motoristas, algunos de ellos contarán con un porcentaje mayor o menor de vitalidad, además de hacer que la dificultad aumente o que el nitro de nuestra moto dure más.

Como aspecto interesante, nos gustaría hacer mención especial a un piloto que, a buen seguro, os gustará ver entre el roster. No os diremos de quién se trata para no desvelaros ningún detalle, pero sí os adelantamos que se trata de un personaje famoso por su pala. ¿Sabéis quién es?

Multijugador agridulce

Al tratarse de un juego de carreras, cualquiera podría pensar que el multijugador es el modo en el que más se disfruta, pero lo cierto es que en ese sentido nos hemos llevado una sensación agridulce.

Y es que, por un lado, tenemos el multiugador local, que es bastante divertido y que nos permite jugar a cualquier modo acompañados de un amigo. Además del modo campaña, del que ya os hemos hablado, también podemos pasar un buen rato jugando a las carreras libres.

Al principio solo podremos correr en dos circuitos, pero a medida que vayamos obteniendo medallas de bronce en las carreras, es decir, a medida que vayamos quedando como mínimo terceros, iremos desbloqueando más.

Hasta aquí todo es perfecto; el problema viene cuando hablamos del multijugador online. Y es que, como suele pasar con muchos títulos que no son First Party, los servidores de Road Redemption están prácticamente desiertos, por lo que casi no encontraremos con quien jugar.

El modo online presenta carreras por equipos en las que tenemos que conseguir tres puntos para ganar. La forma de conseguirlos, como no podría ser de otra manera, es quedando en primera posición en las carreras. No es que el modo online no esté bien planteado o no sea divertido, pues de hecho lo es, sino que no hay demasiados jugadores jugando.

Si hubiese más gente, estaríamos hablando de un modo de juego muy interesante y al que a buen seguro le hubiésemos dedicado más horas.

Grandes detalles que hacen más grandes las carreras

Gráficamente hablando, no hay gran diferencia entre el modo portátil y el modo sobremesa. Aunque el manejo es igual en ambos modos, resulta mucho más cómodo jugarlo en modo sobremesa y con el mando Pro; si podéis jugarlo así, nosotros os lo recomendamos.

Mención aparte merece la banda sonora, que es bastante buena y se adapta a la perfección al dinamismo de las carreras.

Conclusiones

Estamos ante un título de carreras repleto de acción y dinamismo. Presenta un modo campaña, algo simple argumentalmente hablando, con una dificultad adecuada y unas carreras entretenidas, así como un modo de carrera libre muy bueno.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es el multijugador, aunque solo podremos disfrutar del multijugador local ya que no hay casi nadie que lo juegue online. Si tienes la oportunidad de jugarlo con amigos, es muy divertido. Si lo juegas solo, aunque es entretenido, puede acabar cansando.

Si queréis haceros con Road Redemption, puede ser vuestro en la eShop por 19,99€. Necesitaréis aproximadamente 2,9 GB libres en la memoria para poder instalarlo.

[Análisis] Road Redemption

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Presenta unas carreras divertidas.
  • Tiene una gran variedad de armamento.
Flojea en:
  • La dificultad en algunas carreras puede resultar frustrante.
  • Modo campaña algo flojo.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar