Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Fairy Fencer F: Advent Dark Force

[Análisis] Fairy Fencer F: Advent Dark Force

análisis,
PorCarlos ☆  - 
Ver comentarios

El catálogo de Nintendo Switch no deja de expandirse a un ritmo vertiginoso con todo tipo de lanzamientos de todos los géneros presentes en el mercado. En esta ocasión os traemos el análisis de Fairy Fencer F: Advent Dark Force, título que salió en su día para PC y PS3 y que ahora llega a la híbrida en forma de versión mejorada (la cual también salió con anterioridad en PS4) con nuevas rutas, unos gráficos algo más pulidos y leves mejoras en el resto de sus apartados. A quienes no os suene de mucho, el juego ha sido desarrollado por Compile Heart e Idea Factory, conocidos por ser los padres de la prácticamente omnipresente franquicia de Hyperdimension Neptunia y distribuido en Europa por Ghostlight (conocidos por ser los distribuidores de la franquicia Agarest).

Chico conoce chica

La historia de Fairy Fencer F: Advent Dark Force nos sitúa en un mundo donde ciertas deidades libraron una batalla que hizo que estas fueran encerradas, quedando sus armas desperdigadas por el mundo. Nuestro protagonista (llamado Fang), un chico sencillo que solo piensa en comer y dormir, se verá envuelto en un entuerto cuando una de esas armas (concretamente, una espada) responda a su llamada saliendo de ella una loli amnésica que le dirá que ha de reunir 100 “hadas” para poder resucitar a su deidad y conseguir salvar el mundo. Estos acontecimientos llevarán al protagonista a vivir multitud de aventuras y a conocer a un elenco variadísimo de personajes que le harán cuestionarse el sentido de su aventura, llegando en ocasiones a tomar decisiones que afectarán su relación con los mismos así como la forma en la que se desenvolverá la historia.

Una jugabilidad algo caótica

Una de las mayores debilidades del título que nos ocupa es que intenta abarcar muchas mecánicas diferentes y con ello consigue quedarse a medias a la hora de desarrollar muchas de ellas. Para empezar, podemos considerar al juego como un híbrido entre novela visual (tiene muchísimo texto en inglés al que tendremos que hacer frente sumado a la clásica toma de decisiones que nos hará cambiar de ruta en la historia) y JRPG (con mecánicas de colección de cartas y de combate, de la cual hablaremos a continuación).

El sistema de combate que emplea el título está basado en una estrcutura por turnos pero con la posibilidad de movernos por el campo de batalla para decidir a quién asestar los golpes. En cada turno podemos elegir entre hacer un ataque normal, usar una habilidad, usar un objeto o esperar y perder el turno en favor de ganar más poder en el siguiente. También será muy importante acumular furia, la cual nos permitirá desencadenar una forma especial en la que nuestras estadísticas serán momentáneamente más altas. Por otra parte, en cada batalla podrán participar hasta seis miembros de nuestro equipo, pudiendo usar a cada uno de ellos para conseguir derrotar a los enemigos.

Además, otra cosa interesante a destacar es la habilidad de personalizar nuestras armas fusionándolas con hadas (en forma de cartas coleccionables durante la aventura), haciendo así que tengan una diversidad de atributos que aportará un factor estratégico adicional a los enfrentamientos.

Los combates descritos tendrán lugar en mazmorras, que pueden ir de prisiones a bosques entre otros tantos biomas, todos ellos con puzzles (que a decir verdad no están muy inspirados) y enemigos que vuelven a aparecer cuando cambiamos de zona, algo que será ideal para poder subir de nivel más fácilmente.

Por último, otro punto a destacar es que podremos elegir entre cinco niveles de dificultad, los cuales modificarán la fuerza de nuestros adversarios así como los objetos que estos nos darán al ser derrotados.

Varios genios reunidos

A la hora de juzgar los gráficos del juego tenemos que tener en cuenta que nos encontramos con un título que fue pensado para la generación anterior, algo que se nota a pesar de la presencia de leves mejoras generales. Por lo que si bien es cierto que el apartado visual no exprimirá al máximo las características de la híbrida, tampoco resultará feo ni un factor que lastre la experiencia, sino más bien al contrario, ya que cuenta con unos modelados más que decentes cuya calidad nos recuerda a los de otros títulos JRPG de mayor calibre que han salido con anterioridad en la consola como podrían ser Ys VIII: Lacrimosa of Dana o Shining Resonance: Refrain.

Sin embargo, lo realmente destacable son las ilustraciones, las cuales no han envejecido ni un poco y han sido tratadas con bastante mimo, algo natural al haber sido ideadas por la famosa diseñadora Tsunako (la cual está a cargo de la serie de Hyperdimension Neptunia). También es de destacar la participación en el juego de Yoshitaka Amano, mítico ilustrador conocido sobretodo por sus participaciones en la relevante franquicia de Final Fantasy, considerada la máxima expresión del género.

En cuanto a la banda sonora (en la que ha participado el destacadísimo Nobuo Uematsu junto a su grupo), aunque no sea especialmente destacable, hace más llevadera la experiencia, con el detalle de las canciones que suenan cuando entramos en la forma Fairize, las cuales son temas cantados que estarán presentes durante las batallas en las que desencadenemos dicha mecánica y que dotarán de gran emoción a los enfrentamientos.

Por último, el trabajo de doblaje tampoco es nada despreciable, puesto que tanto en japonés como en inglés (el juego viene con voces en ambos idiomas) todos los actores y actrices logran transmitir los sentimientos de sus respectivos personajes de forma notable, algo que elogiar dada la elevada extensión del título, algo característico del género al que pertenece el título que nos concierne.

Conclusión

El título que hoy hemos tratado es la prueba viviente de que, aunque varios genios se junten, no tienen por qué hacer una obra maestra, ya que Fairy Fencer F: Advent Dark Force es un juego entretenido, lleno de horas de diversión y muy en la línea del estudio del que proviene, sin embargo, su historia genérica y sus problemas de rendimiento que se hacen notar durante las mazmorras, las cuales son algo sosas y repetitivas, hacen de lastre a un título que, si bien no será el mejor JRPG que jugarás en la consola, tampoco será un dolor jugarlo gracias a sus bellas ilustraciones, el carisma de sus personajes y su banda sonora más que decente. En resumen, es un juego bonito en forma pero algo carente en fondo, pero aún así, si sabes a lo que vienes, seguro que lo disfrutarás. Así, sabiendo todo esto, ¿qué me decís? ¿Ayudaréis a Fang y compañía en su periplo?

Fairy Fencer F: Advent Dark Force ya se encuentra disponible en formato digital en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 34,99 €, ocupando un espacio de 8,72 GB, con una duración de unas 30 a 50 horas y estando únicamente traducido al inglés.

[Análisis] Fairy Fencer F: Advent Dark Force

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Tanto las ilustraciones como los diseños están bastante mimados.
  • La banda sonora logra ambientar de buena forma el juego.
  • La buena química entre los personajes y el cariño que les coges.
Flojea en:
  • La historia resulta bastante cliché dentro del género.
  • Problemas de rendimiento que dificultan la experiencia.
  • Las mazmorras son algo aburridas y repetitivas.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar