Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] Mi Gris
PorSheik  - 
Ver comentarios

[Artículo] Mi Gris

Germina un poema visual libre a la interpretación. Cada fotograma es una ilustración única que esconde incontables alusiones, ¿pero qué sentido tendría nombrarlas? Bienvenido quien las asocie, bienvenidos los que sólo disfruten del arte en acción.

La niña de pelo azul. La niña que grita. La niña que cae. La niña que gira; hasta convertirse en un punto en la distancia. La niña que se levanta y camina. La niña a la que la niebla difumina. La niña que corre y que salta. Y la música la anima. Esa sutil vibración en una caída. Esa tela volátil en que el mundo se recrea. Esa constelación que la persigue sin dejarla tranquila.

Las figuras se despliegan y se retuercen ante tus ojos inquisitivos que exploran esos paisajes geométricos capturados en los marcos no de un cuadro, sino de un televisor. Al jugar la pintas y la haces más perfecta. Sus criaturas se revelan irregulares, excéntricas, como gotas de tinta sobre el papel.

Por mi pesar soy autodestructiva; aún no veo las cosas bellas, las maravillas, las flores, ¿la vida? ¿Tiñe el mundo mi sangre? ¿Soy yo esas estructuras derruidas? ¿Quién me sigue? ¿Quién me mira? ¿Seres de pesadilla en un mundo de ensueño? ¿O seres de ensueño que se vuelven pesadillas?

Recorro laberínticos mecanismos imposibles más allá de las nubes. Y al final siempre vuelvo a mí misma. Una cara sin rostro. El cielo llora chorros de pintura azul como lágrimas, que todo lo inundan. Y nado porque correr ya no puedo en las profundidades de mi alma. La naturaleza se ramifica en un cuento infantil de acuarelas esmeralda. Me agrieto y de mí nace nueva vida. No me reconozco. ¿Sigo siendo yo esa chica?

Me acurruco en mis manos como un bebé recién nacido y crezco no en tamaño, en comprensión. La monocromía toma forma al añadirle nuevos matices. Y ahora, que por primera vez me veo, me persigue la oscuridad, me rodea. Descompuesta, vuelve a mí el vacío.

¿Qué le pasa a esta prosa? Qué torpe, tropieza, al tratar de alcanzar la belleza de Gris. Pues no cimientan las palabras su mundo, son las emociones en tonos pastel.

Comentarios