Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] A Gummy’s Life

[Análisis] A Gummy’s Life

análisis,
PorKang  - 
Ver comentarios

¡Las gominolas han cobrado vida y no tienen nada mejor que hacer que darse de palos entre ellas hasta que solo quede una en pie! Están en todos sitios, en una autopista, en el tren, en el parque de atracciones…

A Gummy’s Life es un juego de lucha con físicas que permite enfrentarse entre sí hasta a ocho gominolas al mismo tiempo, la finalidad es echar al resto de tus contrincantes fuera del ring. Está creado por el estudio independiente EP Games y desarrollado únicamente por tres personas.

Gráficos

Las gominolas tienen modelos simples y trabajados que nos recordarán a todas las veces que hemos ido a la tienda de la esquina a llevarnos una bolsa de chuches. Entre las gominolas tenemos los ositos, los ladrillos, los melones, los tiburones y muchos más. Tenemos 17 gominolas diferentes que podremos cambiar su color y textura.

Por otra parte, los mapeados son demasiado simples. La mayoría de objetos tienen texturas planas que se salvan por la iluminación general o por la composición del mapa. Figuras geométricas muy simples que cumplen para el propósito de dar un lugar donde darse de gominolas.

El juego en acción se mueve muy bien, sin bajones de fps. Y sigue funcionando bien incluso en las batallas multitudinarias de ocho gominolas, con movimiento del mapeado.

Sonido

La música es simpática y simple, con algunos temas algo repetitivos. A su favor podemos decir que posee una melodía adaptada a cada mapeado dando mucha variedad musical.

Jugabilidad

Este es el punto fuerte del título. Los combates son muy divertidos, con su punto álgido en el multijugador con amigos. Podemos jugar desde la misma consola cuatro jugadores y con el modo en línea hasta ocho. Por desgracia, no hemos podido probar el multijugador en línea puesto que no había jugadores disponibles.

Como punto interesante, se puede utilizar un solo Joy-Con para llevar a una gominola. De esta manera puedes jugar con un amigo siempre que quieras. Lo único que faltaría en el Joy-Con son las poses que no son necesarias para sacar todo el potencial de tu luchador.

El juego se basa en las físicas, hecho que hace las batallas tan caóticas como divertidas. Con los gatillos usaremos los puños, con el A la patada, con el Y daremos cabezazos, etc. Podremos noquear a nuestros adversarios para luego agarrarlos y lanzarlos al vacío. Algo que hay que tener muy presente es que este tipo control puede hacer que los jugadores novatos puedan frustrarse debido a lo confuso que es controlar las distintas partes de la gominola. Con el tiempo al final se hace uno con el control y es muy gratificante conseguir agarrar a alguien, levantarlo en brazos y lanzarlo al vacío. Parece muy sencillo, pero al principio os será casi imposible la coordinación.

Aunque este juego sea enfocado a jugarlo con amigos, se pueden introducir bots con distintos niveles de dificultad para poder jugar un solo jugador. Al principio pueden parecer letales, pero cuando nos hacemos con la forma de juego se quedan cortos de dificultad.

Un hecho que ha pasado desapercibido son las características. Existen tres características: fuerza, defensa y resbaladizo. La primera permite noquear antes, la segunda hace que cueste más derribarnos y la tercera hace más difícil que nos manipulen para tirarnos fuera. Cada chuche tiene diferentes características, pero a la hora de la verdad apenas se nota la diferencia de una gominola a otra.

Los mapas son simples, pero lo cierto es que cada uno mete una mecánica diferente. Tendremos mapas con barriles al estilo Donkey Kong, con cañones, suelo deslizante, sobre una atracción de feria… Hay muchos mapeados diferentes y habrá que jugar un par de veces en el mismo si queremos coger sus mecánicas.

Una cosa que podría haberse pulido más es la cámara, suele estar muy alejada incluso cuando hay pocas chuches en el escenario.

En cuanto a modos de juego tenemos los siguientes:

  •  Todos contra todos: el modo de juego más clásico, todas las gominolas se enfrentan entre ellas y gana la última en quedar en pie.
  • Por equipos: lo mismo que en el caos anterior solo que las chuches se dividirán en bandos hasta un máximo de cuatro.
  •  La patata caliente: donde tendremos que pasar una chispa a nuestros adversarios antes de que nos haga explotar.
  • Rey de la colina: donde irán apareciendo objetos en el mapeado que tendremos que recoger hasta obtener cinco.

Conclusión

A Gummy’s Life es un juego de luchas con físicas muy disfrutable. El nivel técnico no está a la altura de otros títulos, pero cumple de sobra para lo que buscaba: combates caóticos y divertidos para poder echar una tarde de risas con los amigos.

Algo indudable de valorar es el esfuerzo de las tres personas que han desarrollado el título. Desarrollar videojuegos no es fácil, y hemos de decir que han hecho un buen trabajo.

El precio de A Gummy’s Life en la eShop de Nintendo Switch es de 14,99€, que es un precio bastante bueno para las horas de diversión que podemos exprimirle. Y su peso es de 657.46 MB.

[Análisis] A Gummy’s Life

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Combates caóticos y divertidos.
  • El multijugador con amigos.
  • Muchos mapas con mecánicas diferentes.
  • Usar un solo Joy-Con para controlar las gominolas.
Flojea en:
  • Mapas algo simples.
  • Multijugador en línea inexistente por falta de jugadores.
  • Se echan en falta más escenarios y modos.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar