Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Hyper Light Drifter: Edición Especial

[Análisis] Hyper Light Drifter: Edición Especial

análisis,
PorRubén  - 
Ver comentarios

El desarrollo de videojuegos español va reforzándose cada vez más en Nintendo Switch con grandes títulos de calidad como Infernium, Candle: The Power of Flame o RIME. El último en llegar (y al que le dedicaremos las próximas líneas) es Hyper Light Drifter: Edición Especial, un juego en el que la velocidad y la exploración constituirán sus pilares fundamentales.

Heart Machine es el nombre de la desarrolladora detrás de un indie que fue porteado por Abylight Studios a la plataforma híbrida. Probablemente este último nombre os resulte familiar por tener a sus espaldas grandes juegos como el port del fantástico Cut the Rope para 3DS o el notable Maldita Castilla, que también se estrenó en la portátil de Nintendo.

Historia de un apocalipsis

La desarrolladora catalana se estrena en Nintendo Switch con Hyper Light Drifter: Edición Especial, una versión mejorada de la estrenada en 2016. En él protagonizaremos al elegido encargado de eliminar al mal que ha asolado su mundo usando sus dos únicas armas: una espada y un arma a distancia.

Nada más empezar nos dan a elegir un idioma que poca utilidad tendrá a lo largo del juego, ya que la desarrolladora optó por explicarnos su historia a través de la ambientación del lugar y símbolos e imágenes que nos mostrarán los NPC’s, el único objetivo que tienen estos en el juego.

Esta narrativa es algo difícil de entender, ya que las historias que encontramos suelen ser bastante individuales y no tienen relación entre otros personajes a excepción de uno de ellos, el cual nos ayudará en distintas ocasiones. Por lo demás, la historia es bastante plana y carece de importancia, ya que el objetivo principal de la desarrolladora se centra en su jugabilidad.

Los lentos mueren

Espada y pistola en mano, nos encaminaremos hacia una ciudad que actuará como base en la que podremos mejorar partes de nuestro equipo, aprender nuevas habilidades y personalizar a nuestro personaje. A partir de ahí, el juego nos ofrece tres caminos que recorrer (uno queda bloqueado hasta el final) para recoger una serie de módulos que nos abrirán la puerta hacia el enemigo final.

Recorreremos montañas, páramos y bosques en busca de estas piezas. En cada una de estas zonas aparecerán nuevos enemigos que enfrentar, ofreciendo así cierta personalidad a la zona en la que nos encontremos. Por ejemplo, en las montañas nevadas serán habitadas por unos hechiceros en forma de cuervo, mientras que el bosque estará encantado por un cristal maligno que ha corrompido a la zona y sus habitantes.

Aparte de los enemigos comunes y los enemigos finales que hay por zona, el escenario también esconde trampas que, si no vamos con cuidado, facilitarán una muerte prematura. Para evitarlo disponemos de tanques de energía que nos recordó en cierto modo a clásicos como Metroid, solo que deberemos aplicarnos el remedio curativo manualmente antes de que nuestra barra de vida se agote.

Aunque el juego te recompensará con un logro si esto no sucede, la probabilidad de morir es bastante alta, ya que el mundo creado por Heart Machine es bastante cruel con los más valientes. Nuestra única manera de defenderos ante todo esto es esquivando sus ataques con los deslizamientos, los cuales son los encargados de otorgar velocidad jugable al juego.

Secretos… ¡y más secretos!

La exploración será fundamental para facilitarnos el camino hacia la salvación de tu mundo, ya que encontraremos tanques de vida escondidos, inscripciones en forma de coleccionable y chips que podrán usarse como moneda de cambio para las mejoras en la base, las cuales hemos encontrado algo escasas.

Todas las mejoras propuestas nos gustan y sentimos que potencian una parte importante del juego. Esto lo consiguen gracias a los aumentos que nos proporcionan porqué son meramente funcionales. Algunos te permiten encadenar deslizamientos o aumentar las balas de tu arma a distancia, pero ninguna te aumenta el ataque o te proporciona más defensa. Esto consigue que tu seas el mejorado y no el que mejora.

Por otro lado, esto es un arma de doble filo, ya que la dificultad es plana y no influye en qué camino tomes al principio del juego. Si no permites que tu personaje sea más poderoso, provocas que todos los enemigos tengan una barra de vida similar o un ataque fijo, independientemente de la variedad de maneras que hay de enfrentarse a un enemigo.

Ambientación pixelada

Mención especial recibe su estilo artístico y sonoro que, aunque el primero use el destacado (y típico) pixel art de los indies, el segundo ha conseguido componer una banda sonora muy atmosférica digna del mundo steampunk/postapocalíptico que presenta Hyper Light Drifter.

Por otro lado, en su apartado técnico consigue deslumbrar con unos 60 FPS que pueden llegar a sufrir caídas en ciertos escenarios y momentos en los que se junten demasiadas partículas en pantalla. Aún así, la calidad gráfica estándar de los 1080p y 720p en modo sobremesa y portátil respectivamente hacen que el juego se luzca en todo su esplendor demostrando el gran trabajo técnico del port de Abylight Studios.

Además, han conseguido añadir una gran cantidad de contenido post-game como una partida + que incrementa la dificultad del juego, un personaje alternativo que cambiará su espada por un ataque a distancia o una «Boss rush» en la que deberemos enfrentarnos a todos los enemigos finales del juego bajo una serie de condiciones establecidas previamente.

Aparte, la versión para Nintendo Switch cuenta con añadidos como una espada que se puede lanzar, un atuendo que te indica objetos ocultos o una pistola que dejará congelados a los enemigos, añadidos que se conseguirán accediendo a una nueva zona con un enemigo final más. Si omitiéramos todo esto, la duración podría llegar a rondar las 6-7 horas, pero si nos entretuviéramos a conseguir todos los logros, la aventura podría alargarse a las 15 horas.

Cuenta con mi espada… y mi pistola

Aunque ya han pasado dos años de su lanzamiento oficial, Heart Machine se estrena en Nintendo Switch con un juego que enseña al jugador que no necesita ser más poderoso para mejorar, sinó unas habilidades que le permitan ser mejor. La exploración y la agilidad destacan en un título que podría haber sido mucho más ambicioso en sus mecánicas pero logra conseguir una ambientación de fábula. Hyper Light Drifter: Edición Especial llega a la eShop de Nintendo Switch el 6 de septiembre a un precio de 19,99€ y un tamaño de descarga de 839,91 MB.

[Análisis] Hyper Light Drifter: Edición Especial

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Se recompensa la exploración.
  • Los escenarios son variados y distintos de afrontar.
  • Gran ambientación.
  • Muy rejugable.
Flojea en:
  • Dificultad demasiado plana.
  • Sistema de mejoras simple.
  • Historia algo sencilla en un mundo interesante.

Comentarios: