Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Muddledash

[Análisis] Muddledash

análisis,
PorLeito Logan  - 
Ver comentarios

Agitad los tentáculos

Aunque puede que algunos hayan perdido las buenas costumbres, no es el caso de los alegres pulpos de este juego. Si te invitan a una fiesta, lo menos que puedes hacer es llevar algo para la misma; el problema viene cuando solo hay un regalo disponible. Queda con hasta 3 amigos para pelear por el brillante presente en una carrera llena de pegajosos obstáculos y adorables patadas. El que llegue con el obsequio entre las manos tentáculos será el vencedor; los demás podrán asistir a la fiesta, sí, pero que no te engañen sus sonrientes rostros, por dentro estarán destrozados por no ser unos invitados decentes.

Colores y más colores

Sólo los más satinados y pastel han sido invitados a este liviano título, donde se mezclan en un mundo pastoso en muchos sentidos. Aunque el mapa, generado aleatoriamente, solo tiene un único tono, no le faltan pequeños detalles de distintos colores que rompen con sutileza el monocromatismo. A algunos les puede llegar a recordar a cierto título de Tsutomu Kouno, y con razón. La música creada por Rj Lake ameniza las persecuciones con sus simpáticas melodías electrónicas, envolviendo todo en un paquete la mar de entrañable. Envolver, mar… ¿habéis visto que bien hilo?

Quizá uno sea poco

Y hablo de modos de juego, porque aunque es divertido ese “todos contra todos”, se echa en falta otros, sobretodo cuando llevas unas cuantas partidas a la espalda. Quizá un “rey de la colina” donde mantenerse con el regalo el mayor tiempo posible en un punto, o un modo por parejas, o un 3 vs 1… Opciones hay muchas, y cualquiera de estas alargaría el titulo y las risas.

Gorros para todos

La obra de Slampunks y PQube estaría incompleta sin una selección de sombreros que poder equipar a las revoltosas criaturas, al menos es lo que debieron pensar cuando pusieron esta opción justo antes de empezar las carreras. Lo primero que hay que hacer es saltar para confirmar quién va a jugar, y a continuación debes ir a la zona de “preparado”, no sin antes pasar por el pulsador que te permite cambiar de sombrero o el de cambio de color.

Dos amigas más y el regalo

Nada más enfrentarme a mi pareja en la primera carrera ,y ser machacado sin piedad, nos dimos cuenta de algo: “aquí hace falta más gente”. Nos echamos un par más para acabar con un contador de 3 y 2 victorias antes de “desmontar” y llevarnos la Switch a casa de unas amigas. Allí empezamos a repartir Joy-Con hasta que todos tuvimos con qué jugar. Un par de saltos previos, unos cuantos cambios de sombreros y en menos de lo que canta un gallo nos pusimos a pelear por ver quién entraba en la fiesta. La verdad es que perdimos la cuenta de cuántas partidas echamos, solo recordamos con claridad los gritos entre nosotros y que si alguien o el regalo se queda muy atrás, aparecían rápidamente para que no dejasen de luchar. Tras varias risas y lamentos -a veces la puerta/meta final puede ser un baño de sangre-, tomamos un descanso por la sensación de repetición. Aunque los mapas sí que son aleatorios y no sentimos que se repitiesen, nuestra habituación precedió de los no muy numerosos elementos en los escenarios, que a saber, son seis: cosa que te ralentiza, cosa que te acelera, cosa que te hace saltar, puertas/puentes, engranajes y cosa escupe moco. Si encontráis una manera mejor de definirlos, por favor, contactad conmigo.

Mis conclusiones

Lo bueno: Es realmente bonito de ver y en aprender sus mecánicas inviertes menos de dos minutos. Y que por lo que cuesta dos refrescos –4,99 €– en cualquier bar te puedes llevar un título liviano –346 MB– bastante divertido.

Lo feo: Se agradecería muchísimo que metiesen más modos de juego, y si eso no pudiese ser, al menos un par de gorros o colores más para los pulpos. Otra cosa es que no tiene IA, por lo que sí o sí vas a necesitar a otro amigo para jugar. Eso puede ser algo molesto cuando ves que tienes un título en tu consola que solo puedes jugar con más gente. Con bastante gente a poder ser, porque el juego realmente brilla con 4 jugadores. Si al menos tuviese un modo un online para suplir la falta de amigos…

Lo raro: El menú inicial, ese que solo pisarás una vez cada vez que vayas a jugar, cuenta con opciones táctiles. No es necesario para nada,  pero se agradece el tiempo invertido que han puesto en este detalle.

Archivado en:
análisis Muddledash

[Análisis] Muddledash

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un placer visual.
  • Fácil aprendizaje.
  • Procedural = mucha rejugabilidad.
  • Son realmente adorables las animaciones.
Flojea en:
  • Un único modo de juego.
  • Obligatorio dos jugadores.
  • Necesita de 4 jugadores para poder sacar todo su potencial.
  • No tiene IA ni online.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar