Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Smoke and Sacrifice

[Análisis] Smoke and Sacrifice

análisis,
PorSergio Membrives  - 
Ver comentarios

Una historia entrañable…

Smoke and Sacrifice comienza de una forma realmente dolorosa. Somos Sachi la madre de un bebé que, debido a las leyes del sacerdocio,  debe de ser “sacrificado” de una forma cruel al Árbol Solar debido a que es un “sin nombre”. Nosotros tendremos que obedecer y 7 años más tarde sucederá un caos en la aldea que nos llevará hasta un reino completamente distinto donde se encuentra aún nuestro hijo y deberemos encontrarlo. La historia es agradable y muy personal y nos pondrá, en alguna que otra ocasión, la piel de gallina, ante todo al comienzo, donde seremos testigos de la desolación de una madre ante la pérdida de su hijo sin que ella pueda hacer nada.

Resultado de imagen de smoke and sacrifice

Aunque la premisa pueda parecer básica, no lo es, no sólo estamos buscando al pequeño, también estaremos desentramando una trama más compleja de corrupción y mentiras que se habrían sucedido en la sociedad en la que habitábamos.  Sí es cierto que el comienzo es, en mi opinión, bastante atropellado y apenas tenemos tiempo para entender la sociedad en la que vivimos y cómo son sus gentes. No obstante, entendemos que es un sistema hecho así para comenzar cuanto antes con la acción.

Un mundo abierto muy guiado

En cuanto al sistema jugable, es bastante evidente que bebe de los grandes títulos de el género de supervivencia y gestión, no obstante, ofrece una narrativa muy cuidada y pulida. Deberemos aventurarnos en el extenso mundo abierto que se nos presenta, cargado de peligros, en busca de alimentos o de materiales para la creación de armas, accesorios o de un refugio, por ejemplo. Para diseñar todos estos enseres requeriremos recetas y solemos adquirirlas en base a los NPCs que aparecen por el mapeado, quienes nos irán guiando en casi todo momento.

A pesar de que podemos ir y hacer lo que creamos conveniente, Smoke and Sacrifice quiere ayudar al jugador para otorgarle la posibilidad de avanzar en la historia si lo que desea es una experiencia más dirigida. De esta manera, a través de misiones, iremos ayudando a los ciudadanos y, con ello, obtenendremos más recetas. No es un mal concepto, sobre todo para aquellos que quieren centrarse en la historia y no perder demasiado el tiempo.

Imagen relacionada

A la hora de crear cualquier tipo de cosa, será fácil entrar en su pestaña correspondiente y diseñarlo, sin embargo, los controles no parecen hechos para un mando, sino, más bien, para teclado y ratón. Es cierto que podemos utilizar la pantalla táctil de la consola, pero no me ha resultado tan intuitiva como esperaba y fallaba en algunas ocasiones.

La noche es oscura y alberga horrores…

Nuestra protagonista deberá de lidiar con una ingente cantidad de criaturas y, para tal menester, debemos de ir bien preparados. No obstante, cuando la noche cae, deberemos de estar el doble de atentos porque una densa niebla cubrirá todo el basto mundo, por lo que nuestro campo de visión se verá claramente afectado. Para poder ver algo y que no nos dañe la niebla, necesitaremos de una especie de faro que nos apartará el humo. De todas formas, este no es el único hecho que sucede por la noche, dado que, además, los enemigos serán mucho más fieros y, a todo ello, se le sumarán enemigos que por la mañana no aparecen y, puedo asegurar, dan bastante miedo y pueden acabar con nosotros de dos simples golpes.

Resultado de imagen de smoke and sacrifice

La sensación de agobio, de estrés y pánico es palpable. Necesitaremos estar bien pertrechados y no sabremos, en ciertas ocasiones, qué camino y rumbo tomar, si el de la pelea o el de la huida. A pesar de todo, hay un fallo y ese es su sistema de combate, demasiado básico y arcaico que desentona bastante con el resto del juego. Cuando tenemos una pelea, los movimientos de la protagonista resultan robóticos y parece que no es que se cuidasen demasiado, sobre todo, si los comparamos con el resto de los enemigos que nos atacan, quienes tienen movimientos más cuidados.

Un apartado visual con luces y sombras y una banda sonora muy triste

La estética de Smoke and Sacrifice es, realmente, muy bella. Los personajes, sobre todo en modo sobremesa, se ven muy bien y hay enemigos que imponen bastante al verlos. No obstante, es cierto que hay diferentes entornos y diferente climatología, de tal manera que observaremos diferencias visuales en función de dónde nos encontremos. El problema viene en que, dentro de cada zona, no es que exista mucha variedad y, si no fuese por el mapa del que disponemos y usaremos continuamente, nos llegaríamos a perder.

Es cierto que Smoke and Sacrifice no es un juego que sea un portento gráfico, ni muchos menos, pero cumple con las expectativas e, incluso, las supera. Sigue una estética muy semejante a “Don’t Starve”, pero más oscura y lúgubre, lo que le pega con la historia que se nos está contando.

Resultado de imagen de smoke and sacrifice

Es un juego que busca despertar el miedo y la sensación de agobio, por lo que los sonidos de los monstruos están muy bien recreados, ante todo por la noche con la densa niebla encima de nosotros. Además, a medida que nos movemos por el escenario, las melodías que suenan suelen ser bastante oscuras lo que nos hace estar en tensión constante. Es cierto que, en ciertas ocasiones, pueden resultar algo monótonas. No obstante, el juego cumple en este apartado, no creo que las melodías estén mal escogidas y están en bastante concordancia con la historia y el entorno.

Conclusiones finales

No puedo negar que he sufrido bastante con Smoke and Sacrifice, a pesar de ello, me esperaba algo más en ciertos aspectos. La historia es su punto fuerte y me parece correcta la elección de que sea más guiada de lo que muchos querrían. Su sistema de gestión está bien resuelto, aunque, en ciertas situaciones, podemos tener un caos en el inventario bastante elevado, problema debido principalmente a que no está demasiado bien trasladado su sistema de control a los mandos. Su estética y banda sonora apagada y melancólica casa muy bien con la historia, lo que nos hace disfrutar más si cabe de este bello juego.

La curva de dificultad está bastante bien implementada y notaremos que es un juego difícil y complejo, más de lo que en un principio se podría llegar a pensar. Sin embargo, es disfrutable, engancha y nos mantiene angustiados durante las, más o menos, 8-10 horas que nos puede durar este juego. El juego se puede adquirir sólo a través de eShop en versión digital y tiene un peso de 573 MB.

[Análisis] Smoke and Sacrifice

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Historia oscura y profunda que nos engancha.
  • Disponemos de una amplia gama de recursos y recetas.
  • Apartado visual steampunk muy bien cuidado.
  • Buen diseño de la curva de dificultad, es un juego exigente.
Flojea en:
  • Escenarios un poco repetitivos entre ciertas localizaciones.
  • Las melodías pueden volverse repetitivas con el tiempo.
  • Sistema de combate arcaico y muy robótico.
  • Los controles no están bien trasladados ni a los Joy-Cons ni al mando Pro.

Comentarios: