Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Paladins: Champions of the Realm

[Análisis] Paladins: Champions of the Realm

análisis,
PorRikyLVC  - 
Ver comentarios

Uno de los anuncios de Nintendo Switch que muchos se esperaban era el de la llegada de Paladins, un free-to-play que ya llegó anteriormente a otras plataformas y ahora lo tenemos por fin en la híbrida de Nintendo, apostando en sus comienzos por otro modelo algo diferente al de las demás consolas. Comencemos esta batalla legendaria juntos.

La batalla real comienza ahora

Muchos seguramente hayan jugado a un FPS de este tipo, en cambio si no lo has hecho os lo explicamos sin problemas. En Paladins vemos dos modos de juego principales, Asedio y Combate a muerte. En el primero habrá un punto que deberemos conquistar, si lo conquistamos nuestro equipo conseguirá un punto, y una vez conquistado aparecerá una carga que el equipo conquistador deberá llevar a un punto en concreto cercano a la base enemiga. Si lo consiguen lograrán otro punto, por lo que en una ronda se pueden conseguir dos puntos. Aunque si el equipo enemigo consigue que la carga no llegue a la posición que se pide consiguen un punto. Gana el equipo que consiga cuatro puntos antes. 

En cambio, en Combate a muerte vemos otro modo de juego algo distinto. En este hay en el centro del campo de batalla un punto donde los diferentes equipos deben posicionarse y conquistarlo para ir consiguiendo puntos. Como el nombre del modo del juego dice, matar a gente del equipo enemigo también da puntos. El equipo que consiga antes cierta cantidad de puntos consigue la victoria.

A veces habrá eventos en los que surgirán un modo de juego diferente a los habituales. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar Ascenso a la Furia, un modo de juego donde cambiamos un poco la jugabilidad para volverlo un plataformas durante un rato. Vemos como en este modo de juego los personajes son elegidos aleatoriamente y lo primero que se debe hacer es saltar de plataforma en plataforma para conseguir unos objetos que darán fuerza a tus personajes a la hora de combatir contra el otro equipo. Finalmente, gana el equipo que logre 30 muertes.

Estos eventos no eran muy habituales cuando el juego era una beta en las otras plataformas, pero desde que dejó de ser una beta Hi-Rez prometió varios eventos de este tipo. Y con Ascenso a la Furia demuestran que pueden hacer eventos chulos. Esperamos también que modos de juego como Realm Royale, el battle royale de Paladins, acaben llegando a Nintendo Switch y a las demás consolas. Debemos remarcar que también hay un modo competitivo como es normal en esta clase de juegos, aunque llegar a él es complicado, teniendo que tener a más de 5 campeones, cosa complicada si juegas en la variante gratuita aún no disponible en Nintendo Switch de forma directa, y llegar al nivel 15.

Varios personajes con mucha personalización

En Paladins tendremos la oportunidad de elegir entre varios héroes, cada uno con sus propios ataques y habilidades. Desde Viktor que es el típico personaje predeterminado de un FPS, Skye que tiene habilidades para esconderse, u otros que usan espadas, pero también pueden ser muy poderosos. Como vemos la cantidad de personajes es alta, y encima podemos hacer de cada personaje algo único. Tu Skye seguro no es el mismo que el Skye de otra persona.

Muchos os preguntaréis como es esto posible, y eso es por toda la personalización no solo cosmética, sino también en los ataques y habilidades que podemos ponerle a cada personaje. A cada personaje le podemos crear una baraja que nos dará ciertas ventajas en combate. Crear una baraja es simple, tendremos 15 puntos y 5 espacios para cartas, cada carta que pongamos es una habilidad especial que puede mejorar algo de nuestro personaje, poner una carta nos quitará uno de los quince puntos, y aumentar el nivel de una de las cartas también. Una vez hemos visto que cartas son las mejores para nuestra estrategias, las guardaremos y podremos escoger esa baraja antes de cada partida, pudiendo guardar hasta 6 barajas. Cada personaje tiene varias cartas distintas, por lo que hay mucha personalización en este sentido.

No solo en las barajas tenemos esta personalización, también cada campeón tiene 4 habilidades que conforme vayamos subiendo el nivel del campeón iremos desbloqueando, pudiendo elegir la habilidad al comienzo de cada partida. Estas habilidades pueden cambiar ataques enteros, por ejemplo, la habilidad Cardio de Viktor consigue que al correr el personaje este recupere vida. Aún así queda un toquecito más para tener a un personaje único. En cada partida conforme pasa el tiempo conseguiremos créditos, estos créditos nos permitirán comprar en medio de la partida unos objetos que ya son comunes para todos, las cuales pueden aumentar nuestra defensa, recuperación de vida, tiempo de recarga, etc. Matar a adversarios, mover la carga y otras acciones también nos harán conseguir créditos más rápidamente. Como vemos, hay muchos lugares donde puedes hacer único a tu campeón, por ello, aunque tu adversario y tú uséis el mismo personaje estos no serán iguales.

A su vez, podemos elegir si jugar con una cámara en 3ª persona o en primera persona. Aunque os avisamos ya de que por mucho que juegues en 3ª persona no podrás usar los giroscopios para apuntar, pues el juego no aprovecha las características exclusivas de la consola.

También podemos personalizar estéticamente a nuestros personajes, y es aquí donde entran los famosos cofres y las esquirlas, típica moneda que se consigue difícilmente y por lo cual casi siempre tendremos que recurrir al dinero. Una vez pagamos el pack de fundadores y desbloqueamos a todos los personajes, estos vendrán siempre con unas ropas y voces predeterminadas. Comprar las skins y complementos no dan ninguna ventaja, solo hacen que te veas más bonito en pantalla. Esto es algo que se agradece pues hoy en día los famosos micropagos consisten en ventajas en el juego respecto a otros jugadores, haciendo una experiencia tóxica. Si jugamos en su versión gratuita usando otra cuenta que esté en la misma Switch donde se compró el juego, las esquirlas también servirán para desbloquear personajes sin tener que usar dinero real, pero como hemos dicho, conseguir esquirlas es algo muy complicado.

Un juego entretenido con potencial

En el apartado artístico podemos decir que es carismático, nos puede recordar mucho al de juegos como Overwatch o Fortnite, y la versión de Switch consigue llegar al nivel de otras plataformas. No se nota mucha diferencia entre la PS4 Pro y la Switch, algo que en juegos como Fortnite no ocurre. Encima no hemos tenido caídas en ningún momento, ni en portátil ni en sobremesa. Eso sí, ha habido veces donde el juego se nos ha cerrado automáticamente en medio de una partida, algo que puede enervar mucho, aunque han sido pocas veces y pensamos que son casos aislados.

Debemos remarcar también que los tiempos de carga a veces se hacen larguísimos y cuesta mucho encontrar gente con la que jugar. Vemos como no hay opción de vincular tu cuenta de Hi-Rez de momento, ni en la web oficial de Hi-Rez ni en el propio juego. No se sabe cuando esta opción estará disponible, pero esperamos que sea cuanto antes. También está bien recordar como en Switch se ha decidido cambiar un poco el sistema de pagos del juego. Mientras que en las demás plataformas el juego siempre ha tenido una variante gratuita, en Switch de momento no podemos disfrutar de esta, teniendo que comprar obligatoriamente el pack de fundadores para jugar al juego.  Aunque una vez compramos el pack de fundadores, las demás cuentas de la Switch también pueden jugar al juego pero en su variante gratuita con 5 personajes, pudiendo desbloquear a los demás con dinero o mucha paciencia consiguiendo las esquirlas.

Podemos concluir con que Paladins es un juego divertido y enfocado al online, no quiere crear una experiencia única solo quiere que pases el tiempo un rato. Este port de juego se ha llevado muy bien, no se ha sacrificado nada y es como las otras versiones. Solo le falta por pulir algunas cosillas técnicas como hemos dicho. 

[Análisis] Paladins: Champions of the Realm

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.7
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Los gráficos no tienen nada que envidiar a las de las otras versiones, y funciona a 60fps estables.
  • Hay eventos, pero no suelen ser muy comunes.
  • Variedad de personajes y mucha personalización.
  • Crossplay.
Flojea en:
  • Tiempos de carga largos.
  • Que solo haya dos modos de juego cuando no hay eventos puede hacer repetitivo el juego.
  • Cuesta mucho desbloquear el modo competitivo.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar