Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] Mega Man 11 en el E3 2018
Avances, Avances Switch, Nintendo Switch

[Impresiones] Mega Man 11 en el E3 2018

Compartir en:

De entre los juegos con los que acudió Capcom al E3, pudimos probar la entrega número 11 de la saga original de Mega Man. Un regreso muy esperado por los fans del robot azul, tras algunos intentos fallidos de Capcom (y de terceros) de llenar un vacío que hace una década, con Mega Man 9 y 10, no acabó de agradar a todos. Parece que se tomó nota de los errores del pasado y hemos podido probar un nuevo intento de volver a los orígenes de Mega Man, pero ofreciendo algo más y dándole a la saga un lavado de cara más acorde a los tiempos que corren. ¿Será la vuelta definitiva? ¿Estará a la altura de los recordados y adorados Mega Man 2 y 3? Seguid leyendo estas impresiones y formad vuestra propia opinión.

Lo primero que pudimos comprobar al ponernos a los mandos es que Mega Man 11 sigue siendo terriblemente fiel al original en el terreno jugable, lo que consideramos algo muy positivo, pero esta vez se han dejado atrás los 8 bits (recodemos que Mega Man 9 y 10 mantuvieron esta estética) y se han sustituido por gráficos en HD estilo cartoon, muy coloridos pero que recuerdan claramente a los diseños 8 bits en escenarios, plataformas y enemigos. La música de los niveles también es muy del estilo de los juegos de siempre, pero nos suena actual (tal vez se haya perdido con esto cierto encanto de los originales, pero de otra manera no habría casado con la nueva estética del juego).

Imagen relacionada

Se mantiene de las últimas entregas la posibilidad de elegir varias dificultades, de forma que el juego sea accesible a todo el mundo. En concreto, tendrá 4 dificultades. La normal será la tercera más alta, la de siempre, y supondrá un reto sólo el hecho de completar el juego, como estábamos acostumbrados en los años ochenta y noventa. Pero además se presenta una dificultad más elevada, sólo apta para los más habilidosos, y dos más reducidas. En la dificultad más baja (llamada newcomer) la mayoría de enemigos serán algo menos poderosos, pero sobre todo notaremos la diferencia en que nuestro protagonista tendrá más vida (las típicas rayitas de vida ahora no desaparecerán con cada golpe, sino que se pondrán de color rojo con un primer golpe y ya desaparecerán con el segundo). Se agradece esta selección de dificultad para aquellos que ya no tienen la habilidad, el tiempo o la paciencia para sufrir con un estilo de juego hardcore.

En el terreno jugable, se mantienen la mayoría de movimientos típicos (saltar, disparo cargado, dash, etc.), se pierden otros como disparar en vertical o diagonal, pero se ha añadido una barra de ataque especial, que al utilizarlo permite lanzar ráfagas poderosas durante un breve periodo de tiempo, y luego habrá que esperar otro cierto tiempo para que se recargue y volver a usarlo.

Imagen relacionada

Se han mantenido también los movimientos mediante ayudantes como Rush (que nos permite saltar más alto o cubrir cierta distancia en el aire de forma longitudinal) o Beat (que nos salva de una caída), los típicos objetos de recuperación de vida y los poderes de los jefes derrotados. Pero también se han añadido unas piezas especiales que encuentras por los niveles, con las que utilizar otro tipo de objetos que otorgan ciertas habilidades, como una recuperación constante de energía de los poderes adquiridos de los jefes derrotados. Estos nuevos objetos, además, se diferencian según su uso: puede ser manual o automático. Todo esto hace que este plataformas siga creciendo en complejidad, a pesar de mantener el espíritu de las primeras entregas de Mega Man.

Por lo que pudimos probar, el juego seguirá constando de 8 fases, basadas en los poderes de los distintos enemigos principales, y probablemente una serie de fases finales no temáticas, como hemos visto en otras entregas. En cuanto a variedad de modos de juego, Capcom aún no ha soltado prenda, y tampoco hemos podido ver nada en la demo del E3. En ella se nos presentaban dos fases: una basada en bloques que se movían por cintas transportadoras y otra basada de fusibles, rayos y electricidad en general. Se nota el desgaste en las ideas para los niveles, y que éstos acaban basándose en conceptos muy parecidos, a pesar de los intentos por ofrecer situaciones nuevas dentro de los campos ya utilizados en anteriores entregas (agua, fuego, electricidad, hielo, etc.). Las batallas contra los jefes, eso sí, serán más espectaculares y vistosas que nunca, y algunos de ellos tendrán formas alternativas que ocuparán toda la pantalla.

Estamos, sin duda, ante una secuela digna de la saga original de Mega Man, especialmente después de esos intentos de los últimos años de relanzar la franquicia, y que fueron bastante decepcionantes por lo general. El tiempo dirá si este Mega Man 11 es lo que esperamos los fans u otro intento fallido, pero por lo probado, tiene mejor pinta, y personalmente lo espero con ganas. No falta mucho para descubrirlo, pues el juego se pondrá a la venta el próximo 2 de octubre para Switch y otras plataformas.

Comentarios