[Análisis] Shelter Generations
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Shelter Generations

Compartir en:

Todos tenemos algún talento natural que explotar. Algunos no lo encuentran nunca y otros lo exprimen al máximo para dar lo mejor de sí, pero si hay algo que la naturaleza nos ha dado es instinto materno. Y eso es lo que descubriremos al jugar a Shelter Generations.

Might and Delight está detrás de esta recopilación para Nintendo Switch. Esta desarrolladora independiente tiene tras de sí juegos como el genial plataformas PID o su proyecto más reciente llamado Tiny Echo, donde guiaremos a Emi en un mundo lleno de puzles.

Al observar sus proyectos (tanto recientes como antiguos), vemos una clara temática y estilo que caracterizan a esta desarrolladora. La naturaleza y de qué manera la ven es muy espiritual. Shelter Generations tiene esta parte de espiritualidad en todo el contenido que incluye, así que iremos paso por paso detallando qué incluye y analizando cada contenido.

Recopilación espiritual

Uno de los dos juegos que encontraremos en esta recopilación es Shelter 2. Esta secuela mejora lo que vimos en la primera entrega, así que entendemos el motivo por el cual no incluyeron a esta última.

En Shelter 2 descubriremos como de evolucionado tenemos nuestro instinto materno. En él encarnamos a una madre embarazada que debe escapar de su presa: los lobos. Una vez escapamos de ellos y descubrimos que no te pueden alcanzar en grandes alturas, alcanzaremos un refugio en el que dar a luz a nuestros retoños.

Allí despertamos al día siguiente para dar nombre a cuatro pequeños linces. Después de hacer esto, es momento de alimentarlos, así que tendremos que ir a cazar algunos animales para que no se mueran de hambre. Alimentar a nuestros pequeños es esencial, ya que les permitirá crecer y empezar a cazar por su propia cuenta, aunque esta función sea bastante limitada.

Conejos, aves, musarañas, ciervos, osos, zorros y lobos inundan la vegetación de Shelter 2. Como en la misma naturaleza, la presa puede ser cazada, y aunque no todos los animales son agresivos, siempre debemos estar alerta para que no muera ninguno de nuestros hijos que cuidaremos durante cuatro estaciones.

Come o da de comer

Las presas como los conejos o las musarañas huirán al vernos y solo necesitaremos acercarnos para darles caza. Los ciervos, en cambio, necesitaremos saltar sobre ellos para matarlos y que nuestros pequeños coman. Tendremos la posibilidad de acercarnos sigilosamente a ellos, pero es un modo que se activa automáticamente y tampoco llega a ser todo lo eficaz que debería ser, ya que la detección de las presas es casi la misma. Además, podremos activar un modo en el que podremos detectar con más facilidad a las presas y las salidas a los diferentes biomas del mundo de Shelter 2.

Por contra, los osos solo nos atacarán si se sienten amenazados y entras en su territorio, los zorros vigilarán a nuestros pequeños aprovechando cualquier momento para cazarlos, así que nuestra función como madre será la de espantarlos antes de que usen su astucia. Los lobos son los cazadores a temer, ya que no podremos hacer nada para escapar de su manada, llevándose a uno de nuestros cachorros si no subimos rápidamente a una superficie alta. Afortunadamente el juego nos informa de su llegada con una música y un estilo visual muy característico.

Además, podremos escoger un modo supervivencia en el que te fatigas más, los cachorros no suben automáticamente a las zonas altas y los animales cambian de bioma dependiendo de la estación en la que estemos.

Caza, alimenta y escapa, estas tres acciones son los pilares de Shelter 2. Lamentablemente, estos no aportan nada más que eso. Aunque esta secuela mejora lo visto en la primera entrega, la profundidad de su sistema jugable sigue siendo igual de pobre.  El juego no ofrece progresión ni recompensa, no sientes que estés haciendo algo para lograr un objetivo mas que tus crías crezcan, simplemente te incita a sobrevivir y a poner a prueba tu instinto materno. Y solo esto último lo hace bien.

Viviendo como un cachorro

Por otro lado, en PAWS (el otro juego que acompaña a Shelter 2 en esta recopilación) encarnaremos a uno de los hijos. Aunque los controles, la música y el estilo visual y artístico son iguales a su, podríamos decir, spin-off, la jugabilidad es muy diferente.

Aunque al principio estaremos con nuestra querida madre, en una de las cacerías se nos llevará la corriente del río y tendremos que aprender a sobrevivir solos. Aunque esto no será por mucho tiempo, ya que nos encontraremos con un pequeño oso que, aparte de ser nuestro compañero de aventuras, también nos ayudará a avanzar en los puzles que nos encontremos.

PAWS es muy lineal en comparación al basto mundo de Shelter 2, pero ahora las mecánicas se basarán en la resolución de puzles. No obstante, estos son bastante sencillos y no llegan a suponer ningún reto. Por otro lado, la jugabilidad también mejorará con un modo sigilo que puedes activar a placer para cazar a pequeñas bestias, aunque el resto se mantendrá igual.

Estos dos juegos que acompañan a Shelter Generations comparten un estilo artístico y sonoro único. Estos dos apartados son los que realmente dan vida y caracterizan a esta recopilación, entiendiendo el objetivo de Might and Delight.

Meditando con la naturaleza

Sí, es cierto que jugablemente no es nada del otro mundo y tiene grandes errores a corregir para darle profundidad, pero entendemos que quieren darle importancia a la espiritualidad del juego. Ambos son relajantes y quieren que te concentres en ti mismo, haciéndote preguntas sobre por qué actúas de una manera u otra, sacando a relucir tu instinto materno o valorando la amistad con tus amigos.

Juegos como PID tenían buenas mecánicas plataformeras. Algunas incluso llegaban a sorprender, por eso me extrañaba que un equipo con tanto talento hubiera desaprovechado ese mundo. Así que hay que entenderlo, pues, que su base jugable era pobre para que nuestros sentidos se centraran en el escenario y la música. Esta última, por ejemplo, la podremos escuchar al completo en el menú de Shelter Generations para disfrutar de una banda sonora en nuestros momentos de meditación.

Te ofrecen la oportunidad de darle un nombre al principio para que sientas que cada uno de esos hijos es tuyo. Esto provoca que sientas le pérdida de uno de ellos como si realmente fuese tuyo. Tanto es así, que en Shelter 2 podremos crear nuestro propio árbol genealógico, pudiendo controlar a uno de nuestros hijos supervivientes una vez acaben de crecer.

Por este mismo motivo, PAWS es para las personas que Shelter 2 les pareció soso jugablemente, ofreciendo una experiencia diferente basada en puzles, pero perdiendo cierta esencia espiritual.

Naturaleza técnica

En lo que se refiere a la parte técnica, ambos juegos son bastante similares. En modo portátil alcanzaremos los 720p, mientras que en modo dock llegará a los 1080p y mantienen los 30 FPS en las dos opciones, pero el pop-in del escenario es bastante molesto por culpa de la gran profundidad que tiene el juego. Además, ambos juegos hacen un pequeño uso de la vibración HD simulando el caminar del lince, pero no permite la captura de vídeo.

En cuanto a la duración, podríamos decir que es interminable, ya que el juego no acaba nunca si queremos seguir avanzando en el árbol genealógico en Shelter 2 o continuar con nuevas aventuras en PAWS. Si contásemos solo la “aventura principal”, Shelter Generations llegaría a las 3-4 horas ampliables dependiendo de si queremos conseguir los coleccionables, objetos que son simple decoración, ya que no tienen uso alguno.

Además, en el menú principal del juego podremos escoger dos modos que no son juegos en sí. Estos son cuentos muy cortos que no llegan a los 5-10 minutos de duración, pero que tienen una gran moraleja acompañada de grandes ilustraciones.

¿Cazando o siendo cazado?

Shelter 2 nos convierte en cazador y PAWS en presa. Esta recopilación en sí se complementa entre lo que incluye, ya que los cuentos otorgan narrativa, Shelter 2 espiritualidad y PAWS jugabilidad, pero ninguno acaba de ser todo lo completo que debería, ofreciendo una bonita piel que por dentro está vacía. Shelter Generations ya está disponible en la eShop de Nintendo Switch completamente en inglés a un precio de 19,99€ y un tamaño de descarga de 4498,39 MB.

6.0

[Análisis] Shelter Generations

Puntuación Nintenderos: Buen juego

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Estilo artístico y sonoro excepcional.
  • Gran experiencia espiritual.
Flojea en:
  • Poca profundidad jugable.
  • Ideas desaprovechadas.
  • Pop-in exagerado.

Comentarios