Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Vesta

[Análisis] Vesta

análisis,
PorRikyLVC  - 
Ver comentarios

La nueva consola de Nintendo tiene le suerte de recibir apoyo de muchas partes diferentes, entre ellas varias compañías indies. Hoy os traemos el análisis de Vesta, un juego de puzzles del estudio español FinalBoss Games. Este juego como os vamos a contar a continuación, tiene una gran base, y algo que no se encuentra mucho en este tipo de juegos, una historia interesante. Acompañadnos en esta aventura que transcurre en un laberinto robótico.

Puzzles más robots, esto es una gran combinación

La base del juego es simple y se aprende rápidamente a jugar. Al principio se nos enseñará a controlar a Vesta, la cual puede quitar y poner las fuentes de energía en diferentes lugares. Cuando comencemos solo podremos guardar una fuente de energía, pero con el tiempo podremos guardas hasta tres para manejarnos mejor. Con este personaje deberemos saber muy bien cuando quitar o poner la energía de los diferentes mecanismos.

Más tarde también conoceremos a nuestro compañero en esta aventura, a Droid, un robot que será el encargado de las cosillas donde necesitemos más la fuerza bruta. Podremos coger a Vesta y lanzarla para superar zonas donde no lleguemos caminando, podremos empujar cajas, y unas cuantas cosas más. Lo más importante de este personaje es que es el encargado de ayudarnos a derrotar a otros robots enemigos, pues dispone de un arma para desmayar a los diferentes enemigos y que así Vesta pueda quitarles su energía. Este robot puede recibir hasta tres golpes, mientras que Vesta al primer golpe es derrotada. Si uno de nuestros personajes muere de cualquier forma, fin de la partida,  hora de repetir el nivel. Cuando controlamos a un personaje no podremos controlar al otro, por eso hay que tener cuidado de donde dejamos a alguno de nuestros dos protagonistas, pues mientras estemos controlando a uno el otro puede ser atacado sin que lo sepamos.

Claro, esto puede sacar de quicio a muchas personas pues hay niveles que duran lo suyo. Por ello en los niveles tenemos repartidos puntos de guardado desde los que empezar si somos derrotados. Esto tiene algo que no nos ha gustado mucho, y es que cuando empiezas el nivel desde este punto no lo comienzas tal cual lo tenías todo hecho, sino de una forma predeterminada. Esto a veces hace que tengas los puzzles más avanzados, o que incluso te veas obligado a cambiar la idea que tenías pensada pues los puzzles.  Algo que sí nos ha gustado es que a veces pueden ser resueltos con ciertas variaciones. A lo mejor llegas a un punto en el que solo necesitas dos fuentes de energía con tres facilitándote más las cosas. Lo malo como hemos dicho es que al ser derrotados resucitaríamos con los dos que necesitamos.

Una historia que causa varias dudas

La historia también es un punto bien trabajado. Vesta es una chica que ha sido criada encerrada en una zona de vegetación dentro de una máquina creada por el ser humano antes de su destrucción. La protagonista es criada por un robot al que llama Bot, y este es quien nos va dando las instrucciones de qué debemos hacer. Bot un día despierta a Vesta para que vaya a conocer a M.U.M, la Inteligencia Artificial que le contará todo sobre el lugar, su misión, etc. pero para ello antes deberemos superar pruebas para llegar al piso donde está. Como se puede apreciar, la historia es interesante pero falla en que es contada de una forma que puede ser poco cómoda para muchos. Vemos como es contada a través de cómics, lo que pasa es que a veces avanza muy rápido y no te da tiempo a leer. A su vez alguna que otra vez nos encontraremos a alguien que nos contará algo más sobre la historia, estas ya no serán contadas mediante cómics sino mediante diálogos, pero donde te tienes que fijar más para entender la historia son los pequeños detalles. A veces veremos monitores donde podremos leer cositas sobre el pasado del lugar, no hablaremos mucho sobre ello pues no queremos destrozar la historia a nadie.

A su vez el juego a lo largo de los diálogos te va causando más dudas, y muchas veces te son respondidas pocas. Al final del juego responderán a casi todo, pero no nos gusta como en menos de una tira de cómic se te explica todo. El final es apresurado y es algo que ya en lo personal no me gusta, siempre he pensado que los finales deben tomarse en muchos caso con calma, sobretodo en juegos o películas donde la trama te causa muchas dudas, para que así el espectador pueda asimilar las respuestas calmadamente.

Apartando esos pequeños detalles, la historia del juego sigue siendo un punto fuerte. Aunque eso sí, esta está compuesta por muy pocos personajes, y realmente solo hay 3 muy importantes.

Le faltan tornillos, pero es bueno

El juego aún teniendo esas pequeñas cosillas que no nos han gustado es bueno. Lo malo del juego es su duración, hay 36 niveles y una vez los superas ya no hay nada más, no hay nada que te haga pensar en jugarlo de nuevo. Hay secretos en los niveles que puedes ir encontrando rompiendo cajas, abriendo cajas fuertes, etc., aunque estas no tienen ninguna función en especial, pues realmente no hacen nada, así que realmente no es un incentivo que vaya a convencer mucho al jugador. Eso sí, remarcamos que esos 36 niveles te pueden durar lo suyo.

En el apartado musical vemos canciones simplecitas que van cambiando poco a poco, por lo que tampoco es un punto a destacar mucho. El estilo gráfico igual, me ha parecido muy chulo, pero eso sí, los niveles se notaban monótonos, entiendo que estés encerrado en un lugar lleno de mecánica donde mucho no puede cambiar, pero es que para ver cambios debes pasar de un mundo a otro. Son 4 mundos con 9 niveles cada uno formando los 36 totales. Podrían haber metido más cambios, porque realmente parece que juegues al mismo nivel 9 veces solo que con otra forma.  A su vez, al final de cada mundo tendremos que luchar contra un jefe que siempre es el mismo, solo que en un mapa distinto, y son realmente pruebas de estrés. Y el nombre bien dado que está pues te estresas pensando en cada cuando cambiar de personaje. Podrían haber variado más a los jefes finales, o incluso solo al jefe final, que es difícil y estresante, pero técnicamente sigue siendo el mismo.

Vesta es un juego que vale la pena probar, si se juega calmadamente puede que te encuentres en un gran juego de puzzles en los que invertir 10€. Tiene sus imperfecciones, pero ello no lo hace un mal juego, y estamos muy seguros de que a la gente que le encanta los juegos de puzzles de este tipo les será una grata experiencia.

Si quieres echarle una oportunidad al juego, este está disponible en la eShop a un precio de 9,99€.

Archivado en:
análisis Vesta

[Análisis] Vesta

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Propuesta interesante y una buena historia.
Flojea en:
  • Monótono en cierta medida en lo artístico.
  • No dejarte los puzzles igual cuando eres derrotado.

Comentarios: