Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Crónica] Gamepolis 2017

[Crónica] Gamepolis 2017

artículo, video,
PorAlberto Sicilia  - 
Ver comentarios
Por Alberto Sicilia y Alberto Martínez

El festival de videojuegos por excelencia en Málaga, Gamepolis, ha vuelto a celebrarse un año más y dado el éxito que tuvo la anterior edición estaba cantando que esta iba a ser más grande y con un mayor apoyo por parte de diversas compañías.

Un par de miembros del equipo de Nintenderos asistimos casi todo el fin de semana que duró el evento, 21, 22 y 23 de julio, para analizar si realmente han logrado superarse con este quinto festival. Como hemos dicho, esta edición era más grande gracias al uso de dos pabellones del Palacio de Ferias, lo cual podría explicar el aumento del precio de la entrada. Recorrimos todo el lugar durante horas, hablamos con algunos desarrolladores indie y probamos algún puesto de VR 5D, pero comencemos por lo importante.

Apostando por Nintendo Switch

El año pasado, el stand de Nintendo aunque era bastante visible quedaba en segundo plano por la gigantesca zona del torneo de League of Legends. Además, el pequeño tamaño dedicado y el poco número de consolas para probar tampoco ayudaban. Sin embargo, este año nos han demostrado que Nintendo puede hacer las cosas bien, con un espacio de más de 350 metros cuadrados, una decoración fantástica y una localización estratégica.

Nada más cruzar el patio interior y llegar al pabellón 1, lo primero que veías era el stand de Nintendo, con un ring a la izquierda donde probar la nueva ip de lucha marca de la casa, Arms, y Mario Kart 8 Deluxe a la derecha, donde una rueda gigante servía de mesa para 8 jugadores. Justo detrás teníamos un pequeño trozo de bosque donde explorar The Legend of Zelda: Breath of the Wild, darnos de leches en Ultra Street Figther II: The Final Challengers y, como broche final, sudar tinta en la zona de Splatoon 2, justo el mismo día que se lanzaba a la venta, ¿casualidad?

Como veréis, aún no hemos mencionado ningún título de Nintendo 3DS, y es que este año no ha habido ningún stand donde probar las novedades y superventas de las plataformas portátiles de Nintendo. Imaginamos que fue para darle a Switch un mayor protagonismo y evitar los errores cometidos con Wii U, pero tampoco hubiera estado de más tener algunos puestos con el nuevo modelo portátil, New Nintendo 2DS XL, y los juegos que lo acompañarán como Hey, Pikmin! o Miitopia.

Pero eso no era todo lo que Nintendo ofreció en el festival. Un año más, Gamepolis y Nintendo organizaron un torneo de Super Smash Bros for Wii U, cuyo premio al ganador del primer puesto fueron 900€, mientras que el segundo y tercero recibieron 400€ y 200€ respectivamente. Curiosamente, el stand donde se desarrolló el torneo no estaba cerca de la zona de pruebas de Nintendo Switch, sino en uno de los extremos del pabellón 2. Lo ideal hubiera sido juntar ambos stands para crear una atmósfera nintendera o al menos no tan lejos, pero el espacio del torneo era amplio y lejos de distracciones para aquellos que estaban entrenando y compitiendo.

También volvieron a repetir stand los grupos Gremio Monster Hunter Málaga y Pokecracks. Ambos espacios estuvieron igual de animados que el año pasado, organizando cacerías con New Nintendo 3DS XL como premio en sus torneos gratuitos y combates Pokémon a partes iguales. Sin embargo, en esta edición estuvieron en una localización aun más lejos de la zona Nintendo, algo desapercibida (quizás debido a las tiendas que los rodeaban) y la decoración era más austera pero, como hemos dicho, eso no impidió estropear el buen rollo y las partidas.

Estudios indie y realidad virtual

La cuarta edición del festival mostró un gran apoyo a los desarrolladores indie, con un espacio dedicado a ellos donde podían mostrar el fruto de su esfuerzo a los visitantes y que estos fueran jueces de cara a la entrega de premios del domingo. Este año no iba a ser menos, de modo que el espacio fue aún mayor, en una zona lejos de la megafonía de Clash Royale o LoL (menos mal) y por ello con una mayor participación, 27 estudios concretamente.

Había juegos de todo tipo: batallas desenfadadas en 2D para hasta 4 personas, un JRPG español con una banda sonora excepcional y una interesante mecánica de combate, un oscuro plataformas con un diseño pixel art sobrecogedor, una aventura gráfica en primera persona en exclusiva para realidad virtual… Como veis, una gran cantidad de géneros, estilos y plataformas. Tuvimos la suerte de entrevistar a algunos de los implicados en estos proyectos para hablar de su experiencia como desarrollador indie, del festival y su interés en Nintendo Switch. En el vídeo que acompaña la crónica podréis escuchar algunas de sus opiniones y declaraciones.

Habíamos mencionado un título para usar únicamente con gafas de realidad virtual, pero en el festival había una buena cantidad de stands donde experimentar esta tecnología de diversas formas. Además de las ya conocidas HTC Vive y su ración de minijuegos con The Lab, a la propuesta se unieron simuladores de conducción y también unas plataformas mecanizadas, llamadas VR 5D, que replicaban con bastante acierto los movimientos de la cámara en diversas experiencias VR, como un loco paseo lleno de acrobacias con monopatín, montañas rusas del terror o una violenta carrera con motos futuristas.

Conferencias, conciertos y otras actividades

Esto no sería un Gamepolis sin asistir a algunas de las conferencias organizadas, al menos para nosotros. De las 21 conferencias y otras actividades desarrolladas en los auditorios a lo largo de los 3 días del festival asistimos a un total de 4.

El primer día tuvimos la oportunidad de escuchar las nuevas melodías y ver el renovado apartado artístico del JRPG español Noahmund. Alberto Jiménez, CTO y diseñador de juego de Estudio Ábrego (con sede en Málaga), y Carlos Vallejo, el compositor, dieron una interesante charla no sólo sobre la importancia a la hora de componer la música de un videojuego, también nos hablaron de las diferencias musicales entre los RPG occidentales y orientales, así como de las trilladas mecánicas que existen.

Una hora después asistimos a una clase magistral sobre cómo se financia un videojuego de la mano de Gilberto Sánchez, miembro fundador de la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento, DEVSánchez es el coordinador del informe “Las 3D de la Financiación de Videojuegos“, una novedosa guía sobre la financiación en el sector, y nos presentó un anticipo de los datos del “Libro blanco de la industria española de videojuegos 2017” de DEV.

El sábado asistimos a la que seguro fue la conferencia más divertida e interesante del festival (sin desmerecer a las otras, por supuesto). Kevin Sardà, antiguo cofundador de BeautiFun Games y actual jefe de Diseño en Tequila Works (creadores del reciente Rime), hizo un completo y breve repaso sobre los trucos elementales del diseño de videojuegos y, por supuesto, cómo aplicarlos. Diseñar un juego es realmente difícil, y en ocasiones, la teoría puede ser usada en nuestra contra si no sabemos de dónde ha salido o cómo aplicarla (como la teoría sobre la mentalidad de los jugadores, clasificándolos en 4 tipos: ‘archievers’, ‘killers’, ‘explorers’ y ‘socializers’), pero el PowerPoint de Sardà nos ayudó a entender que no debemos utilizar ninguna de estas teorías como dogmas y a reír con un gif de teabagging en Halo.

Por último, y de nuevo justo al terminar la anterior conferencia, nuestros compañeros de Hobby Consolas dieron una amena charla sobre la historia de esta emblemática revista. Por suerte no fue la típica conferencia con sólo datos de ventas y demás. David Martínez y Daniel Quesada, redactor jefe de Hobby Consolas, nos hablaron de los entresijos de la revista, como la historia completa sobre la portada del número 1 y el cambio de Sonic a Bart Simpson como protagonista y gazapos históricos que muchos lectores siguen recordando, como confirmar Shenmue 2 para PlayStation 2. Muchas de estas historias no eran nuevas pero contadas por David y el salero característico de Daniel era de agradecer.

Ese mismo día, después de comer, asistimos a un espectáculo musical sin igual gracias a la increíble banda sinfónica Games Waves BandSilent Hill, Pokémon, Castlevania, Kingdom Hearts, Final Fantasy X, The Legend of Zelda… Una auténtica vuelta al pasado con piezas increíbles de esos y muchos otros videojuegos, interpretadas por una banda de más de 40 músicos que sólo se dedican a esta labor, no había ningún músico contratado para la ocasión, todos ellos estaban allí por su pasión por la música y los videojuegos, y eso lo notábamos cuando se nos ponía el vello de punta y en las palmas doloridas tras tanto aplauso.

Pero en el festival había lugar para muchas otras actividades fuera de los auditorios, como talleres organizados por la Escuela Superior Videojuegos y Arte Digital, EVAD (las cuales no fueron del todo satisfactorias por culpa del ruido que había alrededor) y zonas donde jugar y probar diversos videojuegos tanto actuales como retro, estos últimos proporcionados una vez más por Arcade Planet. El museo retro y las máquinas arcade eran las mismas que el año anterior (eso si, con la ausencia de torneos retro, una lástima), pero este año añadieron una máquina arcade muy especial… ¡Con el juego Maldita Castilla, de Locomalito!

Tampoco faltaron a la cita un buen número de tiendas y puestos con toda clase de artículos, fueran de videojuegos o mangas. Camisetas, lámparas, tazas, carteras, pósters, chapas, figuras, galletas, los dichosos spinner… Algo que deberían mejorar para el próximo año, ahora que cuentan con más espacio, es aprovecharlo y hacer que los pasillos entre las tiendas sean más anchos, ya que el sábado era una locura ir de compras.

El patio exterior, al igual que el año pasado, contaba con un escenario donde tuvo lugar el concurso de cosplay, actuaciones de algunos raperos, pequeños torneos de juegos retro y también conciertos de música techno.  Aun estando en el exterior, el elevado volumen de los altavoces en el patio era mayor que los del interior del recinto, por lo que si teníamos la necesidad de despejarnos del ruido era aconsejable volver a la entrada del recinto ferial, la zona más calmada del edificio.

En conclusión

Esta quinta edición de Gamepolis sigue demostrando su fuerte apoyo en la industria del entretenimiento digital, tanto por los pequeños estudios de desarrollo de dentro y fuera de Málaga que participaron, las nuevas tecnologías y escuelas de videojuegos, los torneos de eSports y las zonas de exposición como la de Nintendo Switch. Es cierto que la entrada sigue subiendo de precio (10€ este año por un sólo día, 24€ por el bono de 3 días y 30€ para quienes competían en los torneos) pero a cada uno le parecerá excesiva según sus intereses.

Dicho de otra manera, los anuncios y alaridos de los torneos de Clash Royale o Fifa 2017 podían resultar molestos para unos y un espectáculo para otros, la zona de Nintendo Switch podía no interesar en absoluto a más de un visitante y los precios de los productos de muchas de las tiendas podían dejarte en la ruina como te despistaras. Vaya, otra cosa que no ha cambiado con respecto al año pasado.

Aun con todo, se nota el esfuerzo que la organización pone cada año para hacer realidad un evento cada vez más grande, con más personajes célebres tanto fuera como dentro de los auditorios y crear un punto de reunión para cualquier persona, tanto interesados como amantes de esta industria. En definitiva, un éxito. A continuación os dejamos la galería de fotos y el vídeo de rigor, esta vez con varias entrevistas. ¡Ah! ¡Un saludo de parte de estos dos redactores a quienes nos reconocieron y saludaron en el evento, nos llegó a la patata!

Gamepolis 2017

Comentarios: