Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Ever Oasis
PorAres  - 
Ver comentarios

[Análisis] Ever Oasis

Parece que la vida de Nintendo 3DS está llegando a su fin… ¿o no?

La llegada de Nintendo Switch al mercado ha hecho que mucha gente esté adaptándose a este modelo híbrido en el que juegas donde quieres y como quieres, ya sea en modo portátil fuera de casa o en el televisor del salón a toda pantalla. Pero parece que, al menos para Nintendo, los más de 50 millones de usuarios de Nintendo 3DS deben seguir recibiendo nuevos títulos para la plataforma, y el desfile de grandes juegos de la compañía para la pequeña de la casa no parará en 2017.

Junto a Pikmin, Pokémon Ultrasol/Ultraluna, Miitopia, Metroid o Fire Emblem Warriors, llega este junio a las tiendas Ever Oasis, un título que ha pasado de como una exhalación por el calendario de lanzamientos hasta que ha llegado el momento de tenerlo con nosotros.

La desarrolladora del proyecto es Grezzo, que se hizo famosa por ser la encargada de realizar el remake de The Legend Of Zelda: Ocarina Of Time y Majora’s Mask para Nintendo 3DS, acabándolos como un buen trabajo. Ahora se enfrenta a algo nuevo, una nueva propiedad intelectual que promete llegar a algo grande dentro del mundo Nintendo.

¿Sigue Grezzo manteniendo la calidad de sus creaciones con el paso del tiempo? ¿Ha asimilado correctamente Nintendo esta nueva IP? Echad un vistazo porque vais a encontrar un verdadero oasis en los videojuegos…

Un oasis de paz en medio del caos

Como ya hemos comentado, Ever Oasis se trata de una historia original creada de cero por Nintendo y Grezzo y que no está relacionada con ningún otro universo de la compañía, al menos a priori. El juego se trata de un JRPG con batallas en tiempo real muy similar a The Legend Of Zelda, aunque podemos decir que toma elementos prestados de una gran cantidad de juegos, como Animal Crossing, Fantasy Life, Dragon Quest, Monster Hunter… vamos, lo mejor de lo mejor  en sus respectivos géneros.

La historia de Ever Oasis comienza poniéndonos en situación en el particular universo del juego: un mundo desértico donde los oasis son los únicos albores de vida, y los simientes la especie encargada de crear y cuidar esos oasis, amenazados por el caos que se apodera del mundo poco a poco.

Para luchar contra él, los simientes deben hacer crecer sus oasis haciendo que habitantes de todo el mundo vengan a vivir a ellos, para así crear un entorno sostenible.

Ese es el resumen general, pero en el juego encarnaremos a un pequeño simiente llamado Tethu, que tras un terrible infortunio se ha separado de su hermano y ha acabado junto a un djin del agua, Esna, que le ayudará a crear su propio oasis. Aquí comienza nuestra aventura para expandir nuestro oasis por el mundo, ampliarlo y hacerlo cada vez más grande y hermoso, con más habitantes y lleno de vida y felicidad.

Como veis, no se trata de un argumento habitual. La idea de Ever Oasis es muy original y que podría expandirse hasta crear su propio universo, como el que ya tienen personajes clásicos de Nintendo como Mario o Kirby.

Quizá para el jugador pueda hacerse un poco pesado el inicio, hasta que se empieza a coger un ritmo de juego que nos irá descubriendo poco a poco su gran mundo.

El agua que da la vida

Ya no estamos en la era de Nintendo DS ni GameBoy Advance. Las consolas portátiles han alcanzado niveles técnicos que hasta hace pocos años veíamos en plataformas de sobremesa, y Nintendo Switch es la prueba de que una videoconsola portátil puede hacer las veces de consola de sobremesa.

3DS no es que sea un portento técnico, y con más de 5 años a sus espaldas, los mundos en tres dimensiones estereoscópicas que crea pueden quedarse un poco feos. Por suerte, no es el caso de Ever Oasis.

La experiencia con las aventuras y grandes mundos en tres dimensiones de Grezzo ha hecho que este juego sea técnicamente de lo mejor que podemos encontrar en la consola, además de tener la posibilidad de verlo en 3D estereoscópico. Los modelados no parecen tan consistentes como por ejemplo Pokémon Sol y Luna, pero la fluidez de movimiento (a treinta imágenes por segundo) y el mundo tan lleno de color hacen que, a simple vista, tenga un apartado gráfico magnífico.

Derrocha personalidad y simpatía por los cuatro costados, y a pesar de que el desierto creado por Grezzo tiene detalles que lo hacen inconfundible, puede que nos recuerde a juegos como Golden Sun, Final Fantasy o Animal Crossing. Aunque esto se debe más a la elección artística elegida, un tanto infantil pero agradable para todos los públicos.

Nintendo y Grezzo no se han limitado únicamente a crear personajes “cuquis” para la ocasión. Se ha aprovechado para trabajar todo un mundo con sus razas, sus misterios, sus lugares… algo muy característico de los RPG con más contenido argumental que existen en el mercado, y es que a priori el juego parece apuntar muy alto, aunque finalmente no se explote todo este potencial.

Hemos detectado mínimos fallos gráficos relativos al framerate, aunque no podría llamarse precisamente bajada de velocidad de reproducción del juego; más bien pequeños microtirones al mover la cámara en mundo abierto, sin importan el número de elementos que haya en pantalla ni si está activado o no el efecto 3D estereoscópico de la consola. No son frecuentes, y es posible que próximamente se solucione a través de un parche para el juego.

Aun así, los modelados tienen una calidad muy alta para la consola en la que se juega, y tras probar títulos como Mario Kart 8 o Zelda: Breath Of The Wild en Switch, no nos choca tanto enfrentarnos con un título como este.

No son muchos los juegos con gráficos de calidad en tres dimensiones que podemos jugar en Nintendo 3DS, y este es uno de ellos. Se ha tenido muy buen gusto a la hora de realizar y vestir los modelados del juego: obviamente no tenemos recreaciones como en los artes, pero si resultan muy fieles a las ideas originales.

Por otro lado las animaciones de los personajes y enemigos no brillan en especial, sin hacer movimientos muy extraños que nos saquen de la acción y con una representación simplemente correcta.

A pesar de que la trama se desarrolla casi por completo en el desierto, podremos explorar otras zonas del mundo como cuevas o grutas que cambian por completo el estilo gráfico al que estamos acostumbrados. Se ha puesto mucho mimo para que la zona central, el oasis, sea un sitio amigable y bonito, y es algo por lo que trabajaremos durante la aventura.

La acción se desarrolla en la pantalla superior, teniendo siempre el menú del juego disponible en la pantalla táctil, aunque no podremos entrar a todas las secciones del mismo como si de un acceso directo se tratara. Aunque se trata de un JRPG con estadísticas, equipamiento y niveles, la forma de mostrarlo es muy clara y simple. No es un título tan complejo como Pokémon, por poner un ejemplo, pero si cumple sobradamente los requisitos para crear nuestras propias estrategias teniendo en cuenta las estadísticas de los personajes que controlamos.

Otra buena mano que toma de los JRPG, es el apartado sonoro en general, con melodías por lo general muy dulces y que, por momentos, recuerda a Pokémon Mundo Misterioso. Los personajes no tienen voz, no están doblados a ningún idioma, pero si que a veces hacen sonidos particulares que ayudan a su caracterización.

Semillas guerreras

La sorpresa que nos hemos llevado al jugar largo y tendido a Ever Oasis ha sido mayúscula. Al ser una nueva propiedad intelectual, no teníamos una mucha concepción de cómo sería el estilo de juego, y nos hemos encontrado una mezcla de sabores a multitud de juegos tradicionales de éxito. Por nombrar algunos, el que primero se nos viene a la cabeza es The Legend Of Zelda, y es que se nota mucho quien ha hecho el juego.

Ever Oasis es un JRPG de acción en tiempo real, pero un gran componente es la aventura. El oasis de Tethu será nuestro hogar que tendremos hacer crecer poco a poco, pero fuera del mismo tenemos un gran mundo por explorar, con cavernas y cuevas en las que encontraremos desde nuevos habitantes para nuestro oasis a ítems especiales.

También nos recuerda a The Legend Of Zelda por la forma de superar distintas partes de las cuevas, con puzles que no llegan a la complejidad de las aventuras de Link pero que dejan la misma esencia.

La recolección y creación de objetos también está muy presente, y como si de Monster Hunter o Dragon Quest se tratara deberemos conseguir nuevos materiales para multitud de fines, como misiones o reabastecimiento de víveres del oasis.

En un principio solo podremos tomar el control de Tethu, pero según avancemos en la aventura podremos controlar a un total de tres personajes simultáneamente, siendo estos la mayor parte de los habitantes del oasis. Cada uno de ellos tendrá habilidades especiales y características de combate propia, como pasar por zonas por las que Tethu no puede o recolectar materiales con un pico. Cuantos más habitantes tenga el oasis, mayor será su nivel y más bonito y grande será. Cada habitante, a su vez, podrá crear una floritienda para vender y comercializar sus productos en nuestro oasis, y de esta forma ganaremos «dinero».

Se hace uso de los controles especiales de New Nintendo 3DS. Ever Oasis es un juego completamente en tres dimensiones y los usuarios de la nueva versión de la consola portátil de Nintendo podrán mover la cámara con el segundo joystick, aunque no con una precisión muy buena. También podremos usar los gatillos secundarios para realizar acciones de otros botones de forma más cómoda.

Tethu es ágil y su sistema de control es bastante cómodo, aunque lo que realmente luce es el sistema de combate que Grezzo ha creado, muy similar a Kingdom Hearts aunque quizá algo menos complejo, pero igual de satisfactorio. Atacaremos en tiempo real con diferentes botones y realizando combos que iremos aprendiendo según subamos de nivel.

Cada personaje podrá manejar distintas armas, y algunas serán más efectivas que otras dependiendo del tipo de enemigo al que nos enfrentemos. Tendremos bastante variedad de enemigos en el juego, aunque su diseño se queda en correcto, con animales que han sido poseídos por el caos del mundo.

Ever Oasis no se trata de un juego en el que la dificultad sea un impedimento para disfrutarlo: no es un título muy exigente con el jugador, y podrá gozar de una duración de decenas y decenas de horas sin llegar a aburrirse, gracias en parte a la historia que evoluciona lenta pero de forma interesante.

Lo hemos comentado superficialmente más arriba, pero el sistema de menús es bastante simple y sencillo a pesar de tratarse de un JRPG con características, niveles o habilidades. Todas las opciones estarán siempre visibles en la pantalla táctil de la consola pudiendo, por ejemplo, curar a una unidad con un par de gestos táctiles.

El sistema de misiones en el que se basa el juego es muy visual, diferenciando bien las misiones principales de las secundarias, con textos descriptivos y, cuando sea pertinente, un mapa mostrando la localización donde tengamos que ir. La influencia de The Legend Of Zelda tiene su punto álgido en las mazmorras, con puertas, llaves, puzzles y jefes que podrían pasar perfectamente por una aventura de Link, pero con un componente de rol mucho mayor.

Se nota mucho que el juego está muy cuidado en el aspecto jugable, para no despistar y perder al jugador y que siempre tenga un objetivo por cumplir.

Lamentablemente no existe ningún modo multijugador para aprovechar las bondades de los combates y la recolección en grupo… quizá para una secuela.

Joya del desierto

Que bien que Nintendo 3DS sigue teniendo oasis como este. Con Switch en el mercado creíamos que el número de juegos de calidad para la pequeña portátil se reduciría, y parece que nada más lejos de la realidad, empezando por este juego.

Ever Oasis es una refrescante aventura que toma lo mejor de muchas franquicias de gran reconocimiento dentro de los videojuegos, como Zelda, Monster Hunter o Kingdom Hearts, pero sus carismáticos personajes y el aspecto tan encantador del juego hacen que obtenga personalidad propia y se cree una nueva IP maravillosa, llena de posibilidades.

Grezzo se ha enfrentado a la ardua tarea de empezar de cero, de desarrollar un juego “Made in Nintendo” sin usar propiedades intelectuales clásicas, y le ha salido de maravilla. Técnicamente se ha demostrado todo lo que puede dar el hardware de 3DS, y la desarrolladora puede sentirse muy or

La magia de Nintendo se mezcla con lo mejor de diferentes mundos en un título brillante para Nintendo 3DS.

Esperemos que el oasis de Tethu se expanda por el mundo y pronto le tengamos con nosotros viviendo una nueva aventura.

Archivado en:
Ever Oasis

[Análisis] Ever Oasis

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sensaciones muy buenas del juego que, aunque sean similares a las experiencias de The Legend Of Zelda o Fantasy Life, a su vez se siente diferente.
  • La representación del desierto y el oasis le da una inequívoca personalidad.
Flojea en:
  • A pesar de que se trata de un título genial, deja la sensación de que puede dar mucho más de sí: modo multijugador, más complejidad en los combates, más contenido argumental.

Comentarios: