Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] World of Goo

[Análisis] World of Goo

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

Estás leyendo un análisis de un juego que salió para Wii, PC en 2008 y posteriormente recaló en Mac, Linux, Android e iOS. Es bastante probable que sepas ya todo de él. Hagamos un pequeño test. Responde a las preguntas mentalmente: ¿Sabías que tiene una valoración de 94 en Metacritic? ¿Y qué cuenta con más de 10 premios de primer nivel, entre los cuales un Golden Joystick y el de VGX de mejor juego indie en el año de su lanzamiento? Todas estas preguntas basadas en la gran recepción que ha tenido este título indie en cada una de sus reediciones no sorprenderán al que ya lo ha jugado. En este artículo contaremos por qué, además de ser el clásico que ya conocíamos, aprovecha las virtudes de Switch y se convierte en mejor juego todavía.

Jugar de todas las maneras posibles

Las reseñas de videojuegos se pueden plantear de muchas maneras. En esta, reflexionaremos durante todo un apartado sobre la virtud de diseñar videojuegos para Switch y de aprovechar tantas opciones como sean posibles para que el producto final sea accesible en todos los sentidos.

Nos referimos a los distintos controles que Tomorrow Corporation ha habilitado en esta nueva versión del clásico juego de 2D Boy (empresa previa de los empleados de Tomorrow Corporation). Se puede jugar en los tres modos de Nintendo Switch: a saber, en la TV, en portátil y en tabletop. Pero la versatilidad de World of Goo va todavía más allá. Fijáos en los siguientes puntos, en estos se detalla el control del juego en función del modo:

  • Modo TV o tabletop. En cualquiera de estos modos el control se realizará mediante cualquiera de los dos Joy-Con apuntando a la pantalla, como en la versión de Wii del juego. Se apunta mediante el giroscopio de los mandos. Hay que señalar que el giroscopio se descentra a menudo, pero pulsando el botón + o -, en función del Joy-Con que usemos, lo centraremos de nuevo. Para saber más acerca del apuntado en World of Goo, pinchad aquí (enlace a una comparación entre las versiones de Switch y Wii). Hay que añadir también que ambos modos permiten el juego cooperativo con un Joy-Con para cada jugador (o todavía más rebuscado, ¡un jugador con dos Joy-Con resolviendo los niveles el doble de rápido!)
  • Modo portátil. Como sucede en su versión de Android e IOS, esté juego será plenamente compatible con la pantalla táctil de Switch.

Resulta increíble que una misma consola permita dos estilos de juego tan distintos entre sí como lo son el de apuntar o el de pulsar con un dedo. Además, cabe resaltar que, gracias al modo tabletop, todos los controles de apuntado serán funcionales donde sea que juguemos al título. El táctil, en cambio, solo se podrá jugar en modo portátil y potenciará el juego individual.

¿Nunca has estado en el mundo de Goo? ¡Lee en adelante!

En este apartado hablaremos del juego en sí. Básicamente detallaremos su género, sus niveles, su historia, su dirección artística y su banda sonora. Para el que no haya jugado al maravilloso mundo de puzles con los Goos (las bolas viscosas que protagonizan el título), ahí va:

  • El género. Lo acabas de leer, es un juego de puzzles. Y uno de los grandes juegos de puzles de la historia de los videojuegos. Si tienes una Switch seguro que habrás jugado a The Legend of Zelda: Breath of the Wild, ¿verdad? La resolución de los puzles en el monumental juego de Zelda tiene mucho parecido con World of Goo: ambos juegos basan los puzles en el gran motor de físicas y gravedad que rige cada juego. Hay que salvar las distancias entre World of Goo y Breath of the Wild, desde luego. El primero es un juego 2D diseñado por una sola persona y programado por otra, mientras que el Zelda contó con un equipo con cientos de empleados. Honestamente, World of Goo tiene tanto mérito que, debido a lograr reinventar los puzles con un equipo tan pequeño, se merece la comparación con el gigantesco Breath of the Wild.

  • Los niveles. En el diseño de niveles es donde más brilla el talento de Kyle Gabler, la clave detrás de World of Goo. En este juego nos encontraremos con una variedad exquisita de niveles y de puzles que resolver. Las mecánicas en torno a los Goo son ingeniosas en la época en que se crearon y si hoy las tenemos como populares es precisamente porque World of Goo las hizo populares: hablamos de niveles que usan el aire, globos, el peso, el líquido, el desnivel, ¡y mucho más!, para crear rompecabezas únicos. Por otra parte, debemos hablar de la duración del título. No diremos el número exacto de niveles, pero hay cerca de 50. Son pocos y este es de los pocos puntos negativos que se han reprochado.
  • La historia. Es común que en los juegos de puzles modernos se cree una atmósfera distintiva que haga atractivo el título. Suelen ir acompañadas de historia, de personajes y de situaciones mayormente cómicas. Es el caso de World of Goo. El peso en el videojuego de esta atmósfera no suele ser mucho. Podemos decir, no obstante, que en el mundo de los Goos es ingeniosa y necesaria: los elementos con los que jugaremos se rigen por una lógica que no tendría sentido de no ser por las bolitas viscosas de colores. Además, está la figura del excéntrico escritor de carteles, una ingeniosa manera de darnos pistas y contarnos la historia.
  • La dirección artística. Es la seña de identidad del título. Los dibujos, también de obra de Gabler, recuerdan al estilo romántico, oscuro y terrorífico que tan popular hizo Tim Burton en Vincent o Pesadilla antes de navidad. Gracias a la utilización de objetos planos y al talento de Gabler, la estética de este título será atemporal. Un diez en este aspecto.

  • La banda sonora. Esta, como el concepto del juego, el diseño de niveles y del arte, está creada por Gabler. Sensacional en sus momentos épicos, misteriosa en y adecuada en general. La banda sonora fue tan buena que, a petición de los fans, fue colgada oficialmente en el portafolio virtual de su creador para descarga gratuita. Que la disfrutéis tanto como el juego: pincha aquí y obtenla. Por otra parte, los efectos de sonido también son más que buenos. Las criaturas tienen tanta personalidad como los icónicos Worms de Team17 gracias a los sonidos. La pena es que en la versión de Switch el sonido da problemas cuando llevamos una sesión larga jugando -al menos en la semana del lanzamiento en la que escribo la reseña, suponemos que una actualización posterior lo solucionará-.

Conclusiones

Es un clásico atemporal con casi diez años a sus espaldas. Si no lo has jugado no dudes en comprarlo. No es exagerado decir que es una pieza clave, pese a ser indie, en la historia del género de puzles. Es un título completo en todos los sentidos: diseño de niveles, mecánicas que los forman, arte, banda sonora, efectos de sonido. ¡Magnífico!

Además, esta versión aúne las características de apuntar, de la Wii, y de tocar la pantalla táctil, de los móviles. A las que hay que sumar el juego cooperativo tan sencillo que permiten los dos Joy-Con incluso fuera de casa en modo tabletop. Solo hay un par de pegas: el control de apuntado no es perfecto y el sonido crepita después de llevar un tiempo jugando. Una actualización debería solucionar la segunda.

[Análisis] World of Goo

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.9
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un clásico atemporal que dejó huella en la historia del género de puzles: de los primeros que usan las físicas de forma tan ingeniosa.
  • Además, siempre es una delicia jugar un trabajo del semi anónimo Kyle Gabler.
Flojea en:
  • Un problema con el sonido aparece en sesiones largas de juego: crepita y molesta.
  • Por otra parte, se nos descentrará constantemente el puntero debido al sistema de apuntado por giroscopio (no es fatal, pero incomoda).

Comentarios: