[Análisis] ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’
3DS, Análisis, Análisis 3DS

[Análisis] ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’

Compartir en:

Yoshi sin duda es uno de los personajes más carismáticos y adorables de Nintendo y tiene una extensa historia de juegos a sus espaldas, que no han hecho más que aumentar a lo largo de más de 20 años. Por ese motivo me gustaría empezar este análisis haciendo un repaso de todos los juegos anteriores protagonizados por este simpático dinosaurio y ponernos en situación:

  • El primer juego de Yoshi como protagonista fue Super Mario Word 2: Yoshi’s Island fue lanzado para Super Nintendo en 1995 y definitivamente no era la secuela de Super Mario World que muchos esperábamos ver. Se trataba de un juego completamente nuevo cuyo único parecido con su predecesor radicaba en que se trataba de un título de plataformas en 2D, sin embargo, resultó ser uno de los exponentes del género más brillantes que he tenido el placer de jugar jamás, y que todavía a día de hoy, 22 años después, sigue manteniéndose tan fresco y divertido como el primer día. El estilo de juego cambió radicalmente con respecto al primer Super Mario World, aquí el personaje que controlamos es Yoshi, siendo Mario un bebé indefenso que Yoshi debe cuidar mientras avanza en la aventura. El sistema para controlar a Yoshi es totalmente diferente al usado por Mario en sus otros juegos de plataformas, puesto que puede tragarse a los enemigos y lanzar huevos, que actúan como proyectiles. Este juego fue aclamado por la prensa especializada y diversos expertos del sector. Está considerado como uno de los mejores juegos de la historia en todos los aspectos, aunque de hecho vendió muchas menos copias que su juego antecesor (4 millones aproximadamente) a diferencia de Super Mario World que vendió 20 millones aproximadamente. Tuvo un tiempo de desarrollo de 4 años. Entre los datos técnicos, el cartucho venía equipado con el chip SFX 2, mejora del primer chip SFX que se usó en juegos como Star Fox de la misma consola. Dicho chip, permitía efectos revolucionarios para la época, tales como deformación de la imagen, zooms, estilo acuarela, rotaciones y diversos efectos gráficos. El juego se versionó para Game Boy Advance con una calidad gráfica ligeramente inferior (a simple vista no se nota) y algunas ralentizaciones que no sufría el original. También hubo pequeños cambios en sonidos como el sonido que emite Yoshi al saltar y patalear para mantenerse en el aire. Se incluyeron 7 niveles extra no presentes en la edición original.
  • En 1997 llegó Yoshi’s Story, para la Nintendo 64, secuela de Super Mario World 2: Yoshi’s Island para sobremesa. Originalmente se llamaba Yoshi’s Island 64, en analogía a Super Mario 64, aunque fue renombrado a Yoshi’s Story en agosto de 1997. A la vez, se aumentó el tamaño del cartucho de 96 a 128 megabits. El plataformas fue desarrollado por el equipo de Yoshi’s Island y dirigido por Hideki Konno y producido por Takashi Tezuka. Este fue el primer título desarrollado por EAD que no fue producido por Shigeru Miyamoto. Fue de los primeros juegos en ser compatible con Rumble Pak y, como su predecesor era un plataformas 2D. Los gráficos estaban basados en digitalizaciones 2D de modelos 3D (método similar al empleado en el juego Donkey Kong Country), algo que en entrevistas y avances fue denominado como 2,5D (en referencia a que a pesar de tratarse de un juego en 2D parecía un juego 3D). Además, los gráficos simulaban el aspecto de tela y otros materiales, lo que además otorgaba un look único al juego.
  • En 2006 se lanzó Yoshi’s Island DS, videojuego desarrollado por Artoon para Nintendo DS, y de nuevo era una secuela de Super Mario World 2: Yoshi’s Island, en esta ocasión para portátil. Durante el desarrollo el juego iba a llamarse Yoshi’s Island 2, nombre que se cambió dos semanas antes del lanzamiento americano. La historia del juego se centraba en el clan Yoshi en su intento de rescatar a los niños recién nacidos que han sido secuestrados por Kamek. Yoshi’s Island DS presentaba un diseño gráfico mejorado proveniente de Yoshi Touch & Go, muy colorido y que a primera vista parecía hecho a base de lápices de colores, pero que mantenía el mismo estilo de juego que su predecesor para Super Nintendo, pero mientras en el juego de SNES sólo aparecía Baby Mario, para la versión de DS se incluyeron nuevos personajes entre los cuales están Baby Peach, Baby Donkey Kong y Baby Wario y también Baby Bowser (quien era un jefe en la precuela Super Mario World 2: Yoshi’s Island), teniendo cada uno de los bebés una habilidad única que ninguno de los demás posee, junto con la posibilidad de cambiar de bebé en varios puntos del juego.
  • En 2014 se lanzó Yoshi’s New Island para Nintendo 3DS desarrollado por Arzest y publicado por Nintendo. Es la secuela de Super Mario World 2: Yoshi’s Island y de Yoshi’s Island DS. En un movimiento nostálgico la compañía nipona decidió recuperar la magia (o mejor dicho lo intentó) de aquel extraordinario juego, ahora en Nintendo 3DS y con la coletilla “New” que ya habían aplicado a varias de sus creaciones. Nada más empezar el juego nos relataban de forma resumida los hechos acontecidos en la primera parte y se ve como una cigüeña transporta a los hermanos bebé Mario y Luigi (recién rescatado) a casa de sus padres, pero al llegar resulta que los padres dicen que no son sus bebés! La cigüeña se ha equivocado de casa. La despistada ave vuelve a poner rumbo al hogar de sus auténticos progenitores cuando el malvado Kamek y sus esbirros hacen acto de presencia y atacan a la cigüeña, llevándose de nuevo a bebé Luigi y haciendo que bebé Mario caiga en la Isla Huevo, el hogar donde habitan los Yoshis. Dicha isla está en peligro por bebé Bowser y su padre, pero no pueden permitir que el pequeño Mario vaya sólo a buscar a su hermano (con el que parece estar comunicado telepáticamente y por lo tanto sabe donde está secuestrado).
  • En 2015 llegó Yoshi’s Woolly World para Wii U, de nuevo un juego de plataformas en el que el jugador asume el papel de Yoshi. Similar al desarrollado título anterior de Good-Feel, Kirby’s Epic Yarn, el juego estaba ambientado en un mundo donde los personajes y el ambiente se componen de hilo y tela. Yoshi conserva gran parte de su set de movimiento de la serie de videojuegos Yoshi, incluyendo el uso de la lengua para tragar enemigos y usar su salto aleteo para llegar a zonas difíciles, y muchos elementos como las flores sonrientes. Sin embargo, a diferencia de otros juegos donde los enemigos al tragarse se producían huevos que Yoshi entonces podría arrojar, Yoshi esta vez produce ovillos de lana. Estos ovillos de lana tienen diversos usos cuando se lanzan, como atar a temibles enemigos o completar ciertas plataformas y objetos. El juego también soporta hasta dos jugadores cooperativamente, siendo capaces de tragar y arrojar al otro jugador, lo que les permite llegar a zonas inaccesibles de otro modo.

Una nueva (y vieja) aventura

Durante el Nintendo Direct del pasado 1 de septiembre de 2016, Nintendo reveló Poochy & Yoshi’s Woolly World, un port de Yoshi’s Wolly World de Wii U (que salió la venta el 26 de junio de 2015) desarrollado por Good-Feel para Nintendo 3DS. El juego incluye todos los niveles de la versión para Wii U, pero además añade una serie de fases exclusivas para Poochy (un simpático perrito que hizo su primera aparición en Super Mario World 2: Yoshi’s Island de SNES), el cual nos permitirá emplear sus habilidades como ayuda para conseguir los secretos de cada nivel además de otras novedades.

Con este análisis intentaremos resumir en unos pocos párrafos horas y horas de juego y experiencias que nos ofrecerá Poochy & Yoshi’s Woolly World. Si hubiera que resumir todas las ideas en una sola, esa sería sin duda la siguiente: “puro amor lanudo de bolsillo”. ¡Comencemos con el análisis!

Resultado de imagen de poochy & yoshi's woolly world

Argumento

Nuestra aventura tiene lugar en la Isla Remiendos, un diminuto islote el Océano Hechoamano, donde los Yoshis que habitan en la isla han vivido siempre en armonía. Hasta que un día reciben una visita inesperada… ¡El malvado Kamek hace acto de presencia y usa su magia para convertir a todos los Yoshis en madejas de lana! Pero no todo está perdido, ya que al huir Kamek se le caen algunas madejas. Tras su marcha los Yoshis que quedan (uno verde y otro rojo) se ponen manos a la obra para trazar un plan para rescatar a sus amigos… ¡Y en esta ocasión, Poochy, el amigo de los Yoshis, viene con ganas de fiesta! Y así es como da comienzo otra nueva aventura para los Yoshis. ¿Les ayudaréis a salvar a los demás?

Controles

Los controles del juego son sencillos y fáciles de aprender. Hay dos estilos de controles: el estilo A y el estilo B. El A es el que sale por defecto en el juego y es el que comentaremos a continuación (se puede cambiar en cualquier momento):

  • Cruceta/Stick analógico: Andar (no hay opción de correr, tras andar durante un rato, a Yoshi se le transformarán los pies en ruedas e irás más rápido)
  • Botón A: Saltar
  • Botón A manteniéndolo pulsado: Planear en el aire
  • Botón A y cruceta hacia bajo: Salto bomba
  • Botón B: Tragar/Escupir
  • Cruceta/Stick analógico hacia abajo: Agacharse/Poner un ovillo
  • Botón Y/L: Fijar mira
  • Botón X/R: Lanzar ovillo

Jugabilidad

Nada más empezar deberemos seleccionar uno de los tres archivos de guardado disponibles, (los cuales podremos copiar o borrar cuando queramos).

Antes de empezar nuestra aventura al igual que en la versión de Wii U deberemos elegir un modo de juego:

  • Modo relajado: hace que resulte un poco más fácil jugar, porque Yoshi tendrá un par de alas para moverse por ahí y también tendrá más corazones. Y además, después de cinco intentos fallidos en un nivel, podrás conseguir un huevo de invencibilidad, que te protegerá de los ataques enemigos.
  • Modo clásico: recomendado para jugadores que cuenten con experiencia. Es el modo de juego tradicional.

Se puede cambiar de modo de juego en cualquier momento. También podremos seleccionar la velocidad de lanzamiento: normal o rápido y si queremos usarlo inclinando o no la consola (con el girómetro). Finalmente podremos elegir si usar o no SpotPass y aceptar para empezar nuestra aventura.

Al principio nos encontraremos en la Isla Remiendos, una diminuta isla que se encuentra en medio del Océano Hechoamano y desde aquí podremos acceder a todos los mundos que nos ofrece el juego.

Además de los niveles propiamente dichos, también encontraremos otras secciones en la Isla Remiendos. Podéis encontrar un resumen de cada una de ellas a continuación:

  • Alfiletero de Yoshi: En esta caseta podrás encontrar todos los patrones que hayas ido desbloqueando a través de los niveles y usarlos para tu aventura. Estos patrones podrás adquirirlos recogiendo las cinco Madejas mágicas que están repartidas por cada uno de los niveles del juego.
  • Carpa de la nostalgia: En esta caseta podrás echar un vistazo a los enemigos que has ido derrotando, además de poder disfrutar de las diferentes pistas de música que nos ofrece el juego.
  • Alfiletero amiibo: En esta caseta encontrarás almacenados los diferentes patrones que has ido desbloqueando al usar los amiibo en el juego. De esta manera podrás usar estos patrones en tu aventura sin necesidad de tocar la pantalla táctic con la figura amiibo.
  • Pabellón de los desafíos: Esta caseta aparece en la Isla Remiendos al completar el último nivel del mundo 6, y en ella podrás volver a retar a los jefes que ya has derrotado ¡aunque deberás tener en cuenta que ahora son más fuertes!

Hay que destacar que, como en la entrega original y en anteriores entregas, los niveles no tienen tiempo, por lo que podremos explorar tranquilamente. En general son bastante largos y nos ofrecerán diversión para rato.

Cada mundo contará con un total de 8 niveles desbloqueables: seis niveles serán fases normales, mientras que los otros dos serán un fuerte y un castillo final donde tendremos que enfrentarnos a los jefes de ese mundo. Además en cada mundo habrá un nivel extra que podremos desbloquear si recogemos todas las Flores sonrientes que se encuentran esparcidas por cada uno de los niveles.

Una vez dentro de un nivel encontraremos diferentes indicadores que nos mostrarán las Cuentas recogidas y la vida que nos queda. Cabe destacar que el sistema de vida de Poochy & Yoshi’s Woolly World se basará en un sistema de corazones que iremos ganando o perdiendo a lo largo de los niveles. Hay un máximo de 20 corazones y completar el nivel sin recibir daños será uno de los requisitos para completar la fase al 100%.

Al completar ciertos niveles conseguirás insignias de poder, elementos que sin duda, nos facilitarán las cosas, ya que harán que no te caigas al vacío, que seas inmune al fuego, mejorar tu salto bomba, detectar objetos ocultos y mucho más. Sólo se podrá activar una única insignia de poder por nivel y para adquirirla deberás abonar un número de Cuentas, aunque en ocasiones se nos ofrecerán de forma gratuita.

En general el juego tiene un nivel de dificultad bajo, de hecho, unos niveles nos resultarán más sencillos que otros independientemente del mundo en el que nos encontremos. Sí que es verdad que los primeros niveles del primer mundo son más fáciles que los últimos del juego, pero la dificultad (o mejor dicho la falta de ella) es bastante constante en comparación con otros títulos del género. El nivel de dificultad sólo se incrementa en los niveles especiales de cada mundo y sobre todo en el nivel final.

También debemos tener en cuenta que el verdadero desafío consiste en conseguir todos los objetos coleccionables de los niveles. Si tenemos en cuenta que en cada nivel debemos recoger 20 Corazones, 20 Parches de lápiz, 5 Flores sonrientes y 5 Madejas mágicas, que hay 9 niveles por mundo y un total de 6 mundos más un nivel final, la cuenta se complica enormemente. Cuando consigamos completar un nivel al 100% se marcará con una estrella dorada.

Esto pone de manifiesto otro de los aspectos mejor cuidados de Poochy & Yoshi’s Woolly World: su rejugabilidad. Si bien es posible encontrar todos los objetos en muchos niveles a la primera, si estamos atentos, seguro que más de uno se nos resistirá, por lo que deberemos volver a jugar muchos niveles para poder completar el juego al 100%.

Gráficos y sonido

Sin duda este es uno de los apartados donde más destaca Poochy & Yoshi’s Woolly World. Muchos de vosotros puede que ya os hayáis dado cuenta al ver los diferentes tráilers compartidos por Nintendo y observar la belleza de sus gráficos y la calidad de las melodías de Wii U. Pues imagináos lo mismo, pero en versión portátil.

Como ya habéis podido observar, Poochy & Yoshi’s Woolly World es un juego lleno de colorido en todos los sentidos. Los gráficos que nos ofrecerá el juego son muy resultones a la vista, con unos acabados creados al 100% con lana, materiales textiles y otros materiales como madera, algodón o plástico, entre otros.

Evidentemente a nivel gráfico no luce tan bien como la versión de Wii U, por las limitaciones técnicas de Nintendo 3DS, y pierden bastante detalle, que era parte del gran atractivo de este título, pero el juego se nota muy fluido y no hay bajones en  ningún momento. Hay que destacar que habrá tiempos de carga tanto para entrar en un nivel como para salir, aunque en ambos casos son mínimos.

El juego se ejecuta a 60 fps en New Nintendo 3DS, mientras que en la 3DS original y el resto de sus modelos tan solo se ejecuta a 30 fps, una diferencia sin duda muy relevante.

Por otro lado, el apartado sonoro es otro de los aspectos en los que destaca sin duda este título. Las melodías que nos ofrece son muy variadas y alegres, y se adaptan perfectamente a la temática de los niveles utilizando diferentes instrumentos musicales en función de cómo sea el nivel. Muy pocos niveles en el juego tienen música repetida, ya que cada uno de ellos nos ofrecerá precisamente una temática diferente. Los efectos de sonido no se quedan atrás y volveremos a contar con los sonidos tan característicos que emite Yoshi como cuando por ejemplo planea o le daña un enemigo.

Novedades respecto a la versión de Wii U

Como ya sabéis aunque Poochy & Yoshi’s Woolly World sea un port de la versión de Wii U eso no significa que sea exactamente igual al original, de hecho llega con algunas novedades que pasaremos a comentar a continuación:

  • Efecto 3D: a diferencia de la versión de Wii U este título cuenta con efecto 3D el cual le otorga a los niveles una sensación de profundidad muy interesante, por lo que recomiendo jugar con él activado (aunque es perfectamente jugable sin él).
  • A la hora de elegir fases nos moveremos por un mapa lineal en el que solo podremos avanzar a medida que vayamos superando cada fase, a diferencia de la versión de Wii U, donde nos movíamos un mundo 3D donde podíamos ver todas las fases que estaban disponibles.
  • Puedes diseñar tus propios patrones de Yoshi y usarlos dentro del juego. ¿No encuentras un patrón de Yoshi a tu gusto? Diseña tu propio «Yoshi creado» de dos maneras diferentes. Con la opción profesional puedes pintar todas las partes de Yoshi como prefieras: edita la cabeza, los brazos, el cuerpo y las piernas de Yoshi por separado. Pero hay otra opción más sencilla: edita a Yoshi al completo de una vez y usa los materiales que hayas conseguido juntando parches de lápiz. Si quedas contento con el resultado, ¡podrás compartirlo con otros jugadores a través de StreetPass!
  • Cine de Yoshi: donde podremos ver cada día un corto de animación de Yoshi y Poochy y al final de cada uno nos pondrán una pregunta que deberemos responder. Si lo hacemos correctamente recibiremos cuentas para el juego. Cada día se desbloqueará un nuevo corto.
  • Poochitos al rescate: Si Poochy es el mejor amigo de Yoshi, los Poochitos no se quedan atrás. En el modo relajado, estos encantadores cachorritos trotarán tras Yoshi olisqueando en busca de secretos y zonas ocultas. También podrán usarse como ovillos y atacarán a los enemigos que se acerquen demasiado y podrás hacer que entren de pleno en la acción. Para llamarlos deberemos tocar el icono del bolsillo de la pantalla táctil.
  • Caseta de Poochy: en ella podremos jugar a unos niveles especiales llamados Estampida de Poochy donde controlaremos a Poochy o más bien dicho, le guiaremos, ya que va corriendo hacia la izquierda de forma automática y deberemos recoger cuentas, explotar globos y recoger Poochitos en nuestro camino a la meta. Deberemos saltar y encadenar saltos al saltar sobre enemigos si mantenemos pulsado el botón A. Si pulsamos abajo en la cruceta podremos deslizarnos para pasar por huecos estrechos. Podemos usar las cuentas para ayudar a Yoshi en los niveles. Cada vez que superemos un nivel se añadirán 3 logros los cuales al repetir el nivel y superarlos se marcarán con una estrella dorada. Si cogemos una flor sonriente al final de un nivel podremos jugar el modo Fiebre del oro en la caseta de Poochy.

Objetos coleccionables

Otro de los elementos que todo buen juego de plataformas debe tener es la presencia de multitud de objetos. Los niveles de esta aventura están llenos de secretos y coleccionables, así que mira en cada esquina y recoveco para encontrar áreas ocultas. ¡Incluso hay cosas que serán invisibles hasta que las toques con Yoshi o con un ovillo de lana!

Como ya hemos comentado, para completar un nivel al 100%, deberemos terminarlo con 20 Corazones, recoger los 20 Parches de lápiz, las 5 Flores sonrientes y las 5 Madejas mágicas esparcidas por los niveles.

Estos son los objetos que encontraremos en ellos:

  • Corazones: Restauran un corazón tu salud.
  • Cuentas: Son las monedas del juego y con ellas podremos comprar insignias que nos facilitarán diferentes elementos en los niveles. Hay tres tamaños de Cuentas: pequeñas, que equivalen a 1 Cuenta, medianas, que equivalen a 5, y grandes, que equivalen a 10.
  • Parches de lápiz: Si consigues recoger los 20 parches de lápiz esparcidos por cada nivel, podrás desbloquear patrones que podrás usar con los “Yoshis creados”.
  • Madejas mágicas: Hay cinco Madejas escondidas en cada nivel y si encontramos todas rescataremos un nuevo Yoshi y podremos jugar con él en nuestra aventura. En función de los colores de las Madejas desbloquearemos a un Yoshi u a otro, siempre en consonancia con la temática del nivel en el que nos encontramos.
  • Flores sonrientes: Si consigues las cinco Flores escondidas en cada nivel, podrás disfrutar de un minijuego extra al acabar el nivel. Además, si consigues las suficientes, podrás desbloquear un nivel extra en cada mundo.
  • Cestas de ovillos: Si las golpeas por abajo, saldrán disparados ovillos que puedes equipar y después arrojar. Se pueden llevar un máximo de seis ovillos a la vez.
  • Nubes aladas: Si las golpeas con un ovillo o con un enemigo, sucederá un evento. Estos eventos pueden ir desde conseguir Corazones extra hasta desbloquear caminos ocultos.
  • Puertas misteriosas: Al entrar en una de estas puertas misteriosas, Yoshi se transformará temporalmente. Para superar estas fases deberás llegar al final del nivel antes de que se acabe el tiempo recogiendo cronómetros que añadirán segundos al marcador. Las transformaciones que encontraremos son Mega Yoshi, Yoshi moto, Yoshi avión, Yoshi paraguas, Yoshi sirena y Yoshi topo.

Compatibilidad con amiibo

Este título al igual que la versión de Wii U, es compatible con las figuras amiibo y son las siguientes:

  • Colección de Yoshi’s Woolly World: Puedes guardar tu patrón de Yoshi y usarlo para jugar con Yoshi Doble.
  • Yoshi de las colecciones de Super Smash Bros. y Super Mario: Puedes jugar con Yoshi Doble.
  • Colecciones de The Legend of Zelda, Super Mario, Splatoon, Kirby, Super Smash Bros., Animal Crossing y 30 aniversario de Super Mario: Puedes desbloquear un patrón de Yoshi basado en el personaje.
  • Otros amiibo (amiibo de Pokémon): Puedes desbloquear un patrón de Yoshi.

Podéis ver una imagen de todos ellos pinchando aquí.

Duración

Poochy & Yoshi’s Woolly World es un juego, en general, bastante corto. Podemos pasárnoslo en aproximadamente unas 8 horas. Cuenta con 6 mundos con 8 fases más un nivel especial en cada uno de ellos más un nivel final, lo que hacen un total de 55 fases.

Como ya se ha comentado, para completar un nivel al 100%, deberemos terminarlo con 20 Corazones, recoger los 20 Parches de lápiz, las 5 Flores sonrientes y las 5 Madejas mágicas esparcidas por los niveles.

Cada uno de estos cuatro objetos es independiente y se guarda, es decir, si conseguimos por ejemplo completar un nivel con los 20 Corazones y los 20 Parches de lápiz, y las 5 Madejas mágicas pero sin las flores sonrientes, solo tendremos que volver a preocuparnos de coger las flores y no el resto.

Evidentemente como siempre digo, la duración es algo muy relativo, porque si nos centramos en avanzar muy rápido sin preocuparnos por recoger los objetos lo podemos acabar en pocas horas, pero si por el contrario queréis completar el título con todos los objetos eso requerirá de mucho más tiempo y paciencia, ya que seguramente deberéis repetir un nivel varias veces hasta conseguirlos todos. Una de sus mayores bazas en este sentido es su rejugabilidad, lo que alarga la vida útil del juego.

Curiosidades

  • Una serie de 30 cortos animados se incluyen también junto con el título y se irán desbloqueando progresivamente.
  • El mismo día de lanzamiento del título, un nuevo amiibo de Poochy saldrá a la venta, de forma independiente del juego o, si se prefiere, en un pack especial.
  • El juego se ejecuta a 60 fps en New Nintendo 3DS, mientras que en la 3DS original y el resto de sus modelos tan solo se ejecutará a 30 fps, una diferencia sin duda muy relevante.
  • El modo multijugador de la versión de Wii U no está presente en Poochy & Yoshi’s Woolly World, lo que significa que no se puede jugar al modo cooperativo que pudimos disfrutar en la consola de sobremesa.

CI16_3DS_PoochyAndYoshisWoollyWorld_30videos_esES.jpg

Conclusión

Poochy & Yoshi’s Woolly World  es un juego divertido, entretiene y tiene algunos momentos destacables, pero no consigue sorprender, es demasiado sencillo, es prácticamente igual al juego original y las novedades a pesar de que están bien, tampoco suponen nada del otro mundo.

A pesar de todo, es  un juego muy bueno que merece la pena, sobre todo si no lo has jugado en Wii U, pero sabrá a poco para quien ya lo haya jugado en ella.

En definitiva, lo considero un buen juego y es recomendable, si os gustan los plataformas en general y Yoshi en particular. Si no os gustó en su día la entrega de Wii U ésta tampoco lo hará, si por el contrario aquella os encantó, esta seguramente también lo hará. Lo considero imprescindible si no lo habéis podido jugar en Wii U.

Los más completistas podrán encontrar en el factor en la rejugabilidad su tabla de salvación a la que aferrarse para comprarlo y por supuesto todo aquel que no lo haya podido jugar en Wii U, al cual se lo recomiendo encarecidamente.

Podéis encontrar Poochy & Yoshi’s Woolly World en tiendas físicas y en la eShop de Nintendo 3DS desde el 3 de febrero a un precio de 39,99€. Requiere 7.769 bloques de espacio disponible, lo que aproximadamente equivale a 971.125 MB.

8.0

[Análisis] ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Artística y visualmente pese a no verse en HD sigue siendo una auténtica maravilla, es muy rejugable.
Flojea en:
  • A pesar de sus novedades sigue siendo un juego corto, se echa de menos más reto y cantidad de niveles.

Comentarios