Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] ‘Sonic Boom: Fuego y Hielo’
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] ‘Sonic Boom: Fuego y Hielo’

Como todos sabemos, Sonic the Hedgehog, la mítica mascota de SEGA, no atraviesa por su mejor momento en estos últimos años. Y es que han sido muchas las decepciones que los seguidores de este veloz personaje se han ido llevando a lo largo de los últimos años, por lo que desgraciadamente su popularidad no es la que era hace unas décadas.

Sonic Boom: Fuego y Hielo es la siguiente entrega en la subsaga de juegos y serie de televisión Sonic Boom, la misma que reinició el aspecto de los personajes y que en las entregas El Ascenso de Lyric (Wii U) y El Cristal Roto (Nintendo 3DS) se saldó con las peores críticas, la puntuación más baja que la IP de SEGA había recibido en toda su historia y las peores cifras de venta de un juego de Sonic.

A pesar de eso, SEGA, con buen criterio, va a seguir apoyando a su mascota. Como ya os adelantamos, la compañía japonesa lanzará varios nuevos juegos el año que viene para conmemorar el 25 aniversario de Sonic. Por un lado Sonic Mania, que llegará en primavera de 2017 y por otro Project Sonic 2017, que lo hará en Navidades de 2017.

Pero dejando de lado estos nuevos juegos, hoy toca analizar Sonic Boom: Fuego y Hielo, la última entrega del erizo azul para Nintendo 3DS. ¿Conseguirá superar a sus antecesoras o se quedará en el intento? ¡Vamos a comprobarlo!

Resultado de imagen de sonic boom fuego y hielo

Argumento

En esta ocasión, para variar, Sonic vuelve a estar en apuros, ya que el implacable Dr. Eggman ha descubierto un poderoso elemento llamado Ragnio y lo está usando para crear un ejército de robots superveloces que pueden adelantar al mismísimo torbellino azul. Y eso no es todo, D-Fekto (uno de los robots de ragnio del Dr. Eggman) está fuera de control y está destrozando todo lo que encuentra a su paso. Sonic y compañía tendrán que poner freno a esta locura y devolver la paz a la Isla de Ragna Rock.

La trama no es ninguna maravilla, pero también es verdad que ningún episodio de esta saga ha destacado precisamente por su narrativa. Simplemente es un mera excusa para entrar en materia. Lo verdaderamente interesante del título es su jugabilidad.

CI7_DFect.jpg

Controles

Jugabilidad

El título es un plataformas de desarrollo lateral 2D durante la inmensa mayoría de las ocasiones, recordando una vez más a las primeras andanzas de Sonic en esta industria. Nada más empezar deberemos seleccionar alguno de los tres archivos de juego disponibles para empezar a jugar.

Deberemos avanzar por niveles llenos de trampas y obstáculos, además de robots (aunque habrá muy pocos en comparación con otros juegos), siendo necesario ir eliminando (o esquivando) a todos ellos mientras tratamos de desplazarnos lo más rápido posible por sus variados niveles.

Uno de os rasgos que caracteriza al juego es que da libertad a cada jugador para que afronte las fases como crea más oportuno. Podremos decidir si pasarnos los niveles a toda velocidad al más puro estilo Sonic o avanzar más despacio, explorando  todo el escenario para poder encontrar los diferentes coleccionables que hay repartidos y escondidos en cada uno de los niveles.

Los coleccionables que podremos encontrar (además del Ragnio, el cual también se puede conseguir activando StreetPass) son martillos, muelles y tarjetas coleccionables. Las tarjetas estarán ocultas al final de una cueva de desafíos, de las cuales habrá una escondida en la mayoría de escenarios y deberemos encontrarla y llegar al final para obtenerla.

Uno de los mayores aciertos del juego es la variedad de niveles que tiene. Al contrario que otros juegos del erizo, no siempre tendremos sólo que recorrer niveles en 2D. También nos encontraremos niveles con minijuegos en los que deberemos llevar un aerodeslizador, competir en una carrera contra el Dr. Eggman, llevar un submarino y niveles sobre raíles en que deberemos evitar obstáculos mientras cambiamos el poder de fuego y hielo, saltamos y cambiamos de camino a toda velocidad desde una perspectiva 3D. Éstos último son de los más divertidos y entretenidos de todo el juego.

Una vez más. y como ya sucedía en entregas anteriores de la saga. también contaremos con la ayuda de algunos de los amigos de Sonic como Amy, Tails, Knuckles y Sticks. Como es habitual, cada uno de ellos tendrá habilidades únicas:

  • Sonic puede realizar un acelerón aéreo, que le permite romper un tipo de bloques, además de evitar ciertas caídas.
  • Amy podrá usar un martillo para hacer bajar columnas que nos impiden el paso.
  • Tails puede sobrevolar en el aire, lo que le permite por ejemplo planear por corrientes, además de poder disparar con un láser para destruir otro tipo de bloques.
  • Knuckles puede dar puñetazos y escavar en ciertas zonas, lo que le permite llegar a lugares inaccesibles para el resto de personajes.
  • Sticks tiene un bumerán que además de para atacar, sirve para activar unos interruptores si lo lanzamos en su modo guiado.

Podremos (y deberemos) ir alternando el manejo de unos y otros durante la mayoría de los niveles para tratar de ir superando los diferentes obstáculos que nos planteará la aventura, así como para acceder a zonas concretas que requerirán la habilidad de cada personaje para poder encontrar determinados coleccionables.

En cuanto a la principal novedad en su jugabilidad en esta entrega de la franquicia será la posibilidad de interactuar con el fuego y el hielo. El fuego nos permitirá derretir ciertos bloques de hielo que obstaculizarán nuestro avance de vez en cuando; mientras que si usamos el poder del hielo podremos congelar ciertos charcos para que podamos usarlos como plataformas y así poder avanzar. Si bien no es el no va más a la innovación, lo cierto es que es una idea interesante y que además está muy bien implementada en la jugabilidad de este título.

Además tampoco faltarán los enemigos finales, los cuales se caracterizan por ocupar las dos pantallas de la portátil e intentarán ponernos las cosas difíciles, y digo intentarán porque quizá una de la mayores pegas del juego es que estos enemigos tienen un nivel de dificultad prácticamente nulo. En este sentido, nos encontramos ante un juego claramente orientado a un público infantil, en el que no tenemos vidas y hay bastantes puntos de control.

Su mayor dificultad es conseguir completar los niveles al 100%, algo que desde luego no será nada fácil, ya que para ello deberemos no solo encontrar todos los coleccionables de dicho nivel (algunos están realmente bien escondidos), sino que también deberemos hacerlo en menos tiempo del que tiene marcado cada nivel. Cuando llegamos a un nuevo nivel este estará en rojo y si lo completamos pasará a ser azul, pero si conseguimos completarlo al 100% se pondrá de color dorado para indicarlo. El objetivo de este juego parece ser el de llegar a la mayor cantidad de jugadores posible, tanto a los seguidores tradicionales del erizo azul, como a los amantes de los juegos de plataformas más clásicos.

En cuanto al control, el juego se controla de manera perfecta, a diferencia de otros Sonic, en los que éste era algo tosco, parece que en esta ocasión han pulido este aspecto. Encontraremos momentos clásicos de velocidad, con loopings y rizos que le dan cierto toque de espectacularidad.

Por último hay que destacar que esta aventura también incluye un modo multijugador, llamado Carrera Robot. Dicha modalidad consiste en que dos jugadores participen en carreras en modo local en las que se pondrá a prueba el nivel de habilidad de cada uno de los jugadores, ya que el objetivo será ser el más rápido. Podremos crear una carrera o unirnos a una y posteriormente deberemos seleccionar el robot con el que queremos participar (podremos desbloquear varios durante el juego).

Gráficos y sonido

Los gráficos son muy corrientes, con animaciones algo pobres y unos escenarios que aunque son variados entre las diferentes islas, acaban siendo entre ellos bastante repetitivos, aunque no presenta ningún problema de rendimiento que estropee la experiencia jugable. El efecto 3D es muy leve, no es ni mucho menos un juego en el que destaque, pero sí sirve para apreciar cierta profundidad sobre todo en los momento en los que Sonic y compañía pasan a un segundo plano del escenario o saltan hacia el primer plano. Puede jugarse perfectamente sin el 3D activado.

Por otro lado, la música y el sonido, sin ser uno de sus aspectos mas destacables, no están nada mal, con algunas melodías muy pegadizas (sobre todo en los niveles sobre raíles) y tanto las voces como los textos están en castellano, contando las primeras con los dobladores de la serie, lo que siempre es de agradecer.

A lo largo de la aventura veremos varias cinemáticas, que técnicamente cumplen sin ningún alarde. La mayoría de los diálogos son muy simples con unas conversaciones bastante insustanciales.

Duración

En cuanto a su duración, Sonic Boom: Fuego y Hielo es un juego bastante corto. Completar todo el juego nos llevará alrededor de 6-8 horas. Evidentemente esta duración puede aumentar o disminuir en función de si vamos directos a avanzar o por el contrario nos entretenemos en realizar cada uno de los 48 niveles (distribuidos a lo largo de 6 islas) de los que consta el título y completarlos al 100% (en cada isla hay algunos que no hace falta completarlos para seguir avanzando), lo cual nos llevará mucho más tiempo.

Curiosidades

Sanzaru Games es una compañía desarrolladora de videojuegos fundada en 2007 en California. ¿Sabéis de dónde viene el nombre de la compañía? Si habéis escuchado aquello de «hacer oídos sordos» o «hacer ojos ciegos» tenéis la mitad de la respuesta. Estos monos, conocidos como sanzaru en Japón, son para la compañía la representación de las tres claves que debe tener un juego: buen diseño, bonitos gráficos y fuerte tecnología. Este Sonic Boom: Fuego y Hielo no lo cumple al 100%, pero mantiene la filosofía. Sanzaru ha tenido en cuenta el hardware con el que trabajaba y, sin llegar a realizar un título excelente, en esta ocasión ha sabido jugar bien sus cartas.

Sonic Boom El Cristal Roto

Conclusión

Sanzaru Games y SEGA nos traen en esta ocasión un juego que, sin ser uno de los títulos más esperados del año en Nintendo 3DS, tiene potencial para gustar a bastantes usuarios por su variada jugabilidad, buen sistema de control y, también, por presentar un acabado gráfico que cumple. La fluidez a la que se desarrolla la acción está muy bien, al igual que el diseño de los niveles, que son amplios y rejugables.

Después de varios años, los seguidores de Sonic se merecían un buen juego y Fuego y Hielo resulta un título muy entretenido y decente. Evidentemente tiene carencias y no es perfecto, pero sin duda se merece una oportunidad si te gustan los juegos de plataformas en general y de Sonic en particular.

Podéis encontrar Sonic Boom: Fuego y Hielo en formato físico y digital desde el pasado 30 de septiembre a un precio de 39,99€. Si optáis por la versión digital deberéis tener un espacio de 13.270 bloques libres en vuestra tarjeta SD.

 

[Análisis] ‘Sonic Boom: Fuego y Hielo’

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Acertado equilibrio entre velocidad y exploración, niveles amplios y bien diseñados, rejugable.
Flojea en:
  • Demasiado fácil, jefes poco inspirados, pocos niveles y corta duración.




Comentarios