Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] Mi historia con ‘Ziggurat’

[Artículo] Mi historia con ‘Ziggurat’

artículo,
PorToni Domínguez Reig  - 
Ver comentarios

Para introducir brevemente lo sucedido, empezaré diciendo que pedí a propósito analizar la versión de Wii U de Ziggurat, un juego de la desarrolladora independiente española Milkstone Studios que mezcla la jugabilidad de Doom con una estética de fantasía medieval. Sabía del potencial del título y que solo debía temer por el posible port que se hubiese hecho en Wii U. Hay indies españoles que han cosechado buenas ventas en Wii U y han tenido un buen resultado a nivel técnico, como Unepic o Nihilumbra. Pero estos dos juegazos tienen algo que Ziggurat no: consumen pocos recursos en relación a lo que ofrece una consola de 3 núcleos y 2GB de RAM como es Wii U (aun sabiendo que 1GB se reserva para el sistema operativo).

Cuando empecé con Ziggurat en Wii U vi cosas que ya me esperaba. Sombras de baja resolución, ausencia de antialiasing, un límite de 30fps. Pero a estas alturas, poco importa eso. Dichas características las encontramos en Hyrule Warriors y nadie dice ni pío porque es un muy buen juego en muchos aspectos. Algo que diferencia Ziggurat de otros juegos es que cada piedras está modelada, no es una textura con normal maps añadida a un plano. Eso es algo que se agradece, pero que para Wii U supone un esfuerzo importante. Seguramente sea una de las razones por las que este port de un muy buen juego puede ser incómodo de disfrutar. Hay breves congelaciones de la imagen de manera frecuente, fuertes bajones en la tasa de imágenes por segundo… Pero aun así, no quise rendirme, quería disfrutar de ese juego y sabía que el camino, al menos para mi, estaba en otro lado.

¿Qué hice? Vi una tienda que lo vendía para Playstation 4 (no os mentiré, era de segundo mano, pero entre que vi que lo tenían y que soy catalán, saltó la chispa) y me dispuse a ir a buscarlo. Entregué mi copia de Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate para tener un buen descuento (os vuelvo a recordar que soy catalán, por si se os ha olvidado la frase anterior) y tengo el lujo de decir que tengo Ziggurat en formato físico. Que conste que tuve que andar, entre ir y volver, unos 6.5 kilómetros, fui con chanclas y me salió una ampolla en el pie derecho. Nota mental: usar calzado cómodo la próxima vez.

Lo probé y… bueno… mientras que era incomodísimo de jugar en Wii U, en PS4 es una auténtica gozada y puedo ver realmente el potencial de este juego en su máximo esplendor. Mezclar la jugabilidad de Doom con un entorno de mazmorra fantástica y medieval y metiéndole la mecánica rogue like de The Binding of Isaac es una mezcla explosiva. Para mí, uno de los mejores juegos a nivel nacional español de los últimos años, incluso teniendo en cuenta que originalmente salió en 2014 para Steam y que ha habido más producciones de mucha calidad. Casi nunca me sucede esto de jugar a una versión, que no sea buena y querer probar otra porque realmente veo que esto tiene una gran calidad que no me quiero perder. Ziggurat lo ha logrado. No negaré que en PS4 también hay algunos bajones de fps, pero son mucho más digeribles.

Milkstone Studios ha creado un título del que imploro una secuela, con más contenido en todos los aspectos. Es genial. Me siento mal porque la versión de Wii U era un código de descarga para prensa y la de PS4 la compré de segunda mano y, sin duda, merecen una retribución económica por mi parte. No sé si el análisis de la versión de WiiU habrá salido ya o estará por salir, pero ya os aviso que la nota no es la que me gustaría. Este es un ejemplo de un mal port que ha hecho que un juego de más de 7 se vaya a quedar en una nota inferior.

Pero también hay que entender que esta generación es complicada. Las dos consolas que más han vendido tienen 8 núcleos y 8GB de RAM, mientras que Wii U tiene 3 núcleos y 2GB de RAM. La diferencia es abismal y entiendo que pueda costar portear juegos de manera correcta en poco tiempo. Hay cosas entendibles, como la situación que os estoy narrando, luego está que los The Binding of Isaac den problemas en una sobremesa, pero eso ya es un pecado capital que daría para otro artículo. Ojalá con actualizaciones mejoren la versión de Wii U de Ziggurat en cuanto a la estabilidad del frame rate. Ziggurat, si se juega en condiciones, es una delicia y una genialidad. Aun así, no digo que la versión de Wii U sea injugable, pero un título rápido como este precisa de una buena fluidez en cuanto a frames por segundo. Si hay una secuela por parte del estudio, sin duda será compra obligada, puesto que siento que estoy en deuda con ellos por haberlo disfrutado tanto (y lo que me queda) sin que los genios de Milkstone hayan visto ni un céntimo.

Comentarios: