[Artículo] ¿Qué supondría un amiibo de Canvas para la industria española?
Artículos, Artículos Wii U, Noticias, Noticias Wii U, Wii U

[Artículo] ¿Qué supondría un amiibo de Canvas para la industria española?

Compartir en:

Para los quiénes no sepan de quién hablamos, Canvas es el protagonista de Canvaleon, juego realizado por OxiAB Game Studio en Hospitalet de Llobregat, justo al lado de Barcelona. En dicho título, que destaca por su dificultad, controlamos a un camaleón que debe llegar al final del nivel haciendo uso de sus hablididades de camuflaje.

En primer lugar, hay que pensar: ¿Qué funcionalidad tendría esta figura amiibo? Y esa cuestión no es fácil, aunque las ideas que más le pueden rondar a la cabeza de uno puede ser las siguientes:

  • Un toque de invencibilidad, tal y como sucede en Rayman: Origins y Rayman: Legends, cuando adquieres un corazón que te da esa habilidad.
  • Más niveles a los que poder jugar.
  • Ser indetectable durante un corto periodo de tiempo.
  • Más recompensas al completar un nivel (por ejemplo, el doble de mariposas recogidas).
  • Obtener los camuflajes adecuados de forma automática para cada nivel.
  • Desbloquear un modo cooperativo, como sucederá con Shovel Knight. Aunque sinceramente, no veo la forma en la que un cooperativo pueda encajar sin ser metido con calzador. Lo que en un juego de Super Mario puede ser un caos divertido, aquí es imposibilitar finalizar cualquier nivel.

El hecho de que Canvas tuviese un amiibo, provocaría un reconocimiento hacia el mismo que alegraría tanto sus desarrolladores como los propios fanáticos del camaleón. También representaría la lucha de David contra Goliath. Hay muchos personajes de los que la gente pide figuras amiibo (Shantae, Bayonetta, Knuckles, Waluigi…) y esto supondría un auge importante para la escena indie, tanto en a nivel global como española. Significaría pasar a la historia por todo lo alto para el propio estudio desarrollador con el que es su primer título, y enaltecería aun más este momento de gloria que está viviendo este país en cuanto a talento para los videojuegos.

Y ahora, para rematar este artículo, dejadme que hable de dicho momento de gloria de la industria española de los videojuegos:

Es cierto que la industria española ha estado viviendo un auge importante estos últimos años, con la salida de juegos exitosos como Nihilumbra, Unepic y el propio Canvaleon, todos ellos con versión en WiiU (en el caso de Canvaleon, exclusiva hasta el momento) y haciendo buen uso del gamepad. Además, fuera del territorio de Nintendo, encontramos otras empresas exitosas como pueden ser Tequila Works, actualmente desarrollando Rime, o Deconstructeam, desarrolladores de Gods Will Be Watching y del título episódico de A Crowd of Monsters, Blues and Bullets. Además, es necesario dar una mención especial al equipo de Mercury Steam, desarrolladores de toda la saga Castlevania, que ha tenido entregas en muchas consolas de Nintendo, siendo como último ejemplo Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate en Nintendo 3DS, exclusivo en su lanzamiento y porteado posteriormente a otras plataformas. Ahora, el futuro del estudio es incierto debido a la situación de Konami, pero deseamos lo mejor a todo el talento que lo forma. También encontramos a Novorama, que en PSP y PSVita se atrevieron con la realidad aumentada en la creación de la saga Invizimals que, bajo el criterio de un servidor, hubiese encajado excelentemente en la saga Pokémon, por lo menos como experimento digno de probar.

Volviendo a nuestro querido reptil, un amiibo de Canvas elevaría el éxito del producto español y, a lo mejor de esta forma, el Gobierno podría tomarse más en serio el hecho de dar subvenciones de una forma más adecuada. Actualmente, éstas requieren que el título esté desarrollado en muy poco tiempo y es un hecho que debe cambiar. No hay razón para no hacerlo. Es beneficioso para el país, como dijo Francisco Téllez, creador del ya mencionado Unepic, ya que “más del 90% es exportación, ya que es comprado por países extranjeros, y se queda parcialmente en impuestos”. Quizás sería el empujón necesario para potenciar la creación de videojuegos en nuestro territorio. Cada vez más instituciones ofrecen educación relacionada con los videojuegos, ya sean mediante carrera universitaria, grado superior o máster. Y sí, este país sabe de la importancia de esta industria. Prueba de ello fue el Premio Príncipe de Asturias que se le otorgó a Shigeru Miyamoto en 2012.

Comentarios