[Artículo] Cuando un anuncio devuelve las esperanzas
Artículos Wii U

[Artículo] Cuando un anuncio devuelve las esperanzas


Difícil pensar que un anuncio pueda revitalizar una consola cuyo destino es desaparecer sumida en el fracaso, un lastre que lleva soportando desde sus comienzos. Sin embargo, en determinadas ocasiones nos encontramos ante un título que, aunque no consiga revolucionar o atraer al consumidor, sí logra que se disipen las malas expectativas que tiene el público sobre ella.

Recientemente, hemos conocido una noticia que, a pesar de ser rumoreada y discutida, ha conseguido sorprendernos. Hablo de Pokkén Tournament, título de lucha que lleva meses en las recreativas niponas. ¿Cuál es la sorpresa? Este aclamado juego deseado por muchos jugadores ha confirmado su llegada a Occidente, utilizando Wii U como la consola en la que tratará de cautivarnos. Puede que esta llegada fuese prácticamente evidente, aunque el anuncio, llevado a cabo al inicio del Campeonato Mundial de Pokémon de este año, ha levantado la moral de una consola abocada a desaparecer en el olvido.

pokken-2

Para los desconocedores de este título, Pokkén Tournament es un crossover de la saga Pokémon realizado con Tekken, juego de lucha propiedad de Bandai Namco. Poco conocemos aún de él, reservado por ahora a las recreativas niponas contando con un tímido plantel y algunos emplazamientos donde combatir. El título de por sí resulta aún incompleto como para causar esta reacción. Entonces, ¿qué ha formado la chispa para que esta entrega cause tanta expectación?

Entre los atractivos destacables de este título podemos encontrar la exploración de un nuevo género nunca antes abarcado por la franquicia Pokémon. Lejos de los títulos RPG característicos de la serie y demás exploraciones que ha realizado, Pokkén Tournament es la primera vez que nos permite combatir como nuestro Pokémon, escogiendo movimientos y moviéndonos libremente, algo aún inédito en la saga sin mencionar el caso de PokéPark, título que, a pesar de ahondar en este concepto, no consigue lo deseado por muchos jugadores. El título debe evolucionar, nunca mejor dicho, y aumentar su contenido, modos… además de mostrar sus primeras imágenes en movimiento en la consola. De momento estamos a ciegas, no podemos saber qué nos encontraremos, un título más atractivo que en recreativas o con un recorte gráfico e incompleto. Esta entrega ha sido discutida y rumoreada para la sobremesa desde su anuncio, llegando el día en el que se confirmaron estas suposiciones. Un título tan atractivo y de este calibre es capaz de impulsar una consola, y el año escogido para su lanzamiento marcará la salud que gozará Wii U durante los últimos pasos de su ciclo previo a la siguiente generación.

wii u console

Pokkén Tournament está programado para primavera del 2016, año en el que, por el momento, la sobremesa no gozará de buena salud en cuanto a juegos se trata. El próximo año se configura por ahora vacío para Wii U, un año de transición hacia la próxima generación de Nintendo, en el caso de que el 2017 fuese cuando tendríamos en nuestras manos a la futura generación, y momento en el que realmente veremos cómo es NX y cómo se conjuga la revolución expuesta por la compañía. Mala época en la que anunciar una nueva consola cuando la actual generación experimenta una tensa situación, pensarán muchos. Es posible incluso que comencemos a ver un traspaso de la atención por parte de Nintendo hacía la nueva terminal para evitar repetir los errores que se dieron con Wii U, una asignatura aún por recuperar por parte de la compañía nipona si no quiere experimentar de nuevo el mismo fracaso que con su actual sobremesa. Puede que estemos presentes ante esta situación en breve, aunque aún es pronto para hablar de un año en el que no gocemos de grandes entregas en Wii U.

La duda sigue en el aire: ¿qué nos espera el 2016 para la sobremesa de Nintendo? Tras un E3 decepcionante y un panorama desolador, los astros no se configuran a favor de esta consola que ha ido engordando el catálogo a grandes entregas a lo largo de este y el anterior año. A pesar de este clima de decepción, hay cierto halo de misterio. Es aún pronto para determinar el próximo año como uno de los momentos más difíciles para la consola. Hemos asistido a un giro inesperado sobre Wii U tras la confirmación del lanzamiento de Pokkén Tournament en la sobremesa. Este anuncio, lejos de quedarse en una mera noticia, podemos interpretarlo de diversas formas, enfocándolo como un título más engordando un catálogo para nada despreciable o teniendo en cuenta la época en la que se lanza. La llegada del ansiado título de lucha para el próximo año ha dado nuevas esperanzas además de un soplo de aire fresco, aliviando la presión que sufre la sobremesa ante tal carencia de títulos. La esperanza ha podido ser devuelta al consumidor, puede que la confianza en esta frágil consola no pero 2016 se presenta ahora diferente.

Este anuncio ha sido una sorpresa, quién dice que no nos aguarden otras muchas. A pesar de haber sido tan rumoreado y prácticamente confirmado, el ser anunciado tras unas fechas movidas dentro de la industria ha pillado desprevenido al público. De momento, los grandes bombazos por venir para Wii U el próximo año son Pokkén Tournament y The Legend of Zelda U, título envuelto en la más intensa intriga, del cual hemos debatido numerosas veces su futuro y no me extenderé en este artículo. ¿Algún gran título a la vista? No podemos desconfiar en entregas que recibiremos como Genei Ibun Roku #FE, crossover entre la serie Shin Megami Tensei y el aclamado Fire Emblem, aunque las apuestas para el próximo año finalizan aquí. A pesar de esta situación, la intriga sobre qué podemos esperarnos aún se mantiene ahí. El anuncio del crossover de Pokémon nos ha sorprendido ha todos y futuros Directs o inesperados anuncios por parte de Nintendo están presentes en nuestras mentes, esperando el anuncio de una nueva entrega que consiga desviarnos la atención hacia Wii U.

zelda-wiiu

Esta situación se ha podido ver influenciada por el modelo de negocio de Nintendo, el cual puede ser discutible. La preferencia de anunciar títulos a corto plazo sin prometer apuestas que tarden tiempo en aparecer es algo que la compañía debe cuestionarse. A pesar de no mostrar contenido sobre Pokkén Tournament o un escueto trailer a partir del cual no podamos insinuar nada ya que fue sacado de la versión recreativa, la seguridad de disponer de una gran entrega en desarrollo es un alivio para jugadores y la propia consola anfitriona. Wii U sufre la falta de un colchón de títulos, ya no solo tratamos a los bombazos sino que englobamos a cualquier juego, esperando para el próximo año, teniendo únicamente tres juegos programados, lo que desanima claramente al consumidor, aunque esto no quita que, siguiendo estos pasos, en breve recibamos noticias de Nintendo con grandes apuestas programadas para unos pocos meses después de su anuncio.

La presentación de Pokkén Tournament ha causado euforia entorno a Wii U. Tras conocer esta noticia me he podido percatar de numerosos comentarios que expresaban su alegría al conocer que por fin y tras muchos rumores se cumplía esta ansiada llegada, otros que miran con ojos más esperanzadores al incierto futuro de Wii U y algunos que se muestran aún escépticos después de una mala experiencia con la nueva generación, anhelando aún esas grandes franquicias que no terminan de hacerse visibles para sus seguidores. Aún resta tiempo para que Wii U acabe sus andanzas, quién dice que no nos quedan títulos de gran calidad aún por ver. Es hora de ser optimista y ver con ojos esperanzadores el próximo año.

wii u

“Un anuncio puede levantar una consola”, frase contundente desde luego. Wii U ha visto durante su travesía numerosos títulos que, a pesar de su calidad, no consiguieron levantar sus ventas. Aunque haya forjado un catálogo donde prima la calidad y en el que encontramos grandes juegos aún no ha remontado el vuelo. Tras tanto tiempo y en esta situación es complejo que Wii U pueda conseguir remontar peldaños de los que se ha caído, aunque con las esperanzas puestas en 2016 aún nos quedan muchos buenos títulos por ver con los que Nintendo puede sorprendernos.