Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Retroanálisis] Pikmin
Porskullomartin  - 
Ver comentarios

[Retroanálisis] Pikmin

pikmin gamecube

El capitán Olimar ha sufrido un desastroso accidente que lo lleva a acabar estrellándose con su nave espacial en un planeta desconocido.  Aunque consigue sobrevivir al impacto, se da cuenta que su nave ha quedado desmenuzada y tendrá que recuperar las piezas que ha perdido para poder repararla y volver a su hogar. Lo peor de todo es que el planeta en el que está hay una atmósfera de oxígeno, algo letal para el pobre Olimar. Así que no solo habrá que recuperar las piezas y arreglar la nave, si no que habrá que hacerlo antes de que el sistema de vida de su traje deje de funcionar, lo cual le da un tiempo aproximado de 30 días.

Por fortuna, mientras explora el misterioso planeta encuentra unas criaturas pequeñas y serviciales que pueden servirle para sobrevivir y arreglar su nave, los Pikmins.

Gráficos:

El estilo general de los personajes es muy sencillo, quizás Olimar  y algunos enemigos estén más elaborados, pero en general todo es bastante sencillo, especialmente los Pikmins. Esto tiene sentido, ya que se moverán en un amplio número por la pantalla y su sencillez facilita esa tarea para la consola, evitando que hubiese molestas ralentizaciones. El segundo motivo por el cual los personajes son tan sencillos es porque son diminutos, el escenario es enorme, cuenta con muchos tipos de terreno y texturas para simular las diferentes formas de naturaleza, desde zonas áridas, zonas con ligera vegetación y diversos tipos de terrenos con hierba. El agua y otros efectos, como el fuego también están muy bien representados.

El diseño de los enemigos es tan original como extraño, todos suelen ser bastante graciosos a la vista, aunque luego puedan resultar temibles en combate.

pikmin 1 gamecube cebolla

Sonido:

La música es muy ambiental, tranquila, aunque también tiene partes más tensas para momentos indicados. Los pequeños Pikmins hacen ruidos muy graciosos, y sus enemigos también. Cuando mandamos alguna tarea a los Pikmin (pelear, construir un puente) se escuchan sus golpes de manera constante hasta que terminen, pese a lo que pueda parecer no es una situación molesta, ya que son sonidos bastante simples y poco contundentes. El juego no tiene voces destacables, como suele pasar con muchos de Nintendo.

Jugabilidad:

El control de Olimar es bastante sencillo, lo movemos con el Stick, si apretamos abajo en la cruceta se tirará al suelo, esto sirve para que los Pikmins nos lleven a la nave si estamos heridos. Con el botón A Olimar puede lanzar a los Pikmins hacia sus objetivos (y si no tenemos ninguno cerca, dará cabezazos, que sirven para atacar a los enemigos). Con el botón B llamaremos a los Pikmins que estén dentro del área circular que se formará en pantalla, la utilidad de esto es traer a los Pikmins que están parados sin hacer nada, o para interrumpir la labor que estén haciendo. Con el Boton X podemos separar los Pikmins que nos sigan en grupos por su color, esto es importante, ya que a veces necesitaremos solo un tipo determinado para avanzar en zonas donde los otros tipos morirían inmediatamente. Cuando nos movemos, los Pikmins nos siguen, para controlarlos podemos usar el Stick C, moviendo su trayectoria, esto también sirve para asignarles objetivos sin necesidad de ir a donde están ellos y tirarlos con el botón A. Los botones Z, L y R sirven para la cámara y el Y para el mapa.

Nuestra misión es criar Pikmins, encontrar piezas de la nave y llevarlas hasta ella antes de que se nos acabe el día, pues al hacerse de noche tendremos que recoger todos los Pikmins y meterlos en sus “cebollas” para evitar que sean devorados por los depredadores nocturnos. En estas cebollas es donde podemos elegir cuantos Pikmins de cada color queremos sacar para que nos acompañen o cuantos queremos guardar dentro. Hay que tener en cuenta que solo puede haber 100 Pikmins en pantalla, así que hay que saber cuándo no necesitamos tantos.

Para poder llevar las diferentes partes de la nave, hacer puentes, derribar muros y demás, necesitaremos muchos Pikmins, y la manera de multiplicarlos es llevando enemigos derrotados y pastillas de colores a cada una de las cebollas, allí serán absorbidos y nos darán más Pikmins.

Cada Pikmin tiene su habilidad propia, los rojos son los más fieros peleando y son inmunes al fuego, los azules son los únicos que saben nadar, y los amarillos son los únicos que pueden usar bombas y también son los más ligeros, así que los podremos lanzar más lejos que al resto.

El control del juego es muy bueno, sin embargo tendremos que estar muy atentos a los Pikmins que nos siguen, pues se pueden quedar atascados en algunas partes del escenario, o entretenerse a golpear o hacer algo sin que nos demos cuenta. Para poder recuperar estos Pikmins habrá que hacer uso del botón B para llamarlos o ir a buscarlos si están atascados.

Duración:

Pikmin es un juego con una dificultad muy gradual, empieza fácil pero termina volviéndose bastante exigente. Poco a poco se aprende cuando hay que combatir contra enemigos o cuando es mejor evitarlos, hay que tener en cuenta que hay enemigos con ataques muy fuertes que pueden desmontarnos el ejército de Pikmins rápidamente, no solo matándolos, si no separándolos y dispersándolos por el mapa.

Debido al límite de días que tenemos, no podemos tomarnos el juego con mucha calma, en cada uno de los escenarios tendremos que trazar una estrategia, mirar el mapa y dividir Pikmins en diferentes tareas a la vez, porque si no, no nos dará tiempo de conseguir todas las piezas. Cada día de Pikmin suele durar unos 20 minutos, así que se pasan muy rápido.

La verdadera dificultad de Pikmin es saber organizarse, si pasamos días enteros sin encontrar piezas de la nave, luego nos tocará ir buscando más de una por día. También nos pasara que dejaremos varios grupos de Pikmin en zonas diferentes del mapa, unos haciendo un puente y otros cargando una pieza de la nave, y tendemos que ir vigilando ambos grupos cada rato, porque es muy fácil que unos u otros sean atacados por un enemigo que no hemos visto y cuando vayamos a ver nuestro avance solo haya Pikmins muertos y el trabajo sin hacer.

Debido a la cuenta atrás de días, Pikmin es un juego corto pero intenso. El juego tiene dos finales diferentes, uno malo (si no conseguimos suficientes piezas) y otro bueno (si  conseguimos reunir un número alto de piezas importantes). No es necesario tener todas las piezas de la nave para ver el final bueno.

Además del modo principal, hay otro modo que consiste en ver cuantos Pikmins podemos criar en un día. Lamentablemente este juego no tiene modo a dos jugadores.

Pikmin gamecube 3

Conclusión:

Pikmin es un juego muy divertido, inicialmente es muy relajante, pero conforme avanzamos va volviéndose más estricto, si cometemos errores graves un día, tendemos que intentar arreglarlo todo al día siguiente con el doble de esfuerzo. No es un juego excesivamente largo, pero si que es muy entretenido y pese a que no tiene muchos modos de juego, es bastante rejugable, sobretodo si no has conseguido ver el final bueno al primer intento. Skullo.

Hay mas análisis como este en la Revista Bonus Stage Magazine, hazte fan en Facebook y participa en el tema del foro de Nintenderos.

pikmin enemigo

Comentarios