Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Avance] New Super Mario Bros. U
PorAdrián Quintas  - 
Ver comentarios

[Avance] New Super Mario Bros. U

Si hay un personaje que merece acompañar a Nintendo en la salida de sus nuevas consolas es Mario. El fontanero regordete es sinónimo de ventas, icono visible de la empresa de Kyoto y uno de los juegos favoritos de millones de personas alrededor del mundo. Esa es la razón por la que Iwata ha decidido que estas navidades la gorra roja con la gran N estará bajo los árboles de miles de niños alrededor del globo, junto a otro paquete más grande en cuyo interior rezará “Wii U”. ¿Es una buena idea?¿Merece este juego ser el “buque insignia” de la salida de esta nueva consola? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Primero de todo aclarar, para los despistados, que este juego pertenece a la saga New, inaugurada hace no mucho tiempo en Nintendo DS. Por alguna razón este subproducto nacido de la idea de los Mario 2D no acaba de convencer a los jugadores más tradicionales, pese al insistente discurso de Iwata de que es la secuela espiritual de la saga World. Quizá por el contexto en el que salió, o por el éxito sin igual que tuvo entre los jugadores casual (28 millones de ventas en su versión DS, que se dice rápido).

La verdad es que guste o no New Super Mario Bros. U es una entrega de Mario con todas las de la ley. Y uno de los mejores ejemplos de cómo el mando de la Wii U puede resultar útil para juegos de los tipos más diversos.

Gráficamente se mantiene en la línea del resto de juegos de la saga, pero añadiendo la magia de Nintendo a la vuelta de tuerca propiciada por el HD del que hace gala esta nueva consola. Así los modelados son mucho más cuidados, viendo unos personajes deliciosos en la forma (la iluminación y las curvas hace que sean de lo más agradables a la vista) y unos escenarios mucho más cuidados tanto en poligonaje como en aspecto.

Uno de los problemas más grandes que personalmente veía a esta saga era visual. A mi parecer Nintendo se había deshecho muy pronto de los sprites dibujados para los Mario 2D, tal vez intentando mostrar la potencia de la nueva Nintendo DS. Este problema se prorrogó al de Wii y, aunque en menor medida, al New Super Mario Bros. 2. En este caso ese “defecto” se elimina, dando un aspecto visual mucho más cuidado. Puede parecer que no cambia mucho con respecto a los demás, y es en parte verdad dado que el arte no ha cambiado demasiado, pero la perfección gráfica cierra el círculo de lo que buscaba Nintendo, llevando este estilo a la perfección.

En cuanto al arte comentar algunas cosas que sí que han cambiado. La diferenciación de niveles es mayor, apareciendo más tipos de escenarios, y como tal fondos y dibujos. Destacar el fondo basado en la última etapa de la vida de Van Gogh, para un escenario más “tétrico” y repleto de boos, que es una delicia visual. Sin duda el HD nos va a traer muchas alegrías con el equipo artístico de Nintendo detrás.

Pero donde destaca el juego es en el aspecto Jugable. Empezando por las mejoras introducidas por Software nos encontramos con un nuevo traje para Mario, el Mario Ardilla (O transformación, mejor dicho, que ya dijeron las altas cúpulas que Mario no se disfraza, se transforma). Este añadido nos permitirá planear durante un rato, alcanzando plataformas lejanas o añadiendo nuevas fases de scroll vertical hacia abajo en las que tendremos que recoger monedas y esquivar enemigos.

También es un añadido reseñable la incursión de nuevo de los bebés Yoshi. Estos simpáticos amigos salidos de huevos nos permitirán avanzar por los diferentes escenarios de forma distinta según su color: el azul lanza burbujas que convertirán a los enemigos en monedas, el rojo se infla y nos permite flotar como si fuese un globo… además, si comen los suficientes enemigos, se transformarán en Yoshis normales con sus habilidades de siempre.

Pero si hay una mejora que merezca la pena comentar esa es los cambios en la jugabilidad que nos brinda el Hardware, siendo este uno de los primeros títulos en el que utilizaréis el juego asimétrico. El nuevo mando de Wii U nos permitirá interactuar con un quinto jugador, ajeno a la acción en sí, llevando el cooperativo.

El juego con el Wii U GamePad añade a un jugador, externo a la acción plataformera en sí, que maneja el escenario añadiendo bloques que duran unos segundos para ayudar a los jugadores a alcanzar lugares lejanos, evitar sus muertes y ayudarles a lograr secretos que no podrían alcanzarse de otra forma. Este juego permite también, tocando sobre ellos, desplazar y marear enemigos al igual que podía hacerse en el Mario Galaxy con el puntero.

Esto añade un mundo de posibilidades al multiplayer, transformando algo divertido pero insulso como el del Galaxy en algo realmente útil y, sobre todo, necesario. Y eso si ayudas a tu compañero, porque el decidir fastidiar con la ayuda del táctil -añadiendo bloques antes de que lleguen a la plataforma y haciéndoles caer, por ejemplo- puede llegar a ser aún más divertido. La naturaleza humana es así.

Comentar por último el modo “libre” que nos trae este New Super Mario Bros. U. Si en el caso de la DS nos instaban a coger cuantas más monedas mejor en este nuestra misión será llegar lo más lejos posible sin morir -donde entra otra vez el juego asimétrico, pudiendo ayudarnos a revivir en una zona u otra- y con el hándicap de una pantalla que va acelerando cada vez más y más. Suponemos, por supuesto, que habrá jugosos DLC preparados para este modo.

New Super Mario Bros. U llegará a nuestras consolas de salida y de una forma más que digna, poniendo sobre la mesa argumentos suficientes para ser el mejor juego de la saga. Aun así, quedan detalles por mostrar y preguntas en el aire, como el por qué Nintendo ha decidido poner toads para los jugadores 3 y 4 en vez de la selección de personajes del universo que tenían otros juegos de Mario 2D con selector.

Fuera como fuere, seguro que disfrutaremos como lo hicimos con todos los demás.

Comentarios