Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Retroanálisis] The Simpons Road Rage
Porskullomartin  - 
Ver comentarios

[Retroanálisis] The Simpons Road Rage

 

Muchos  han sido los juegos protagonizados por la familia Simpson, y cualquier jugador veterano sabrá que demasiados son juegos bastante malos que solo se hicieron para aprovechar el nombre de la popular serie de televisión sin pensar demasiado en hacer algo digno.

La historia de este juego nos cuenta como el Señor Burns ha comprado la compañía de Autobuses de Springfield y pretende hacer que funcionen con energía nuclear, pero la gente de Springfield no esta de acuerdo y salen a la calle a hacer la competencia a la red de autobuses nucleares y de paso, ganar dinero para intentar comprar ellos la compañía de autobuses y hacer que todo vuelva a la normalidad.

Gráficos:

Los escenarios y los personajes están hechos de manera tremendamente simple, es cierto que todo es perfectamente reconocible, pero al mismo tiempo da la sensación de poco trabajado, con colores planos y gráficos muy sencillos.

Los coches están hechos del mismo estilo pero redibujados en negro (al estilo Cell Shading) lo que les da un toque mas cercano a los dibujos animados, la verdad es que ese mismo detalle habría quedado muy bien en los personajes y edificios.

Pese a la simplicidad general de los gráficos, apreciaremos demasiadas veces que aparecen de golpe en el horizonte, al final te acostumbras pero no deja de ser un fallo que podían haber corregido en mayor o menor medida.

Como punto positivo he de decir que la cantidad de detalles que hay en el juego es increíble, hay decenas de localizaciones que han salido en la serie como: el WC mas grande del mundo, Rancho Relaxo, Campamento Krusty, la casa de Oro de Chester, El holandés Frito, la Mazmorra del Androide, la discoteca de lesbianas, el Hospital, el campo de los Isotopos (con el Camionosaurio dentro y todo) el Área 51 A, la Escuela de Payasos y muchas mas.

Sonido:

Las músicas del juego son simpáticas y sencillas, el tema de los Simpson  es usado en el menú de opciones y cuando jugamos suenan melodías bastante agradables pero que quedan en un segundo plano debido a los correctos efectos de sonido y sobretodo a las voces.

Todos los personajes tienen varias frases, tanto los pilotos como los clientes, y según los personajes que llevemos o recojamos habrán diversas conversaciones (por ejemplo Snake y el Jefe Wiggum, o Homer y Flanders) además de muchos comentarios graciosos que irán haciendo los personajes según conduzcamos mejor o peor o si los llevamos a tiempo al lugar que nos piden o por el contrario tardamos demasiado. En este apartado diría que se han lucido los programadores, hay muchísimas frases usadas en la serie que volveremos a oír en el juego, aunque se encuentren en ingles son muy graciosas.

http://www.youtube.com/watch?v=zi-_769aoAA&feature=relmfu

Jugabilidad:

El estilo de juego se podría definir como “clon de Crazy Taxi” pues es lo que es. Hay que recoger pasajeros, llevarlos a su destino lo antes posible y buscar mas pasajeros para acumular dinero, todo eso evitando que nos echen de la carretera los autobuses nucleares y el propio Señor Burns, que aparecerá de vez en cuando y encima cumplir las exigencias de los clientes (no chocarse con otros coches o destruir un numero determinado de cosas) para ganar dinero y tiempo extra.

Esas situaciones requerirán unos controles a la altura y por fortuna lo están.  Debido al estilo de juego son bastante sencillos, un botón para acelerar, otro para freno, otro para freno de mano, uno para el claxon, otro para mirar detrás nuestro y por ultimo uno para volver a poner el coche en un lugar seguro por si nos hemos atascado en algún accidente y queremos salir rápidamente. Además, como control alternativo se puede usar la palanca C para acelerar o frenar.

Cada uno de los coches tiene una velocidad, peso y movilidad diferente, así que con algunos tendremos que echar varias partidas para controlarlos.

Duración:

Pese a ser un juego de estilo muy arcade, los programadores se han esmerado en poner cosas para que el jugador este entretenido durante bastante rato.

Por un lado tenemos que desbloquear a muchos de los casi 20 pilotos (empezamos solo con la familia Simpson disponible) y a 5 de los 6 escenarios sobre los que podemos correr, además de tener que sacar el final del juego también.La manera de sacar todo esto es simplemente jugar en el modo inicial y acumular dinero, cada vez que lleguemos a una cantidad nos dejaran elegir una recompensa. Un punto interesante de este juego es que si jugamos en días específicos (Navidad, fin de año, Halloween…) aparecerán pilotos especiales como Bart Zombie o Apu Santa Claus, aunque realmente solo son “cambios visuales” es un detalle muy divertido que también aporta variedad.

También tenemos un modo en el cual tenemos que completar 10 misiones, aunque la intención de este modo es dar variedad, muchas misiones son similares, pero sirven como entretenimiento si te has cansado de jugar a los taxis, además si completamos todas nos darán un coche extra para Homer (que todos los fans de la serie reconocerán de inmediato).

Otra alternativa es el modo dos jugadores, donde aparece un cliente  y ambos tendrán que luchar por él. Si un jugador toma al cliente el otro puede chocar con su coche y robárselo para llevarlo al destino marcado lo antes posible, una vez hayas llevado a un número determinado de clientes a su destino habrás ganado.

Como se puede ver, aunque el modo principal es muy sencillo y de vez en cuando apetece rejugarlo, también tiene ostras alternativas.

Conclusión:

Simpson’s Road Rage es un divertido juego, de jugabilidad simple y directa y lleno de detalles de la familia amarilla. Si os gustan los Simpson o el Crazy Taxi deberíais probarlo (y si os gustan ambas cosas, deberíais comprarlo). Skullo.

 

Hay mas análisis como este en la Revista Bonus Stage Magazine, hazte fan en Facebook y participa en el tema del foro de Nintenderos.

Comentarios