Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Dragon Blaze

[Análisis] Dragon Blaze

análisis,
PorPsyko83  - 
Ver comentarios

Desde el año pasado, la eShop de Nintendo Switch cuenta con un gran catálogo de viejas glorias del los shoot’em up como Strikers 1945, Gunbird, Strikers 1945 II, Zero Gunner 2 y Samurai Aces.

Hoy os hablaremos de otro título perteneciente a este género. Se trata de Dragon Blaze, un juego desarrollado por la compañía japonesa Psikyo y distribuido por ZeroDiv, que fue lanzado originalmente en el año 2000.

¿Merecerá la pena esta versión? ¡Seguid leyendo para comprobarlo!

Dragon Blaze for Nintendo Switch

Argumento

La historia de Dragon Blaze transcurre en Megalith, donde cuatro piedras mágicas (tierra, agua, viento, fuego) más los dioses del Sol y la Luna han traído la prosperidad, haciendo que la gente viva en paz y sin pasar necesidades. Por desgracia nada es para siempre y su pacífica existencia terminó con la aparición de Nebiros y sus ejércitos. Éste fue derrotado por los dioses del Sol y la Tierra hace mucho tiempo, durante la guerra de los dioses y fue encarcelado gracias a la ayuda de las cuatro piedras mágicas. Posteriormente un país pretendió vencer en la guerra usándolo a él, por lo que fue liberado. Nebiros, como venganza, controló la mente del dios de la Luna usando su poder oscuro, transformando a la gente en horribles criaturas para sus ejércitos. Megalith al completo cayó en un abismo de destrucción y caos. Su próximo objetivo era controlar también al dios Sol y éste sintiéndose amenazado por su terrible enemigo, le confía las armas de los dioses a cuatro caballeros dragón, a los que encomienda acabar con Nebiros.

Jugabilidad

Dragon Blaze es un shoot’em up de desplazamiento vertical, cuya particularidad reside en su historia, ya que a diferencia de otros juegos del género controlaremos a diferentes dragones que irán pilotados por cuatro personajes y son los siguientes:

  • Quaid & Fire Dragon
  • Sonia & Aqua Dragon
  • Rob & Thunder Dragon
  • Ian & Skull Dragon

Lo cierto es que su control es exactamente igual en todos, con un disparo principal, un disparo secundario (más potente y que gasta barra de magia, la cual se va rellenando a medida que matamos enemigos) y bombas mágicas, las cuales varían según cada personaje. En realidad esta última es el arma más potente de cada personaje y estará limitada a dos por vida. Cada bomba mágica inundará la pantalla con un ataque especial relacionado con el tipo de dragón que llevemos (fuego, agua, trueno o esqueleto). Pero la mecánica más interesante y que lo diferencia de otros shoot’em up del estilo es que tendremos la posibilidad de desmontar de nuestro dragón, dejándolo disparando en un punto fijo y siendo invulnerable, mientras nuestro piloto puede moverse libremente por toda la pantalla y seguir disparando, lo cual es bastante interesante, sobre todo en los enfrentamientos con los jefes finales de cada nivel.

En cuanto al objetivo del juego es el típico de este género, es decir, disparar a todos los enemigos que nos aparezcan en pantalla para llegar al el jefe y derrotarlo y así pasar al siguiente nivel. A medida que vayamos derrotando enemigos podremos ir recogiendo monedas de oro y plata (para mejorar nuestra puntuación), potenciadores (mejorando nuestro poder ofensivo de forma notable) y bombas mágicas extra, las cuales son de vital importancia para derrotar a los enemigos más duros o usarlas en los momentos más críticos.

Una vez más como en la mayoría de juegos de esta compañía, contaremos con 7 niveles de dificultad (mono, niño, muy fácil, fácil, normal, difícil y muy difícil) y también contaremos con la posibilidad de ajustar diversos parámetros (rotar la pantalla, aplicar diferentes filtros, número de vidas, continuaciones, etc.) y también podremos jugar junto a un amigo en modo cooperativo, lo cual resulta muy divertido.

Por último hay que destacar que Dragon Blaze puede jugarse en modo portátil, sobremesa y televisor y también en compatible con el mando Pro de Switch.

Gráficos y sonido

Gráficamente, a pesar de que han pasado ya 18 años desde su estreno, el título presenta buenos detalles, aunque a día de hoy pueden resultar bastante simples a la vista. En todo momento contaremos con una vista cenital y hay que destacar que tanto el movimiento de nuestro personaje como el de todos los enemigos son muy fluidos, con entornos que nos remiten directamente a un mundo fantástico de espada y brujería. Visitaremos diferentes localizaciones como desiertos, un fondo marino, una zona boscosa, etc. lo que también determinará el tipo de enemigos que nos encontraremos.

La interfaz de usuario es muy simple, mostrando en una barra vertical a la izquierda de la pantalla nuestra puntuación, número de vidas y número de bombas mágicas (limitadas a dos por vida). Si jugamos en modo cooperativo con otra persona, en la barra vertical de la derecha podrá ver lo mismo y en medio es donde transcurrirá toda la acción (en la parte inferior izquierda veremos nuestra barra de magia).

Respecto al tema sonoro, el título cuenta con simpáticas melodías, aunque tampoco es que destaquen en nada especial y buenos efectos de sonido, los cuales acompañan perfectamente a lo que acontece en pantalla. Por último hay que destacar que el juego cuenta con dos idiomas: inglés y japonés.

Duración

La duración de Dragon Blaze dependerá básicamente de la habilidad de cada jugador y sobre todo del nivel de dificultad al que juguemos. El juego cuenta con muy pocas fases, 7 concretamente, las cuales tienen una duración bastante corta, por lo que el juego puede completarse en menos de media hora (en su nivel de dificultad más bajo) o durarnos muchas horas (en su nivel de dificultad más alto). También dependerá del número de vidas y continuaciones que pongamos.

Este título que está pensado para ofrecer al jugador el tipo de reto que quiera, desde ser un paseo a convertirse en todo un desafío. Por lo tanto, estamos ante un juego rejugable, pero con un contenido a todas luces muy escaso.

Conclusión

Dragon Blaze demuestra que a pesar de los años transcurridos, los shoot’em up nunca pasan de moda, haciendo disfrutar como el primer día pese a su simplicidad y corta duración. Con una jugabilidad a prueba de bombas y su modo cooperativo, resulta una propuesta interesante tanto para nuevos jugadores como jugadores veteranos.

Dragon Blaze está disponible en formato digital en la eShop de Switch desde el pasado 12 de abril a un precio de 6,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 73,8 MB para poder descargarlo.

[Análisis] Dragon Blaze

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Ideal para partidas rápidas y cortas.
  • El poder desmontar de nuestro dragón para disparar de forma independiente.
  • Sus diferentes opciones de personalización y su modo multijugador.
  • Es rejugable.
Flojea en:
  • Poca cantidad de niveles.
  • La duración de los niveles es demasiado corta.
  • Hay muy pocos caballeros dragón para seleccionar.
  • Hubiera estado bien añadir algún modo de juego extra.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar