Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Bunker

[Análisis] The Bunker

análisis,
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

Wales Interactive ha querido traer hasta Nintendo Switch una experiencia única en el género FMV de la mano de The Bunker, donde seremos partícipes de una película interactiva que tratará de sumergirnos de lleno en su peculiar historia. ¿Comprobamos si lo consigue?

El verdadero búnker

Dentro del mundo de los videojuegos, el género conocido como FMV –Full Motion Video- hace referencia a aquellos títulos desarollados como si de un largometraje interactivo se tratase, con actores reales en lugar de personajes hechos con polígonos y píxeles. Esto no es algo nuevo, y probablemente el ejemplo que más os pueda sonar es el de Night Trap, aparecido inicialmente en Sega Mega-CD y del que se habló hace no mucho de una posible llegada a Nintendo Switch.

The Bunker trae este género a la consola híbrida con los avances que el paso de los años conllevan y nos los presenta bajo una historia envolvente y una ambientación que en seguida logra atrapar al jugador.

En una realidad cambiante, durante los años de la Guerra Fría, numerosas bombas nucleares fueron lanzadas en el norte de Europa y en Gran Bretaña, lugar en el que se enclava el búnker donde vamos a avanzar durante todo el juego. Poniéndonos en la piel de John, el hijo de una de las principales doctoras en dicho búnker, pronto nos enfrentaremos a la soledad que supone ser el único superviviente del refugio.

El pasado, los recuerdos, los miedos, las dudas… todo ello influye en el carácter de un asustadizo John que cumple con una rutina de supervivencia que pronto se verá truncada, llevándole a límites dibujados fuera de su zona de confort. Ahí entramos nosotros, investigando los lugares que necesitemos para salir airosos de las situaciones, encontrar objetos y pistas, tomar decisiones entre posibles alternativas y superar los desafíos más inesperados simple golpe de botón –de hecho, poco más allá del joystick y el botón A usaremos en esta aventura-.

Las mentiras de los que están dentro y de los que están fuera

Una de las enfermeras más jóvenes de Hitler contó en una entrevista 70 años después de que el Führer muriera, que dentro del búnker donde pasaron sus últimos días se repetía la frase de “La victoria está a las puertas”, mientras que en el exterior todo estaba rodeado de rusos. Y es que esta sensación se transmite en The Bunker.

¿Qué hay realmente fuera del búnker? ¿Por qué después de tantos años deberíamos seguir en el interior? ¿Queda alguien fuera o merecerá la pena pasar toda nuestra vida en un refugio con la única compañía de latas de melocotones, ordenadores antiguos y algún que otro cadáver descompuesto?

El hecho de que el juego se componga de escenas reales cual película provoca una inmersión mayor que, junto al profundo apartado sonoro, dan lugar a una sincronía casi perfecta. Por tanto, no debemos hablar tanto de píxeles o movimientos, y sí de planos, interpretaciones y efectos. Y en este aspecto, The Bunker cumple con lo que se propone, pues la interpretación del actor que encarna a John es destacable, nos hace sentir esa agonía y ese miedo que el protagonista siente a pesar de décadas dentro del mismo refugio. Por otro lado, las diferentes escenas que nos presentan los contratiempos que vamos sufriendo, generan sensaciones fuertes: asco, dolor, miedo… apoyadas en unos efectos sonoros que impulsan todo a otro nivel -aconsejo encarecidamente el uso de auriculares para mayor disfrute-. Las voces en inglés son las de los propios actores y podremos complementarlas con subtítulos en español y el juego se mueve a la perfección tanto en modo sobremesa como en modo portátil.

Experimentos que pueden cambiar el mundo

Se dice que en 1896 el físico francés Henri Becquerel descubrió por casualidad la radiactividad mientras realizaba experimentos relacionados con la fosforescencia y la fluorescencia, y que años después la conocidísima Marie Curie acuñaría dicho término tras avanzar en este ámbito a partir de los trabajos de Becquerel.

Por tanto, ¿qué es The Bunker sino uno de estos experimentos aplicados al mundo de los videojuegos? Lo podemos llamar FMV, sí, pero al final es toda una experiencia valorable según nos haga sentir más o menos partícipes de un desarrollo que puede correr el riesgo de dejarnos en un papel demasiado pasivo. No obstante, creo que algo así ocurre con las visual novel, ya que encontramos casos en los que te hacen sentir que tienes peso en las decisiones y otras en las que, simplemente, presionas el botón de pasar página.

Pero The Bunker nos hace sentir parte de John, nos hace asfixiarnos entre las paredes de un sombrío refugio y asustarnos bajo sus sombras. Nos sobresalta en determinadas escenas en las que debemos presionar el botón rápidamente y sin apenas tiempo para reaccionar. Cierto es que, en ocasiones, la respuesta del movimiento del puntero que se nos presenta en pantalla para presionar determinados puntos no responde con la sensibilidad que cabría esperar y nuestro movimiento puede no ser el esperado, pero por lo general, la sensación es satisfactoria.

Uno de sus puntos más débiles es su duración, ya que vamos a completar la historia en cuestión de unas tres horas, siempre dependiendo del tiempo que nos lleve explorar los diferentes lugares y recrearnos con sus escenas. Cabe nombrar que cuando todo está acabando, el título nos presenta dos finales diferentes, como ligero aliciente para volver a dicha escena o incluso pasárnoslo de nuevo si nos ha sabido a poco.

Pero, en definitiva, The Bunker es uno de esos experimentos que, se llame FMV o se llame casualidad, termina saliendo bien dentro de lo esperado, aunque aún tenga un amplio margen de mejora, sobre todo en su duración y en el peso de algunas decisiones que, aunque nos de la opción de escoger, no acaban influyendo de forma real en el desarrollo.

Conclusión

The Bunker es buen exponente del género FMV que contiene una interpretación, unos planos y una ambientación sonora que harían sentir envidia a muchos largometrajes del mundo del cine y la televisión. Sin embargo, resulta casi tan corto como una verdadera película y algunas de las interacciones que nos propone son mejorables tanto en respuesta del joystick como en el peso que tienen en la historia. Pero en este caso, las contras no deslucen una buena trama cargada de ideas geniales en un juego diferente y fresco. Si os animáis a probarlo, cosa que recomiendo, lo tenéis disponible en la eShop de Nintendo Switch por 12,99 € y necesitaréis un espacio de 2,4 GB en la memoria de vuestra consola.

[Análisis] The Bunker

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Ambientación visual y sonora de lujo.
  • Historia envolvente que produce numerosas sensaciones.
Flojea en:
  • Es tan corto como una película, llegando al final en cuestión de tres horas.
  • El peso de las decisiones que tomamos resulta anecdótico en el desarrollo.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar