Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Adventure Pals

[Análisis] The Adventure Pals

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

Massive Monster es una desarrolladora pequeña especializada en juegos de navegador web que gracias a un Kickstarter ha conseguido financiar su primer pequeño gran proyecto: The Adventure Pals. Una joya más al catálogo plataformas de Nintendo Switch que, anticipo, recibirá más elogios que otra cosa en este análisis. A saber, es bueno en el modo co-op, tiene un diseño entrañable y su objetivo, que logra en gran medida, es sacar una sonrisa a los jugadores. ¿Acaso hay algo tan Nintendo como esto?

Un juego que encaja con su consola, una consola que es para dos

Qué buen nombre para un juego para todo el mundo: los colegas de aventuras (The Adventure Pals). Hay veces que la metáfora del ‘como anillo al dedo’ funciona muy bien. Así es en el caso de The Adventure Pals, un juego basado en el modo cooperativo para un consola con que incorpora dos mandos de serie (cada uno de los dos Joy-Cons). Si bien es cierto que el título ha salido en otras consolas, en Nintendo Switch parece la mejor para jugarla por tres razones obvias:

  • Es el mejor lugar para jugar en cooperativo: no requiere de un mando extra, el cooperativo funciona en cualquier parte en el modo portátil.
  • El estilo de plataformas lleva en sus inicios y en toda la historia de los videojuegos la seña de Nintendo. Prácticamente cualquier poseedor de una consola de Nintendo conoce el género plataformas y lo disfruta —no en vano uno de cada tres jugadores de Switch posee Super Mario Odyssey—.
  • Desde todos los aspectos, este título seduce a un público amplio desde niños hasta padres. Como veremos más adelante, aprovecha muy bien el humor de Cartoon Network que tanto éxito tiene entre los jóvenes y la posibilidad de jugar a dos permite o bien el juego entre hermanos o entre hijos y padres.

No es casualidad que el título haga hincapié en ‘colegas’. Por supuesto este juego se puede jugar solo, pero el tono jocoso y animado del título, así como el buen rollo entre los personajes (los buenos) que aparecen apunta a que amigos y amigas, hermanos y hermanas, parejas de personas de cualquier índole se junten delante del televisor a pasar un buen rato.

Desgrane de The Adventure Pals

En este apartado resumiré brevemente cada uno de los componentes con los que se suele analizar un juego (género, historia, estilo artístico, sonido, duración):

Género

Como ya se ha anticipado en este análsis, The Adventure Pals es un juego de plataformas con todas sus letras. Un botón para saltar, otro para atacar a enemigos básicos, otro que desglosa un inventario con objetos para marcar la diferencia (bombas, pócimas, etc.) y un último para activar estos objetos. Es decir, cuatro botones exactos para llenar los espacios que ofrece un Joy-Con. Ya he dicho que encaja perfectamente en Nintendo Switch.

Los niveles de este título de plataformas tienen progresión lenta hacia la variedad. Son principalmente planos, en los que apenas encontraremos puzles interesantes o enemigos que compliquen la escalada hacia los pozos que sirven de meta. Sin embargo, poco a poco nuevas plataformas como tirolinas o ganchos harán más complejos los niveles que en ningún caso se convierten en lo mejor del título.

Si bien lo principal entre los niveles es saltar y jugar con los elementos plataformeros, gracias a la habilidad de atacar de los jinetes de jirafa que controlamos hay pequeños elementos RPG: se adquieren habilidades al subir de nivel que facilitarán más el combate con los distintos enemigos que habitan en el mundo de Yuppie en el que trasncurre el juego. Por lo general, se trata de combates muy sencillos.

Solo hay una situación en la que estos combates se complican. Y es en los geniales combates contra jefes que, salvando las distancias, convierten a The Adventure Pals en un Cuphead en miniatura. Jefes llenos de carisma y variadas habilidades, basados en el imaginario de Hora de aventuras y otras animaciones del estilo, serán lo mejor que Massive Monster ha sabido exprimir al género plataformas. En otros términos, es a Adventure Time lo que Cuphead es al Mickey Mouse de los 30.

Historia

Tanto este apartado como el siguiente van de la mano. Hablo de las historias desternillantes de The Adventure Pals, unidas necesariamente al estilo artístico tipo Cartoon Network, que llevan a personajes inverosímiles ha tener características conocidas por todos llevadas al extremo. En el fondo, este juego hace una parodia bien lograda de la sociedad moderna: su relación con la familia. La madre cobra un papel clave en la primera fase del juego que supone una burla a cómo son las relaciones madre e hijo en la que a ninguno de los dos importa el otro; ni siquiera a la madre parece importarle que a su marido lo vayan a convertir en un frankfurt. Sí, un frankfurt. Este es el tipo de historias que os encontraréis en este título: como la de un villano que recuerda a Doctor Eggman de Sonic que secuestra a nuestro padre y amenaza en convertirlo en salchicha de frankfurt si no abonamos el precio de rescate marcado en 5 rubíes.

Estilo artístico

Este apartado es uno de los que mejor funcionan en The Adventure Pals. Nos traslada directamente al terreno tipo Cartoon Network comentado precisamente en el desglose de la historia. Los personajes absurdos están animados con la misma gracia como lo están Finn y Jake en Hora de aventuras, Riñonera y Pizza Steve en Tito Yayo, etc. El imaginario de lo absurdo y colorido permite sacar una sonrisa a personas de cualquier rango de edad. Este tipo de elementos se suelen crear a partir de un brainstorming hípercreativo, como una cesta en la que caben cualquier tipo de ideas: ¿una jirafa cuya lengua sirve para planear a modo de hélice de helicóptero? Por qué no. ¿Y si hacemos que los coleccionables sean hermosos cupcakes gigantes que se puedan cambiar por trajes de lo más variopintos a un gato ensoñador? Why not.

En resumen, un mundo colorido y atractivo para atrapar los ojos de niños seducidos por su amabilidad y con una serie de ideas alocadas y absurdas para ser interesantes a un público más adulto. Lo que se conoce como un win-win, vamos.

Sonido

Esta es la gran pega de este título. La melodía más común es una azucarada canción propia de Candy Crush invariable y constante que atormentó tanto a mi colega como a mi durante la primera fase del juego. Acaba derivando a nuevos temas a medida que avanzas en el juego, pero en general no mejora.

Los efectos de sonido, en cambio, son correctos. Acompañan fenomenalmente cada una de las acciones del juego y ayudan a familiarizarse con ellas.

Duración

Dura cerca de 8 horas. El mundo se expande más de lo que parece en primer momento. Cada nivel cuenta con cinco partes, además de niveles con bosses y otras zonas reservadas al desarrollo de la historia o a extras.

Conclusiones

No puedo hacer más que acabar este análisis repitiendo las consideraciones presentadas en su inicio. The Adventure Pals es una pequeña joya que cualquier amante del género debe de tener en cuenta. Subrayemos: es bueno en el modo co-op, tiene un diseño entrañable y su objetivo, que logra en gran medida, es sacar una sonrisa a los jugadores. ¿Acaso hay algo tan Nintendo como esto?

The Adventure Pals llegó a la eShop de Nintendo Switch el pasado 12 de abril a un precio de 11,99 €. Textos en inglés y un nivel medio o alto es necesario para captar los juegos de palabras y el humor que desprenden.

[Análisis] The Adventure Pals

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sentido del humor y estilo artístico van de la mano: parece hecho por responsables de Hora de aventuras.
  • Encaja perfectamente con la filosofía de Nintendo Switch de acercar a los jugadores entre ellos.
  • Los jefes finales.
Flojea en:
  • Los niveles a veces resultan planos.
  • La banda sonora llega a incordiar.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar