Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Shantae and the Pirate’s Curse

[Análisis] Shantae and the Pirate’s Curse

análisis,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

El 2 de junio de 2002 la compañía WayForward lanzó un título de plataformas para Game Boy Color llamado Shantae, el cual fue dirigido por Matt Bozon y se convirtió en el primer título de una saga que ya cuenta con cuatro títulos en su haber.

Shantae no solo da nombre a la saga sino que además es el nombre de su protagonista, una joven semi-genio encargada de proteger el puerto de pescadores de Scuttle Town. Su segundo título fue Shantae: Risky’s Revenge y se trataba su continuación, pensada inicialmente para lanzarse en Game Boy Advance, pero que finalmente se lanzó para DSi, a través del servicio de descarga DSiWare el 10 de febrero de 2011 en Europa. Y unos años más tarde llegó su tercera entrega llamada Shantae and the Pirate’s Curse que debutó originalmente en Nintendo 3DS y Wii U el 5 de febrero de 2015 en Europa.

Este mes de marzo nos llega una versión de esta tercera entrega para Nintendo Switch, que es la que hoy analizaremos. ¿Merecerá la pena? ¡Vamos a descubrirlo!

Shantae and the Pirate's Curse

Argumento

Shantae and the Pirate’s Curse es la secuela directa de Shantae: Risky’s Revenge, pero si no habéis jugado a su primera ni segunda entrega no debéis preocuparos, porque la historia se puede entender y seguir perfectamente.

Después de los eventos de Shantae: Risky’s Revenge, durante los cuales Shantae perdió sus poderes, nuestra protagonista tuvo que adaptarse a vivir como una humana. Pero un día, la ciudad de Scuttle Town es atacada por el nuevo alcalde de la ciudad, Ammo Baron y a Shantae no le queda más remedio que luchar usando su larga cabellera como única arma principal. Ese mismo día después de la batalla, Shantae es visitada por su némesis, Risky Boots, quién la atrapa para preguntarle donde están sus armas y su tripulación, cosa que Shantae no sabe y es arrastrada a la fuerza por Risky al taller de Mimic,  el tío de Shantae. Ante su sorpresa Shantae ve un tinkerbeat, uno de los servidores de Risky encerrado en una cápsula en dicho taller y en ese mismo instante un polvo negro se apodera del tinkerbat transformándolo en un monstruo, el cual rompe el cristal y se libera. Shantae lucha contra él y después de derrotarlo, Risky le entrega una lámpara mágica para que succione el polvo negro que ha quedado. Enseguida Risky se da cuenta de la situación y le informa que su magia de genio fue rota en veinte fragmentos. Estos fragmentos se han fusionado con los tinkerbats y ahora quieren resucitar al antiguo mentor de Risky, el Pirate Master, lo que significaría el fin de Sequin Land.

Por este motivo llegan a un acuerdo mediante el cual Shantae podrá recuperar su magia y Risky sus armas y su ejército de tinkerbeats. Las dos enemigas forman una frágil alianza para recuperar los fragmentos de magia e impedir la resurrección del Pirate Master. Sin sus poderes de genio, Shantae debe aprender a ser una auténtica pirata para terminar su aventura y salvar a Scuttle Town.

Como veis no se trata de una historia demasiado profunda que digamos, pero resulta simpática y divertida, gracias a sus toques de humor.

Jugabilidad

Shantae and the Pirate’s Curse es un juego de plataformas 2D de scroll lateral y vertical desarrollado por WayForward en el que controlaremos a Shantae, una semi-genio que en esta ocasión vive como una humana más, debido a que perdió sus poderes.

Los controles de nuestra protagonista serán algo limitados al principio, ya que solo podremos moverla (con la cruceta o el stick analógico), atacar con su larga cabellera morada y saltar. Durante nuestra aventura iremos adquiriendo nuevos movimientos por lo que nuestras acciones se irán incrementando pudiendo, por ejemplo, realizar un movimiento evasivo hacia atrás o una fuerte patada entre otros. Hay que destacar en este sentido que su control es muy preciso y fluido.

Shantae cuenta con sun sistema de vida basado en corazones. Al principio del juego solo tendremos 2 corazones y cada vez que nos dañen nos quitarán un cuarto de corazón por lo que cuando nos dañen cuatro veces perderemos uno de ellos. Cuando los perdamos todos, como es lógico, terminará la partida. A medida que avancemos en el juego podremos aumentar nuestro número de corazones encontrando por los niveles calamares corazón. Cada vez que encontremos 4 de ellos podremos hablar con un personaje en Scuttle Town y hará que aumente nuestro contador en uno,pudiendo llegar a tener un máximo de 10 corazones.

Scuttle Town es la isla donde vive Shantae y actúa como base central del juego y desde ella podremos acceder a otras 6 islas que iremos desbloqueando a medida que avancemos en la historia. Para ir de una isla a otra lo haremos en el barco de Risky y una vez que desembarquemos, nuestra misión consistirá en avanzar por dicha isla hasta llegar a una mazmorra, donde tendremos que derrotar a un jefe final que sirve a la vez como fuente de energía para al Pirate Master. Al derrotarlos obtendremos un mapa con el cual podremos acceder a una nueva isla donde deberemos nuevamente hacer lo mismo.

Cada una de estas islas están divididas en diferentes fases/secciones conectadas por diferentes caminos al más puro estilo metroidvania. Por lo tanto no todos los caminos serán accesibles desde el principio, sino que deberemos ir derrotando enemigos a nuestro paso mientras vamos encontrando diferentes objetos dentro de cofres que nos ayudarán a acceder a dichos caminos anteriormente bloqueados y así poder seguir avanzando. Por lo tanto estamos ante un título que invita a la exploración, la cual será fundamental para poder avanzar.

Pero no todo será tan sencillo, ya que para acceder a esas mazmorras a veces deberemos ayudar primero a algún personaje, entregándole algún objeto que necesite y que está escondido en alguna parte del escenario o que nos dará algún otro personaje hablando con él (por lo que es muy recomendable que hablemos con todos los que nos encontremos ya que pueden darnos pistas). Una vez dentro de las mazmorras encontraremos cofres con diversos objetos en su interior, como el mapa de la mazmorra para poder orientarnos mejor dentro de ella, llaves para abrir puertas cerradas y equipamiento pirata (de Risky Boots). Éste último será fundamental en nuestra aventura, ya que nos servirá para acceder a distintas zonas de los escenarios y son los siguientes:

  • Pistola: Se usa para atacar a enemigos a distancia y también para disparar a mascaras de piedras que desbloquean pasajes.
  • Sombrero: Sirve como paracaídas, permaneciendo más tiempo en el aire y así acceder a lugares muy distantes.
  • Cimitarra: Se utiliza para atacar a los enemigos desde arriba después de un salto o una caída y también para romper bloques que bloquean zonas ocultas.
  • Botas: Sirven para correr más rápido, automáticamente Shantae usa la cimitarra mientras corre para destruir todo a su paso, entre estos: enemigos, jarrones y romper bloques más duros para acceder a otras zonas del mapa.
  • Cañón: Este objeto ayuda a realizar un triple salto con las balas del cañón, también podemos atacar a los enemigos disparándoles hacia abajo.

También hay que destacar que no podremos guardar partida cuando queramos ni se hace de forma automática, sino que para ello deberemos hablar con un anciano que aparecerá en diferentes puntos de los niveles y si nos matan continuaremos desde ese último punto de guardado. Es muy importante tener esto en cuenta y asegurarnos de ir guardando siempre que podamos nuestro avance, ya que todo lo que realicemos después de ese punto no se guardará y por lo tanto deberemos volver a repetirlo todo si nos matan.

Por último cabe destacar que como la mayoría de juegos de Switch, Shantae and the Pirate’s Curse puede jugarse en modo portátil, sobremesa y televisor y también es compatible con el mando Pro de Switch. Personalmente creo que como más se disfruta es jugándolo en modo portátil.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico Shantae and the Pirate’s Curse está realizado usando la técnica del pixel art, y la verdad es que luce de maravilla y encantará a los jugadores amantes de lo retro. Tanto el apartado artístico, como diseño de escenarios, personajes y los enemigos es magnífico, contando con una paleta de colores muy viva y colorida, además de unas animaciones muy cuidadas. Mención aparte merecen las ilustraciones que podemos ver durante las conversaciones, las cuales tiene mucha calidad y han sido creadas por Inti Creates; así como los jefes finales de las mazmorras, los cuales son bastante grandes y tienen multitud de detalles.

Por otro lado el apartado sonoro el título cuenta con melodías instrumentales creadas por el compositor Jake Kaufman, conocido por su gran trabajo en otros títulos de la saga Shantae y de Shovel Knight, entre otros. Dicha música es simple, pero muy animada, adaptándose a las diferentes situaciones del juego. Los efectos sonoros tampoco se quedan atrás y acompañan perfectamente la acción. Por último cabe destacar que el juego cuenta con textos en español, aunque por desgracia dicha traducción, no es del todo correcta ya que cambia géneros (en algunas ocasiones se refiere a Shantae y otros personajes femeninos como si fueran masculinos). No es que sea algo muy grave y se da solo en momentos muy puntuales, pero es una lástima que no se haya corregido para esta versión.

Duración

Completar esta aventura a través de las 6 islas de las que dispone el título nos llevará alrededor de 8-10 horas, aunque como siempre este apartado es muy relativo, ya que depende de diversos factores como nuestra habilidad y de si nos entretenemos en explorar los escenarios a fondo para conseguir todos los coleccionables del juego o vamos directos al grano; algo que por otra parte no será tan sencillo, ya que lo habitual será que nos encallemos en algún punto de la aventura, ya sea porque nos falta algún objeto que nos otorga alguna habilidad o porque no damos con el personaje de turno con el que tenemos que hablar para que nos dé un objeto.

Además el título cuenta con un par de coleccionables que pueden alargar su vida útil. Se trata de 32 calamares corazón (sirven para aumentar nuestro número de corazones) y 20 magias negras (se obtienen al derrotar a los cacklebats y absorber el humo negro con nuestra lámpara mágica).

También tenemos la opción de comprar diversas mejoras en la tienda de Scuttle Town mediante gemas (la moneda del juego que podemos obtener al derrotar enemigos o al romper objetos del escenario) y cuando terminemos nuestra partida, desbloquearemos un nuevo modo: el Modo pirata, en el cual contaremos con todo el equipo pirata de Risky que hemos ido recolectando durante las distintas mazmorras desde el principio (para jugar a este modo deberemos empezar una partida nueva en otro slot de guardado). En este modo podremos completar el juego mucho más rápido.

Por último cabe destacar que Shantae and the Pirate’s Curse cuenta con dos finales: uno malo/normal y uno bueno. Para ver el segundo, que es el final verdadero, deberemos haber recolectado todos los calamares corazón y todas las magias negras. Por lo que si queremos ver los dos finales deberemos enfrentarnos al jefe final en un par de ocasiones. Además nos darán un nuevo fondo por completar el juego así como otro adicional si conseguimos hacerlo con todos los objetos. Pese a ser un título rejugable, lo cierto es dicha rejugabilidad es bastante limitada, ya que una vez que terminemos nuestra aventura probablemente ya tengamos la mayor parte de los coleccionables, además de la mayoría de mejoras adquiridas, por lo que tampoco nos quedará mucho más por hacer en el juego.

Curiosidades

  • Shantae and the Pirate’s Curse además de en Switch está disponible en multitud de plataformas: 3DS, Wii U, PC, Xbox One y PS4.
  • Esta versión evidentemente carece de efecto 3D estereoscópico, el cual si estaba presente en su versión original de 3DS (de hecho es la única versión que cuenta con él).
  • Esta versión de Switch cuenta con un minijuego al lado de la tienda donde a cambio de 10 gemas podemos jugar a intentar coger todas las gemas que podamos mediante un mono que salta del tronco de un un árbol a otro de forma horizontal. A medida que vaya pasando el tiempo se irá complicando con enemigos que nos estorbarán y si fallamos en coger una gema o tocamos a un enemigo terminará la partida.

Conclusión

Shantae and the Pirate’s Curse es un magnífico título de plataformas de estilo metroidvania que destaca por su gran diseño artístico, su historia simple pero divertida, sus personajes carismáticos y sus toques de humor que lo convierten un imprescindible dentro del género.

Shantae and the Pirate’s Curse está disponible en formato digital en la eShop de Switch desde el pasado 20 de marzo a un precio de 16,22€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 478 MB para poder descargarlo.

[Análisis] Shantae and the Pirate’s Curse

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • A nivel audiovisual es una auténtica delicia para los sentidos.
  • Su estilo metroidvania le sienta muy bien.
  • Rejugable gracias a sus coleccionables y sus dos finales.
Flojea en:
  • Se echan de menos más islas.
  • Revisitar los mismos lugares varias veces puede hacerse repetitivo.
  • La traducción al español no es del todo correcta.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar