Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Lost Sphear

[Análisis] Lost Sphear

análisis,
PorPsyko  - 
Ver comentarios

Lost Sphear es el segundo título de Tokyo RPG Factory, un estudio desarrollador de Square Enix creado en agosto de 2014 especializado en juegos de rol japoneses. Este estudio retoma la filosofía del desarrollo de los juegos de rol de la era de los 16 bits y aspira a trasladar el verdadero estilo de los juegos japoneses a las plataformas actuales, combinando el espíritu de antaño con la tecnología más avanzada.

Este título ya está disponible para PC, PS4 y Nintendo Switch. Esta última versión es la que hoy analizaremos ¿Qué nos deparará esta nueva aventura? ¡Vamos a comprobarlo!

Argumento

La aventura de Lost Sphear comienza en Elgarthe, un lugar remoto donde un joven llamado Kanata despierta de un sueño abrumador y descubre que su ciudad así como otras localizaciones de su mundo están desapareciendo poco a poco, dejando tras de sí una blanca neblina.

En el universo de este título, todo está hecho de spritnite, pero cuando los recuerdos se borran de ellas, la materia que queda “se pierde” y sin recuerdos para conservar su forma, lo que se pierde finalmente desaparece para siempre.

En vista de la terrible amenaza que pone en peligro el tejido mismo de la realidad, Kanata deberá hacer uso de una misteriosa habilidad que descubre que posee: despertar el poder de los recuerdos. Gracias a ello él y sus compañeros podrán reconstruir su mundo y hacer que vuelva a la normalidad.

Jugabilidad

Lo primero a destacar de Lost Sphear es que a diferencia de otros JRPG nos permite seleccionar desde el principio tres niveles de dificultad: fácil, normal y difícil. Independientemente del que elijamos podremos cambiarlo en cualquier momento de la aventura, por lo que no debéis preocuparos. Aunque el principal protagonista es Kanata, durante la aventura, como suele ser habitual, se le irán uniendo más personajes, aunque solo podremos llevar a un máximo de 4 en nuestro equipo, y cada uno contará con su propia arma y estilo de combate.

Una vez elegido el nivel de dificultad, observaremos que Lost Sphear es muy similar en su sistema de combate a I am Setsuna, que permitía atacar al contrario una vez habías cargado una barra de energía y que tomaba como referencia los combates del mítico Chrono Trigger. Lost Sphear usa un sistema de combate mejorado ATB que permite mayor estrategia que su anterior obra. La batalla en Lost Sphear ocurre en tiempo real, durante el cual aumenta la carga de ATB (Active Time Battle) de un personaje. Cuando la carga de ATB de un personaje está llena, lo que se indica cuando el fondo de su retrato se está llenando, podemos realizar una acción. Después de seleccionar qué acción tomar, podemos mover el personaje libremente, confirmando la acción con el botón A. De esta manera podemos observar el área que cubrirá nuestro ataque (el área de ataque de cada personaje es diferente) y decidir cual es la mejor opción para aprovechar mejor las habilidades especiales de los héroes (algunos ataques pueden golpear a varios enemigos si nos colocamos correctamente). Tras terminar cada combate obtendremos experiencia, dinero y a veces también objetos. Uno de los principales defectos de I Am Setsuna para muchos jugadores fue precisamente que sus batallas eran demasiado simples, cosa que han intentado corregir en este nuevo título dándole algo más de profundidad.

Otro aspecto que ha cambiado un poco es el Momentum Mode, el cual se ve alrededor del retrato de los personajes, y aumenta durante el combate. Cuando el Momentum del personaje alcanza el 100% obtiene un Momentum Charge (MC). Con al menos 1 MC (indicado por un círculo azul), se verá un destello azul durante el ataque de un personaje y si pulsamos el botón Y en ese momento activaremos el Momentum Mode. Activar el Momentum Mode durante un ataque inflige más daño y cada personaje puede tener solo 3 MC.

También vuelven a hacer acto de presencia las spritnite y en esta ocasión vuelven a ser importantes. Se trata de piedras con poderes mágicos que podremos equipar a los personajes y nos permiten aprender nuevas técnicas y habilitar cada vez más slots para realizar acciones especiales para cada uno de los personajes.

Como todo buen juego de rol que se precie, durante nuestra aventura podremos comprar todo tipo de objetos en las tiendas: pociones, armas, armaduras, etc. Las armas y las armaduras serán fundamentales en los combates (las primeras cambian de aspecto y las segundas no cambiarán el aspecto de los personajes) y aunque iremos adquiriendo cada vez armas y armaduras más poderosas, también podremos mejorar las que tengamos con diferente materiales que podemos ir encontrando en cofres, derrotando enemigos o comprándolos.

Hay que destacar que al movernos por el mapa del mundo, podremos encontrar “puntos perdidos“, que aparecen como aislados, como áreas blancas que necesitan ser restauradas. Deberemos usar recuerdos en los punto perdidos para crear reliquias conocidas como Artifacts. Estos artefactos se pueden usar para cambiar las reglas de batalla o influir en el curso de la aventura obteniendo ventajas. Además pueden crearse en el mismo punto las veces que queramos (siempre que tengamos el número de recuerdos necesarios) obteniendo así diferentes efectos.

Por otro lado, en este título nuestros personajes también podrán ataviarse con unas armaduras mecanizadas llamadas Vulcosuits. Este es uno de los aspectos más interesantes del título, ya que al equiparlos aumentarán nuestras estadísticas y además también podremos usarlos fuera de los combates para destruir obstáculos del camino. Los vulcosuits se pueden equipar y usar en la batalla siempre que tengamos Vulcosuit Points (VP). En la batalla, podemos equipar o desequipar el vulcosuit de un personaje individualmente presionando el botón L. Con un vulcosuit equipado durante la batalla, podemos usar un ataque especial, específico de vulcosuit llamado Paradigm Drive en lugar de un ataque normal. Los Paradigm Drive varían de vulcosuit a vulcosuit, como por ejemplo el vulcosuit de Kanata, que controla un poderoso movimiento final en cooperación con un aliado que también lleva un vulcosuit. Hay que tener en cuenta que cada vez que usemos sus funciones en las mazmorras consumirán VP y en batalla se consumirán VP cuando se usen habilidades o paradigm drives. Para recuperar los VP deberemos descansar en tabernas, usar objetos o recibir los efectos de los artefactos.

Por último cabe destacar que como la mayoría de juegos de Switch, Lost Sphear puede jugarse en modo portátil, sobremesa y televisor y también es compatible con el mando Pro de Switch. Esta versión es la única que puede jugarse de forma portátil.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico Lost Sphear, a pesar de sus limitaciones técnicas, tiene un bonito apartado artístico y presenta un buen diseño de personajes y variedad de localizaciones (a diferencia de I am Setsuna donde predominaban los escenarios nevados). Por desgracia el diseño de escenarios y mazmorras continua siendo demasiado simple.

Por otro lado, el apartado musical corre a cargo de Tomoki Miyoshi (el cual debutó en 2012 de la mano de Bandai Namco con Soul Calibur V),. Se trata del mismo compositor de todos los temas de I Am Setsuna, por lo que si en su momento os encantó su apartado sonoro os encantará la banda sonora de Lost Sphear. Lo cierto es que es magnífica y toda una delicia para los sentidos. Repite el piano como instrumento principal pero, a diferencia de I am Setsuna, este nuevo título incorpora más instrumentos dada la mayor variedad de localizaciones que presenta.

Finalmente hay que destacar que las voces están en japonés (sin posibilidad de cambiarlas a otros idiomas y solo presente en los combates) y los textos del juego están en inglés (aunque también se pueden poner en francés, alemán y japonés). Uno de los principales inconvenientes de este título y que puede echar para atrás a más de uno es precisamente el idioma, ya que por desgracia no está en español. No debemos olvidar que estamos ante un juego de rol, con todo lo que ello implica, es decir, muchas conversaciones con muchos personajes y es necesario entender lo que nos dicen tanto para enterarnos bien de la historia del juego como para saber a dónde dirigirnos para seguir avanzando en la aventura. No es necesario tener un dominio muy alto de inglés para entender bien la historia, ya que el inglés usado es bastante básico, pero lo cierto es que podrían haberlo traducido al español y de paso aumentar también así sus ventas.

Duración

La duración de Lost Sphear no es muy extensa comparada con otros títulos del género, pero tampoco es un título corto, ya que para completarlo tardaremos unas 25-30 horas. Como siempre, este apartado es muy relativo y se tardará más o menos dependiendo de diversos factores, como si nos detenemos mucho a explorar o de si nos atascamos en algún punto del juego, ya que a veces las pistas que nos dan son algo vagas y puede que estemos dando vueltas más de lo debido para encontrar el sitio donde ir o la persona con la que hablar (aunque el juego nos da la opción de poder hablar con los compañeros para que nos refresquen lo que tenemos que hacer).

Una vez terminemos el juego, después del combate con el monstruo final y ver los créditos, podremos volver al mapa y seguir jugando para completarlo, ya que también podremos hacer una misión secundaria con cada personaje, además de ver el verdadero final del juego, entre otras cosas, alargando así la vida útil del título hasta las 40 horas o más.

Curiosidades

  • Aunque en un principio Lost Sphear iba a lanzarse solo en formato digital también se ha lanzado en formato físico y puede encontrarse en diferentes tiendas físicas, además de en la web oficial de Square Enix.
  • Square Enix ha cedido el mando de Lost Sphear al joven Atsushi Hashimoto, el director de Final Fantasy: Explorers, quien en el pasado trabajó como diseñador y artista en otras obras como Kid Icarus: Uprising, El Shaddai: Ascension of the Metatron o Blue Dragon.
  • La pantalla de inicio de Lost Sphear cambia en función de la localización donde nos encontremos en ese momento, los personajes que estén en el grupo, los últimos acontecimientos que hayamos vivido en la historia y los últimos artefactos que hayamos creado.

Conclusión

Lost Sphear es un buen título en el que Tokyo RPG Factory ha tomado buena nota de los aspectos por los que fue criticado I am Setsuna. Lo cierto es que no es un juego perfecto y aunque ha mejorado aspectos como las mecánicas de los combates o la mayor variedad de entornos, continua teniendo margen de mejora en otros, como las mazmorras.

Continua siendo muy similar a I am Setsuna en muchos aspectos, lo cual no es malo, pero es un título que como en esa ocasión seguramente exprimirán más a fondo los jugadores más veteranos, ya que su mayor problema es que no pasa de ser un homenaje a los grandes clásicos del género de la era de los 16 bits y a estas alturas no aporta nada nuevo ni tampoco sorprende. Pese a todo, personalmente lo he disfrutado de principio a fin, pero como siempre seréis vosotros quienes tenéis la última palabra y deberéis decidir si darle o no una oportunidad.

Lost Sphear está disponible en formato físico y digital, en la eShop de Switch, desde el pasado 23 de enero a un precio de 49,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 2,4 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Lost Sphear

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Jugabilidad de la vieja escuela.
  • Bonito diseño artístico.
  • Magnífica banda sonora.
  • El poder jugarse de forma portátil .
Flojea en:
  • Recicla muchos elementos de I am Setsuna.
  • Historia con altibajos y predecible.
  • El diseño de escenarios y mazmorras sigue siendo demasiado simple.
  • Que esté en inglés puede echar para atrás a más de uno.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar