Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos
[Artículo] Aquellos maravillosos juegos (parte 2)

[Artículo] Aquellos maravillosos juegos (parte 2)

artículo,
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

Cuando uno lleva décadas inmerso en el mundo de los videojuegos es difícil no adentrarse en mares de recuerdos de todos aquellos títulos a los que ha jugado. Para los que siguen hoy en día en la palestra, en forma de sagas consagradas y grandes obras de arte, todo el mundo tiene buenas palabras y están presentes de una manera u otra en la actualidad gamer. Ahora bien, ¿qué ocurre con esos títulos que hemos jugado a lo largo de nuestra vida, que nos hicieron pasar momentos increíbles y que, a pesar de no ser títulos legendarios que marcaran una época, ocupan ese rinconcito especial en nuestras estanterías -y nuestros corazones-? Tras la primera entrega, me vais a permitir que os traiga una pequeña selección de este tipo de juegos para saber si habéis podido probar alguno de ellos y si os dejaron esa marquita especial. ¡Allá vamos!

Bomb Jack (Game Boy, 1992)

La adaptación de este título arcade a la portátil de Nintendo de la mano de Tecmo e Infogrames dio como resultado un juego muy sencillo a la par que adictivo, que me mantuvo pegado a la Game Boy durante un buen número de horas.

Y es que la mecánica era de lo más simple: nos ponemos en la piel de un superhéroe que debe ir recogiendo todas las bombas repartidas por los escenarios, sorteando además una serie de enemigos que nos irán complicando las cosas a medida que avanzábamos por sus niveles. La complejidad crecía si al recoger las bombas queríamos seguir el orden de aquella a la que se le iba encendiendo la mecha, lo que proporcionaba mayor cantidad de puntos y bonus.

Juego simple pero divertido que me retaba a aparecer siempre en lo más alto del ranking de puntuaciones en mi Game Boy.

NHL 94 (SNES, 1993)

Con este juego los piques estaban garantizados. Daba igual si eras fan o no del hockey sobre hielo, pues el título de Electronic Arts enganchaba con sus partidos tremendamente divertidos donde encajar el disco en la portería rival y escuchar la sirena correspondiente producía una verdadera satisfacción.

Los piques llegaban hasta el punto de acabar en pelea en algunos casos, al igual que sucede en la vida real, donde también debíamos aporrear el botón para tumbar a nuestro contrincante. Con escudos y jugadores reales gracias a la licencia oficial, la huella de este NHL 94 ha sido tal, que en la edición de 2014, momento en el que se cumplían 20 años desde su aparición, se incluyó la posibilidad de jugar con el aspecto de la entrega de los noventa con los jugadores modernos.

Recuerdo elegir siempre como equipo a los Washington Capitals… a los que pudisteis jugarlo: ¿cuál era el vuestro?

Bubsy (SNES, 1993)

El simpático gato creado por Accolade, que hacía de las suyas por diferentes niveles en busca de ovillos de lana, venía a aportar su propia esencia a un género como el plataformas, plagado de grandiosos títulos en la época. Y lo cierto es que si se le daba una oportunidad, se podía apreciar un encanto especial, donde las animaciones provocaban más de una sonrisa a la vez de hacerte sentir que jugabas a un título muy cuidado.

Recuerdo con cariño el nivel de la feria, donde íbamos saltando por montañas rusas y cohetes, es más, aún puedo escuchar con nostalgia la musiquita que me acompañaba mientras recogía aquellos ovillos de colores.

Un nuevo título de este gato está a punto de aterrizar para PC y PS4 tras dos décadas en el olvido, desarrollado por el estudio alemán Black Forest Games. Esperemos que no descarten la opción de Switch en un futuro…

Jet Force Gemini (Nintendo 64, 1999)

Rare pegó un pelotazo más con este título de aventuras en tercera persona protagonizado por los hermanos Juno y Vela  junto al perro Lupus, donde atravesábamos distintos planetas con el objetivo de salvar a la raza Tribals del intento de exterminio de un tirano llamado Mizar y su legión de esbirros alienígenas.

La posibilidad de jugar su historia en modo cooperativo y un completo multijugador para hasta cuatro usuarios completaban uno de los títulos más queridos por muchos en su colección de Nintendo 64, el cual, a día de hoy y por desgracia, parece relegado al olvido.

Puestos a soñar, ojalá Nintendo y Rare de nuevo juntas con un nuevo Jet Force Gemini bajo el brazo para Switch con opciones online… ¿os lo imagináis?

Kuru Kuru Kururin (Game Boy Advance, 2001)

Los que tuvimos una Game Boy Advance desde el día de salida recordamos este título como uno de los que la acompañó en su lanzamiento. Y es que el peculiar Kuru Kuru Kururin es de esos juegos que por muchos años que pasen, mantiene intacta su jugabilidad impecable y divertida.

La historia del juego desarrollado por 8ing es sencilla: nos ponemos en la piel de Kururin para rescatar a nuestros hermanos con la ayuda del Helirin, una especie de invento hecho de aspas con las que completaremos una serie de niveles haciendo gala de nuestra habilidad y paciencia mientras disfrutamos de una gran variedad de situaciones.

¿Fue este vuestro primer cartucho en Game Boy Advance?

Lost in Blue (Nintendo DS, 2005)

Toda una experiencia de supervivencia en medio de una isla misteriosa nos ponía a trastear con nuestra Nintendo DS haciendo labores tan variopintas como hacer fuego, pescar, construir arcos, cazar, cocinar nuestras presas… y con la ayuda de una compañera que se encontraba en nuestra misma situación.

La portátil de Nintendo sacaba músculo técnico en aquella época con este título de Konami  que captó mi atención por su belleza gráfica, su concepto y el uso de la pantalla táctil y el micrófono. Una aventura diferente que tuvo dos entregas posteriores, pero sin duda esta fue la que se quedó grabada en mi memoria.

¿Pudisteis sobrevivir en Lost in Blue?

Manhunt 2 (Wii, 2007)

Daniel Lamb y su amnesia provocaron más de un quebradero de cabeza, no solamente a su protagonista y a sus enemigos, sino también a los equipos de censura de diferentes de países que pusieron en jaque el lanzamiento de este título de Rockstar debido a su elevada violencia. Y es que el juego fue clasificado como AO (Adults Only) en Estados Unidos, algo que chocaba con la política de Nintendo a la hora de vender este tipo de títulos en sus consolas.

En Europa se dio la misma controversia, así que Rockstar debió suavizar en consideración su título inicial para bajar su clasificación y ver finalmente la luz en los distintos continentes. Sin embargo, esto no fue impedimento para disfrutar de un título brutal donde las diferentes maneras de ejecutar a nuestras víctimas eran tan variadas como sus armas y entornos.

Sin memoria, en un manicomio y con gran cantidad de personajes de los que deshacernos en nuestro camino,  ser parte del “lado oscuro” en este juego suponía una experiencia tan delirante como excitante.

Y hasta aquí esta segunda parte de títulos que me inspiraron buenos recuerdos. Si habéis probado alguno, ¿qué experiencia tenéis de ellos? Como siempre, no dudéis en poner aquellos juegos de los que hoy no se hablan tanto y aún recordáis con cariño, pues seguro que hay una larga lista que dan para más ediciones de este tipo de artículos. Y si queréis echar un vistazo a la primera parte, podéis hacerlo pinchando aquí.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar