[Análisis] Rive: Ultimate Edition




Publicado por Furnier
Publicado por Furnier

puntuación nintenderos

8.5

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: El nivel gráfico. Los 1080p a 60 fps, sus modos de juego y su música, convierten a Rive en un imprescindible.
Lo malo: Las pocas mejoras de la nave y armas.

El shoot ’em up siempre ha sido un género muy rico en propuestas de todo tipo. Su origen casi proviene del inicio de la industria del videojuego allá por finales de los 70 y desde entonces nos han dejado joyas de indudable calidad, jugabilidad y diversión.

Actualmente, Nintendo Switch no lleva ni un año aún en el mercado y ya es una de las consolas que más variedad tiene en este género. Títulos como Sine Mora EX, Blaster Master Zero o Graceful Explosion Machine, son solo unos ejemplos de grandes títulos que ya están disponibles para la consola que ha sabido devolver al género una vida nueva.

En el caso que nos ocupa, Rive, posiblemente sea uno de los mejores de esta larga lista. Sin desmerecer el trabajo del resto de estudios, los chicos de Two Tribes, nos han hecho llegar un juego con un buen gusto estético, con música y efectos bien trabajados y donde no te cansarás en destruir enemigos. Vamos, pura diversión para los que nos gusta este género. Aunque lógicamente no es una superproducción, Rive, nos conduce muy bien durante sus horas de juego y casi que nos empuja a rejugarlo una y otra vez para así superar records o nuevos desafíos.

Resultado de imagen de rive: ultimate edition nintenderos

En la sencillez está el gusto

Aunque Rive es lo que se clasificaría como un sho ’em up, no es un título que pretenda darle una vuelta de tuerca al género. Más bien, sus creadores se han centrado en la fórmula de un estilo de juego que funciona desde hace décadas para centrarse en otros factores que hacen del título uno de los destacados.

Nosotros somos una simpática nave que irá avanzando por los escenarios utilizando una vista de scroll lateral y donde haremos frente a un sin fin de enemigos y algún que otro puzle para continuar avanzando. Rive juega con la gravedad, dándonos niveles donde estamos en el espacio y la nave flotará por la pantalla, permitiendo al jugador, pasar por algunos lugares antes inaccesibles y dando al juego un toque diferente. En otros momentos la gravedad estará activa y nos veremos obligados a enfrentarnos a los enemigos desde tierra. Hay que decir que aquí tenemos un componente donde mezcla algunos subgéneros dentro del shoo ’em up, detalle que me parece importante remarcar su importancia.

Aunque de primeras pueda parecer confuso, realmente no lo es y Rive goza de una progresión natural, donde poco a poco nos vamos enfrentando a diferentes retos que hacen que el jugador disfrute de un juego mucho más divertido y menos repetitivo. Se puede afirmar que tiene un balance excelente entre los distintos niveles que lo convierten en una propuesta inteligente dentro de su género.

Modos de juego

Rive no sólo goza de un excelente diseño de niveles, bien ajustados y divertidos. También tiene un amplio abanico de diferentes modos de juego que harán la delicia de cualquier jugador.

Por un lado tenemos le modo campaña. Podríamos decir que es el núcleo principal del juego y donde nos cuentan la historia de un caza tesoros espacial que se ha topado con una gigantesca nave abandonada en el espacio. Este personaje controla un pequeño dron a distancia que colará en la nave aparentemente vacía para abrirse paso por ella a tiro limpio. Aunque la historia es lo que menos importancia tiene, si me gustaría destacar el buen trabajo de localización del equipo de desarrollo, ya que los diálogos entre Roughshot, el protagonista fumador de puros y la nave abandonada, están subtitulados en perfecto castellano. Gracias a eso, nos será fácil darnos cuenta de los guiños o referencias a otros juegos que aparecen durante las conversaciones entre el hombre con la IA de la nave abandonada, la cual parece que está muy aburrida y no nos dejará salir de su interior tan fácilmente. Aunque al final la historia no tiene demasiado peso en general, si le da un toque de humor y simpatía que es muy de agradecer.

A medida que avanzamos en el modo campaña, tenemos la posibilidad de ir adquiriendo diferentes armas y mejoras que nos convertirán en una máquina mucho más potente. Durante la exploración en la nave, podemos hackear algunos elementos del juego como interruptores u otros robots que nos aportarán vida extra cuando la necesitemos. Un punto negativo de este modo sería que da la sensación de no haber sido explotado lo suficiente. La nave, a pesar de dar la impresión de laberíntica no nos perderemos en ella en ningún momento y las armas y mejoras son algo limitadas. Aún así, esa “simplicidad” no ensombrece para nada la mecánica de juego y estoy seguro que para algunos jugadores, este punto no tendrá importancia. Por supuesto, las mejoras que irá sufriendo nuestra nave gracias a la recolección de tuercas que dejarán los enemigos destruidos, serán completamente necesarias en algunos momentos de juego, ya que los enemigos y las situaciones sufren una progresión constante de la dificultad. En este tipo de género es corriente la repetición de ciertos enemigos y sus rutinas pero Rive brilla en este apartado, dándonos una gama muy amplia de enemigos que irán acelerando el juego. También es destacable los diferentes jefes de fin de fase, originales y para nada repetitivos. Todo esto hacen del título un shoot ’em up muy frenético y divertido.

En el modo Misiones, podemos repetir las misiones completadas en el modo campaña para intentar mejorar en el ranking mundial y poco a poco ir superándonos a nosotros mismos o a otros amigos que también posean el título. El modo desafíos nos proponen diferentes objetivos que tenemos que cumplir en un determinado tiempo. Este modo es muy interesante una vez hayamos completado el modo campaña, ya que será fácil “picarnos” para superar algunos de ellos. Y por último nos enfrentaremos a las Arenas de batalla. Un modo de juego frenético donde tendremos que luchar contra enemigos y a elementos del escenario por igual. El objetivo sencillamente es eliminar al mayor número de enemigos antes de morir. En este modo, si de algo tenéis que estar seguros, es que vais a morir. La cantidad de enemigos que aparecen es abrumadora y los obstáculos como bloques que nos pueden aplastar y otros elementos, harán que sea muy complicado sobrevivir más allá de unos minutos. Acción frenética a raudales. 

En todos los modos citados, tenemos la posibilidad de seleccionar la dificultad antes de comenzar, una opción a tener en cuenta que alarga aún más la vida del título. 

La mejor edición de todas

Como muchos sabéis, Rive, también ha sido editado tanto para PC como para PlayStation 4. Pero la edición que nos llega a nosotros es la Ultimate, la cual presenta algunas novedades respecto a otras plataformas que la convierten realmente en la mejor de todas. Aunque son pequeñas cosas, hacen de esta edición la más completa y pulida.

Para los jugadores más exigentes y los que les encanta tener los juegos completos al 100%, se ha incluido un sistema de logros donde podemos conseguir hasta 48 distintos alargando la vida de juego. A nivel técnico nos encontramos con un título que se mueve fluido a 1080p y a unos constantes 60 fps en el modo sobremesa, lo que sin duda es una delicia para disfrutar de sus cuidados gráficos. Por último, nos encontramos con el modo multijugador local y el modo cooperativo. Donde cada uno de los jugadores controlarán la nave con un Joy-Con. Uno el disparo y otro la nave. Y si a todo esto le sumamos la posibilidad de jugarlo donde queramos, eso convierte a esta edición de Rive, en la mejor opción para disfrutar del título.

Conclusiones

Rive: Ultimate Edition es uno de esos juegos que vienen en silencio pero que pasado un tiempo aparecerán en las listas de imprescindibles de Nintendo Switch. Su nivel gráfico, sus estables 60 fps, sus modos de juego, las conversaciones del protagonista con la IA y las mejoras tanto jugables como a nivel técnico, posiblemente conviertan a este título en el mejor juego indie shoot ’em up de la eShop. Como podéis imaginar, decir esto, es decir mucho, ya que la consola híbrida de Nintendo tiene un catálogo extenso de este género, pero no me tiembla el pulso en asegurar que a día de hoy y por su precio, es un imprescindible de la consola. Es una pena que haya sido el último trabajo de Two Tribes, un equipo que ha sabido equilibrar la dificultad y la mezcla de géneros, en un trepidante juego que en principio pueda parecer clásico y poco novedoso pero que no se ajusta para nada a la realidad. Rive es uno de esos juegos trepidantes que nos harán disfrutar a lo grande en nuestras Nintendo Switch. 

Podéis haceros con Rive: Ultimate Edition en la eShop para Nintendo Switch por 12,74€ gracias a la promoción de un 15% de descuento hasta el 30 de noviembre. Su peso son de 846,20 MB. 

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar