[Análisis] Koi DX




Publicado por Fernan
Publicado por Fernan

puntuación nintenderos

5.5

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: El apartado técnico del juego y las animaciones son geniales. La jugabilidad está muy ajustada en todas sus acciones. El mensaje social que quiere transmitir el juego.
Lo malo: La duración del juego es muy muy corta, las nueve fases se quedan en nada. El poco uso que se le dan a ciertas mecánicas del juego. Rejugabilidad casi nula. El nivel de dificultad es muy bajo por no decir inexistente.

Ya tenemos disponible Koi DX, un título de aventuras y puzles rebosante de color que nos trae Circle Entertainment a nuestra Nintendo Switch y que, además, tengo la suerte de traer su análisis para compartirlo con todos vosotros.

En Koi DX estamos ante la versión para nuestra consola híbrida del juego que fue lanzando en otras plataformas anteriormente, como es el caso de Wii U, consola que puede disfrutar de este juego desde el pasado mes de febrero.

Estamos ante un título que, gracias a la finalidad de su mecánica principal, pretende trasmitir un mensaje crítico de la situación actual del medio ambiente. El juego respira un aire relajante y agradable en el que nuestra acción principal será controlar a un pez koi, para los que no conozcan este término, se trata de una carpa japonesa. Todos conocemos los problemas de memoria que tienen los peces y nuestro personaje no iba a ser menos.

Memoria de pez

Al comenzar Koi DX, nos encontraremos solos, perdidos y desorientados en un bonito entorno acuático dónde nuestra misión principal consistirá recuperar nuestra memoria y, de paso, limpiar las aguas de la contaminación humana. Para ello, guiaremos a peces más pequeños que nosotros para que nos ayuden abrir flores (parecen ser flores de loto) y éstas, seguidamente, se encargaran de purificar toda la zona. Durante nuestro trabajo de guía tendremos la incómoda compañía de un pez koi negro, mucho más grande que nosotros y que nos complicará la tarea.

Eso sí, una vez tengamos abiertas todas las flores de la zona el pez negro sucumbirá a un ataque de depuración y se verá convertido en un flamante koi blanco. Así podremos avanzar y continuar con nuestra aventura para ver si vamos recuperando nuestros recuerdos en una fase más de Koi DX.

Este nuevo juego de Nintendo Switch está compuesto por 9 fases llenas de retos aunque la primera fase sea casi por completo un tutorial donde se nos mostrarán todas las mecánicas para poder avanzar. Además para amenizar nuestra tarea principal en el juego se nos plantearán diversos puzles a lo largo y ancho del río. Esto hará que la jugabilidad nos presente otras opciones y se nos haga menos monótono nuestro “trabajo de niñera”.

Para completar las fases al 100% debemos de acompañar a todos y cada uno de los pequeños peces de la zona o recolectar estrellas que nos encontraremos esparcidas por cada fase. Algo que no os costará mucho esfuerzo. Además, en cada zona, existen 4 piezas de puzle que debemos de recolectar ya que juntas forman una imagen que hará que conozcamos un poco más del pasado de nuestro koi.

Otras opciones

En Switch, este título, se encuentra en 4 idiomas: japonés, coreano, chino e inglés. Pero no te preocupes si no conoces en profundidad cualquiera de estos idiomas ya que el peso del texto en el juego es puramente anecdótico.

A parte de los idiomas, el juego nos ofrece la posibilidad de activar o desactivar la vibración. Como punto extra, y en favor de la rejugabilidad, Koi DX, nos facilitará nuevos aspectos (o skins) para nuestro personaje principal al cumplir ciertos requerimientos al completar el juego. Pocos motivos más aparte de los puramente estéticos.

Jugabilidad

La jugabilidad de Koi DX es muy sencilla y directa. El juego nos ofrece la opción de controlar al personaje con el joystick izquierdo mientras que con el botón A realizaremos cualquier acción. En este caso la acción se limita a abrir las flores o a enfrentarte a los puzles que interfieren con tu camino.

Además con el botón L y el botón R, basta con pulsar cualquiera de ellos, nos saltará en pantalla una ayuda en forma de flecha para guiarnos hacia donde debemos de avanzar. Simplemente por si os veis atascados, sobre todo en las últimas pantallas donde la visibilidad es bastante más reducida.

Las mecánicas del juego son simples pero en su conjunto funcionan y empastan genial. La sensación de luchar contra la corriente, la respuesta de la frenada y los cambios bruscos de dirección están muy ajustadas en el control. La vibración se aplica de forma idónea en las situaciones que lo requieren.

Si hablamos de la dificultad en Koi DX brilla casi por su ausencia. Se echan en falta más modos de dificultad.

Gráficos y sonido

Los gráficos de Koi DX aunque son de aspecto minimalistas logran brillar, además de lucir genial, en nuestras Nintendo Switch. El juego no sorprende con alardes técnicos, y en ningún momento lo pretende, pero creo que gráficamente es tal y como debe de ser. Jugando a este título no notas que sobre nada de lo que aparece en pantalla. Además las animaciones que muestra el juego están muy pulidas y es muy agradable verlo en movimiento.

Todo el grafismo de los menús se muestra muy minimalista y sencillo aunque en esta parte puede que pequen un poco de ello ya que en ningún momento los iconos representativos de las secciones muestran un apoyo tipográfico y puede que no transmitan de forma tan directa cada una de las opciones que proponen. Creo que simplemente apoyando los iconos con el texto de la sección hubiera sido más efectivo.

La música que nos brinda Koi DX puede que no sea la mejor banda sonora de un videojuego pero crea un maridaje especial con este título, tanto con lo que quiere transmitir el juego como para representar todo lo que ocurre en pantalla. Sencillamente es la ideal para este juego.

Conclusiones

En Koi DX nos plantea una aventura entretenido aunque muy corto, si hablamos de su duración, ya que se puede completar en menos de un par de horas (como siempre depende de vuestra habilidad a los mandos). Estamos ante juego muy bonito. Un juego que entra por lo ojos y que tiene una jugabilidad muy depurada, sobre todo me gusta pensar que ha sido realizado para crear conciencia y que optemos por cuidar más de todo nuestro entorno natural.

Eso sí, se hace corto a rabiar y te deja con ganas de mucho más ya que no explotan todas sus características y las posibilidad de todas la mecánicas que han creado. Recomendado para todos aquellos a los que os guste su apartado técnico o si os llama la atención este estilo de juegos.

Comentaros que Koi DX ya está disponible para su compra en formato digital en la eShop de Nintendo Switch desde hace unos días, exactamente desde el pasado 9 de noviembre a un precio de 5,00 € y, además, necesitareis un espacio libre de 476 MB en vuestra consola para poder descargarlo y jugar.

Para finalizar este análisis, os facilito un vídeo con el tráiler del lanzamiento del juego:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar