Estás en: 3DS > Análisis > Análisis 3DS

[Análisis] Fill-a-Pix La aventura épica de Felipe




Publicado por Carlos Torrado
Publicado por Carlos Torrado

puntuación nintenderos

5.9

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: Si te gustan estos puzles, el juego es lo que te da: muchos puzles. Tiene especial cuidado en enseñar a jugar a los más nuevos. Banda sonora muy agradable.
Lo malo: No engancha ni cautiva. Llega a cansar pronto, sobre todo si estos puzles no son tu pasión. Traducción muy regular.

Los pasatiempos numéricos han existido desde que el hombre es hombre y han ido evolucionando hasta adaptarse a los videojuegos. Fruto de esa adaptación generacional son juegos como Picross o Brain Training. Juegos que en su momento rompieron esquemas y fueron un golpe de aire fresco. Así llega Fill-a-Pix La aventura épica de Felipe, un poco a ciegas, dándonos un producto pulido pero del que no te puedes quitar la impresión de que le falta mucho más. El problema de estos juegos es que no te puedes quitar de la cabeza su concepción de minijuego, y claro, cuando lo comparas con otro juego con más contenido, historia, y mayor jugabilidad, se te cae el alma a los pies.

Los creadores de Pic-a-Pix Colour nos traen un nuevo juego pero un poco más ambicioso. Vamos a ver qué tal.

Resultado de imagen de fill-a.pix 3ds

El bueno de Felipe

El juego nos presenta a Felipe, un hombre que ha viajado por todo el globo y que tiene un bigote la mar de simpático. Durante sus viajes, Felipe no se ha separado de su cámara fotográfica. Pero tiene un problema: sus fotos no se pueden ver bien. Nosotros le ayudaremos con sus fotos a través de 100 puzles numéricos. Al completar cada puzle, una foto es revelada y Felipe nos cuenta en tres líneas de dónde viene esa foto. El juego es una extraña mezcla entre un Buscaminas y una evidente influencia de los Picross.

Las fotos por revelar se muestran como grandes extensiones en blanco dividas en cuadrados pequeños. Nueve de estos cuadrados (uno en el medio y ocho rodeándolo) forman cuadrados más grandes. En estos cuadrados pequeños hay números que nos indican la cantidad de cuadrados que tenemos que colorear alrededor del cuadrado del número (este también puede ser el coloreado).

El juego tiene un cursor que nos permite de seleccionar un solo cuadrado a seleccionar nueve a la vez. Este nuevo cursor nos dejará rellenar nueve cuadrados a la vez teniendo en cuenta de manera automática nuestros movimientos anteriores al lado, dejando que el juego fluya de manera más armónica. Además, esto no hace que el juego sea más fácil, porque este cursor “inteligente” actúa dependiendo de nuestras acciones, es decir, puede ser incorrecto en ocasiones.

El juego nos lleva por Japón, Francia, Rusia, Italia, Australia, Las Vegas, México, África, Egipto y la Inglaterra natal de Felipe. Las fotos son dibujos pixelados que tienen más o menos gracia dependiendo de su tamaño. La dificultad no varía demasiado dependiendo del país, sino del tamaño de la foto.

El juego trata muy bien al jugador principiante, tiene un tutorial muy ameno, y en el propio juego nos indica cuando hacemos algo mal o cuando hemos calculado algunos cuadrados de forma incorrecta. Podemos pedir que se nos corrijan los errores o que incluso nos den pistas. Pero también se acuerda del jugador experto, y si revelamos una foto sin ayuda, la foto se mostrará con un marco dorado. Conseguir todos los marcos dorados es una tarea titánica.

A mí gustar hablar idiomas

El juego viene traducido al español, pero es una traducción regulera. Si bien se agradece el gesto de esforzarse por una traducción, esto puede complicar la comprensión del juego. Pero sorprendentemente, las instrucciones del juego y el tutorial tienen fallos menores que hacen que la comprensión sea muy sencilla. Los fallos más gordos son cuando Felipe nos cuenta las historias de los lugares que ha visitado, donde se forman frases sin mucho sentido. “El circo del estado de Moscú fue realmente un punto alto del tiempo que pasé en Rusia. ¡También algunos edificios fabulosos!” nos declara Felipe. La misma cara que estáis poniendo ahora es la que puse yo.

La música es increíblemente agradable, y no llega a cansar. Es una melodía alegre, pero tampoco estridente, que ayuda a llevar el ritmo reflexivo del juego. Y menos mal que no llega a cansar, porque es la misma durante todo el juego.

Un viaje… ¿épico?

Fill-a-Pix La aventura épica de Felipe es un juego de nicho. A quién le gusten los pasatiempos de este estilo disfrutarán de un contenido que es largo, pero siempre siguiendo el mismo esquema. A quién no le entusiasmen estos juego se va a aburrir, y mucho. Es un juego con cero pretensiones, sabe lo que ofrece y a quién lo ofrece, pero incluso para lo que es, parece poco.

En el mercado hay competidores con puzles más variados y en definitiva, más divertidos. El precio del juego, de 7,99 € en la eShop, no ayuda demasiado a decidirse por él. Un juego que pasará sin pena ni gloria.

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar